Kosta Trail 2015 y mis primeros pasitos con Pronaf

Hola!

He vuelto! Perdonad mi silencio… ¡llevo unos días de locos!

Hoy quería relataros mi experiencia en una de las carreras más preciosas que he corrido hasta el momento: la Kosta Trail. Además quería contaros cómo están siendo mis primeros pasitos con Pronaf, el centro especializado en nutrición y actividad física que tiene su sede en el Inef y que están llevando mi nutrición de cara a mi participación en Leadville este verano.

Pero empecemos por la Kosta Trail.

En dos palabras: Im – Presionante!

El día 14 de junio despertábamos temprano Lucas y yo en casa de mis tías en Laukiz, convenientemente situada a escasos 15 minutos de la salida de la carrera. Desde un principio respirábamos aliviados al ver que el cielo estaba descubierto y el sol brillaba radiante. Las lluvias del día anterior (que nos tenían acongojados… por no decir acojonados) habían cesado. Los pies me dolían, lo justo, tras haberme pasado el día anterior impartiendo cursos en Bilbao.

Mochila si… mochila no… Las dudas me corroían. Me había llevado mi querida Salomon S-lab pero miraba el perfil y veía tantos avituallamientos… Al final la eché al coche, junto con unas gominolas energéticas y dos geles. Nos esperaban 30 kms de sube baja, rampas y acantilados. Ah! Y barro… mucho barro.

Dieron la salida a las 9 de la mañana y… los primeros kms transcurren por asfalto. Unos kms en los que pude ser consciente de lo duras que pueden ser mis zapatillas Bushido cuando no están sobre tierra. Dolor de pies. Auch! Las cuestas empezaron casi desde el km 1. Bastantes rampas, cuestas empinadas… Pero al ser en asfalto nos hicimos los valientes y mantuvimos la cabeza alta, corriendo cuesta arriba. Ya caminaríamos cuando llegara el barro y la tierra.

 

Pronto entramos en una zona de barro… ¡¡qué barro!! Me río yo de la Spartan Race. Este barro era el barro más pegajoso sobre el que jamás haya corrido. Cuesta abajo parecía en todo momento que ibas a resbalar y bajar haciendo la croqueta. Finalmente salimos de ese pequeño bosquecito y comenzamos a correr camino de la costa. Nos acercamos a Plentzia, donde recordé cómo habíamos estado las pasadas navidades con Tris y me emocionó mucho.

Foto de Aner Toscano
Foto de Aner Toscano

Pasado el primer avituallamiento llegábamos finalmente a la zona de costa. Sin palabras. ESPECTACULAR. Qué PRECIOSIDAD de entorno, de paisaje. Qué forma de ver de nuevo todas esas playas en las que me he bañado tantas veces de pequeña, ahora desde arriba, casi a vista de pájaro. Corrimos durante varios kilómetros por la zona superior de los acantilados, por caminos que quedaban casi ocultos por la densa vegetación. Corrimos también por la playa y subimos y bajamos en múltiples ocasiones de los acantilados a la playa. Durísimas las subidas, cortas pero muy escarpadas, que nos obligaban a echar las manos al muslo y apretar los dientes.

10499173_588261214648354_1788714693_n

El ambiente, increíble: en varias ocasiones nos cruzamos con los participantes en las marchas populares que se celebraban de forma paralela y que nos animaban sin parar. Qué maravilla ver tantos niños haciendo deporte en familia desde tan pequeños! Fantástico!

Transcurrieron los kilómetros y finalmente llegamos al km. 20, a partir del cual se entraba en la zona de Munarrikolanda. Los últimos 10 kms se nos hicieron durísimos. El barro no ayudaba (¡¡subí a gatas alguna de las rampas más empinadas, ya que resbalaba!!) y al estar situado tan cerca de Sopelana, ¡se oía todo el rato el speaker de meta de fondo! ¡Era una tortura oirlo y saber que aún nos faltaban 10 kms! Lucas y yo seguimos paso a paso, inseparables siempre, hasta la meta.

Foto de Itxu korrikolari

 

Para mí, esta última zona boscosa fue la más dura y de hecho fue en la que más tardamos, en comparación con los 20 kms anteriores. Finalmente, cumplimos el tiempo previsto de 4 horitas, aunque pasamos muuuuuuuucho calor! Realmente fue un acierto llevar la mochila porque nos hizo falta agua entre avituallamientos, aunque pasar calor mereció la pena para poder disfrutar de todos los paisajes con ese sol radiante.

11420856_884467554934052_1418736371_n

En resumen. Una carrera preciosa, súper recomendable, con ambientazo y un entorno incomparable. Esperamos repetir.

Como os contaba al principio del post, también os quiero contar mis primeros pasos en Pronaf. De un tiempo a esta parte estoy comiendo fatal (tengo poco tiempo, me toca comer fuera muchos días…) y acabo siempre comiendo rápido, mal y sintiendo gran falta de energía cuando toca entrenar. Esto, unido a que la alimentación de cara a Leadville me tiene bastante asustada (ya sabéis de mis problemas gastrointestinales en las carreras de larga distancia!) me animó a dar el paso y acercarme a INEF para que la gente de Pronaf empezara a llevar mi nutrición.

11380761_1606547426236849_808329712_n

Sinceramente la primera impresión fue buenísima. Conocí a Ana, Carmen y César, todos súper agradables y profesionales. Me pesaron, analizaron mi % de grasa (no pienso compartir esta cifra!!! es secreto de estado! jajaj) y charlamos sobre mis hábitos alimenticios en la vida diaria y en carrera. Entendieron perfectamente mi relación con los dulces (tanto amorosa como profesional) y para la siguiente reunión me pidieron que me hiciera y les llevara unos análisis de sangre y además me pidieron que les contara qué barritas, geles, gominolas… específicas tomo, que apuntara mis comidas durante tres días consecutivos y que les indicara qué suplementos deportivos tenía en casa o tomaba. También era muy importante que les enviara mi plan de entrenamientos y mi calendario de carreras. Además, también me pidieron los datos de mi Fitbit Surge para conocer mi consumo energético a lo largo del día. Es súper práctico ya que analiza mi consumo durante el día y durante la noche, teniendo en cuenta mi actividad y mi ritmo cardiaco.

Ayer me acerqué con toda la información y estuvimos charlando durante largo rato. Ya de primeras, según me iban contando lo que íbamos a hacer, fui consciente de que los días que entreno como muchísimo menos de lo que necesito, así que luego me da un cansancio (y un antojo de dulces brutal) por la noche! También analizamos punto por punto el TP60, al que me enfrento este sábado, para hacer una previsión de lo que debería tomar en carrera.

Hoy finalmente me han enviado mis pautas de alimentación. Tengo tres plantillas diferentes según el día sea de entreno normal, descanso o entreno largo por montaña. Las raciones oscilan y, siguiendo las tablas que me han enviado, tengo que ir diseñando mis menús. ¡Vamos, que me toca hacer los deberes! Además me han enviado las pautas para ajustar las barritas y los geles al TP60 y también para realizar estos dos días una dieta de sobrecarga de glucógeno.

¡Ya os contaré qué tal me va!

Pues bueno, después de esta chapa que os he soltado me despido!! Deseadme suerte para el TP60 que estoy asustada no, lo siguiente!

Muchos besos!!

 

Alma

9 opiniones en “Kosta Trail 2015 y mis primeros pasitos con Pronaf”

  1. Qué carrera más bonita, la verdad que cuando el paisaje acompaña, las carreras pasan volando a pesar de su dureza o de las horas.
    Mucha suerte en peñalara que seguro que va muy bien, además más o menos controlabas ya los problemas estomacales, no?
    Y muuucha suerte con esas 100 millas, van a ser una experiencia brutal!
    Me alegra mucho volver a verte sonreír. Un abrazo campeona.

  2. Mucha suerte en el TP, seguro que lo disfrutas y después de la Transvulcania hasta se te va a hacer corto.

    Mucho cuidado este año en la subida al Reventón ir cargados de líquidos que con el calor puede haber muchos problemas de hidratación.

    BSS

  3. Hola Alma! Soy muy aficionada al running sin embargo no tengo ningún plan especifico. Me estaba planteando correr un 10km y hacerme un plan con la web de Runner. Pero tengo una pregunta: llevo bastante tiempo quriendome hacer vegetariana por razones eticas, pero me da miedo que eso afecte a mi masa muscular. Que me recomiendas? Gracias! Me encanta todo lo que haced

  4. Me alegra ver mi foto publicada. Sobre todo si de todas las que saque es una de mis favoritas. Me gusta especialmente y tengo predilección por los momentos en los que algunos de los que participaron tuvieron un momento en esa cuesta para hacer alguna tontería, decir alguna ocurrencia chistosa o simplemente sonreir. Como lo hiciste tu y otros muchos en ese momento. Me alegro que hayas podido difrutar en “mi patio de recreo” y te deseo que ese mismo espiritu no decaiga en los próximos retos.
    Un saludo

  5. La Kosta Trail debe ser una pasada. Yo aún no me atrevo a salir del asfalto y los caminos de tierra fáciles pero todo se andará jejeje
    Me parece genial que hayas recurrido al asesoramiento nutricional, sobre todo al nivel que estás compitiendo. Verás cómo mejora tu rendimiento y, de rebote, tu energía y salud a diario.
    Un abrazo :)

  6. Hola Alma!
    Ante todo disculparme por darte la lata por todos sitios, no sé dónde puedo localizarte mejor y quiero que veas este mensaje antes de volver a Madrid. Te he escrito en twitter y he enviado un correo electrónico, a ver si pudieras leerlo estando en Barcelona.
    Muchos besos, eres una inspiración, como siempre!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *