Transvulcania 2015

Pues sí.

Somos finishers de la Transvulcania.

No sé cómo empezar esta crónica.

La Transvulcania.

Una carrera que, por muchas razones, jamás olvidaré.

Supongo que empezaré primero por las cosas buenas y después por la única sombra que hizo que nuestra experiencia de los últimos kilómetros fuera muy muy dura.

Pero empecemos por el principio.

El lunes llegábamos a La Palma Lucas y yo junto con Rober (también del Panceta Team), que también iba a correrla, y su mujer. Más adelante se nos unieron unos amigos suyos, Adri, Vicente y Jose, todos también dispuestos a correr la ultra. Alquilamos entre todos una casa en San Pedro, a unos 15 minutos de Santa Cruz de la Palma.

La isla nos enamoró desde el primer momento: la naturaleza te rodea por todos lados, los paisajes son una maravilla y la gente es súper cariñosa.

Los días previos a la carrera aproveché un poco para descansar las piernas: llegaba de unas semanas con mucha carga de entreno y muchos kilómetros y me vino genial. Visitamos todos los rincones posibles de la isla: el norte, las piscinas naturales, las playas, el puerto de Tazacorte..El martes celebramos con una barbacoa el cumpleaños de Nieves, novia de Luis Alberto Hernando y tuvimos la oportunidad además de conocer a todo su equipo de apoyo para la carrera: Mónica, Ramón, Sergio, Jose, Rafa y el pequeñín, Alvarito, hijo de Mónica y Sergio y un absoluto cielo de niño. La verdad que fueron súper majos. Nos contaron miles de anécdotas de carreras y nos dieron buenos consejos para el sábado. El miércoles hicimos una inmersión corta, aprovechando que ya tenemos el carnet de buceo, y pudimos ver parte de la belleza submarina de la isla (¡¡tenemos que volver para ver más!!).

11226729_1389643244697128_1367188338_n

Por fin, el jueves, tras recoger las bolsas de corredor (con el consiguiente aumento del nivel de nervios) asistimos al Kilómetro Vertical, que se celebraba en el Puerto de Tazacorte, en las cuestas que conforman la última bajada del Ultra. Subimos bastante alto y desde allí animamos a los corredores, incluidas las grandísimas corredoras Anna Frost y Emelie Forsberg. Aún no me creo que las haya visto correr tan de cerca con lo mucho que las admiro (¡incluso me hice fotos con ellas al final!).

11255043_547004432105240_1119858367_n

Después, cenamos de nuevo con Luis Alberto y todo su equipo. Los nervios se sentían en el aire: ellos con la responsabilidad de lograr que Luis renovara la victoria el año pasado; nosotros, con la simple idea de completar la carrera sanos y salvos. Fue una cena fantástica, a base de arroz y pizza, de esas que recuerdas con una gran sonrisa.

11241872_1841156892776917_1752984084_n

Lentamente pasó el viernes y para cuando me quise dar cuenta estaba preparando la mochila: los dos bidones de 500ml, el frontal, la manta de seguridad, las barritas, las sales, los geles, las gominolas, la gorra, la crema de sol.. Metí mi billete de la suerte en la mochila, coloqué el dorsal en la camiseta y el chip en la zapatilla. Ya estaba todo listo.

IMG_9851

El despertador sonó a las 2 de la mañana del sábado. Nos pusimos en marcha para poder coger el autobús que salía a las 3 hacia el faro de Fuencaliente, donde salía la carrera. Una hora después nos dejaban allí, donde hacía bastante rasca debido a las fuertes rachas de viento. Esperamos dos horas por la zona, primero agazapados cerca del faro junto a cientos de corredores, luego ya en la zona de salida.

Y por fin llegaron las 6 de la mañana y dieron la salida. Sí. Es como en los videos. La serpiente de corredores iluminando toda la montaña con sus frontales y el faro abarrotado de palmeros animándonos pese a la hora intempestiva. Me sentía como en un sueño, no podía creer que estuviera allí. No creo que haya otro inicio de carrera tan emocionante en el mundo.

IMG_9855

En la salida, habiéndonos colocado en el que creíamos que era nuestro lugar en el pelotón (de la mitad hacia atrás), nos encontramos en un tapón colosal al comiendo de la subida. Aquello no se movía ni a la de tres. Tras 15 minutos totalmente parados, comenzamos a ascender lentamente en una larga fila de corredores que empujaban. El objetivo: no caerse bajo ningún concepto, ya que las piedras que rodean el sendero cortan pero bien. Los bastones nos ayudaban a contrarrestar la incomodidad del terreno (la primera parte de la carrera es toda sobre arena volcánica, casi como correr por la playa) pero había tantísima gente en un camino tan estrecho que era muy difícil avanzar. Finalmente llegamos a la pista, más ancha, y pudimos correr con facilidad (no sin un susto cuando Lucas se torció el tobillo y llegamos a pensar que se había hecho un esguince, pero era finalmente sólo una torcedura). Otro tapón, y seguimos para arriba.

IMG_9858

El primer avituallamiento fue algo espectacular: el pueblo entero de los Canarios (y supongo que muchas personas más) se habían acercado hasta allí para animarnos, pese a ser las 7 de la mañana. Se me saltaban las lágrimas. Los voluntarios nos cuidaron con todo su cariño ya desde ese momento. Supe entonces que no habría carrera igual. Nunca, jamás, había visto algo así.

Los kilómetros fueron pasando y nos sentíamos muy bien. Ascendimos los 1900m hasta el segundo avituallamiento sin pausa, avanzando bien, con ayuda de los bastones. Pasaron los avituallamientos, los kilómetros, las subidas, las bajadas. En todo momento íbamos pendientes de la hidratación: los bidones siempre llenos, una pastilla de sales a cada hora. Bien de isotónico y fruta en cada avituallamiento.

IMG_9863

El entorno: una pasada. No puedo describir con palabras lo que se siente al correr por encima de las nubes, sobre un suelo de arena volcánica, rodeados por volcanes y lenguas de lava. No hay nada igual. Son imágenes que se han quedado grabadas en mi retina para siempre.

Pasamos el avituallamiento del km 31,4 cargados de energía y preparados para lo que se avecinaba. En los carteles anunciaban que el siguiente avituallamiento estaría a 12,4 kms. En esta edición la organización había decidido eliminar el avituallamiento intermedio (que en anteriores ediciones estaba a 6kms) así que sabíamos que iba a ser duro, que ante nosotros llegaba la subida más dura de la carrera, en la que estaríamos por encima de 2000m de altitud y no habría ni una sombra.

Avanzamos y avanzamos. Paso a paso. Cuando se podía, corríamos, cuando no podíamos más, caminábamos. El calor era cada vez mayor. Mi pulsómetro marcaba 31º, e íbamos racionando el agua como podíamos. Pasamos la mitad de la carrera en 6 horas 40 minutos, mejor de lo esperado.

Y entonces comenzó la agonía. Llegamos al km 43, donde se suponía que estaría el avituallamiento, con 100ml de agua cada uno. La habíamos racionado para llegar hasta allí. Y al llegar, no estaba. No había nada. Ni agua, ni nadie que nos dijera dónde estaba. Yo tenía el cartel anterior grabado en la mente: a 12,4k un avituallamiento. Estábamos ahí. ¿Dónde estaba el avituallamiento?

Seguimos avanzando, cada vez con más calor y angustiados porque no aparecía. A nuestro lado, cada vez más corredores iban sentándose a los lados del camino, desfallecidos. Ya casi nadie tenía agua y tampoco podíamos darles la poca que nos quedaba a riesgo de acabar nosotros igual, aún así a todos y cada uno de ellos les preguntamos si estaban bien y les ofrecimos toda la ayuda que nos fuera posible. Avanzar sin saber dónde estaba el avituallamiento nos iba minando la moral. A cada colina esperábamos que apareciera, pero no aparecía.

Finalmente nos acabamos el agua, muertos de calor, pensando que no podía faltar tanto para llegar al famoso Pico de la Cruz. Nos encontramos muy pocas personas en ese tramo, de muy difícil acceso, y a todas las que les pedíamos agua nos contestaban lo mismo: se les había gastado avituallando a los corredores que ya habían pasado por allí al borde de la deshidratación. Una chica que venía por el camino nos dijo que aún quedaban unos 2 kms. No nos lo podíamos creer. En nuestra angustia, llegamos a bebernos los restos de un powerade que encontramos tirado en el camino y fue gracias a los trozos de manzana que nos dieron unos Palmeros que habían subido a animar y a unos sorbos de coca cola que nos dio un señor de emergencias como conseguimos finalmente llegar a una colina en la que unos voluntarios que atendían a un corredor desmayado nos dijeron que el avituallamiento estaba a 500m (con mi pulsómetro marcando casi 46km). En esos momentos empezaban a pasar voluntarios corriendo en dirección al camino del que veníamos con garrafas de agua de 5l con las que intentaban refrescar a los corredores que, desfallecidos, llegaban al avituallamiento que tenía que haber estado 4 kms antes.

IMG_9865

Confieso que, por primera vez en mi vida, cuando vi que llegábamos al km 45 y no aparecía el avituallamiento me planteé abandonar. Nunca jamás me había sentido tan derrotada en una carrera. Sabía que tenía fuerzas dentro de mí, pero el calor y la angustia de no encontrar el avituallamiento me estaban venciendo. Estuve a punto de rendirme, de sentarme en el borde del camino y esperar a que alguien viniera a recogerme. No podía más de calor, estaba agotada y tenía ganas de vomitar por la deshidratación. Lloraba al ver cómo Lucas estaba igual que yo, al borde de la extenuación, y ni siquiera me salían las lágrimas. Pero apreté los dientes, decidí aguantar, seguir adelante junto a Lucas y acabar lo que había empezado. Habíamos soñado con correr esta carrera y no íbamos a abandonar.

Una vez en el avituallamiento encontramos muchísimos corredores sentados, tumbados, desfallecidos por el calor abrasador que les había tumbado. Y es que en asfalto 3 kilómetros son unos 15 minutos. Pero en montaña 3 kms sin agua, a 2000 metros de altura, a 31º y con un sol abrasador se convierten en un infierno que puede llegar a suponer una hora. Nosotros conseguimos superarlo, pero mucha gente (incluido nuestro amigo Rober, que fue evacuado en helicóptero) no pudo, y en el Pico de la Cruz se acabaron las esperanzas de muchos corredores que habían soñado con completar el ultra y que por un error de medición se quedaron en el camino.

Bebimos de nuevo, comimos fruta y cargamos los bidones otra vez hasta arriba. Yo me recuperé bien, en seguida me encontraba como nueva, llena de energía y dispuesta a acometer los kilómetros que aún teníamos por delante.

 

IMG_9866

Pero en Lucas el daño estaba hecho. Aunque bebió y tomó las sales, era tarde. Tenía la lengua blanca, los ojos hundidos y oscurecidos por los laterales. Pronto empezaron los calambres en los cuádriceps y en las plantas de los pies. Lo que más me duele es que, a sabiendas de que Lucas suda mucho y tiene tendencia a los calambres en situaciones de deshidratación, habíamos controlado de forma casi psicopática que no se deshidratara: había tomado las sales con religiosidad cada hora, había tomado isotónico en cada avituallamiento, llevaba la cabeza cubierta y bien de crema solar… y todo se fue al traste en esos casi 40 minutos sin agua que no podíamos prever. No digo que si el avituallamiento hubiera estado en su sitio él no hubiera tenido calambres, quién sabe si más adelante le hubieran empezado también, pero desde luego ese momento de deshidratación total no ayudó.

Llegamos al Roque de los Muchachos tras 10 horas de carrera. Habíamos por fin alcanzado el punto más alto de la carrera y por unos instantes pareció que Lucas se encontraba mejor. Nos sacamos la arena de las zapatillas, bebimos y recargamos los bidones y nos dispusimos a acometer los últimos 23 kilómetros de carrera. Si todo iba bien, en unas tres horas estaríamos en meta.

Comenzamos el descenso por una pista de asfalto y después empezamos a serpentear por unos caminos acotados por piedras. La belleza del paisaje te dejaba sin aliento. Pero cada vez que las cuestas se ponían pronunciadas, el dolor en los cuádriceps de Lucas se agudizaba y los calambres le impedían seguir. Yo me sentía bien, sin dolores, y mi única preocupación había pasado a ser él.

Tardamos casi dos horas en alcanzar el avituallamiento del km 61. Lucas estaba cada vez peor pero no quería abandonar. Había luchado con todas sus fuerzas por llegar y no iba a abandonar ahora. Me dijo que siguiera yo, que corriendo podía estar en una hora en la meta. Que me fuera. Pero me negué. Había llegado hasta allí con él y no le iba a abandonar bajo ningún concepto. ¿Qué sentido tenía cruzar la meta sin él? Él es la persona que más quiero en este mundo, la que me hace sonreír cada mañana, la persona por la que haría lo que fuera, mi apoyo, mi mundo. Así que le dije que nada de eso. Que si él seguía, yo seguía con él.

Y seguimos. Paso a paso. Avanzando más rápidamente en los llanos, con un sufrimiento indecible de Lucas en las bajadas. Paso a paso. Cuando llegamos al último avituallamiento Lucas estaba al borde de la extenuación y no podía estirar las piernas en las bajadas. La gente me animaba a mí, por ser chica, pero yo les pedía que le animaran a él. Empezó a marearse y juro que por un momento creí que se iba a caer allí en mis brazos. Pero me dijo: seguimos. Y seguimos.

Los últimos 4 kilómetros. Una recta en la que no me separé de Lucas preocupada porque se mareaba y después una subida que en condiciones normales ya hubiera sido dura pero que en este caso para Lucas fue un absoluto infierno. Durante todos esos kilómetros no pude dejar de llorar. No podía más que torturarme: me repetía a mi misma la injusticia del error en la distancia del avituallamiento y no hacía más que darle vueltas a cómo podríamos haberlo evitado; me culpaba por no haber bebido menos de lo mío y haberle dado parte de mi agua a él; me odiaba por sentirme fuerte y sin dolores cuando él no podía ni andar. Ver así a Lucas era una tortura.

Entramos en los Llanos caminando. Lucas no podía correr ni un paso más. Y allí estaba la gente animando como nunca. De la mano, empezamos a avanzar paso a paso hacia la meta. Faltaban 500 metros. La gente nos gritaba, nos animaba. Al fin. Habíamos llegado. A mí se me caían las lágrimas de haber visto a Lucas pasar tanto sufrimiento. Y al final, en los últimos 50metros, arrancamos a correr. No sé de dónde sacó las fuerzas Lucas, pero entramos corriendo, cruzando la meta en poco más de 15 horas.

Y así cumplimos el sueño de ser finishers de la ultramaratón de la Transvulcania.

IMG_9879

Lucas pasó directamente a la tienda de campaña de la Cruz Roja que estaba llena de corredores con goteros. Estaba absolutamente destrozado. Yo le acompañé hasta la puerta y he de agradecer a las voluntarias que me acercaron las bolsas del ropero y las camisetas de finisher viendo mi angustia esperando fuera. Lucas salió al de un buen rato, un poco mejor, y pese al dolor no pudo ocultar su sonrisa al ponerse su camiseta de finisher y su medalla. Lo había conseguido. Había sufrido y había llegado a meta luchando como nadie. Estaba feliz.

Allí nos enteramos de que Luis Alberto había vuelto a ganar, y con récord de la prueba. (No sé si leerás esto, pero por si acaso, te repito mi más sincera enhorabuena Luis. Haber corrido esa carrera el mismo día que tú me hace aún más consciente de lo brutal que es tu estado de forma física y que lo que haces es simplemente sobrenatural. Aún estoy flipándolo. Eres sobrehumano).

Anoche yo estaba muy disgustada debido a lo mal que lo había pasado Lucas. Estaba enfadada con todo el tema del avituallamiento, no me lo sacaba de la cabeza, y no entendía que nadie hubiera pedido disculpas. Odiaba la injusticia de esas horas que había sufrido tanto Lucas y no podía dejar de llorar. Me sentía culpable por haberme sentido bien cuando él estaba tan mal. Tal era mi disgusto que no fue hasta el momento de entrar en casa más de dos horas más tarde que me di cuenta que no había bebido ni comido nada desde el último avituallamiento. En el espejo vi que yo también tenía los ojos un poco hundidos y la lengua blanca. Me había preocupado tanto por Lucas que me había descuidado a mí misma por completo.

IMG_9882

Hoy veo ya las cosas con otros ojos. Finalmente, hace unos minutos, la organización de Transvulcania ha emitido un comunicado en el que en el último párrafo por fin se disculpa por el error en la medición entre avituallamientos y tengo que decir que eso les honra. A lo largo de todo el día ha habido quejas y por fin han hecho una declaración en la que dicen que abrirán una investigación para entender qué es lo que ha sucedido. Espero que el año que viene no se repita esta situación que empañó la carrera para muchos corredores.

Además, he empezado a ser más optimista y no puedo dejar de pensar en lo buena que me ha resultado esta carrera de cara a Leadville. Sí. Acabo de terminar los 73k y no por ello se me han quitado las ganas de acometer las 100 millas en verano. En esta carrera he visto que los entrenos de Rober están funcionando, hoy no tenía molestias más allá de las ampollas en los pies y cansancio muscular bastante moderado. He podido comprobar que me siento bien en la larga distancia pese al desnivel, he visto que mi cocktail de omeprazol + fortasec ha eliminado por completo mis molestias gastrointestinales y he descubierto que las gominolas energéticas son lo que mejor asimilo en carrera, y lo que menos me cuesta tragar.

Lucas también se encuentra mucho mejor. Él si que tiene muchos dolores musculares y aún tenía calambres por la noche, pero cada vez tiene mejor cara y está feliz con su camiseta de finisher. Hoy nos hemos emocionado cuando al entrar en un restaurante nos han aplaudido los presentes al ver nuestras camisetas.

Y, sobre todo, hemos cumplido el sueño de completar la Transvulcania. Quizá vuelva otro año para intentar completarla en menos tiempo y con menos sufrimiento, acompañada de Lucas. Ojalá podamos de nuevo algún día escaparnos para correr sobre las nubes, rodeados de volcanes.

En todo caso, no puedo más que agradecer a La Palma su cariño. Jamás había visto un público tan entregado y tan cariñoso. Los voluntarios, un 10. Nos cuidaron, nos mimaron. Sois la leche. El personal de emergencia, la gente de la cruz roja. Gracias. Sin vosotros quizá alguno no lo hubiera contado. Gracias a los que nos disteis manzana cerca del Pico de la Cruz y al señor que nos dio los últimos sorbos de su última coca cola. Gracias a Sandra que nos esperó en meta con una sonrisa pese a que unas horas antes había tenido que ver cómo bajaban a su marido de un helicóptero totalmente deshidratado. Gracias a todos los que nos seguisteis por redes sociales, a los que nos disteis ánimos, a los que estáis siempre ahí. Gracias a mis padres por seguir queriéndome pese a mi locura por los ultras. Gracias Rober por estas semanas de entrenos previas a Transvulcania en la que he mejorado muchísimo. ¡Por favor que no te vuelvan a sacar en helicóptero de ninguna carrera que con una vez ya vale!

Y gracias a Lucas por no haberme tirado barranco abajo cuando le iba cantando canciones infantiles en el kilómetro 59 para intentar que se animara. Prometo que nunca jamás volveré a cantar “Un pollito, se balanceaba, sobre la tela de una araaaaaaña”. Creo que me afectaba a mí también el calor. Ahora en serio, gracias por haberme controlado en los primeros kilómetros cuando el ansia me llevaba a correr, lo que hizo que pudiera llegar entera a meta. Gracias por poner cabeza donde yo sólo tengo locura. Gracias por todo. Te quiero. No quiero volver a verte sufriendo tanto, ¿ok? Nunca jamás. Prohibido.

Bueno.

Pues si aún tenéis ganas de ver el video de la carrera después de la pedazo de chapa que os he metido, ahí va.

Gracias por estar ahí.

Besos a porrón.

(SOMOS FINISHERS!!!!!!!!!! YEAH!!!!)

Alma

 

 

72 opiniones en “Transvulcania 2015”

  1. Enhorabuena!!! Saltan las lagrimas al leerlo increible el espiritu de superacion ! Da gusto leer tu blog muchas felicidades pareja sois increibles!!!

  2. hola Alma. Me llamo Ana , soy Palmera y te sigo en tu blog y en tu programa de Diviniti. Y encima vivo en San Pedro!! Ja ja. Muchísimas felicidades por haber llegado a la meta con tanto sufrimiento pasado, sin necesidad por un gran fallo de la organización, cosa que no se entiende. . una pena..porque empaña el gran esfuerzo realizado por muchos de los corredores para poder estar ,y realizar su sueño. Aún así , me alegro te gustara nuestra isla. Es una carrera espectacular por muchos sentidos..los paisajes, son difíciles de olvidar y hacen que quieras regresar..y es cierto, los palmeros somos gente muy cariñosa con quienes nos visitan ,y los hacemos sentir como en casa . Que más decirte, que me alegro mucho de saludarte, que me hubiese gustado poder darte un achuchón , y que me los hubiese traído a los dos a mi casa , para prepararles algo rico de la tierra , para recuperar fuerzas!! Je. Un beso grande de esta palmera que te sigue y otro para Lucas, que se recupere pronto. Hacéis una pareja increíble! Bss

  3. En primer lugar muchas felicidades a los dos por llegar a la meta en semejantes condiciones!
    Y en segundo lugar, pedirte DISCULPAS como Palmera porque te lleves este desagradable recuerdo de mi isla! Ya le he escrito a Lucas por instagram que me avergüenza que se lleven este mal sabor de boca de Transvulcania. Una carrera que puso a La Palma en el mapa cuando casi nadie sabía donde estábamos… que hace que el pueblo como pudisteis comprobar se desviva en cada camino en el que pueda ir a animar… y que aporta un atractivo turístico a nivel mundial que nunca habíamos tenido. Con este hecho muchos corredores no volverán y me da mucha pena que lo que recuerden ustedes los participantes, sea eso y no la gente, la comida y los paisajes. Esto nos hace mala publicidad después de todo el esfuerzo de 80.000 habitantes… Bueno 79.999 y el que mido mal. Me entristece profundamente y me da mucha vergüenza, siendo simplemente una espectadora de Transvulcania.
    Simplemente espero que vuelvan a la isla bonita que tiene mucho más que ofrecer.

  4. Muchas felicidades y muy agradecidos por vuestros comentarios y por vuestro gran esfuerzo ,gracias y esperamos volverlos a ver otra ves por aquí, mil gracias sin ustedes esto no seria la carrera que es

  5. Guapa guapa guapa y grande ya te lo dije y te lo repito gracias por tus buenas palabras pero gracias a personas como ustedes se hacen estos eventos tambien.

  6. ¡Enhorabuena! Lo habéis conseguido, a pesar de las dificultades.
    Es estremecedor leer la odisea por la que tuvisteis que pasar, se encoge el estómago. Pero finalmente lograsteis el objetivo y eso os honra. Sois un ejemplo, para las carreras y la vida en general
    Un besazo!!!

  7. Buenos dias! he leido tu crónica y me has hecho llorar de la emoción, que bonito! (aunque duro) tuvo que ser todo para que lo cuentes de esa forma.
    Yo corro, a nivel mucho mas básico, pero conozco esos sentimientos un poco e imagino que todo lo que cuentas y habeis vivido os une un poco más, yo también tengo una compañera de fatigas, cada vez que cruzas una meta y completas un nuevo reto eso os un poco más para toda la vida.
    Sois unos campeones y espero seguir leyendo cosas bonitas como esta.
    Un saludo!!

  8. Una vez más enhorabuena, no se si me emociona más el vídeo o el blog, debisteis pasar las de Cain, y aún así llegasteis a meta, eres increíble, enorme, impresionante… los calificativos se acaban y no digo todo lo grande que eres, pero no es por que seas capaz de completar estos retos de ultra distancia (que también), eso se consigue con constancia, preparación y afán de superación, eres todo eso que digo y más por que toda esa energía que tienes la pones al servicio del que lo necesita sin dejarte nada para ti (yo lo he podido comprobar en primera persona), la gente que no a estado al límite de lo físico, no podrá comprender hasta que punto lo que hiciste quedándote con Lúcas es algo heroico, estoy seguro al 100% que si Lucas llegó meta, aparte de por que tiene unos ….vos como los del caballo del Espartero (perdón por la grosería) lo hizo gracias a ti, gracias a que no le dejaste ni un momento, gracias a lo que tu llamas torturarle, tratando de que se centre en ti y no en el dolor y la fatiga tanto física como mental. Un abrazo enorme a los dos, ¡sois unos titanes!

  9. Impresionante relato, impresionante experiencia, impresionante todo. Es sin duda alguna una carrera especial, diferente a todas las demás, donde además de con las piernas se corre sobre todo con la cabeza y el corazón. Lo más duro a lo que me he enfrentado es a un maratón, pero admito que los trails (de los que como mucho he hecho 25 km, poco comparado con tamaña hazaña) tienen un algo especial que hace que te enganches, es inevitable. Me pego mil horas más corriendo en el monte que en asfalto, pero las cuestas, las bajadas, el trote… Me encantan…

    Que esperaras a Lucas resume en pocas palabras lo que más admiro de este tipo de carreras, y es que el objetivo es cruzar meta, pero con tu gente sobre todo. Donde el compañerismo pasa a otro nivel superior. Recuerdo la transmontes blancos trail (se celebra cerca de Zaragoza) del año pasado, hicieron una prueba de 100 km y el que era líder tuvo un bajonazo de aúpa, y fue ayudado por el siguiente, aún perdiendo su posición. Eso es digno de admirar, y admito que en asfalto es más difícil de ver (quizá porque se asume que hay ambulancias disponibles o porque simplemente al haber tanta gente se vuelve más impersonal). Te digo una cosa, y ese detalle te hace muy grande, mucho más que hicieras podio. Te lo digo de verdad. Es más, ¿has oído hablar de la felicidad del último? Siempre hablan de la felicidad inmensa de la persona que llega a meta tras estas duras pruebas aún siendo el último, que suele contrastar con el sufrimiento de los que se meten mucha caña. Aunque está claro, aquí hay momentos para todo, sufrimiento, felicidad…

    Me dan ganas de calzarme las zapatillas y hacer esta hazaña, a pesar de los muslos todo rozados de la media de ayer (nota mental: la vaselina es para algo).

    En serio, tamaña hazaña. Qué lástima que mi chico sea más de bici que de correr, porque creo que sería una experiencia que le podría enamorar y digna de compartir. Tiene mucho más aguante de lo que cree.

    Bravo bravo bravo.

    Ahora a descansar, que el descanso es necesario. Y que Rober y Lucas se terminan de poner bien…

  10. Hola Alma,

    En primer lugar, quiero expresaros mi más sincera enhorabuena por la Transvulcania 2015!! Sois auténticos súper-corredores!! Increíble la fuerza y tesón con el que os enfrentasteis a esta prueba!! Me emocioné mucho viendo el vídeo de la carrera, me parece sencillamente ALUCINANTE!!

    Desde hace unas semanas te sigo a través de las redes sociales y leo tu blog, ya desde el primer día me quedé prendada con tu manera de transmitir tus experiencias y tu energía!! Es contagiosa!! :)

    Empecé a correr hace menos de un año y en marzo participé en una “mini-trail” de 11k (voy a llamarla así, porque en comparación con lo que tu haces, casi me da vergüenza! jajaja). He de reconocer que me encantó!! Pese a que no tenía zapatillas aptas para el terreno y que no había subido cuestas así nunca, la disfruté muchísimo y me lo pasé pipa!! Reconozco que me ha picado el gusanillo… Ahora me planteo algún que otro pequeño reto en trail, pero tengo bastante desconocimiento en cuanto al material que se necesita y sobre todo… qué zapatillas recomiendas para empezar en este mundillo?? Sé que hace no mucho publicaste unos consejos para enfrentarte a tu primer trail, pero me voy a volver loca mirando modelos de zapas a este paso!! jajaja.

    Siento la parrafada, pero llevaba días pensando en escribirte por aquí y no quería dejarme nada por transmitir!! :)

    A descansar y a cuidar mucho a Lucas!!

    Un besote campeona!!

  11. Sois muy grandes!!! TREMENDOS!!!!

    Me acabo de leer el comunicado de la organización y la verdad que durante el texto casi parece culpa de los corredores… en fin, menos mal que lo arreglan con el último párrafo.

    Por cierto, qué tal andan los chicos?

  12. madre mia, se me han saltado las lágrimas a mí también solo de leerte. Espero que ya estéis totalmente recuperados y que este error de la organización sirva para que no ocurra nunca más. Sois unos campeones. Enhorabuena!

  13. Hola Alma, antes que nada muchas felicidades, impresionante como estás de forma.
    Yo corrí la maratón y sabía de antemano que ese avituallamiento estaría muy lejos, lo informaban en la Web Oficial, eso sí, un fallo enorme lo de esos carteles que ponían que a 12 aprox estaría el siguiente avituallamiento. Yo como novato en distancias de más de 30 Km cargué a tope mi camelback de 2 litros en la espalda más dos botellines con isotónico. Así que no acusé falta de agua incluso me sobró, lo hubiese repartido sin problema pero solo uno nos pidió agua y mi compañero se la dio sin problema. El ser novato esta vez fue para bien. Soy palmero pero vivo en Tenerife y con crónicas como la tuya me siento más orgulloso, si cabe, de serlo, incluso ya quiero empezar a entrenar para el año que viene hacer la ultra o acompañar a mi novia y hacer nuevamente la maratón como acompañante ;-). Mi hija Sara te gritó desde el barranco en Tazacorte “vamos Alma!” fuiste muy simpática con ella a pesar del sufrimiento que llevabas, por Lucas, le pediste que animara a Lucas y también le gritó “vamos Lucas!” Eso es lo que te hace grande y que te sigamos en las rrss. No cambies!. Un saludo y una pronta recuperación para Lucas, pedazo crack también!

  14. CAMPEONES!!!!!!! Felicidades Alma y Lucas por haber superado una prueba más y en semejantes condiciones! Hay una frase que dice: Persevera y triunfarás! y nunca mejor dicha! Admiro la fuerza de superación que desprenden!! Está visto que con ganas, esfuerzo y mucho amor todo se puede! Por lo menos hacer el intento!
    Besitos a los dos y a recuperarse de semejante palizón!

  15. No es un error. Ha sido así siempre, pero no tienen los huevos de decir que ponen un avituallamiento pegado al siguiente porque no quieren/pueden poner los medios para llevar las cosas.
    Otros años no ha tenido trascendencia por el Líquidos a medio camino, pero este año, entre el calor y el haber quitado este, ha ocurrido.
    Lo que hace a esa carrera grande es la gente y la isla, no la organización. Es la misma que estuvo mintiendo con la distancia durante años (83km) cuando realmente son 73. Es lo que pasa cuando metes a políticos por medio.

  16. Hola Alma! No sabía que trabajas en la tele. Soy Javier Salinero, el podólogo que os atendió en meta a ti y tu pareja. Decir que espero volváis porque aparte de ser finisher fuisteis unos pacientes supereducados y agradecidos, entiendo que llegan los corredores reventados pero no cuesta trabajo dar las gracias por el trabajo que hacemos y vosotros fuisteis encantadores ambos. Cuidaos esos pies que reparamos el sábado! Enhorabuena por la carrera, muchas gracias por esta crónica tan emocionante y esperamos veros otro año por aquí

    1. Muchísimas gracias por tus palabras!!! Me alegro de que nuestros sucios pies no hayan dejado una huella imborrable en tí!! jajaja. Fuisteis geniales, una pasada. Gracias de corazón por todo :)

  17. Guau!!! Gracias hasta por lo que no debería pasar que sirve para mejorar desde la isla.
    Me alegra lo de la inmersión porque vosotros habéis subido 30 metros más en el perfil de la transvulcania

  18. Alma, siento que tuvieras la mala suerte de encontrarte con ese error en el momento en que os quedasteis sin agua, pero tengo la impresión de que se le está dando demasiada importancia y, sobre todo, se está generando un ruido malintencionado para empañar una carrera que desde hace 6 años se ha desarrollado de manera impecable y que supone un auténtico revulsivo económico para una isla como La Palma.
    He corrido muchas carreras, urbanas y de trail, algunas con muchísimos más renombre que la Trasnvulcania y te puedo asegurar que los errores garrafales que he visto dejan el asunto del error en la colocación del avituallamiento en nada. Y te aseguro que no se monta el pollo que se ha montado con esto. Conozco a muchos voluntarios y gente de ls organización que está muy enfadada también porque se están diciendo auténticas barbaridades y mentiras, de ahí que se hayan visto obligados a lanzar un comunicado desmintiendolas.
    Espero que la incidencia no te quite las ganas de seguir corriendo, pero sobre todo de volver a La Palma.

    1. Yo creo que tienes que entender la gente lo ha pasado tan mal que busca culpables :( Hubo muchísimos abandonos en ese punto y hay gente que lleva meses entrenando que está ahora desolada.
      La verdad es que suele pasar esto cuando algo sale mal, yo lo he comprobado en muchísimas carreras: mira los pollos que se han montado por errores en el ropero en el Maratón de Madrid (que al fin y al cabo no hacen daño a nadie) o cuando ha habido cola para recoger dorsales (cosa que tampoco afectó a la salud de nadie). Yo creo que en este caso es más grave, porque se jugó con la salud de los corredores, y por eso está bien que la gente hable y así poder rectificar de cara a próximas ediciones. Piensa que si nadie se hubiera quejado, el año que viene hubiera pasado lo mismo. Creo que la organización ha hecho muy bien lanzando un comunicado y seguro que en un par de días el revuelo ha pasado. Pero es importante también que la gente tenga el derecho a expresar aquellas cosas que han estado mal para poder mejorar de cara a próximas ediciones. No creo que por eso se ponga en peligro la carrera, la verdad.
      Yo, como corredora, he sostenido en todo momento que la carrera es fantástica, así como los voluntarios y el pueblo de la Palma y el personal de emergencias, y desde luego pienso regresar si puedo volver a ahorrar para ir el año que viene.
      Como ya he dicho en mi post, lo último que se me van a quitar son las ganas de correr. A mi chico sí que se le han quitado un poco más, pero seguro se le pasa.
      Un beso enorme

  19. Hola. Tu relato trasmite una fuerza impresionante.
    Soy palmera y me parte el alma leer una y otra vez lo mal que lo habeis pasado. Es un error imperdonable el abandono que habeis sufrido….porque transvulkania sin los corredores no es nada!!
    Honestamente a mi no me vale la disculpa de la organización. Se ha jugado con vidas y alguna dimision de algún responsable podria estar un poco mejor.

    1. Confío en que tomarán medidas, pero no te preocupes que nosotros volveremos seguros. Es una carrera maravillosa y los palmeros sois inigualables. Mil besos!

  20. jooo se me han saltado las lagrimas imaginando lo mal que lo tuvisteis que pasar… Pero sois unas autenticas maquinas por haber conseguido superar las dificultades y acabar ¡Enhorabuena!

  21. Que pasada, Alma!
    He sufrido por Lucas, Rober y por ti como si os conociera de toda la vida… Como palmera orgullosa de mi isla y una carrera tan bonita como es la Transvulcania, les pido perdón por un error que ha ensombrecido la experiencia… Espero que vuelvan, y que la próxima vez sea perfecta!!
    Aun así, me he emocionado leyendo tu crónica (y cuando tenga una mejor conexión, veré el vídeo), y me alegro de que hayan disfrutado de mi isla, y de mi gente! 😀
    Les mando un abrazo enorme a los tres, y a Lucas un aplauso por ser tan fuerte y llegar a la meta… FELICIDADES de corazón!!!!
    Bravo por esos finishers, CAMPEONES!!!!

  22. Que hermosas palabras y que manera de hacer una crónica, a la vez que angustiada, llena de amor por haber conseguido llegar a la meta. Yo tuve el honor de estar de voluntaria, viendo como iban llegando los corredores, extenuados, pero contentos de lo conseguido. Lloré con much@s de tus compañer@s, ya que la emoción nos la trasmitían en esos primeros momentos de ver culminada la carrera, al entregarles la camisa de FINISH y recogerles el chip.
    Para ti ha sido un día inolvidable, pero la verdad que para mi también.
    Un abrazo y espero verte el año próximo.

  23. El año pasado participé en esta carrera y leyendo tu crónica me has devuelto a ella de nuevo, salvo el error en el avituallamiento (en 2014 fue todo perfecto), me sorprende que los sentimientos y las emociones sean tan similares; un nudo ha aparecido en mi garganta cuando describías la salida….tienes razón, estar allí es un sueño, es algo indescriptible, es la salida más emotiva del mundo. Esa carrera supuso mucho para mí cómo corredor y cómo persona, de hecho, ahora soy un enamorado de la isla y de su gente, ya estuve de vacaciones en Octubre del año pasado y volveré este 2015, es una auténtica maravilla, un lugar mágico, increible.
    Bueno, me ha encantado tu crónica Alma, me alegra muchísimo que al final pudiérais entrar en meta juntos, solo quien ha hecho esa carrera sabe lo que cuesta cruzar el arco de meta en Los Llanos.
    Nos vemos en Fuencaliente en Mayo de 2016!!!

  24. Hola, acabo de leer la crónica y me he emocionado e identificado con ustedes, creo que los entiendo perfectamente , yo hice el maratón y “uffff” como sufrí y se me ponen los pelos de punta en pensar en vuestro sufrimiento.
    Cada vez que entraba un corredor en meta me emocionaba, me ponía en su lugar, pensaba en tantas horas de entrenamiento, tantas horas en la montaña…, en fin al final tiene su recompensa.
    Todos los que estaban en la línea de salida sois unos campeones.
    Y por cierto ya me he enganchado a tu blog, me encanta.
    Un abrazo fuerte desde Canarias (una canariona desde Otra isla Gran Canaria) y que Lucas se recuperé pronto.

