MovNat: el entrenamiento salvaje

movnat004El hombre más completo en preparación física del mundo es francés, tiene 37 años y se llama Erwan Le Corre. Si no fuera por el bañador de surfero que lleva, parecería el doble de tarzán. Fuerte, rápido, explosivo y ágil, su campo de trabajo es cualquier lugar en el que se encuentre. No necesita ni zapatillas.

Si quieres ponerte en sus manos, tienes que ir a la selva tropical brasileña,donde te enseñará su sistema de “movimiento natural” o MovNat, con el que, si consigues hacer sólo un 20% de lo que él y su equipo hacen, te convertirás casi en un súper hombre.

Según Le Corre, un cuerpo inteligente sabe cómo convertir la fuerza y la velocidad en una cantidad casi infinita de movimientos prácticos. Porque según este francés, el puntro débil del entrenamiento moderno es que está domesticado.  Ante una emergencia, un incendio, una inundación, un terremoto), Le Corre piensa que de nada nos servirían unos bíceps de gimnasio o la típica chocolatina cultivada a fuerza de abdominales y dieta.

movnat025Con MovNat Le Corre hace que sus alumnos redescubran su naturaleza biológica y liberen al salvaje que llevan dentro. En Itacaré, el puebelecito donde está su base, no hay para entrenar más que arena, playas, árboles, troncos, o rocas. Y es más que suficiente… Porque su sistema consiste precisamente en correz descalzos, andar sobre troncos, cargar a un compañero a hombros, lanzarse piedras y palos, nadar, escalar, saltar haciendo de esos palós pértigas… Para desarrollar las diez habilidades básicas sonre las que se sustenta el MovNat: caminar, correr, saltar, gatear, escalar, mantener el equilibrio, lanzar, levantar, defenderse y nadar.

¿De dónde viene todo esto? No ha sido Le Corre quien inventó este completísimo sistema de entrenamiento. Su inspiración fue Georges Hebért, un oficial de la marina francesa que, tras el desastre causado por un volcán en la isla Martinica, se dio cuenta de que el mundo moderno estaba producienod hombres vacíos, sin capacidad de reacción ante los dessatres naturales, que habían olvidado el funcionamiento de sus músculos. Su Méthode Naturelle fue adoptado por la marina francesa.

new_dog-head-rock-climbingLa “banda” de colaboradores de Le Corre son instructores de surf, expertos en artes marciales e instructores de buceo que, como el francés, tienen una impactante condición física y ni un gramo de grasa en el cuerpo. Parecen cualquier cosa menos culturistas y hacen lo contrario a lo que normalmete se enseña en un gimnasio. Son auténticos cazadores.

El entrenamiento de Le Corre resulta absolutamente absorbente y divertido, hace volver a la infancia a sus alumnos, está permitido tirarse por el barro, hacer el loco por los árboles, arrastrarse sin preocuparse de la ropa o las zapatillas de marca. Es duro, pero el cuerpo responde.

Pocos de nosotros podríamos irnos a la selva a entrenar con Le Corre. A otros muchos la simple idea les espantaría, pero a mí su sistema me parece muy interesante. Estoy de acuerdo en que muchas veces el entrenamiento físico tiene un objetivo más estético que otra cosa y nos serviría de muy poco frente a un caso de emergencia. También creo que el sedentarismo ha amansado nuestros cuerpos y nuestras mentes, convirtiéndonos en criaturas torpes y miedosas. Sólo con dejar el coche en casa y enfrentarnos cada día a los obstáculos de la ciudad, con participar en los juegos de nuestros hijos, ir más al campo y probarnos a nosotros mismos en el entorno, nuestras habilidades físicas y nuestro aspecto cambiarían mucho.

¿Entrenarías con Le Corre?

MovNat: el entrenamiento salvaje

movnat004El hombre más completo en preparación física del mundo es francés, tiene 37 años y se llama Erwan Le Corre. Si no fuera por el bañador de surfero que lleva, parecería el doble de tarzán. Fuerte, rápido, explosivo y ágil, su campo de trabajo es cualquier lugar en el que se encuentre. No necesita ni zapatillas.

Si quieres ponerte en sus manos, tienes que ir a la selva tropical brasileña,donde te enseñará su sistema de “movimiento natural” o MovNat, con el que, si consigues hacer sólo un 20% de lo que él y su equipo hacen, te convertirás casi en un súper hombre.

Según Le Corre, un cuerpo inteligente sabe cómo convertir la fuerza y la velocidad en una cantidad casi infinita de movimientos prácticos. Porque según este francés, el puntro débil del entrenamiento moderno es que está domesticado.  Ante una emergencia, un incendio, una inundación, un terremoto), Le Corre piensa que de nada nos servirían unos bíceps de gimnasio o la típica chocolatina cultivada a fuerza de abdominales y dieta.

movnat025Con MovNat Le Corre hace que sus alumnos redescubran su naturaleza biológica y liberen al salvaje que llevan dentro. En Itacaré, el puebelecito donde está su base, no hay para entrenar más que arena, playas, árboles, troncos, o rocas. Y es más que suficiente… Porque su sistema consiste precisamente en correz descalzos, andar sobre troncos, cargar a un compañero a hombros, lanzarse piedras y palos, nadar, escalar, saltar haciendo de esos palós pértigas… Para desarrollar las diez habilidades básicas sonre las que se sustenta el MovNat: caminar, correr, saltar, gatear, escalar, mantener el equilibrio, lanzar, levantar, defenderse y nadar.

¿De dónde viene todo esto? No ha sido Le Corre quien inventó este completísimo sistema de entrenamiento. Su inspiración fue Georges Hebért, un oficial de la marina francesa que, tras el desastre causado por un volcán en la isla Martinica, se dio cuenta de que el mundo moderno estaba producienod hombres vacíos, sin capacidad de reacción ante los dessatres naturales, que habían olvidado el funcionamiento de sus músculos. Su Méthode Naturelle fue adoptado por la marina francesa.

new_dog-head-rock-climbingLa “banda” de colaboradores de Le Corre son instructores de surf, expertos en artes marciales e instructores de buceo que, como el francés, tienen una impactante condición física y ni un gramo de grasa en el cuerpo. Parecen cualquier cosa menos culturistas y hacen lo contrario a lo que normalmete se enseña en un gimnasio. Son auténticos cazadores.

El entrenamiento de Le Corre resulta absolutamente absorbente y divertido, hace volver a la infancia a sus alumnos, está permitido tirarse por el barro, hacer el loco por los árboles, arrastrarse sin preocuparse de la ropa o las zapatillas de marca. Es duro, pero el cuerpo responde.

Pocos de nosotros podríamos irnos a la selva a entrenar con Le Corre. A otros muchos la simple idea les espantaría, pero a mí su sistema me parece muy interesante. Estoy de acuerdo en que muchas veces el entrenamiento físico tiene un objetivo más estético que otra cosa y nos serviría de muy poco frente a un caso de emergencia. También creo que el sedentarismo ha amansado nuestros cuerpos y nuestras mentes, convirtiéndonos en criaturas torpes y miedosas. Sólo con dejar el coche en casa y enfrentarnos cada día a los obstáculos de la ciudad, con participar en los juegos de nuestros hijos, ir más al campo y probarnos a nosotros mismos en el entorno, nuestras habilidades físicas y nuestro aspecto cambiarían mucho.

¿Entrenarías con Le Corre?

Pilates en el gym

pilates1Prácticamente todos los clubes deportivos ofrecen clases de pilates. Pero no todas son tan efectivas y profesionales como sería de esperar. De hecho, a no ser que se trate de clases individuales o semiprivadas, la esencia del método choca radicalmente con la de los gimnasios: ejercicio absolutamente a la medida de cada persona.

Creado por Joseph Pilates y según su propia definición, el método pilates es la ciencia y arte del desarrollo coordinado de la mente, el cuerpo y el espíritu a través de movimientos naturales bajo el estricto control de la voluntad. Pilates empezó a enseñar su método de forma secreta a los bailarines neoyorkinos. Tras su boom en los años 90, este sistema de ejercicio comenzó a ser considerado como el “yoga occidental”. De hecho, ambos sistemas comparten numerosos principios y posiciones. Tanto es así, que expertos de ambas disciplinas crearon una fusión llamada yoguilates.

pilates5El control corporal, compartido con el yoga, es la esencia del método pilates. Pero también su individualidad respecto al practicante. Es decir, la práctica de pilates, cuando se realiza en centros y con profesionales cualificados, debe adaptarse a la fisiología y posibles patologías de cada cliente, debe ser personalizada. Y ese es el principal problema que tiene las clases de pilates en los gimnasios: no tiene en cuenta las peculiaridades de cada alumno.  En general, son clases tranquilas y beneficiosas, pero poco efectivas respecto a las que se imparten en un buen centro. Si, por ejemplo, una persona tiene una clara cifosis (hombros cargados), en una clase con un buen profesor de pilates trabajaría siempre intentando rotar hombros hacia atrás y tonificando la musculatura posterior de la espalda, nunca la pectoral.

Otro gran incoveniente de las clases de pilates en los gimnasios es que muy pocos cuentan con maquinaria, uno de los principales pilates del método. En un centro cualificado normalmente los alumnos aprenden los principios de pilates en el suelo (colocación y control corporal, respiración, etc.) y luego pasan a trabajar en las máquinas, que les asisten, ayudan en los movimientos y se adaptan a sus posibles patologías. El trabajo en suelo (mat) vendría de nuevo al final, cuando la práctica del alumno fuera tan buena, que pudiera realizar las posiciones sin la ayuda de las máquinas.

cyr_pilates_002Con esto no quiero desprestigiar las clases de pilates en los clubes deportivos ni recomendaros que no las hagáis. En absoluto, como clases colectivas suaves me parecen bien. Y si  tenéis la suerte de dar con un profesor que tenga una buena formación y no un curso de varios fines de semana, seguramente podréis recibir clases de gran calidad. Pero si sufrís algún problema de salud, tenéis alguna lesión importante o alguna patología grave de espalda, os recomiendo buscar un buen centro, donde antes de comenzar la práctica tengáis una entrevista personal donde os pregunten sobre todas estas cuestiones.

En mi gimnasio, por ejemplo, hay un magnífico profesor de pilates que, además, es fisioterapeuta. No cuenta con máquinas pero sí es capaz de adaptar la clase y la práctica a cada alumno. Pero yo misma he probado clases de pilates en otros centros en las que hacía poco y en las que no tenía ni idea de si estaba practicando el ejercicio adecuado para mí.

Para un corredor, las clases de pilates pueden ser una excelente ayuda, tanto para mejorar el gesto técnico de la carrera, como trabajar específicamente las piernas, mejorar problemas posturales, ganar flexibilidad o recuperar lesiones. Si eres un atleta profesinal, complementando tu entrenamiento con el método pilates tu rendimiento puede mejorar de forma exponencial.

¿Qué os parecen las clases de pilates en el gym?

Pilates en el gym

pilates1Prácticamente todos los clubes deportivos ofrecen clases de pilates. Pero no todas son tan efectivas y profesionales como sería de esperar. De hecho, a no ser que se trate de clases individuales o semiprivadas, la esencia del método choca radicalmente con la de los gimnasios: ejercicio absolutamente a la medida de cada persona.

Creado por Joseph Pilates y según su propia definición, el método pilates es la ciencia y arte del desarrollo coordinado de la mente, el cuerpo y el espíritu a través de movimientos naturales bajo el estricto control de la voluntad. Pilates empezó a enseñar su método de forma secreta a los bailarines neoyorkinos. Tras su boom en los años 90, este sistema de ejercicio comenzó a ser considerado como el “yoga occidental”. De hecho, ambos sistemas comparten numerosos principios y posiciones. Tanto es así, que expertos de ambas disciplinas crearon una fusión llamada yoguilates.

pilates5El control corporal, compartido con el yoga, es la esencia del método pilates. Pero también su individualidad respecto al practicante. Es decir, la práctica de pilates, cuando se realiza en centros y con profesionales cualificados, debe adaptarse a la fisiología y posibles patologías de cada cliente, debe ser personalizada. Y ese es el principal problema que tiene las clases de pilates en los gimnasios: no tiene en cuenta las peculiaridades de cada alumno.  En general, son clases tranquilas y beneficiosas, pero poco efectivas respecto a las que se imparten en un buen centro. Si, por ejemplo, una persona tiene una clara cifosis (hombros cargados), en una clase con un buen profesor de pilates trabajaría siempre intentando rotar hombros hacia atrás y tonificando la musculatura posterior de la espalda, nunca la pectoral.

Otro gran incoveniente de las clases de pilates en los gimnasios es que muy pocos cuentan con maquinaria, uno de los principales pilates del método. En un centro cualificado normalmente los alumnos aprenden los principios de pilates en el suelo (colocación y control corporal, respiración, etc.) y luego pasan a trabajar en las máquinas, que les asisten, ayudan en los movimientos y se adaptan a sus posibles patologías. El trabajo en suelo (mat) vendría de nuevo al final, cuando la práctica del alumno fuera tan buena, que pudiera realizar las posiciones sin la ayuda de las máquinas.

cyr_pilates_002Con esto no quiero desprestigiar las clases de pilates en los clubes deportivos ni recomendaros que no las hagáis. En absoluto, como clases colectivas suaves me parecen bien. Y si  tenéis la suerte de dar con un profesor que tenga una buena formación y no un curso de varios fines de semana, seguramente podréis recibir clases de gran calidad. Pero si sufrís algún problema de salud, tenéis alguna lesión importante o alguna patología grave de espalda, os recomiendo buscar un buen centro, donde antes de comenzar la práctica tengáis una entrevista personal donde os pregunten sobre todas estas cuestiones.

En mi gimnasio, por ejemplo, hay un magnífico profesor de pilates que, además, es fisioterapeuta. No cuenta con máquinas pero sí es capaz de adaptar la clase y la práctica a cada alumno. Pero yo misma he probado clases de pilates en otros centros en las que hacía poco y en las que no tenía ni idea de si estaba practicando el ejercicio adecuado para mí.

Para un corredor, las clases de pilates pueden ser una excelente ayuda, tanto para mejorar el gesto técnico de la carrera, como trabajar específicamente las piernas, mejorar problemas posturales, ganar flexibilidad o recuperar lesiones. Si eres un atleta profesinal, complementando tu entrenamiento con el método pilates tu rendimiento puede mejorar de forma exponencial.

¿Qué os parecen las clases de pilates en el gym?