Medio Maratón Madrid 2015 y Carrera de la Energía Adidas

Creo que por primera vez en mi vida he corrido dos carreras en una semana (vale, sin contar las del Sahara, pero eso eran etapas, no carreras diferentes).

La cuestión es que la semana pasada había dos citas que no me podía perder: la Carrera de la Energía (una carrera de orientación de 10k, aproximadamente, por las calles de Barcelona) y el Medio Maratón de Madrid (2015) en el que me tocaba ser liebre de 1h50.

La verdad, han sido dos carreras tan maravillosas que no sé ni por donde empezar.

Bueno.

Empezaré por el principio.

La cosa es que empecé el lunes de la semana pasada con mal pie (o mejor dicho mala pierna) porque el día anterior nos hicimos 18,5k (1500 de desnivel acumulado) por Gredos (con las consiguientes agujetas y semi resfriado). Total que tenía unas agujetas del 15 y me dolía la pierna derecha que pa qué. No contenta con ello, el lunes decidí ir al gimnasio a hacer algo de fuerza (ya, no me entiendo ni yo) lo que acabó de rematarme.

10838511_250478438455766_1222211835_n

El martes fuimos a entrenar con Chemita Martínez y #loshombredelbarrio… Cayeron 11 kms (los dos últimos en ritmos cercanos a 4min/km, que para mí son muerte en vida).

Lo pasamos fantástico, son todos unos CRACKS ABSOLUTOS, pero mis piernas me miraban con cara de “déjanos en paz de una vez maldita psicópata!!!!”.

Total… ¡Suma y sigue dolor piernil!

928771_796835403725769_1269273211_n

El miércoles nos apuntamos al entreno con las Reebok Pump que había en Intersport Piñeiro lo cual adicionó unas maravillosas agujetas culeras para completar el panorama.

Ya. Si es que nos lo buscamos.

11032935_804074209675668_1856849934_n

Total que para cuando llegó el jueves tenía sinceras dudas sobre mi capacidad para poder correr 10k esa misma noche.

Me dolían las patujas cosa buena…

La Carrera de la Energía la había organizado Adidas para celebrar el lanzamiento de sus zapatillas Ultraboost (las que estamos usando tanto Luqui como yo para entrenar desde que pasó el maratón de BCN) y consistía en una carrera por equipos (rosa, amarillo o morado) y etapas.

Para participar había que subir una foto con el hashtag #despiertatuenergiaBcn. Vale, era en jueves y Lucas tuvo que pedirse el día libre, ¡¡pero no podíamos perdérnosla!!

IMG_7585

Así que mis agujetas, Lucas y yo nos subimos al Ave por la mañana del jueves y al llegar a Barcelona se me pasaron todos los males de un golpe: nos había tocado el equipo rosa B, ¡¡el mismo que Luis Alberto Hernando, campeón mundial de ultradistancia y de la Transvulcania 2014!!

IMG_7601

IMG_7605

La carrera fue divertidísima.

Cada equipo salía de un punto diferente y en la salida nos dieron una tarjeta con indicaciones para llegar al siguiente punto de control (donde nos darían más instrucciones para ir al siguiente punto…¡y así hasta llegar a meta!).

IMG_7609

Dieron la salida… ¡¡y nos perdimos por completo!!

Tal fue nuestra suerte que nos juntamos cinco corredores…. ¡¡y ninguno era de Barcelona!!

Así que allí estábamos Lucas, Luis Alberto, un sevillano, un chico de Tarragona y yo perdidos por las calles de Barcelona. Lo que nos reímos no tiene precio.

IMG_7614

Poco a poco fuimos encontrando los diferentes puntos de control… ¡¡aunque en lugar de 10k hicimos 14!!

La organización fue fantástica y todo concluyó con una fiesta para todos los participantes.

IMG_7626

Fue una noche súper divertida que pudimos compartir junto a los atletas Adidas que ya son como de la familia!! Vanessa Veiga, Isabel Macías, Chemita Martínez, Arturo Casado, Javi Guerra, Luis Alberto Hernando, Casti, Miguel Ángel López, Jaume Leiva… ¡¡son todos la caña absoluta!!

IMG_7641

Volvimos a casa el viernes en el ave de las 6 y por fin mis piernas descansaron de correr durante 48 horitas (eso sí, sólo de correr, porque también tuve grabación, cursos, caminata para recoger el dorsal y demás líos el viernes y sábado).

Y finalmente llegó el domingo.

Sinceramente, estaba hecha un manojo de nervios.

Las piernas por fin las sentía al 100%, pero estaba nerviosísima pensando en mi labor para la carrera: mantener un ritmo constante (5:13 min/km) para completar la carrera en 1h50 y así ayudar a todos los corredores que quisieran acabarla en ese tiempo.

Tras el habitual ritual pre-carrera (omeprazol, chocokrispies y embadurne en vaselina), me apunté con un edding todos los tiempos de paso.

21 tiempos de paso. Del km 1 al 21.

IMG_7711

Una vez allí nos colocamos los globos y fuimos hacia los puntos de salida junto con los otros globos.

Para 1h50 éramos tres: Lucas, Rafa y yo. ¡¡Qué emoción!!

IMG_7719

 

Nos dio tiempo a saludar a Isabel, compañera de RC que debutaba en la distancia y que terminó súper contenta y con ganas de más!!!

Además se unió a nosotros nuestro querido Javier Ullé, miembro vitalicio del Panceta Team y compañero inseparable de kms.

IMG_7737

Los dos primeros kms fueron complicados: el cambio en el recorrido hizo que fueran cuesta arriba y con la cantidad de gente que había llegamos al km 3 con 40 segundos de retraso. Hubo que ir compensando poco a poco, para evitar que la gente se descolgase, y para el km 8 ya íbamos clavaditos para 1h50.

Me dejé la voz en el recorrido dando ánimos a toda la grupeta que llevábamos. No callamos ni un minuto.

Fueron 21 kms súper emocionantes, dando consejos a los que nos rodeaban, preocupados de que nadie se golpeara con el bordillo o con los plásticos del carril bus, cogiendo agua para repartir entre los que nos acompañaban en la grupeta, dando ánimos a la gente que flojeaba…

En el 20 casi me quedé ya sin voz. “No vale parar ahora que ya llegamos”, “Ya se huele la cerveza”, “Venga que ya está hecho!!!”… no parábamos de animar y de mirar el pulsómetro para comprobar que todo estaba en orden!!!

IMG_7714

Los últimos metros fueron los más emocionantes: bajamos un pelín el paso y animamos a todos los que nos rodeaban a que sprintaran para conseguir aún una mejor marca al grito de “Ahora os toca pasarnos!!!!!!!!!!!!!!”

Entramos clavados en 1h 50 (tiempo real) y me emocionó mucho que varios corredores se pararan a darnos las gracias por haberles ayudado en carrera. Podéis ver el video de la entrada aquí :)

¡¡¡Fue un momento muy especial que no olvidaré nunca!!!

IMG_7715

Total.

Que he descubierto nueva vocación: ser liebre.

Espero poder repetir en muchas más ocasiones, porque es una verdadera pasada.

Gracias a todas las personas que han formado parte de esta fantástica semana, desde toda la gente de Adidas a los corredores que compartieron conmigo la media, pasando por mis compañeros en la carrera de la energía e Isa que me trajo una súper tarta tres chocolates. Ha sido una semana inolvidable.

Y luego la gente pregunta que por qué corremos!!!

Se os quiere (mucho)

 

Alma

Maratón de Barcelona 2015

En fin.

No sé ni cómo empezar este post.

Creo que jamás de los jamases, en todos los escenarios posibles que me planteaba en mi mente en los días previos al maratón, entró en mis planes que en este post iba a poder presumir de nueva MMP en maratón!!!!!

Estoy en shock!!!

Ayer conseguí rascar 3 minutos y 38 segundos a mi mejor marca (la del Maratón de Chicago) y acabar el maratón (muerta) en 3h 27 min y 13 segundos.

IMG_7150

Pero empecemos por el principio (ya, ya sé que os acabo de destripar el final pero bueno, soy así de ansias).

Tras todas estas semanas de entrenos, que se me han hecho más largas que un día sin pan, el viernes llegó el día de ir a Barcelona.

Si os acordáis de este post, a dos meses del Maratón estaba de todo menos positiva: me sentía floja, los entrenos no me estaban saliendo muy bien… Aún así, decidí darlo todo y por fin el último mes las cosas iban saliendo mejor. Lo cierto es que estaba aterrorizada: me he acostumbrado a correr con Lucas como liebre y en este maratón iba a ir sola todo el rato. Lucas estaba muy fuerte y quería ir a por marca y yo no quería obligarle a ir conmigo y perder esa oportunidad.

Así que, como os imagináis, el viernes cuando pisamos Barcelona era un manojo de nervios. El sábado estuve en la feria y tuve oportunidad de asistir al entrenamiento con las nuevas zapatillas Ultraboost de Adidas que lideraron Chemita Martínez e Isabel Mascías, dos personas que te cargan de energía al instante.

IMG_7106

Nos lo pasamos genial: rodamos un ratito y luego Chemita nos dió consejos de técnica de carrera (este hombre es un absoluto crack!). Isa nos dió unos súper consejos para estirar y acabamos en un spa.

21

Pero yo estaba con los típicos nervios pre-maratón: me dolían las rodillas, luego el isquio derecho, luego en el spa estaba agobiada pensando si me iba a dar un bajón para el día siguiente… ¡¡¡Típicos pensamientos pre-carrera!!! ¡¡Menos mal que Chemita, Isa y las chicas consiguieron que me distrajera un poco!

20

Por la tarde, después de comer, estuvimos un ratito más en la feria: habían llegado Javier Ullé (nuestro compañero de Panceta Team) y Roberto (aka. Corredor-patata) que iba a ser liebre de Lucas para 3.15.

Los nervios cada vez eran mayores y yo estaba agotada: tenía frío, sueño, dolor de piernas… ¡¡Lo típico!!  IMG_7134

Mis padres (a los que pedí encarecidamente que vinieran a verme y darme ánimos) llegaron por la tarde-noche y cenamos con ellos una cantidad ingente de pasta.

En el hotel, los nervios habituales preparando todo: primero puse el chip mal en la zapatilla, luego no encontraba imperdibles para el dorsal (no me acabo de aclarar con el portadorsal), luego me entraron las dudas con los geles, los tiempos de paso… ¡y me dí cuenta de que me había dejado el omeprazol para protegerme el estómago de los geles! Así que bajada a la farmacia 24 horas en plena noche para poder tomar uno antes de dormir…

Todo hay que decirlo, el pobre Lucas también estaba nervioso. Vamos, que estábamos los dos para el arrastre.

IMG_7164

El domingo nos despertamos a las 5:45. A mi me gusta desayunar 3 horas antes del maratón, pero el hotel no abría el desayuno hasta las 6:30 así que tocó prepararse y luego desayunar, otro omeprazol incluído, por si las moscas. Desde la Media Maratón de Granollers he descubierto que mi desayuno pre-carrera perfecto no es otro que… ¡¡¡¡chocokrispies de chocolate!!!! Total, que me metí dos boles entre pecho y espalda (con leche vegetal, que la otra me sienta pichí pichá).

Luego los últimos toques: vaselina entre los dedos de los pies, entre los muslos (es lo que tiene comer cupcakes, que luego rozan uno contra otro en carrera, jeje), en los brazos y axilas donde me suele hacer herida el top… La cinta en la nariz (por influencia de Lucas, que siempre la lleva, y he de decir que me fue genial!!!), el cinturón de geles… Luego me apunté todos los tiempos de paso para 3h30 en el brazo, con un rotulador indeleble (no me gusta hacer cálculos en carrera, estoy siempre tan cansada que me lío) y también los kms en los que iba a tomar los geles: 10, 17.5, 25 y 32.5. Con mi memoria de pez, estaba segura de que iba a equivocarme si no!

IMG_7142

Habíamos quedado en la salida con Javi y Roberto y tras los pertinentes pises (querido lector, la autora de este blog tiende a ir unas 3 veces al baño antes de un maratón a hacer pis!!! sí, deberían darme un premio a la meona más meona, pero es que luego en carrera no paro!!), nos fuimos al cajón de salida y esperamos a que dieran la salida.

Ellos iban a salir a 4:35 – 4:40 min/km, para lograr una marca cercana a 4:15. Yo tenía pensado salir a 5min/km, clavados, para repetir mi marca de Chicago si no me daba un chungo por el camino. Estaba tan nerviosa que ni cogí la GoPro: no sabía si iba a tener fuerzas para hablar a la vez que corría, sobre todo sin la ayuda de Lucas para apoyarme en los malos ratos.

Y dieron la salida. Sonaba “Barcelona” de Freddie Mercury con Caballé y yo ya estaba con lágrimas en los ojos. ¡¡Queen es uno de mis grupos favoritos de todos los tiempos!! Les deseé mucha suerte y empezamos a avanzar poco a poco hasta que nos tocara cruzar la línea de salida.

Y empecé el maratón.

Aún no tengo palabras para describir lo absolutamente maravilloso que me ha parecido el maratón de Barcelona. Ya en la salida había muchísima gente animando, agolpada, gritando. ¡¡Una pasada!!

Los primeros kms pican un poco hacia arriba así que intenté mantener el ritmo, clavando el primer km en 5… pero se me escapaban las piernas. Se me habían olvidado los nervios y la emoción de la gente y del maratón empezaron a llevarme un poco más rápido. Mis piernas cogieron un ritmo estable y pese a la subidita que hay llegando a Diagonal, pasé el km 5 mucho más pronto de lo que esperaba, en 24:31.

Me sentía genial, nada comparado con Chicago, que en los primeros kms ya me sentía un poco al límite. Me comenzaron a doler un poco las rodillas pero decidí hacer oídos sordos y mantenerme a ese ritmo. Pasé el km 10 en 49:02, para mi sorpresa. ¡No me podía creer que me sintiera tan bien a ese ritmo!

Al volver a pasar por Plaza de España vi a mis padres otra vez ¡¡qué emoción!! Creo que una de las mejores cosas de las carreras es tener gente que te quiere y a la que quieres entre el público… ¡¡es una pasada!!

El recorrido del maratón no podía ser más bonito: cruzamos el paseo de Gracia, viendo los edificios de Gaudí, luego pasamos por delante de la Sagrada Familia… Sin darme cuenta, empecé a ir un pelín más rápido, pero me seguía encontrando bien.

En la Avda. Meridiana, en la que ves en el carril de al lado a los corredores más rápidos que ya regresan por la misma calle que tú pude ver a Lucas, Javi y Roberto y me hizo súper feliz. ¡Iban muy frescos!

Pasé el medio maratón en 1:43:00 y me asusté un poco. Iba demasiado rápido para mis planes y me daba miedo pegar una pinchada colosal al llegar al muro, pero estaba tan feliz, tan feliz, de correr de nuevo un maratón, que decidí arriesgar y seguir por sensaciones. En Chicago, llegado a este punto, estaba ya sufriendo muchísimo. Muchísimo. Sin embargo esta vez estaba bien, me sentía bien. Seguí tomando los geles según lo previsto.

Fueron pasando los kms y fue a partir del 30, cuando comenzamos a avanzar por la Avda. Litoral y pese a la maravilla de paisaje (adoro el mar!) empecé a sentir que perdía fuerzas. Me enganché a Luis, de Elda, un hombre súper majo que conocí en carrera e intentaba bajar de 3h30 para hacer MMP e intenté seguirle el ritmo pero a ratos se me escapaba. Esta absolutamente dolorida: de pulsaciones me sentía bien pero el cuerpo entero me dolía. Lo vi claro: iba a perder todo el tiempo que había ganado, me estaba golpeando el hombre del mazo. Del 30 al 35 perdí casi un minuto y medio con respecto a los otros parciales. ¡¡Me quería morir!! Empezaba a sentir que quizá no podría ni siquiera acabar el maratón.

Y entonces sucedió un milagro. Primero, el paso por el Arco del Triunfo, donde vi de nuevo a mis padres animando, lo que me emocionó y me dio fuerzas, y luego que justo después me encontré con Julían Hurtado, compañero ya de varias carreras y maratones, que iba con Rosa Asensio de liebre, y me enganché a su ritmo. No sé si es que me llegó entonces el efecto del gel o si simplemente fue la rabia de pensar que había estado a punto de conseguir MMP y lo iba a perder, pero apreté los dientes, cogí su ritmo y juntos empezamos a avanzar como un tiro hacia la meta. Rosa se descolgó pocos metros después y los dos seguimos, paso a paso, hacia meta, consiguiendo mi segundo parcial más rápido (24:16) de todo el maratón en esos 5 kms.

Había tantísimo público que era casi como el Tour de Francia cuando parece que los ciclistas pasan por un “túnel” de espectadores. Una PASADA.

Alcanzamos a Luis, el corredor con el que ya había compartido varios kilómetros, que se unió a nosotros también justo cuando tocaba afrontar lo que,  para mi, fue lo más duro de toda la carrera: el Parallel. Y es que lo único malo del maratón de Barcelona es que, señoras y señores, acaba cuesta arriba. ¡¡No sé a quién se le ocurrió pero le hubiera matado en esos momentos!! Tras un susto al comienzo del Parallel, cuando un señor decidió cruzar la calle pese a ver que estaba llena de corredores (y chocó conmigo y casi me tira al suelo), sufrí como nunca he sufrido en una cuesta arriba. ¡¡Tenía tantísimo calor!! ¡Acabé echándome una botella entera de agua por encima!

Estaba abarrotado de público, increíble, pero yo ya no podía más: oía mi nombre y sólo podía agitar un brazo levemente para agradecerlo, no tenía ni fuerzas para sonreír. En la recta de meta pensé que me iba a dar algo… pero miraba el pulsómetro y no me lo creía: ¡¡iba a entrar en 3:27!!

maratobcn

Entré en meta llorando, absolutamente agotada, y allí estaba Lucas, esperándome con los brazos abiertos. Me dijo que había sufrido muchísimo y que encima no sabía si habían conseguido el objetivo: se le había estropeado el pulsómetro poco después de cruzar el medio maratón. Roberto se había quedado sin batería y Javi ya no estaba con ellos en ese momento.

IMG_7144

Avanzamos hacia la zona de las medallas y nos encontramos con mis padres y Javi. ¡Javi había acabado en 3h12! Estábamos emocionados, ¡ya había 2 MMP en el Panceta Team!

Por fin, cogimos el móvil y pudimos ver el tiempo de Lucas. ¡¡¡¡Había hecho 3h14min!!! ¡¡Había cumplido su objetivo con creces!!

Total, que fuimos el Panceta Team más feliz del mundo, todos con nuestras MMP, pese a que nos dolía absolutamente todo el cuerpo e íbamos andando como Robocop.

IMG_7165

El resto del día transcurrió en un estado de felicidad total (y dolor de piernas generalizado). Comimos en restaurante precioso, acompañados por nuestros respectivos equipos de apoyo.

IMG_7153

 

No nos quitamos la medalla en todo el día. A los tres nos había costado sudor y sobre todo mucho dolor conseguir mejorar las marcas… ¡¡qué duro es el maratón!!

IMG_7152

Así que esta es mi crónica de mi quinto maratón, que me ha parecido que tiene un circuito absolutamente maravilloso y una organización fantástica.

Y como siempre, toca dar las gracias (perdonad la chapa de hoy… ¡¡¡menudo post más largo!!!):

GRACIAS…

  • A Lucas, por tus ánimos en todas estas semanas de entrenos, cuando veía negro el maratón y me sentía una piltrafilla humana. Te quiero. Estoy orgullosa de tí!
  • A Javier Ullé, por ser mi compañero incansable de cháchara y kilómetros. Eres top!
  • A Corredor Patata (Roberto) por haber cuidado tan bien de Lucas en el maratón.
  • A Agustín Rubio de Madrid Running Company, por estos meses de entrenos y por tu constante apoyo. Eres un CRACK.
  • A toda la gente que se acercó a animar en el maratón y a todos los voluntarios en los avituallamientos y en la zona de llegada: fuisteis UNA PASADA de eficientes y de majos. Así da gusto.
  • A mis padres, cómo no, por acompañarme en todas mis locuras (pese a que penséis que estoy como una cabra) y por haberse pegado la paliza de estar en 6 puntos diferentes del maratón para animarme. Sois unos ABSOLUTOS CRACKS. También al equipo de apoyo de Ullé, sois lo más. ¡Monique, te queremos!
  • A Luis, de Elda, que compartió conmigo tantos kilómetros. También a Julián, que sin saberlo me salvó del muro, y a Krlosfit que me dio ánimos pese a que él estaba pasando un mal rato. A todos los que me saludaron en carrera, qué majos sois, leñe!
  • A todo el equipo de Adidas por invitarme a participar en una acción tan chula en la feria, que me distrajo bastante de los nervios pre-maratón, y como no a Chemita Martínez e Isabel Mascías.
  • A mis compañeros de Madrid Running Company, que nos mandaron ánimos de forma constante.
  • Y cómo no, a todos los que me disteis ánimos, tanto vía blog como en las redes sociales, y también a toda la gente que me animó en carrera y gritó mi nombre. No os podéis imaginar lo que ayuda cuando estás pasando un mal rato.

Y después de este post ETERNO voy a ver si consigo levantarme de la silla (agujetas nivel máximo) y deshago la maleta (ayer no tenía ni fuerzas!).

Mi más sincera enhorabuena a todos los que ayer culminasteis el maratón de Barcelona y también mucho ánimo a los que, por alguna razón, no pudisteis hacerlo. Seguro que hay más ocasiones.

Os veo en la Media Maratón Asics de Madrid, seré liebre de 1h50 junto a Lucas… ¡¡qué nervios!!

Besos a porrón y cargados de agujetas,

 

Alma

He venido aquí a hablar de mi libro! jeje

Hola!

Si habéis leído el título con el énfasis que en su día le dio Francisco Umbral, habéis hecho bien. Jeje.

Resulta que hoy tengo que hablaros de mi libro (cosa que llevo retrasando al máximo ya que estoy de los nervios al respecto) porque ya está al caer y al final va a salir y yo sin decir nada.

8185s6jj5oL._SL1500_

La cuestión es que hace ya casi un año me decían en la editorial que a ver si querría escribir un libro sobre correr. Imaginad mi cara.

Sí. Me quedé con los ojos abiertos como platos. Que yo escribo libros, sí, pero de cocina. El único riesgo de escribir un libro de cocina es equivocarse y meter algún ingrediente que no iba ahí, liarla con los gramos o similar. Si las recetas son buenas, el libro sale solo. Pero eso definitivamente NO pasa con un libro de 200 páginas. Hay 200 páginas en las que meter la pata. Así que imaginad mi miedo.

Total, que le dí mil vueltas. ¿Qué podía aportaros yo? Vale, llevo corriendo ya cinco años pero no soy precisamente una atleta de élite, soy una corredora popular, normal y corriente. Imaginad el shock que fue pensar que tenía que escribir casi 200 páginas sobre correr. Así, en abstracto.

Entonces, a raíz de una conversación con una seguidora de mi blog de repostería en una firma de libros un día, pensé que quizá sí tenía algo que aportar. Ella me decía que claro, que para mí correr era muy fácil, que se me veía una chica deportista, pero que para ella, que nunca había hecho deporte, era un suplicio.

En ese momento me dí cuenta de que sí que tenía algo que contar. Que tenía que contarle a todas esas personas que piensan que “no pueden porque nunca han hecho ejercicio” que sí que pueden. Que yo he podido.

Así que decidí ser sincera. Sincera al 100%. Y contarlo todo, todo, en esas 200 páginas. He contado mi infancia cero deportiva. También las razones (dudosas) que me llevaron a empezar a hacer deporte con 21 años. He contado por qué empecé a correr. He contado cosas que jamás pensé que contaría. Las carreras, las lesiones, los amores, los desamores, las penurias… He contado con detalle mi experiencia en el Sahara, en los 100kms Madrid-Segovia, en los maratones, en los entrenamientos…

De paso, emulando a mi muy querido Scott Jurek, he metido recetas dulces, recetas saladas, consejos sobre nutrición, etc…

Y desde la editorial me decían: “¿y un plan de entrenamiento? ¿No habrá plan de entrenamiento?” Pero yo no me veía capacitada para hacer un plan de entrenamiento, siendo, como soy, una corredora popular sin más experiencia entrenando que la mía. Así que para eso llamé a Agustín Rubio (más conocido como Agus), director de Madrid Running Company, y se ha currado unos súper planes de entrenamiento que están también en el libro.

En resumen.

Que sale el día 26 de marzo (yo pensaba que el 23 pero amazon dice 26 y casi me fío de ellos más que de mí misma).

Que se puede comprar ya en preventa aquí.

Y que podéis leeros el primer capítulo aquí. Así podéis ir viendo por dónde va.

http://www.penguinrandomhousegrupoeditorial.com/primeroscapitulos/paginas_desde_a_correr.pdf

Y que espero que os guste, porque estoy un tanto nerviosa al respecto, la verdad. Es verdad que no ayuda que este mismo domingo tengo la maratón de Barcelona XD

Muchos besos.

Alma (de los nervios)

PD: Los que me habéis visto correr (con mi dudosa postura) seguro que pensáis: ¿Y esa postura tan buena que lleva en la portada? Jajaja. Tengo que agradecérselo a Ángel Yuste, que consiguió hacerme parecer una corredora “de las güenas güenas”. Ángel, eres lo más.

Una carrera molona (y barritas de avena con yogur)

   JM_WINGS FOR LIFE_250215-6370

La semana pasada asistí a la presentación de una carrera de esas que molan.

No sólo porque sea 100% benéfica, que ya es la caña, sino porque el planteamiento es realmente chulo: es una carrera en la que la meta no está delante de ti, sino detrás.

Sí.

La Wings for Life World Run es una carrera en la que la meta te persigue en forma de coche (el catcher car) y el reto es aguantar el máximo numero de kilómetros antes de que te coja. ¡Se celebra a nivel mundial a la misma hora!

JM_WINGS FOR LIFE_250215-6709

Tras el entrenamiento que organizaron con Isabel del Barrio pudimos oir a Chemita Martínez contar cómo la había vivido el año pasado y fue muy emocionante.

Total, que le he dado muchas vueltas y, pese a que es una semana antes de la Transvulcania, finalmente me he apuntado hoy (y por supuesto, he apuntado al pobre Lucas que ya se lo veía venir).

JM_WINGS FOR LIFE_250215-5809 (1)
Avisando a Lucas por whassup de que la carrera pintaba bien, jeje

 

De paso he creado un equipo, el Panceta Team, al que podéis uniros si vais a correr la carrera. Yo os dejo el link… ¡¡nos encantaría que os unierais a nuestro equipo!!

Este es el link a nuestro súper equipo, jeje.

https://teams.wingsforlifeworldrun.com/es/es/6580dea241684777a9597869530fd4a6

Se celebra el día 3 de mayo en Aranjuez y te puedes apuntar aquí: http://www.wingsforlifeworldrun.com/es/es/

Y ahora vamos con esas barritas.

IMG_4989

Necesitas:

  • 200g de copos de avena (yo usé los de Comesano)
  • 90g de frutos secos, variados (avellanas, nueces…)
  • Un puñado de frutas deshidratadas (yo usé un cocktail variado, pero puedes usar lo que prefieras)
  • 40g de proteína en polvo sabor vainilla (opcional)
  • 1 huevo + 1 clara
  • 160ml de yogur griego
  • 3 cucharadas de sirope de agave
  • 2 cucharadas de aceite suave de oliva

Mezclamos los copos de avena con la proteína, los frutos secos y las frutas deshidratadas.

IMG_4960

En un bol, mezclamos el resto de ingredientes.

Se lo añadimos a los copos de avena.

IMG_4963

Mezclamos bien.

IMG_4964

Extendemos la mezcla sobre una bandeja de horno (o un molde rectangular), previamente engrasado.

Horneamos a 170º hasta que los bordes estén dorados (unos 15-18 minutos) o hasta que al insertar un palillo en el centro salga limpio.

IMG_4965

Dejamos templar y después trasladamos a una rejilla para que se enfríe por completo.

IMG_4979

Refrigeramos mientras preparamos la cobertura: fundimos media tableta de chocolate blanco y le añadimos una cucharada de yogur griego. Mezclamos muy bien hasta que esté homogéneo.

Cortamos en barritas y las rociamos con la cobertura.

Dejamos enfriar en la nevera una horita.

  IMG_4980

¡¡Ya están listas!!

Podéis añadir un poco de canela para darle un toque un poco más aromático.

Se conservan genial pero si las vas a llevar a la montaña es mejor que omitas el chocolate blanco de la cobertura ya que se funde :(

Y ahora me voy a dormir YA porque mañana me espera un largo viaje… pronto os cuento dónde voy y por qué!!!

Contadme si os apuntaréis a la Wings for life. Y si no, ¿os veré quizá en el Maratón de Barcelona? ¿O en Transvulcania? ¡¡Contadme vuestras carreras!! Estoy deseando saber qué tal os va :)

Mil besos,

Alma