  25. Emocionante crónica Alma. Aún estoy con lagrimillas. Sois unos cracks, a pesar de todo llegais a meta luchando a tope. Un abrazo a los dos. Todo un ejemplo a seguir.

  26. Increíble el esfuerzo tan grande que hicísteis. Enhorabuena campeones!!Sois ejemplos a seguir!!toda mi admiración para vosotros (y el resto de corredores)….un besote grande y que Lucas se recupere pronto!

  27. Esta crónica reafirma lo que dije después de la maratón de Barcelona que hiciste: eres muy grande. Pasado el mal rato, toca quedarse con lo bueno y esperar a que la organización aprenda de sus errores, estoy convencido de que así será. Yo este año quise centrarme en la Trans Gran Canaria y en la Tenerife Blue Trail, pero tu crónica y video hacen reafirmarme en que el próximo año haré la Transvulcania sí o sí. Sigue así y no cambies. Por cierto, mucha suerte para la Leadville.

  28. En primer lugar me gustaría felicitarlos por el gran esfuerzo y sacrificio que han hecho tanto físico como mental para poder terminar la transvulcania. Ya que los que somos de aquí y practicamos estos tipos de deportes ( runnin, montain bike) por estos parajes, sabemos de la peculiaridad de esta geografía, y del calor, humedad, sol abrasador (vamos que es como ir por marte) por eso es de admiración lo que han hecho ustedes y muchos como ustedes, que la única motivación que les mueve es el amor por este deporte.
    Mi humilde consejo, vuelvan la próxima edición, pero esta vez para disfrutarla de verdad, sin sufrimiento al limite. Una para aprender y esta, la siguiente para disfrutar. Les aseguro que si lo hacen disfrutaran muy y mucho de una carrera hecha por un pueblo para ustedes que son los verdaderos protagonistas y si no fuera por gente como ustedes, con esa ilusión ese amor hacia este deporte que transmiten a la gente que se agolpan en las calles sea la hora que sea para simplemente animarlos, la transvulcania no seria nada, ni una mínima parte de lo que es.
    Felicidades simplemente por hacer de esa ilusión, de ese sacrifio y de ese amor hacia este deporte tan grande y contagiarlo a los demas.
    P.D. tenéis las puertas de mi casa abiertas para lo que necesiten si deciden volver. Espero que si, ya que este deporte necesitan de gente como ustedes para seguir haciéndose grande.

  29. Acabo de leer tu blog y todavía estoy llorando. Orgullosa de ser palmera y de q gente como ustedes estén con nosotros durante la transvulcania. Gracias por venir y por apreciarnos. Ojalá repitan!!! Felicidades!!!

  30. Madre mía, me he emocionado. Que bien trasmites lo que se puede llegar a sentir en este tipo de carreras. Y eso que estoy segura de que para la cámara procuras disimular un poco el sufrimiento. Cuando se os ve cruzar la meta, dan ganas de hacer un ultra, aunque no caerá esa breva (de momento).
    Enhorabuena a los dos. ¡Monstruos!

  31. Lo primero darles las mas grandes felicitaciones por ese pundonor y saber sufrir, aunque vivo desde hace 20 años en Tenerife soy Palmero, bagañete de Tazacorte y siempre lo seré por que lo llevo en el corazón, por eso estoy muy agradecido por vuestros comentarios sobre nuestra isla y sus gentes y por eso los animo a volver mas fuertes si cabe el año que viene.Aunque no pueda estar ahí sigo la carrera desde todos lados y me encanta poder ver y oír relatos como los de vosotros que sois los que hacéis grande esta prueba.Solo deciros que aun con mi 192cm de altura y mis 42 años a cuestas me habéis hecho emocionar con vuestras palabras, un saludo y los esperamos el año que viene.

  32. Que emoción leer tú vivencia Alma. Justo tres kilómetros antes del Roque de Los Muchachos estuvimos un grupo de amigos animando. Que grandes sois.

  33. Preciosa historia a pesar de esos durod momentos de angustia. Sois muy grandes y valientes!! Me alegra que hayáis logrado llegar a la meta y lo más bonito “juntos”. Gracias por compartir esta bonita historia con todos nosotros y por hablar yan bien de nosotros… ojalá lo bueno y esos paisajes hermosos que quedaron en tu retina te hagan olvidar pronto lo malo.
    Gracias y mucha felicidad pareja
    Un gran saludo desde La Palma, la isla bonita :-)

  34. Ante todo muchas felicidades para tí y Lucas. Todavía estoy emocionado con tu relato y me siento orgulloso de ser Palmero; nosotros lo vivimos detrás de la barrera con la misma intensidad que le ponen ustedes. Yo en particular, soy (como muchos) de los que nos acercamos a Fuencaliente (Los Canarios) y programamos nuestra ruta para poder estar el más tiempo posible cerca de todos ustedes para poderlos animar; y sobretodo permanecemos en la meta a partir de las 16:00 hasta las 23:00 que es cuando llegan todos nuestros “campeones”, que son personas como ustedes, a las que admiramos muchos. Gracias, gracias y mil gracias por hacernos felices un día. Esperamos verlos por aquí en más de una ocasión y por cierto, mucha suerte para la Leadville.

  35. Enhorabuena Alma … yo también la terminé y aunque no termine ni de lejos tan mal como vosotros si que me paso algo de factura el tema del avituallamiento al afrontar la bajada. Suerte para Leadville.

  36. Hola Alma, felicidades por tu trabajo y por ser como eres, de verdad que eres un gran ejemplo a seguir y das mucha felicidad a mucha gente y debes de estar orgullosa por eso. =) Me encantan tus fotos y tus experiencias son chulisimas.
    Yo voy a intentar ir a la carrera de Behobia pero iré en el día porque no tengo mucho money para quedarme a dormir..no tengo quien me recoja el dorsal en la feria del corredor sabes si alguien podría cogerlo por mi? los demás sitios para recogerlo también me pillan lejisimos =(
    Un beso y gracias !

  37. Da gusto leerte Alma, me compré tu libro ¡A correr! esta semana y me lo he devorado en un par de días. Quiero que sepas que me has inspirado muchísimo y me has animado para empezar a correr (voy a estudiar para el MIR y me va a venir de perlas para no perder la cabeza). Ojalá algún día consiga la mitad de tus logros. Un beso muy, muy fuerte para ti y para Lucas :)

    1. Hola!
      Suscribo todo lo expresado por Xavi en su blog.
      Cuando alguien se deshidrata no viene por estar 3 km sin beber agua, es posible que no se haya medido bien la dureza de la prueba durante la preparación, aunque no dudo de que Lucas y tú sois unos corredores de nivel. En fin, que estas cosas pasan, y como diría mi abuela. “La primera, para aprender!” Además, habéis sido finishers, creo que eso, siendo vuestra primera vez, es para estar más que satisfechos.
      Un saludo

      1. No era nuestra primera ultra. Llevamos ya varias a las espaldas y créeme que me hubiera gustado verte a tí esos 40 minutos a 31 grados a pleno sol y sin agua, con más de 40 kilómetros en las piernas. He corrido 100k en el desierto y he pasado calor, pero que me mientan con la distancia de los avituallamientos no me gusta un pelo.

        No necesito lecciones de una persona que ni me conoce ni conoce mi preparación, y menos que nos juzgues a mí o a mi pareja.

        De verdad que me sorprenden mucho estos nuevos corredores de montaña que han perdido totalmente la esencia de las carreras de montaña, que era la solidaridad con los compañeros y la ayuda cuando lo están pasando mal. Si en lugar de sentir la más mínima identificación con el que lo pasa mal lo que sentís es un “que se joda, que hubiera entrenado más” es que no pertenecéis a la montaña. No os querría a mi lado como compañeros de carrera, desde luego. Sé que si me pasara algo y pasarais corriendo al lado me dejaríais allí, sin ni siquiera preguntar si me encuentro bien. Eso no es la montaña. Eso es una vergüenza.

        Mira, al menos si tú, el autor del blog o Xavi un día os deshidratáis en carrera, no tendréis que aguantar comentarios así por mi parte. Yo sí que sé lo que significa correr por montaña. Yo me paré a preguntar a cada persona si estaba bien. Yo esperé a mi pareja porque se encontraba mal. La montaña es eso. No es ir por la vida dando leccioncitas baratas cuando ni siquiera has corrido la carrera en cuestión.

        Ah. De todo se aprende. (Y espero que de esto también)

        1. Hola Alma!.
          Creo que por el tono de tu respuesta igual no entendiste bien mi comentario. Y te pido disculpas porque es posible que no me expresara bien.
          Yo también tengo experiencia en ultras de montaña. Corro bastante antes de que correr se pusiera de moda, porque lo creo que, con educación y respeto, por supuesto, puedo opinar.
          No he dudado de vuestro nivel. Simplemente he querido decir que estas cosas pasan, que a veces como corredores nos sobrevaloramos y cuando el cuerpo nos falla porque algo no salió como teníamos previsto buscamos culpables en todos sitios excepto en nosotros mismos. Y no he hablado en ningún momento de solidaridad con otros corredores, cosa que comparto contigo como no podia der de otra manera.
          Yo también las he pasado canutas en más de una ocasión, bastante peor que lo que pude percibir en vuestro video (ojo, que es lo que percibo, evidentemente solo vosotros sabeis lo mal que lo habeis pasado) también me he acordado de la parentela de mucha gente de la organización de muchas carreras y al final después de dejarlo pasar y reflexionar siempre he encontrado que yo también me equivoqué. Y aprendí. Ese era el mensaje que pretendía transmitirte y lamento mucho que lo interpretaras como un ataque personal. Aprender es bueno y nos hace ser mejores deportistas a todos los niveles.
          Siento de nuevo que no te gustara mi comentario, sólo pretendía aportar constructivamente

          1. Lamento si mi respuesta te ha parecido incorrecta, y perdóname si he juzgado mal tu comentario, pero creo que tu crítica constructiva se debió perder en algún lugar.
            Gracias a Dios en mi entorno hay muchos corredores con más años y carreras en la chepa que yo, como dices, y con ellos he podido discutir largamente sobre este tema. Algunos de ellos se retiraron en Transvulcania, deshidratados, cuando todo prometía que entrarían en el top 50. Y todos han coincidido en que el error fue imperdonable.
            En todo caso, créeme que no espero palmaditas en la espalda. Espero opiniones fundadas, y críticas constructivas. Pero sobre todo, lo que espero, es respeto hacia mí, y hacia el resto de corredores que en Transvulcania lo pasaron mal por un error en las distancias. No tenemos por qué ser juzgados como “domingueros” por gente que ni siquiera corrió la carrera. No entiendo que si Kilian entra andando en Zegama es porque es un puto crack y lo ha dado todo, pero si un corredor popular osa quejarse por un error en los avituallamientos es porque “no estaba preparado”.
            ¿Falta de preparación? Yo podría haber corrido toda la carrera. Sí, pasé un mal rato, pero me recuperé. Simplemente decidí quedarme con mi chico, porque eso me importaba más que hacer una marca u otra. Tengo experiencia en ultras, en carreras de montaña, y si hay que pasarlas canutas, las paso, pero me pareció mal por parte de la organización el error y no haberlo mencionado en el post y en el video hubiera sido injusto para muchos corredores que se quedaron por el camino. ¿Hubieran terminado si el avituallamiento hubiera estado en su sitio? No lo sé, pero el error no ayudó.
            Por supuesto, sois libres de juzgarme cualquiera de los lectores de los posts. Simplemente te quería hacer ver que es muy difícil juzgar cómo fue una carrera si ni siquiera la corriste en esta edición. Yo, al menos, no me atrevería a hacerlo con otros corredores que han corrido carreras en las que yo no he estado y no he vivido en primera persona. Soy la primera que cuando algo no sale y es mi culpa, lo digo. Y si no, lee mi blog. He tenido mil problemas en carreras y jamás echo la culpa a otros. Pero en este caso callarse sobre un error que costó la carrera a muchísimos corredores y que hizo que mi novio sufriera un calvario hubiera sido mentir.
            Un saludo y de nuevo siento si te ha molestado mi respuesta, pero según el post del que dices suscribir “cada palabra” yo sería una “dominguera” y, sinceramente, me parece hasta ofensivo, con todos los kms y kms de sufrimiento que llevo en las piernas.

  38. Y creo también que cuando se escribe un blog en una revista para corredores, es posible que no todos los comentarios puedan ser de aplausos y palmaditas en la espalda. Más, cuando tu público a lo mejor hay muchos corredores con mas años y carreras en la chepa que tú.
    En fin, que vuelvo a lamentar tu interpretación como un ataque personal mi comentario, no era para nada mi intención.

  39. No había leído los últimos comentarios… Como te dije, para mi la esencia de los trails se resumen en tu gesto, esperar a tu pareja… Creo que se puede decir más alto, pero no más claro… 100% de acuerdo con tus últimas palabras…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *