Asthanga, el yoga definitivo

ashtangaYa hemos hablado de yoga en varios post, pero esta vez quiero profundizar en un estilo sólo apto para quienes buscan retos, para quienes quieren entrenar de verdad y necesitan sudar la camiseta cada vez que hacen ejercicio. Os aseguro que con el yoga Ashtanga sudaréis mucho más que la camiseta y sentiréis cada uno de los músculos de vuestro cuerpo tras cada sesión. 

El Ashtanga es el estilo de yoga más atlético que existe, quienes lo practican son verderos atletas que pueden llegar a rozar la acrobacia. ¿Preparado para saltar?

Popularizado en el siglo XX por Pattabhi Jois, el Ashtanga es uno de los estilos de yoga más exigentes y con menos profesores certificados dado su elevado requerimiento físico. Su principal instrumento es el cuerpo, que se fortalece a través de diferentes secuencias de posturas o asanas. Practicando yoga ashtanga, tu cuerpo y el movimiento serán uno.

044 Ashtanga yoga es la respuesta para quienes buscan una disciplina cuerpo mente que suponga un potente trabajo físico. Si te aburres en el gym, si el yoga tradicional se te ha quedado corto, si quieres poner a prueba tus capacidades físicas y mentales, si quieres cambiar tu aspecto e incluso tu forma de ser, lo tuyo es ashtanga yoga.

Vinyasa, el movimiento sincronizado con la respiración, es la esencia del ashtanga yoga. Este “movimiento respiratorio” nos ayuda a movernos con armonía, convirtiéndose en la manifestación externa del movimiento externo de la respiración. El vinyasa despierta la energía vital y la expande por todo el cuerpo, eliminando bloqueos físicos y mentales.

klebl_ashtangaEl movimiento vinyasa crea y mantiene el calor del cuerpo, permitiendo estiramientos profundos en las asanas, facilitándonos los saltos y las complejas posiciones características de este potente estilo de yoga. Practicando yoga ashtanga te sentirás más fuerte que nunca, tanto mental como físicamente, esculpirás tu físico como si fueras un atleta y aprenderás unas series de movimientos que después podrás hacer por tu cuenta sin la ayuda del profesor. De hecho, si acudes a un centro de ashtanga, aunque te enseñen las series, practicarás por tu cuenta y a tu ritmo.

El Ashtanga yoga también se caracteriza por la respiración ujjayi o completa, las bandas (cierres energéticos) y el dristi (mirada), que ayudan a concentrar y aumentar la energía a lo largo de la práctica.

Este estilo de yoga consiste en seis series (muy poca gente a llegado a las últimas) de unas cuarenta posturas cada una. Las primeras, o series primarias, son curativas, ya que las asanas que las componen realinean, reequilibran y limpian tanto el cuerpo como la mente, restaurando la salud y la vitalidad. Las segundas series o nivel intermedio, de efecto purificador, trabajan sobre la armonía del cuerpo y la mente fortaleciendo el sistema nervioso. Las series avanzadas desarrollan e intensifican la energía vital. El paso de una serie de Ashtanga a otra es una especie de “viaje” natural que se desarrollará con tiempo y práctica.

sidepanel6Si te decides a probarlo, comenzarás la primera serie con los saludos al sol, para calentar y despertar la conexión entre cuerpo, respiración y mente. Con las asanas de pie desarrollarás la concentración y la fuerza; las asanas sentadas crean flexibilidad y sensación de calma; y la secuencia final apacigua la mente practicando la meditación.

Practicando ashtanga yoga conseguirás el cuerpo de una atleta, ya que trabajarás la fuerza y la flexibilidad a la vez que alargas y estilizas tus músculos. A diferencia de otros estilos de yoga, en Ashtanga las asanas se entrelazan de forma fluida mediante movimientos o saltos facilitados por la respiración. Esto significa que no pararás de moverte, lo que activará tu metabolismo, te hará quemar muchas calorías e irá moldeando tu cuerpo de forma equilibrada.

Además de los evidentes efectos estéticos en tu figura, este tipo de yoga te hará notar efectos en tu sistema nervioso, en tu fuerza mental (concentración) y en tu estado de consciencia. Con Ashtanga yoga tu respiración se alarga y profundiza, tu concentración va aumentando poco a poco, tu organismo elimina toxinas y comienzas a experimentar un agradable estado de paz y serenidad.

Pero hablando de cualquier estilo de yoga, y en particular del Ashtanga, la paciencia resulta fundamental. La obsesión por conseguir resultados o avanzar en la práctica de las asanas te aparta de la propia esencia del yoga y puede llevarte a tener una lesión.

 Dónde. Yoga Center. Serrano, 6. Tel. 91 575 19 13. Madrid. yogacenter.es. Ashtanga Yoga Barcelona. Paseo Isabel II, 14. Tel. 696 437464. ashtangayogabcn.com. Ashtanga Yoga. Juanelo, 12. Tel. 91 369 00 33. ashtangayogamadrid.com.

Autor: amalia_panea

Periodista experta en fitness, nutrición y salud, y profesora de yoga y fitness.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *