Running en la playa

Correr se está poniendo muy de moda, tanto por sus beneficios sobre la salud como sobre el cuerpo, de ahí que la mayoría de las celebrities lo incluyan en su entrenamiento y cada vez sean más las revistas femeninas que animen a las lectoras a ponerse las zapatillas.

Hablando de estos artículos, me ha gustado uno que acabo de leer en una una conocida revista femenina (cuya redactora conozco y sé que que es runner) que me ha gustado especialmente: correr en la playa. En él precisamehte anima a lo contrario, a correr descalzos o con algunas de las nuevas zapatillas minimal que hay en el mercado, ya que la arena de la playa amortigua mejor el impacto al pisar.

Según este artículo las últimas investigaciones en biomecánica han revolucionado el universo de las zapatillas de running, que, cada vez, más buscan imitar el movimiento natural de la pisada, disminuyendo en muchos casos el espesor de la suela. “Se ha demostrado que los sistemas de amortiguación tradicionales y una mala postura corporal son los culpables de que el 80% de los corredores se lesione en algún momento.

De vacaciones en la playa podemos aprovechar para liberar a nuestros pies de la tiranía de las zapatillas clásicas o probar alguno de estos nuevos modelos ultraligeros. Además, al caminar descalzos estimulamos  los receptores sensoriales de la planta del pie, mejorando la propiocepción y el equilibrio.

Perro correr descalzos requiere cierta técnica, que podrás ver en el ebook gratuito que te puedes descargar  en trainingclinic.vivobarefoot.com, la lectura perfecta este verano. Algunos consejos:

– Si vas a empezar a correr descalzo, hazlo por la arena, que amortigua mejor el impacto.

– Descalzo, debes hacer el apoyo inicial con el metatarso para que el peso del cuerpo se distribuya bien y no se dañen las articulaciones.

– Comienza a correr de forma progresiva para no ocasionar sobrecargas en la musculatura posterior.

¿Prefieres ponerte zapatillas aunque sean muy ligeras? Te recomendamos las Nike Free Run (nike.com), las Vivobarefoot (para correr o caminar, vivobarefoot.com) o las Vibram “Bikila” (5dedos.es).

¿Soléis correr descalzos en la playa? ¿Cuáles son vuestros trucos?

Running en la playa

Correr se está poniendo muy de moda, tanto por sus beneficios sobre la salud como sobre el cuerpo, de ahí que la mayoría de las celebrities lo incluyan en su entrenamiento y cada vez sean más las revistas femeninas que animen a las lectoras a ponerse las zapatillas.

Hablando de estos artículos, me ha gustado uno que acabo de leer en una una conocida revista femenina (cuya redactora conozco y sé que que es runner) que me ha gustado especialmente: correr en la playa. En él precisamehte anima a lo contrario, a correr descalzos o con algunas de las nuevas zapatillas minimal que hay en el mercado, ya que la arena de la playa amortigua mejor el impacto al pisar.

Según este artículo las últimas investigaciones en biomecánica han revolucionado el universo de las zapatillas de running, que, cada vez, más buscan imitar el movimiento natural de la pisada, disminuyendo en muchos casos el espesor de la suela. “Se ha demostrado que los sistemas de amortiguación tradicionales y una mala postura corporal son los culpables de que el 80% de los corredores se lesione en algún momento.

De vacaciones en la playa podemos aprovechar para liberar a nuestros pies de la tiranía de las zapatillas clásicas o probar alguno de estos nuevos modelos ultraligeros. Además, al caminar descalzos estimulamos  los receptores sensoriales de la planta del pie, mejorando la propiocepción y el equilibrio.

Perro correr descalzos requiere cierta técnica, que podrás ver en el ebook gratuito que te puedes descargar  en trainingclinic.vivobarefoot.com, la lectura perfecta este verano. Algunos consejos:

– Si vas a empezar a correr descalzo, hazlo por la arena, que amortigua mejor el impacto.

– Descalzo, debes hacer el apoyo inicial con el metatarso para que el peso del cuerpo se distribuya bien y no se dañen las articulaciones.

– Comienza a correr de forma progresiva para no ocasionar sobrecargas en la musculatura posterior.

¿Prefieres ponerte zapatillas aunque sean muy ligeras? Te recomendamos las Nike Free Run (nike.com), las Vivobarefoot (para correr o caminar, vivobarefoot.com) o las Vibram “Bikila” (5dedos.es).

¿Soléis correr descalzos en la playa? ¿Cuáles son vuestros trucos?

Surf en el paraíso

El norte de España y la costa de Portugal son lugares espectaculares para hacer surf en la península, pero el agua está algo fría. Tanto si ya dominas este deporte como si quieres iniciarte, aquí tienes algunos de los lugares más paradisíacos del mundo para practicar este deporte, que te proporcionará un completo acondicionamiento físico. Toda una filosofía de vida que incluye ejercicio, naturaleza en estado puro, playas de sueño y mucha gente cool.  

Australia: la costa dorada     

El viaje es largo (unas 35 horas de viaje), pero merece la pena, ya que la Gold Coast es uno de los lugares míticos para los surferos de todo el mundo y una de las sedes obligatorias del Campeonato Mundial de la ASP (Association of Surfing Professionals). Algunas de las playas de esta costa de oro, con olas de cuatro metros casi a diario, son consideradas las mejores del mundo para hacer surf.

Nuestro invierno es el mejor momento para empezar a preparar tu viaje, justo cuando en el continente austral comienza el verano; además, encontrarás vuelos más baratos. Australianos llegados de todos los puntos de la isla, asiáticos y expertos surfistas de todo el mundo acuden en esta época a la Gold Coast para cazar olas y disfrutar de la típica vida en la playa. Aunque, dada la temperatura media anual de 24 grados, se puede disfrutar del surf durante todo el año.

Coolangatta es uno de los destinos más demandados por los surferos por su clima tropical y los 40 km de playa que conforman la Gold Coast, entre ellas la Snapper Rocks, la playa de olas perfectas preferida por el ocho veces campeón del mundo, el californiano Kelly Slater . Los surferos suelen alojarse en bungalows en la misma playa, de los que salen al amanecer en busca de las primeras olas. ¡Eso es el verdadero surf!

Gente joven y guapa, sol, relax, barbacoas en la playa, escuelas de surf, tiendas de surf… Todo para convertirte en un auténtico surfer@.

Datos útiles. Desde Madrid y Barcelona, puedes viajar a Australia con British Airways (Tel. 902 111 333. www.ba.com). Para llegar a la Gold Coast desde Sydney puedes utilizar cualquiera de los vuelos que te proponen Quantas y Jet Star. Para dormir, puedes optar entre alquilar un apartamento (los mejores son los del Rainbow Bay Resort, 265, Boundary St. Tel. 00755369933) o, si quieres probar de verdad la vida del surfero, dormir en un bungalow en la playa, como los de Sands of Greenmount (13, Griffith St. Tel. 00 755995000). Para comer, lo típico son los fish & chips, que encontrarás por todas partes. Si quieres darte un capricho gastronómico mientras disfrutas de las mejores vistas de la Gold Coast, no te pierdas Latitude 28 (275, Boundary St.). Para alquilar y reparar tablas uno de los mejores sitios es Catalyst (140, Griffith St.). www.australia.com.

Hawai: la cuna del surf

En las islas que conforman el archipiélago de la Polinesia sus antiguos habitantes se deslizaban por las olas con planchas de madera; el surf era incluso considerado una práctica real. No hay surfero que se precie que no haya buscado olas en estas islas, sobre todo en Maui, parada obligatoria del Campeonato Mundial de Surf, y Oahu, cuya capital, Honolulu, es un lugar mítico para el surf. En Maui, en invierno, llega a haber olas tan gigantescas que ni los mejores surfistas se atreven a desafiarlas.

Estas islas (Oahu, Maui, Hawai, Kauai, Molokai y Lanai son las más importantes) son un paraíso natural perfecto para combinar el surf con el relax, las playas de aguas cristalinas, el disfrute de una naturaleza espectacular, y la estancia en algunos de los mejores hoteles y spas del mundo. Polinesia es famosa también por la amabilidad de su gente, que te recibirá con el famoso “aloha”.

Para muchos Waikiki, en Honolulu, tiene las mejores olas del mundo (de hasta 9 metros). También es la mejor playa para aprender, eso sí, con un instructor experto. La mayor parte del turismo se concentra aquí, ya que es donde más servicios y ambiente encontrarás. La playa mítica de los surferos en Maui es Ho Kipa Beach Resort. Pero en todas las islas encontrarás playas para practicar surf, escuelas y tiendas para alquilar material. En cualquiera de estas playas puedes encontrarte a famosas como Cameron Díaz, una habitual de Hawai, practicando su deporte favorito.

En todas las playas de las islas hay escuelas y tiendas de surf donde contratar un curso o alquilar material. En la famosa playa de Waikiki encontrarás la mayor concentración de hoteles, tiendas, locales nocturnos y gente de cualquier parte del mundo loca por el surf. Subset y Makaha son punto de reunión para surfistas y de cualquiera que acuda a esta playa. En diciembre y marzo se celebran las competiciones de surf más importantes del calendario.

Datos útiles. Una de las mejores combinaciones para llegar a Honolulu desde España es la ofrecida por la compañía Continental Airlines (continental.com), con un vuelo diario desde Madrid al aeropuerto de Newark y otro desde Newark a la capital hawaiana. Eso sí, tendrás que hacer noche en Nueva York. Con Aloha Airlines (alohaairlines.com), Hawaiian Airlines (hawaiianair.com) e Island Air (islandair.com) puedes volar entre las islas más importantes. En Honolulu y Waikiki puedes moverte a pie o en autobús, aunque lo más práctico es alquilar un coche (www.oletourshawaii.com). Para dormir, en Waikiki encontrarás los modernos W Hotels (starwood.com), cinco estrellas de lujo. Diamond Head Bed & Breakfast, también en Honolulu, es perfecto para los que huyen de las grandes torres hoteleras. En Maui te recomendamos el Hotel Hana-Maui (hotelhanamaui.com), un hotel con encanto en el que podrás dormir en cabañas. Para encontrar ropa surfera, pásate por el outlet mall de Kapolei , en las afueras.

Uluwatu: el surf más exótico

Bali es uno de los lugares preferidos por los surfistas por sus playas de espectaculares olas, su naturaleza salvaje, su gente amable y el lujo con el que se puede vivir por muy poco dinero. La playa de Uluatu cuenta con una gran comunidad surfera que vive en cabañas y apartamentos en espectacular acantilado sobre la playa; el lugar más auténtico para empaparte del espíritu del surf y para ver a los surferos cazar olas con la puesta de sol de fondo. La mejor época para practicar el surf en Uluwatu es de mayo a septiembre, durante la estación seca.

En Uluwatu y otras playas de Bali como Padang Padang, Impossibles, Bingin, Dreamland, Balangan o Kuta Ref encontrarás, sobre todo, surferos autralianos, japoneses y americanos, muchos de los cuales se han quedado a vivir en la isla atraídos por las olas, el buen tiempo y el alto nivel de vida que aquí tienen los extranjeros.

Si quieres conocer de cerca el ambiente surfero de Bali, lo ideal es alquilarte una casa (son espectaculares y están muy bien de precio) cerca de la playa y salir cada día a surfear, eso sí, con un instructor si no eres un experto.

En Seminyac, el principal centro industrial y de negocios de Bali, encontrarás un montón de tiendas de surf con ropa a muy buenos precios, ya que muchas marcas conocidas fabrican en la isla.

Datos útiles. A Bali puedes viajar con la Thai Airways (thaiair.com) haciendo escala en Bangkok (lo más recomendable si no quieres pasar más de 20 horas volando) o con Qatar Airways (qatarairways.com), que vuela directo a Denpasar, la capital, con una escala en Doha (Qatar). Una vez allí lo mejor es alquilar un coche o una moto, pero ten cuidado con el caótico tráfico. En la web www.balisweethome.com encontrarás un montón de casas para alquilar. Si quieres darte un lujo, alójate en el espectacular Hotel Bvlgari (www.bulgarihotels.com). Para salir a cenar o ir de compras, lo mejor es ir a Semyniac, donde encontrarás todo tipo de restaurantes de cocina indonesa, japonesa e internacional.

Entrenamiento para surferos    

El surf requiere técnica (lo ideal es aprenderla con un instructor) pero también fuerza y, sobre todo, equilibrio. Ésta es una cualidad indispensable para un surfista, que debe mantenerse en pie sobre la tabla y sobre las olas. Tener una buena musculatura general (sobre todo en piernas, brazos y abdomen) te ayudará a mantener la estabilidad y a soportar los envites del mar. Para conseguirlo, puedes entrenar en el gimnasio con una tabla específica de fuerza-resistencia o haciendo clases de body-pump. Para mejorar tu equilibrio lo ideal es entrenar en plataformas vibratorias, como la Power Plate (en centros DiR, www.dirfitness.es). No te olvides de entrenar también los abdominales (fundamentales para mantener el equilibrio).

Para aguantar en el mar y nadar con rapidez, también necesitarás una buena forma física cardiovascular. Correr y nadar será tu ejercicio perfecto, ya que después tendrás que hacerlo constantemente sobre la tabla para llegar al spot.

No te olvides… De proteger tu cuerpo de las inclemencias del sol y el mar utilizando neoprenos, camisetas de surf y protectores solares de acción total resistentes al agua. Antes y después de estar en el agua hidrátate abundantemente, es muy fácil deshidratarse bajo el sol, y no te olvides de comer hidratos de carbono para que no te falte energía sobre la tabla.

Surf en el paraíso

El norte de España y la costa de Portugal son lugares espectaculares para hacer surf en la península, pero el agua está algo fría. Tanto si ya dominas este deporte como si quieres iniciarte, aquí tienes algunos de los lugares más paradisíacos del mundo para practicar este deporte, que te proporcionará un completo acondicionamiento físico. Toda una filosofía de vida que incluye ejercicio, naturaleza en estado puro, playas de sueño y mucha gente cool.  

Australia: la costa dorada     

El viaje es largo (unas 35 horas de viaje), pero merece la pena, ya que la Gold Coast es uno de los lugares míticos para los surferos de todo el mundo y una de las sedes obligatorias del Campeonato Mundial de la ASP (Association of Surfing Professionals). Algunas de las playas de esta costa de oro, con olas de cuatro metros casi a diario, son consideradas las mejores del mundo para hacer surf.

Nuestro invierno es el mejor momento para empezar a preparar tu viaje, justo cuando en el continente austral comienza el verano; además, encontrarás vuelos más baratos. Australianos llegados de todos los puntos de la isla, asiáticos y expertos surfistas de todo el mundo acuden en esta época a la Gold Coast para cazar olas y disfrutar de la típica vida en la playa. Aunque, dada la temperatura media anual de 24 grados, se puede disfrutar del surf durante todo el año.

Coolangatta es uno de los destinos más demandados por los surferos por su clima tropical y los 40 km de playa que conforman la Gold Coast, entre ellas la Snapper Rocks, la playa de olas perfectas preferida por el ocho veces campeón del mundo, el californiano Kelly Slater . Los surferos suelen alojarse en bungalows en la misma playa, de los que salen al amanecer en busca de las primeras olas. ¡Eso es el verdadero surf!

Gente joven y guapa, sol, relax, barbacoas en la playa, escuelas de surf, tiendas de surf… Todo para convertirte en un auténtico surfer@.

Datos útiles. Desde Madrid y Barcelona, puedes viajar a Australia con British Airways (Tel. 902 111 333. www.ba.com). Para llegar a la Gold Coast desde Sydney puedes utilizar cualquiera de los vuelos que te proponen Quantas y Jet Star. Para dormir, puedes optar entre alquilar un apartamento (los mejores son los del Rainbow Bay Resort, 265, Boundary St. Tel. 00755369933) o, si quieres probar de verdad la vida del surfero, dormir en un bungalow en la playa, como los de Sands of Greenmount (13, Griffith St. Tel. 00 755995000). Para comer, lo típico son los fish & chips, que encontrarás por todas partes. Si quieres darte un capricho gastronómico mientras disfrutas de las mejores vistas de la Gold Coast, no te pierdas Latitude 28 (275, Boundary St.). Para alquilar y reparar tablas uno de los mejores sitios es Catalyst (140, Griffith St.). www.australia.com.

Hawai: la cuna del surf

En las islas que conforman el archipiélago de la Polinesia sus antiguos habitantes se deslizaban por las olas con planchas de madera; el surf era incluso considerado una práctica real. No hay surfero que se precie que no haya buscado olas en estas islas, sobre todo en Maui, parada obligatoria del Campeonato Mundial de Surf, y Oahu, cuya capital, Honolulu, es un lugar mítico para el surf. En Maui, en invierno, llega a haber olas tan gigantescas que ni los mejores surfistas se atreven a desafiarlas.

Estas islas (Oahu, Maui, Hawai, Kauai, Molokai y Lanai son las más importantes) son un paraíso natural perfecto para combinar el surf con el relax, las playas de aguas cristalinas, el disfrute de una naturaleza espectacular, y la estancia en algunos de los mejores hoteles y spas del mundo. Polinesia es famosa también por la amabilidad de su gente, que te recibirá con el famoso “aloha”.

Para muchos Waikiki, en Honolulu, tiene las mejores olas del mundo (de hasta 9 metros). También es la mejor playa para aprender, eso sí, con un instructor experto. La mayor parte del turismo se concentra aquí, ya que es donde más servicios y ambiente encontrarás. La playa mítica de los surferos en Maui es Ho Kipa Beach Resort. Pero en todas las islas encontrarás playas para practicar surf, escuelas y tiendas para alquilar material. En cualquiera de estas playas puedes encontrarte a famosas como Cameron Díaz, una habitual de Hawai, practicando su deporte favorito.

En todas las playas de las islas hay escuelas y tiendas de surf donde contratar un curso o alquilar material. En la famosa playa de Waikiki encontrarás la mayor concentración de hoteles, tiendas, locales nocturnos y gente de cualquier parte del mundo loca por el surf. Subset y Makaha son punto de reunión para surfistas y de cualquiera que acuda a esta playa. En diciembre y marzo se celebran las competiciones de surf más importantes del calendario.

Datos útiles. Una de las mejores combinaciones para llegar a Honolulu desde España es la ofrecida por la compañía Continental Airlines (continental.com), con un vuelo diario desde Madrid al aeropuerto de Newark y otro desde Newark a la capital hawaiana. Eso sí, tendrás que hacer noche en Nueva York. Con Aloha Airlines (alohaairlines.com), Hawaiian Airlines (hawaiianair.com) e Island Air (islandair.com) puedes volar entre las islas más importantes. En Honolulu y Waikiki puedes moverte a pie o en autobús, aunque lo más práctico es alquilar un coche (www.oletourshawaii.com). Para dormir, en Waikiki encontrarás los modernos W Hotels (starwood.com), cinco estrellas de lujo. Diamond Head Bed & Breakfast, también en Honolulu, es perfecto para los que huyen de las grandes torres hoteleras. En Maui te recomendamos el Hotel Hana-Maui (hotelhanamaui.com), un hotel con encanto en el que podrás dormir en cabañas. Para encontrar ropa surfera, pásate por el outlet mall de Kapolei , en las afueras.

Uluwatu: el surf más exótico

Bali es uno de los lugares preferidos por los surfistas por sus playas de espectaculares olas, su naturaleza salvaje, su gente amable y el lujo con el que se puede vivir por muy poco dinero. La playa de Uluatu cuenta con una gran comunidad surfera que vive en cabañas y apartamentos en espectacular acantilado sobre la playa; el lugar más auténtico para empaparte del espíritu del surf y para ver a los surferos cazar olas con la puesta de sol de fondo. La mejor época para practicar el surf en Uluwatu es de mayo a septiembre, durante la estación seca.

En Uluwatu y otras playas de Bali como Padang Padang, Impossibles, Bingin, Dreamland, Balangan o Kuta Ref encontrarás, sobre todo, surferos autralianos, japoneses y americanos, muchos de los cuales se han quedado a vivir en la isla atraídos por las olas, el buen tiempo y el alto nivel de vida que aquí tienen los extranjeros.

Si quieres conocer de cerca el ambiente surfero de Bali, lo ideal es alquilarte una casa (son espectaculares y están muy bien de precio) cerca de la playa y salir cada día a surfear, eso sí, con un instructor si no eres un experto.

En Seminyac, el principal centro industrial y de negocios de Bali, encontrarás un montón de tiendas de surf con ropa a muy buenos precios, ya que muchas marcas conocidas fabrican en la isla.

Datos útiles. A Bali puedes viajar con la Thai Airways (thaiair.com) haciendo escala en Bangkok (lo más recomendable si no quieres pasar más de 20 horas volando) o con Qatar Airways (qatarairways.com), que vuela directo a Denpasar, la capital, con una escala en Doha (Qatar). Una vez allí lo mejor es alquilar un coche o una moto, pero ten cuidado con el caótico tráfico. En la web www.balisweethome.com encontrarás un montón de casas para alquilar. Si quieres darte un lujo, alójate en el espectacular Hotel Bvlgari (www.bulgarihotels.com). Para salir a cenar o ir de compras, lo mejor es ir a Semyniac, donde encontrarás todo tipo de restaurantes de cocina indonesa, japonesa e internacional.

Entrenamiento para surferos    

El surf requiere técnica (lo ideal es aprenderla con un instructor) pero también fuerza y, sobre todo, equilibrio. Ésta es una cualidad indispensable para un surfista, que debe mantenerse en pie sobre la tabla y sobre las olas. Tener una buena musculatura general (sobre todo en piernas, brazos y abdomen) te ayudará a mantener la estabilidad y a soportar los envites del mar. Para conseguirlo, puedes entrenar en el gimnasio con una tabla específica de fuerza-resistencia o haciendo clases de body-pump. Para mejorar tu equilibrio lo ideal es entrenar en plataformas vibratorias, como la Power Plate (en centros DiR, www.dirfitness.es). No te olvides de entrenar también los abdominales (fundamentales para mantener el equilibrio).

Para aguantar en el mar y nadar con rapidez, también necesitarás una buena forma física cardiovascular. Correr y nadar será tu ejercicio perfecto, ya que después tendrás que hacerlo constantemente sobre la tabla para llegar al spot.

No te olvides… De proteger tu cuerpo de las inclemencias del sol y el mar utilizando neoprenos, camisetas de surf y protectores solares de acción total resistentes al agua. Antes y después de estar en el agua hidrátate abundantemente, es muy fácil deshidratarse bajo el sol, y no te olvides de comer hidratos de carbono para que no te falte energía sobre la tabla.

A 5 pasos del cuerpo ideal

Curioseando por la página web de la cadena catalana de clubes deportivos DiR, he encontrado un artículo muy interesante sobre los puntos clave para conseguir el cuerpo que nos gustaría tener. Aunque las recomendaciones van encaminadas a la “operación biquini” y ya es algo tarde, pueden servir para cualquier momento del año. Os hago un resumen de estas pautas de etrenamiento, que deben cumplirse al menos durante ocho semanas:

1. Definir un objetivo realista. Según Xavier Daban, del centro Coaching & Equilibrium, el primer paso, y quizá el más importante, es ser honesto con uno mismo y definir claramente y de manera realista qué es lo que se quiere conseguir. Es mejor tener los pies en el suelo y ser consciente de las propias posibilidades: preparación física, tiempo disponible … Cada persona debe marcar y controlar el ritmo en que realizará cada paso hasta llegar a la meta. Picar muy alto desmotiva. Tienes que empezar por cosas a corto plazo y que puedas conseguir y, después, ya irás sumando retos. Pero cuidado: si es demasiado fácil, también le quitarás importancia. Hecho esto, te ayudará mucho establecer un plazo concreto para lograrlo. Puedes, por ejemplo, situar el final de tu reto al inicio del verano o el día que empieces las vacaciones. En resumen, el objetivo debe ser positivo, específico, temporalizado y medible. Concretar ayuda a saber si te estás acercando: no es lo mismo “perder peso”, que tener que perder dos kilos “.

2. Motivarse, el mejor motor. La motivación es el primer músculo que se debe fortalecer. Es lo que te permite superar obstáculos o seguir luchando. Para conseguir motivarse, tan importante como conocer y definir tu objetivo, es establecer un diálogo interno libre de imposiciones y temores. Hay que evitar pensamientos del tipo: “Tengo que hacer esto”, “debería hacer lo otro”, que sólo generan frustración cuando aparece cualquier desviación respecto a la meta establecida. Trata de sustituir las palabras “tengo que” o “debería”, por otros como “me encantaría”, “cuando lo consiga” … Imaginar y visualizar cómo te sentirás alcanzando el cuerpo 10 que deseas te ayudará a perseverar. Es básico incorporar esta imagen y disfrutar de cada paso que damos en el camino correcto. Las emociones y actitudes positivas no son un fin, sino un medio para enfocar las diferentes situaciones a afrontar y superarlos con buena nota.

3. Una actitud proactiva y positiva. En la práctica deportiva, así como en cualquier otro ámbito vital, la pasividad y la pereza son las peores enemigas. A cambio, la confianza, la constancia, la disciplina y la proactividad son elementos básicos para conseguir los propósitos que te hayas fijado. Una actitud proactiva y responsable significa que las cosas dependen de ti: tú decides cómo y qué quieres hacer hacia el objetivo, poniendo voluntad. La responsabilidad de adelgazar debe recaer en uno mismo: no debe recaer en otro ni en ningún elemento externo.

4. Establecer una rutina ayuda a cumplirla. Ya has fijado el reto y el tiempo que necesitas para cumplirlo. Ahora toca constancia: ir al gimnasio tres días a la semana y realizar sesiones de 40 minutos cada una. Hay que ser flexible, pero perseverante si quieres resultados. Por eso es importante seguir una rutina de ejercicios en función de los diferentes objetivos que te has propuesto. Aprovecharás mejor el tiempo si te acostumbras a establecer un orden de trabajo, por eso hay que planificar cuando puedes entrenar: ¿antes de ir al trabajo o a la universidad? Durante el descanso del mediodía? ¿Al atardecer? La mañana es un buen momento para que el cuerpo se habitea más fácilmente a las rutinas realizadas a primera hora: todavía no ha comenzado la jornada y las típicas complicaciones diarias no pueden dificultar o retrasar el ejercicio.

5. Celebrar cada paso y no rendirse. Una buena estrategia consiste en establecer retos semanales o quincenales de carácter asequible. Los técnicos de fitness de tu club pueden diseñarte un plan de ejercicios personalizados dirigido a ir logrando estas estas “pequeñas victorias” que, por otra parte, son la mejor receta para llenarte de energía positiva y continuar hasta al final. La satisfacción que genera hace que el cuerpo libere endorfinas, las hormonas del placer que te ayudarán a fortalecer la voluntad y te ayudan a llegar con éxito al final. Cada paso adelante es digno de ser celebrado, por lo que no escatimes en sonrisas. Prémiate por cada meta alcanzada: un tratamiento de belleza, una tarde de cine con los amigos … Así mismo, ten presente que una transgresión no es el fin de la dieta. Tropezar con un obstáculo no es nada definitivo, más bien es una oportunidad para saber en que no puedes fallar en el futuro y aprender. Evalúa lo que te impide avanzar. Atrévete a salir de esta zona. Seguro que ya lo has hecho otras veces. !Eres más fuerte de lo que piensas!

Me han encantado las recomendaciones del experto de DiR, porque en cuestión de entrenamiento se puedencomseguir maravillas si de verdad somos constantes, estamos motivados y nos vamos fijando pequeños objetivos. Si es posible, ponerse en manos de un entrenador personal es un paso hacia el éxito. Pero sobre todo, creo que la gran clave del éxito es tomarse el ejercicio como algo placentero, como un momento de disfrute para nosotros, para desconectar del trabajo, la familia o las obligaciones.

¿Os habéis fijado algún plan de entrenamiento este verano? ¿Cómo os motiváis para cumplirlo?

A 5 pasos del cuerpo ideal

Curioseando por la página web de la cadena catalana de clubes deportivos DiR, he encontrado un artículo muy interesante sobre los puntos clave para conseguir el cuerpo que nos gustaría tener. Aunque las recomendaciones van encaminadas a la “operación biquini” y ya es algo tarde, pueden servir para cualquier momento del año. Os hago un resumen de estas pautas de etrenamiento, que deben cumplirse al menos durante ocho semanas:

1. Definir un objetivo realista. Según Xavier Daban, del centro Coaching & Equilibrium, el primer paso, y quizá el más importante, es ser honesto con uno mismo y definir claramente y de manera realista qué es lo que se quiere conseguir. Es mejor tener los pies en el suelo y ser consciente de las propias posibilidades: preparación física, tiempo disponible … Cada persona debe marcar y controlar el ritmo en que realizará cada paso hasta llegar a la meta. Picar muy alto desmotiva. Tienes que empezar por cosas a corto plazo y que puedas conseguir y, después, ya irás sumando retos. Pero cuidado: si es demasiado fácil, también le quitarás importancia. Hecho esto, te ayudará mucho establecer un plazo concreto para lograrlo. Puedes, por ejemplo, situar el final de tu reto al inicio del verano o el día que empieces las vacaciones. En resumen, el objetivo debe ser positivo, específico, temporalizado y medible. Concretar ayuda a saber si te estás acercando: no es lo mismo “perder peso”, que tener que perder dos kilos “.

2. Motivarse, el mejor motor. La motivación es el primer músculo que se debe fortalecer. Es lo que te permite superar obstáculos o seguir luchando. Para conseguir motivarse, tan importante como conocer y definir tu objetivo, es establecer un diálogo interno libre de imposiciones y temores. Hay que evitar pensamientos del tipo: “Tengo que hacer esto”, “debería hacer lo otro”, que sólo generan frustración cuando aparece cualquier desviación respecto a la meta establecida. Trata de sustituir las palabras “tengo que” o “debería”, por otros como “me encantaría”, “cuando lo consiga” … Imaginar y visualizar cómo te sentirás alcanzando el cuerpo 10 que deseas te ayudará a perseverar. Es básico incorporar esta imagen y disfrutar de cada paso que damos en el camino correcto. Las emociones y actitudes positivas no son un fin, sino un medio para enfocar las diferentes situaciones a afrontar y superarlos con buena nota.

3. Una actitud proactiva y positiva. En la práctica deportiva, así como en cualquier otro ámbito vital, la pasividad y la pereza son las peores enemigas. A cambio, la confianza, la constancia, la disciplina y la proactividad son elementos básicos para conseguir los propósitos que te hayas fijado. Una actitud proactiva y responsable significa que las cosas dependen de ti: tú decides cómo y qué quieres hacer hacia el objetivo, poniendo voluntad. La responsabilidad de adelgazar debe recaer en uno mismo: no debe recaer en otro ni en ningún elemento externo.

4. Establecer una rutina ayuda a cumplirla. Ya has fijado el reto y el tiempo que necesitas para cumplirlo. Ahora toca constancia: ir al gimnasio tres días a la semana y realizar sesiones de 40 minutos cada una. Hay que ser flexible, pero perseverante si quieres resultados. Por eso es importante seguir una rutina de ejercicios en función de los diferentes objetivos que te has propuesto. Aprovecharás mejor el tiempo si te acostumbras a establecer un orden de trabajo, por eso hay que planificar cuando puedes entrenar: ¿antes de ir al trabajo o a la universidad? Durante el descanso del mediodía? ¿Al atardecer? La mañana es un buen momento para que el cuerpo se habitea más fácilmente a las rutinas realizadas a primera hora: todavía no ha comenzado la jornada y las típicas complicaciones diarias no pueden dificultar o retrasar el ejercicio.

5. Celebrar cada paso y no rendirse. Una buena estrategia consiste en establecer retos semanales o quincenales de carácter asequible. Los técnicos de fitness de tu club pueden diseñarte un plan de ejercicios personalizados dirigido a ir logrando estas estas “pequeñas victorias” que, por otra parte, son la mejor receta para llenarte de energía positiva y continuar hasta al final. La satisfacción que genera hace que el cuerpo libere endorfinas, las hormonas del placer que te ayudarán a fortalecer la voluntad y te ayudan a llegar con éxito al final. Cada paso adelante es digno de ser celebrado, por lo que no escatimes en sonrisas. Prémiate por cada meta alcanzada: un tratamiento de belleza, una tarde de cine con los amigos … Así mismo, ten presente que una transgresión no es el fin de la dieta. Tropezar con un obstáculo no es nada definitivo, más bien es una oportunidad para saber en que no puedes fallar en el futuro y aprender. Evalúa lo que te impide avanzar. Atrévete a salir de esta zona. Seguro que ya lo has hecho otras veces. !Eres más fuerte de lo que piensas!

Me han encantado las recomendaciones del experto de DiR, porque en cuestión de entrenamiento se puedencomseguir maravillas si de verdad somos constantes, estamos motivados y nos vamos fijando pequeños objetivos. Si es posible, ponerse en manos de un entrenador personal es un paso hacia el éxito. Pero sobre todo, creo que la gran clave del éxito es tomarse el ejercicio como algo placentero, como un momento de disfrute para nosotros, para desconectar del trabajo, la familia o las obligaciones.

¿Os habéis fijado algún plan de entrenamiento este verano? ¿Cómo os motiváis para cumplirlo?

La playa, el mejor gimnasio

Por fin llegan las vacaciones y seguramente muchos de vosotros iréis, como yo, a la playa. Y en ella se puede hacer muchísimo más que tumbarse al sol y tomar cervezas en el chuiringuito, que tampoco está nada mal. El mar puede serviros para entrenar de una forma realmente placentera. Además de mantener o mejorar vuestra forma física, el bronceado, el descanso y la energía el sol os harán estar más guapos que nunca… 

Además de correr, que cerca del mar resulta maravilloso, hay muchos otros deportes y actividades físicad que podéis practicar en la playa. Aquí tenéis algunas ideas que os pueden servir de fuente de inspiración:

Paddle surfing. Ya es del deporte de moda veraniego entre las celebrities, sobre todo femeninas, ya que resulta mucho más fácil que el surf o el kite, se difruta dese el primer momento y te hace trabajar too el cuerpo. Famosas como la modelo Bar Refaeli, Elsa Pataky, Catherine Zeta Jones o Rachel Bilson ya han sido fotografiadas practicándolo en lugares paradisíacos. Y la costa española, desde Ibiza a Tarifa, pasando por La Manga o Fuerteventura, está llena de lugares maravillosos para probarlo y engancharte.

Para practicar paddle surf ni siquiera tendrás que hacer un curso. En cualquier escuela náutica los monitores te darán unas sencillas nociones para que, una vez que hayas alquilado la tabla, puedas hacerlo por tu cuenta.

Mantener el  equilibrio sobre la tabla, ponerte de rodillas, remar, nadar cuando te caigas, volverte a subir, empujarla… haciendo paddle surf durante unas horas trabajarás cada uno de los músculos de tu cuerpo sin darte cuenta y quemarás montones de calorías.

Sobre patines. ¿Tienes patines? Llévatelos de vacaciones y aprovecha el paseo marítimo como pista para disfrutarlos como nunca. Sólo una sugerencia: sal a patinar a primera hora de la mañana, antes de desayunar, cuando el sol no quema y hay poca gente, o a última hora de la tarde si controlas y esquivas bien.

Patinar es el ejercicio perfecto si además de diverrirte y moverte un poco quieres mejorar el aspecto de tus piernas y tu trasero. Una sesión de una hora cada día hará que tu circulación mejore y que se tonifiquen todos los músculos, lo que se traducirá en una mejora visible de la celulitis, en una reducción de volumen y un elevamiento del trasero.

Además de protegerte del sol, evita males mayores utilizando coderas, rodilleras y muñequeras para no rasparte si te caes. Crema solar, gorra e iPhod completarán tu equipo.

Pádel o palas. ¿Quién no ha jugado alguna vez a las palas en la playa? Es fácil, barato, divertido y encima te mueves. Con tus amigas, con tu pareja, con tus niños, es la actividad perfecta sino eres muy deportista.

Pregunta si en el hotel donde te alojas hay pistas de pádel o tenis (o busca uno que tenga) y aprovecha para jugar un partido cada día sin el estrés del trabajo o los horarios complicados. Si nunca has jugado al tenis, el pádel te resultará mucho más fácil.

Surf, kite, windsurf, vela, piragua. Si te animas, nada mejor que practicar un deporte náutico, todos ellos muy exigentes físicamente y que te harán definir caa uno de los músculos de tu cuerpo. El windsurf y el surf son más complicados y requieren tiempo, paciencia y esfuerzo en los comienzos. Si ya haces snow y eres hábil con las cometas, aprenderás rápido a hacer kitesurf.

En España, el norte es perfecto para hecr surf, la costa gadiatana y las Canarias perfectas para el kite y el windsurf, que requieren viento.  En toda la costa encontrarás escuelas náuticas donde podrás alquilar el material y hacer un curso de iniciación.

Pasear, nadar. Es lo más fácil y lo que más te va a apetecer hacer cada día, así que estás de enhorabuena, porque no hay mejor combinación suave de ejercicios. Y encima mientras mientras respiras aire del mar y meojas e agua salada, cargados de sustancias beneficiosas para tu piel.

Caminar sobre la arena pulirá y masajeará tus pies, produciendo un relajante efecto acupuntura. El extra de intensidad al caminar ayudará a tonificar tus piernas y tus nalgas. Si sales a correr, hazlo a primera o última hora del día, con zapatillas con cámara de aire y por la parte más dura de la playa para evitar torceduras de tobillo.

Tanto si caminas como si corres, darte un baño al final será un auténtico momento de placer. Si además nadas, tendrás los brazos tonificados y multiplicarás el gasto calórico.

 ¿Os gusta hacer deporte en la playa?