Correr y lactancia… Mi experiencia (y algunos consejos)

Hola!

De nuevo estoy por aquí!

Antes de nada os quería contar que soy la madrina de la carrera global virtual solidaria #MuéveteporlaNF que se celebra este fin de semana. Si os apetece correr 8’35km por una buena causa, podéis apuntaros aquí: http://www.socialrun.es/MuevetePorLaNF y con el código ALMAPORLANF os ahorráis los gastos de gestión y el 100% de la inscripción (2€) va a parar a la Asociación La Hora Violeta. ¡Por cierto! El domingo a las 11 estaré en la quedada que se organiza con motivo de la carrera en Madrid, en el Retiro. Si os apetece, nos vemos en la entrada de la Puerta de Alcalá a las 11 para correr 8’35km!

También quería contaros que hace un par de findes corrí mi primera media maratón después del parto. Hacía un año y tres meses que no corría la distancia! Jajaja. Nada más y nada menos que desde Behobia 2015!

Elegimos (más con el corazón que con la cabeza) la Media de Fuencarral el Pardo. La iban a correr muchos amigos de Drinking Runners y, con la ilusión de verlos, olvidamos la dureza que tiene la segunda mitad de esa media. Ay, ¡¡qué cuestas!! Sinceramente, creo que es aún más dura que la Behobia (porque en la Behobia al menos hay gente animando… ¡¡aquí no había nadie!!).

IMG_8125

Al final, conseguimos completarla en 1h53 pese a la dureza del recorrido. El tiempo está muy lejos de mi mejor marca en una media (1h37 en Granollers 2015), pero fue un comienzo y me sentí feliz de poder completar los 21k.

IMG_8129

Y sigo con mis entrenamientos de cara a Boston, el domingo cayeron 20k… ¡sin duda estamos sumando kilómetros a base de bien!

Pero no os vengo a hablar de eso. Hoy quería contaros cómo es eso de  entrenar y competir con un bebé de 6 meses al que le sigo dando pecho.

En primer lugar, antes de hablar de correr y lactancia quería hablar de la “vuelta a correr”, un tema que ya he mencionado anteriormente. Ya sabéis que cada parto es un mundo y por eso antes de plantearnos correr tendremos que ir a que nos valoren el suelo pélvico. Sé que la matrona o el ginecólogo os pueden orientar, pero lo ideal es acudir a un/a fisio especializado/a. El fisio es la persona que realmente os puede valorar el estado del suelo pélvico y ayudaros en la rehabilitación completa. Normalmente esa rehabilitación constará de ejercicios de kegel e hipopresivos, pero todo dependerá del estado en el que esté vuestro suelo pélvico, de si ha habido alguna complicación adicional…

Una vez te dan el ok a correr hay que estar, igualmente, pendiente de cualquier síntoma de que algo no está bien (sensación de peso en la zona, pérdidas de orina…). Todo debes consultarlo con tu fisio para que te vaya aconsejando.

En mi caso confesaré que intenté comenzar a correr quizá un poco demasiado pronto después del parto y después de alguno de los primeros entrenamientos sí que notaba cierto “peso” que me indicaba que debía esperar un poquito más. Me tomé unas semanas de tranquilidad (y me maté a hipopresivos) y a día de hoy (6 meses y medio postparto) estoy corriendo sin ninguna molestia ni incomodidad en relación al suelo pélvico.

Ahora bien ¿cómo es eso de correr cuando eres madre lactante?

Lo primero: es incómodo. El pecho (que en mi caso antes era casi inexistente y ha pasado a ser dos tallas más grande con la lactancia) molesta bastante al correr, así que una buena idea usar dos sujetadores de correr de alto impacto, uno encima de otro. (O si das con alguna marca que realmente sujete lo suficiente un pecho de madre lactante, me avisas)

Otra cosa que ayuda es salir a correr (siempre que sea posible) justo cuando acabes de terminar de darle pecho a tu bebé. Así irás menos “cargada”. La diferencia es brutal!

Por cierto, eso de que dicen que después de correr cambia el sabor de la leche, que no les gusta, que se te corta, etc etc… ¡ni caso! Yo no he tenido ningún problema a ese respecto. Bruno mama igual de a gusto haya (o no) corrido :)

Por último te recomendaría hacer ejercicios de fortalecimiento de la espalda y muchos hipopresivos (y olvídate de los abdominales tradicionales durante un tiempo, que van fatal para el suelo pélvico) y sobre todo tener mucho cuidado porque durante la lactancia es más fácil lesionarse.

Por otro lado, a mí me está viniendo genial el yoga. Me relaja, me está ayudando mucho con la flexibilidad y además estoy cogiendo muchísima fuerza. ¡Estoy enganchada!

FullSizeRender 4

Por cierto. Nos vamos a apuntar a la Media de Madrid, a la del 2 de abril, ¿la corréis alguno?

Besos a porrón!

 

Alma