Gimnasia hipopresiva: el último boom

hipoCada cierto tiempo una nueva tendencia arrasa en el mundo del fitness. La gimnasia hipopresiva promete un éxito tan fulgurante y longevo como el del famoso método Pilates. Además de una intensa polémica…

Los fundamentos de la gimnasia hipopresiva tiran por tierra los abdominales y ejercicio que hasta ahora se hacían para tonificar y endurecer la tripa. Pero los beneficios de esta nueva técnica son muchos más: evita y trata problemas como la incontinencia, reduce cintura de forma efectiva y mejora los problemas lumbares. Un método que aúna salud y estética a través de la práctica de unos novedosos ejercicios. 

La gimnasia hipresiva tiene su origen en el doctor Caufriez, un belga experto en kinesioterapia y readaptación. Trabajando con mujeres con problemas en el suelo pélvico, descubrió que los abdominales tradicionales empeoraban aún más sus problemas. A partir de ahí, este doctor desarrolló el Método Caufriez, impartido por matronas, fisioterapuetas y profesionales de la sanidad.

 33Hace 25 años el español Piti Pinsach, licenciado en CC. de la Actividad Física y el Deporte, y experto en Morfología Médica, se cuestionaba ya la eficacia de los ejercicios abdominales. En 2005 conoció en un curso de GAH al doctor Caufriez. De esa feliz conjunción surgió el Reprocessing Soft Fitness, que por fin aplicaba las técnicas de la gimnasia hipopresiva desarrollada por Caufriez al mundo del fitness.

¿Por qué es tan revolucionario el RSF? Según Pitti Pinsach, su creador, porque los abdominales y el ejercicio tradicional producen un efecto hiperpresivo sobre el abdomen que resulta ineficaz para tonificarlo, favorece su abultamiento y produce una presión que deteriora el suelo pélvico, sobre todo en las mujeres. Para este experto, lo recomendable sería lograr que la faja abdominal se reduzca de forma refleja, que aumente su tono de reposo. Y lo mismo para el suelo pélvico.

soft¿Por qué entonces llevamos toda la vida haciendo abdominales? Según Piti, “hace 50 años había muy poca inquietud para lograr mejoras de salud o estéticas a través del ejercicio físico”. “La práctica de ejercicios abdominales era lógica  pues algunos deportes precisan tener fuerza en la musculatura flexora del tronco, como en el caso de los futbolistas o los saltadores de altura”, explica. Por motivos estéticos, también comenzaron a emplearse los ejercicios abdominales para tonificar la zona del abdomen, que, además, acaban provocando dolor en la zona lumbar.

Para conseguir la ansiada chocolatina, los expertos en ejercicio llevan años ideando montones de variantes de ejercicios abdominales para conseguir trabajarlos en todas sus porciones y en todos los ángulos posibles. Pero según los expertos en gimnasia hipopresiva no sólo no sirven para mucho, sino que encima pueden hacer que el vientre se abulte aún más, el suelo pélvico se desplace hacia abajo y la espalda se resienta. Hasta ahora tanto los ejercicios abdominales como los del método pilates, se hacen cerrando las costillas y soplando al hacer la contracción, lo que produce un efecto de empuje hacia abajo.

gimnasia-abdominal-hipopresiva_Según Piti, la razón por la que se distiende la faja abdominal estando en reposo es la misma que provoca incontinencia, prolapsos y disfunciones sexuales, especialmente en las mujeres que practican estos ejercicios abdominales. Y el responsable de que tengamos más o menos barriga estando relajados de pie o sentados es precisamente el tono que tenemos en reposo. Al contraer el abdomen y tensar el suelo pélvico cuando hacemos abdominales ceden la faja abdominal y el suelo pélvico, disminuyendo el tono de reposo y provocando problemas de salud y estética.

Pero el RSF o las técnicas hipopresivas no tienen la intención de tirar por tierra un método tan exitoso como el Pilates, sino integrarse con él y otros sistemas de ejercicio, además de enseñarse como un programa independiente. Ahora mismo se están realizando las primeras formaciones para profesionales del fitness en España, así que en no mucho tiempo comenzaréis a oír hablar del RSF, a ver clases en los gimnasios o en entrenamientos personales. 

El RSF reagrupa ejercicios físicos rítmicos complejos de reprogramación corporal que permiten al sistema nervioso cerebral modificar el esquema corporal y emocional. Si se suma a la práctica regular de ejercicio físico-deportivo, aumenta los beneficios que proporciona. Las sesiones son precedidas por una serie de test individuales realizados por el profesional certificado en RSF. Al principio son necesarias algunas sesiones individuales para conocer y aprender los ejercicios antes de practicarlos en grupo.

1548_gimnasiaEl Reprocessing Soft Fitness comprende más de 150 ejercicios diferentes, repartidos en 10 niveles de dificultad según las capacidades físicas de los practicantes y su nivel de entrenamiento. Estos ejercicios aumentan el tono de reposo de la faja abdominal, proporcionan una reducción rápida y eficaz del perímetro de la cintura y una recolocación de los órganos internos. Las técnicas hipopresivas logran un abdomen más plano al reeducar las presiones intra-abdominales y evitar el empuje de las vísceras hacia delante.

 Además, aumentan la vascularización tanto del suelo pélvico como de las extremidades inferiores, mejoran las funciones sexuales, consiguen relajar el diafragma y mejorar la función respiratoria, son una excelente prevención a los prolapsos y aumentan el metabolismo y la capacidad anaeróbica.

El RSF está recomendado para cualquier persona que desee reducir la cintura, mejorar su postura, incrementar sus prestaciones sexuales, frenar y evitar la incontinencia urinaria. Para deportistas profesionales que quieran incrementar su rendimiento y prevenir lesiones articulares, musculares y viscerales. Para personas que practican una actividad físico-deportiva de medio a buen nivel, para oxigenar los tejidos, equilibrar su tono muscular y prevenir lesiones. Y, pos supuesto, para todas las mujeres que practican ejercicio físico o deporte para prevenir la caída de los órganos pélvicos.

Si estáis interesados en formación en Reprocessing Soft Fitness, en mayo se realiza un curso en el Club Metropolitano de Madrid. Podéis conseguir más información hablando con su coordinadora, Susana Vega (Tel. 655829448). Para más información, podéis visitar la página web de Piti Pinsach.

¿Qué os parece esta nueva técnica? ¿Creéis que todos podemos estar equivocados respecto a los abdominales?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Gimnasia hipopresiva: el último boom

hipoCada cierto tiempo una nueva tendencia arrasa en el mundo del fitness. La gimnasia hipopresiva promete un éxito tan fulgurante y longevo como el del famoso método Pilates. Además de una intensa polémica…

Los fundamentos de la gimnasia hipopresiva tiran por tierra los abdominales y ejercicio que hasta ahora se hacían para tonificar y endurecer la tripa. Pero los beneficios de esta nueva técnica son muchos más: evita y trata problemas como la incontinencia, reduce cintura de forma efectiva y mejora los problemas lumbares. Un método que aúna salud y estética a través de la práctica de unos novedosos ejercicios. 

La gimnasia hipresiva tiene su origen en el doctor Caufriez, un belga experto en kinesioterapia y readaptación. Trabajando con mujeres con problemas en el suelo pélvico, descubrió que los abdominales tradicionales empeoraban aún más sus problemas. A partir de ahí, este doctor desarrolló el Método Caufriez, impartido por matronas, fisioterapuetas y profesionales de la sanidad.

 33Hace 25 años el español Piti Pinsach, licenciado en CC. de la Actividad Física y el Deporte, y experto en Morfología Médica, se cuestionaba ya la eficacia de los ejercicios abdominales. En 2005 conoció en un curso de GAH al doctor Caufriez. De esa feliz conjunción surgió el Reprocessing Soft Fitness, que por fin aplicaba las técnicas de la gimnasia hipopresiva desarrollada por Caufriez al mundo del fitness.

¿Por qué es tan revolucionario el RSF? Según Pitti Pinsach, su creador, porque los abdominales y el ejercicio tradicional producen un efecto hiperpresivo sobre el abdomen que resulta ineficaz para tonificarlo, favorece su abultamiento y produce una presión que deteriora el suelo pélvico, sobre todo en las mujeres. Para este experto, lo recomendable sería lograr que la faja abdominal se reduzca de forma refleja, que aumente su tono de reposo. Y lo mismo para el suelo pélvico.

soft¿Por qué entonces llevamos toda la vida haciendo abdominales? Según Piti, “hace 50 años había muy poca inquietud para lograr mejoras de salud o estéticas a través del ejercicio físico”. “La práctica de ejercicios abdominales era lógica  pues algunos deportes precisan tener fuerza en la musculatura flexora del tronco, como en el caso de los futbolistas o los saltadores de altura”, explica. Por motivos estéticos, también comenzaron a emplearse los ejercicios abdominales para tonificar la zona del abdomen, que, además, acaban provocando dolor en la zona lumbar.

Para conseguir la ansiada chocolatina, los expertos en ejercicio llevan años ideando montones de variantes de ejercicios abdominales para conseguir trabajarlos en todas sus porciones y en todos los ángulos posibles. Pero según los expertos en gimnasia hipopresiva no sólo no sirven para mucho, sino que encima pueden hacer que el vientre se abulte aún más, el suelo pélvico se desplace hacia abajo y la espalda se resienta. Hasta ahora tanto los ejercicios abdominales como los del método pilates, se hacen cerrando las costillas y soplando al hacer la contracción, lo que produce un efecto de empuje hacia abajo.

gimnasia-abdominal-hipopresiva_Según Piti, la razón por la que se distiende la faja abdominal estando en reposo es la misma que provoca incontinencia, prolapsos y disfunciones sexuales, especialmente en las mujeres que practican estos ejercicios abdominales. Y el responsable de que tengamos más o menos barriga estando relajados de pie o sentados es precisamente el tono que tenemos en reposo. Al contraer el abdomen y tensar el suelo pélvico cuando hacemos abdominales ceden la faja abdominal y el suelo pélvico, disminuyendo el tono de reposo y provocando problemas de salud y estética.

Pero el RSF o las técnicas hipopresivas no tienen la intención de tirar por tierra un método tan exitoso como el Pilates, sino integrarse con él y otros sistemas de ejercicio, además de enseñarse como un programa independiente. Ahora mismo se están realizando las primeras formaciones para profesionales del fitness en España, así que en no mucho tiempo comenzaréis a oír hablar del RSF, a ver clases en los gimnasios o en entrenamientos personales. 

El RSF reagrupa ejercicios físicos rítmicos complejos de reprogramación corporal que permiten al sistema nervioso cerebral modificar el esquema corporal y emocional. Si se suma a la práctica regular de ejercicio físico-deportivo, aumenta los beneficios que proporciona. Las sesiones son precedidas por una serie de test individuales realizados por el profesional certificado en RSF. Al principio son necesarias algunas sesiones individuales para conocer y aprender los ejercicios antes de practicarlos en grupo.

1548_gimnasiaEl Reprocessing Soft Fitness comprende más de 150 ejercicios diferentes, repartidos en 10 niveles de dificultad según las capacidades físicas de los practicantes y su nivel de entrenamiento. Estos ejercicios aumentan el tono de reposo de la faja abdominal, proporcionan una reducción rápida y eficaz del perímetro de la cintura y una recolocación de los órganos internos. Las técnicas hipopresivas logran un abdomen más plano al reeducar las presiones intra-abdominales y evitar el empuje de las vísceras hacia delante.

 Además, aumentan la vascularización tanto del suelo pélvico como de las extremidades inferiores, mejoran las funciones sexuales, consiguen relajar el diafragma y mejorar la función respiratoria, son una excelente prevención a los prolapsos y aumentan el metabolismo y la capacidad anaeróbica.

El RSF está recomendado para cualquier persona que desee reducir la cintura, mejorar su postura, incrementar sus prestaciones sexuales, frenar y evitar la incontinencia urinaria. Para deportistas profesionales que quieran incrementar su rendimiento y prevenir lesiones articulares, musculares y viscerales. Para personas que practican una actividad físico-deportiva de medio a buen nivel, para oxigenar los tejidos, equilibrar su tono muscular y prevenir lesiones. Y, pos supuesto, para todas las mujeres que practican ejercicio físico o deporte para prevenir la caída de los órganos pélvicos.

Si estáis interesados en formación en Reprocessing Soft Fitness, en mayo se realiza un curso en el Club Metropolitano de Madrid. Podéis conseguir más información hablando con su coordinadora, Susana Vega (Tel. 655829448). Para más información, podéis visitar la página web de Piti Pinsach.

¿Qué os parece esta nueva técnica? ¿Creéis que todos podemos estar equivocados respecto a los abdominales?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *