QUEENAX, la jaula de entrenamiento funcional

Suena algo fuerte, pero la he visto con mis propios ojos en el nuevo club de Virgin Active Classic en Madrid y no es ningún elemento de tortura sino un espacio especialmente diseñado para el entrenamiento funcional. El sistema lo han importado de Italia y está instalado en su sala de fitness, una de las más modernas que he visitado.

QUEENAX, la jaula de entrenamiento funcional, convierte el espacio en una herramienta, ya que se trata de una estructura creada para facilitar la formación funcional y realizar un entrenamiento diferente y divertido.

Como ya hemos comentado en algunos post, el entrenamiento funcional es la tendencia absoluta en el mundo del fitness. Por si no lo habéis probado, Israel Pinto, studio manager de Capitán Haya nos aclara en qué consiste. “El entrenamiento funcional es una de las  formas más completas de entrenar del mercado actual en el mundo del fitness”. “Esta disciplina nace  de investigaciones y estudios de profesionales del deporte que no se conformaban con lo que el mercado ofrecía”, añade.

Según  Israel Pinto “la actividad y movilidad muscular, tan necesaria para disfrutar de una buena calidad de vida, tiene que basarse en lo más funcional para nosotros, y eso es el movimiento del cuerpo en todos sus planos, ejes y posibilidades, siempre considerando, por supuesto, los objetivos y posibles lesiones de la persona”.

El entrenamiento funcional se basa en los  pilares del movimiento humano:

1. Cambios de nivel el centro de gravedad corporal, equilibro.

2. Empujar,  igual que en acciones cotidianas.

3. Parado y locomoción.

4. Tirar, usando diferentes materiales.

5. Rotación y  cambios de dirección.

6. Saltos, pliometrías…

La jaula de entrenamiento funcional permite trabajar en cadena muscular, tanto cerradas como abiertas, y no con un trabajo analítico (no utilizando musculatura estabilizadora de tronco como es habitual en máquinas “guiadas”), sino un trabajo global imitando o desarrollando movimientos cotidianos: preparando, reforzando, compensando, mejorando, ampliando, tonificando, e incluso, reeducando todo el conjunto muscular, consiguiendo que todo sea uno.

El material de entreno con el que los expertos de Virgin completan la jaula funcional  puede ser muy variado: bandas elásticas, plataformas inestables, fit-balls, balones medicinales, complementándolo con las poleas que lleva añadidas y su espacio ARKE de Technogym, que ofrece un trabajo de la musculatura estabilizadora muy eficaz y necesario, ya que suele ser olvidada en los programas de entrenamiento tradicionales de una sala de fitness.

QUEENAX también es el mejor instrumento para el entrenamiento antigravedad, ya que es el soporte ideal para facilitar las actividades en suspensión, un sistema fácil y seguro para el entrenamiento.

Pero, ¿qué es el entrenamiento en suspensión? Se trata de aprovecha tu propio peso corporal para crear la resistencia con la que trabajas, lo que permite ajustar el grado de dificultad dependiendo de tu nivel de entrenamiento, edad y objetivos.

El entrenamiento en suspensión proporciona una ventaja en comparación con el simple entrenamiento de fuerza, ya que cada ejercicio desarrolla la fuerza funcional al mismo tiempo que mejora la flexibilidad, el equilibrio y la estabilidad de la parte central  del cuerpo, tal como se exige en la vida cotidiana.

El entrenamiento en suspensión te proporcionará la fuerza y resistencia muscular para dar lo mejor de ti. Gracias a este entrenamiento podrás desarrollar  un cuerpo más atlético, mejorarás tu equilibrio, flexibilidad  y además, reducirás el riesgo de lesión por sobrecarga, algo muy interesante para un corredor.

Versátil, para todos los atletas y deportes, permite realizar una gran cantidad de ejercicios,  que pueden ser combinados para crear programas de entrenamiento únicos que cumplan las expectativas de mejora del rendimiento y los objetivos de cualquier deportista, sea cual sea su nivel.

Las bases del entrenamiento de suspensión en la “Jaula Funcional” son:

–           Fácil de ajustar y utilizar, para todos los niveles.

–          Entrenamientos fáciles,  rápidos y con una gran capacidad de progresión.

–          Te permite realizar una gran variedad  de ejercicios funcionales para mejorar la fuerza, flexibilidad,  estabilidad del tronco y resistencia.

–          Cualquier nivel de entrenamiento  y objetivos.

Como véis, QUEENAX  está diseñado para satisfacer los problemas y necesidades de espacio interior de los clubes. Además, está concebido para dar cabida a las nuevas tendencias del entrenamiento, como el entrenamiento en suspensión y el funcional. Con la jaula de entrenamiento el espacio que te rodea se convierte en una herramienta: techo, suelo y paredes que se convierten en nuevos aliados  para tu entrenamiento.

¿Eres un deportista  creativo o tienes ideas sobre entrenamiento que no puedes realizar? QUEENAX también te ayudará a estimular tu imaginación y a hacer realidad lo que imagines gracias a la estructura avanzada de la jaula.

¿Sois fans del entrenamiento funcional? ¿Qué herramientas utilizáis?

 

QUEENAX, la jaula de entrenamiento funcional

Suena algo fuerte, pero la he visto con mis propios ojos en el nuevo club de Virgin Active Classic en Madrid y no es ningún elemento de tortura sino un espacio especialmente diseñado para el entrenamiento funcional. El sistema lo han importado de Italia y está instalado en su sala de fitness, una de las más modernas que he visitado.

QUEENAX, la jaula de entrenamiento funcional, convierte el espacio en una herramienta, ya que se trata de una estructura creada para facilitar la formación funcional y realizar un entrenamiento diferente y divertido.

Como ya hemos comentado en algunos post, el entrenamiento funcional es la tendencia absoluta en el mundo del fitness. Por si no lo habéis probado, Israel Pinto, studio manager de Capitán Haya nos aclara en qué consiste. “El entrenamiento funcional es una de las  formas más completas de entrenar del mercado actual en el mundo del fitness”. “Esta disciplina nace  de investigaciones y estudios de profesionales del deporte que no se conformaban con lo que el mercado ofrecía”, añade.

Según  Israel Pinto “la actividad y movilidad muscular, tan necesaria para disfrutar de una buena calidad de vida, tiene que basarse en lo más funcional para nosotros, y eso es el movimiento del cuerpo en todos sus planos, ejes y posibilidades, siempre considerando, por supuesto, los objetivos y posibles lesiones de la persona”.

El entrenamiento funcional se basa en los  pilares del movimiento humano:

1. Cambios de nivel el centro de gravedad corporal, equilibro.

2. Empujar,  igual que en acciones cotidianas.

3. Parado y locomoción.

4. Tirar, usando diferentes materiales.

5. Rotación y  cambios de dirección.

6. Saltos, pliometrías…

La jaula de entrenamiento funcional permite trabajar en cadena muscular, tanto cerradas como abiertas, y no con un trabajo analítico (no utilizando musculatura estabilizadora de tronco como es habitual en máquinas “guiadas”), sino un trabajo global imitando o desarrollando movimientos cotidianos: preparando, reforzando, compensando, mejorando, ampliando, tonificando, e incluso, reeducando todo el conjunto muscular, consiguiendo que todo sea uno.

El material de entreno con el que los expertos de Virgin completan la jaula funcional  puede ser muy variado: bandas elásticas, plataformas inestables, fit-balls, balones medicinales, complementándolo con las poleas que lleva añadidas y su espacio ARKE de Technogym, que ofrece un trabajo de la musculatura estabilizadora muy eficaz y necesario, ya que suele ser olvidada en los programas de entrenamiento tradicionales de una sala de fitness.

QUEENAX también es el mejor instrumento para el entrenamiento antigravedad, ya que es el soporte ideal para facilitar las actividades en suspensión, un sistema fácil y seguro para el entrenamiento.

Pero, ¿qué es el entrenamiento en suspensión? Se trata de aprovecha tu propio peso corporal para crear la resistencia con la que trabajas, lo que permite ajustar el grado de dificultad dependiendo de tu nivel de entrenamiento, edad y objetivos.

El entrenamiento en suspensión proporciona una ventaja en comparación con el simple entrenamiento de fuerza, ya que cada ejercicio desarrolla la fuerza funcional al mismo tiempo que mejora la flexibilidad, el equilibrio y la estabilidad de la parte central  del cuerpo, tal como se exige en la vida cotidiana.

El entrenamiento en suspensión te proporcionará la fuerza y resistencia muscular para dar lo mejor de ti. Gracias a este entrenamiento podrás desarrollar  un cuerpo más atlético, mejorarás tu equilibrio, flexibilidad  y además, reducirás el riesgo de lesión por sobrecarga, algo muy interesante para un corredor.

Versátil, para todos los atletas y deportes, permite realizar una gran cantidad de ejercicios,  que pueden ser combinados para crear programas de entrenamiento únicos que cumplan las expectativas de mejora del rendimiento y los objetivos de cualquier deportista, sea cual sea su nivel.

Las bases del entrenamiento de suspensión en la “Jaula Funcional” son:

–           Fácil de ajustar y utilizar, para todos los niveles.

–          Entrenamientos fáciles,  rápidos y con una gran capacidad de progresión.

–          Te permite realizar una gran variedad  de ejercicios funcionales para mejorar la fuerza, flexibilidad,  estabilidad del tronco y resistencia.

–          Cualquier nivel de entrenamiento  y objetivos.

Como véis, QUEENAX  está diseñado para satisfacer los problemas y necesidades de espacio interior de los clubes. Además, está concebido para dar cabida a las nuevas tendencias del entrenamiento, como el entrenamiento en suspensión y el funcional. Con la jaula de entrenamiento el espacio que te rodea se convierte en una herramienta: techo, suelo y paredes que se convierten en nuevos aliados  para tu entrenamiento.

¿Eres un deportista  creativo o tienes ideas sobre entrenamiento que no puedes realizar? QUEENAX también te ayudará a estimular tu imaginación y a hacer realidad lo que imagines gracias a la estructura avanzada de la jaula.

¿Sois fans del entrenamiento funcional? ¿Qué herramientas utilizáis?

 

Fitwalker, la tendencia es caminar

Ya hemos hablado varias veces del power walking como alternativa al running en verano o en períodos de descanso. La playa o el campo son lugares estupendos para recargar pilas y hacer algo de ejercicio suave caminando. Si lo hacemos a paso rápido o durante al menos cuarenta minutos cada día, nos servirá como un estupendo ejercicio cardiovascular, para mantener la báscula a raya, tonificar las piernas y no perder la forma física.

Tanto es el potencial del walking, que se está convirtiendo en toda una tendencia de los clubes deportivos, ya que para mucha gente es mucho más asequible y agradable caminar que correr. En clubes como Caroli Health Club se  han apuntado al Nordic Walking, organizando caminatas out door para sus clientes.

En otros clubes, como la cadena Virgin Active se imparten clases colectivas de Power Walking utilizando las máquinas elípticas. No es exactamente como caminar pero también es un ejercicio sin impacto y resulta aún más completo al mover los brazos.

Si soléis entrenar en un gimnasio, seguramente veréis de vez en cuando alguien que sólo camina en la cinta de correr. Antes solía tratarse de personas mayores o con sobrepeso, pero cada vez son más los que se apuntan al walking indoor por tratarse de un ejercicio más suave pero fácil y efectivo. A mí misma cada vez me gusta más caminar que correr, ya que con el running me acaban doliendo las rodillas y aguanto mucho menos que andando, no me cansa y me produce una sensación muy liberadora, sobre todo cuando lo hago al aire libre (me encanta caminar por la ciudad).

Volviendo al mundo del fitness, la última tendencia en aterrizar en nuestro país es el Fitwalker, una clase colectiva en la que se utilizan unas curiosas ‘cintas de caminar’ con un agarre frontal para las manos. Las sesiones de hacen dirigidas por un instructor y al ritmo de la música, variando la intensidad en diferentes tramos.

Con FitWalker se queman calorías, se mejora la postura y la capacidad motora y coordinativa, se tonifican las piernas y se produce un entrenamiento de intensidad moderada para el  sistema cardiovascular. Una clase absolutamente recomendable para todo el mundo, especialmente para personas con problemas articulares, sobrepeso, patologías cardíacas, embarazas.

Las cintas de caminar FitWalker no necesitan electricidad, por lo que además de trata de una actividad física “ecológica” y muy interesante para clubes deportivos o incluso para tener en tu propia casa.

Como os decía, por ahora esta actividad se está introduciendo en nuestro país y se está formando a los primeros instructores, por lo que podréis encontrarla en muchos clubes para la nueva temporada. Pero podéis aprovechar el verano para descansar del running mientras disfrutáis de estupendo paseos al aire libre.

¿Sois aficionados al walking?

 

 

El nuevo Virgin Active, espectacular

Ayer estuve visitando por fin el nuevo club de Virgin Active en en centro de negocios de la capital (Capitán Haya, 1). En su inauguración el mes pasado estuvo el mismísimo magnate Richard Brandson, y no era para menos, ya que se trata de la propuesta más ambiciosa de la cadena en la capital. Una instalación vanguardista, con lo último en fitness y wellness, con la tecnología más puntera y c0n todo lujo de detalles para que el socio se sienta especial.

Conocía otras instalaciones Virgin en Madrid y siempre me ha gustado su diseño, con espacio muy amplios y una personalidad propia, pero con este nuevo club se han lanzado al fitness de alta gama, ofreciendo todo lo que un cliente exigente puede necesitar en una instalación deportiva. El precio sube respecto a otras instalaciones, pero muy acorde con todo lo que ofrecen.

Para empezar, la instalación llama la atención desde fuera por su diseño, con un techo absolutamente futurista. Una vez dentro, te encuentras una zona lounge con mesitas donde tomar algo o leer la prensa, ordenadores para conectarte a Internet, una máquina Nesspreso por si te apetece un buen café, taquillas con cargadores de todo tipo para dejar el móvil… todo pensado para un público que muchas veces se escapa de la oficina al medio día o necesita seguir conectado aún después de haber terminado la jornada de trabajo.

Desde esta zona puede verse la piscina, desde donde se accede al spa, una especie de ‘santuario’ con una zona de aguas que me recordó a los hammam árabes. Respecto a los vestuarios, sólo vi los femeninos y son de los que a todas las mujeres nos gustan y necesitamos: con tocador y secadores, gel, champú y hasta crema hidratante. Su fitness manager incluso me dijo que están pensando poner planchas para el pelo, algo que a más de una amiga mía (que suele llevar en el bolso por si) le encantaría.

Las zonas de fitness también me gustaron mucho por su amplitud y su súper modernísimo sistema para ver y seguir tus entrenamientos en varios ipads que tienen en la sala. A la entrada de la sala de clases colectivas también tienen unas pantallas táctiles donde puedes consultar los horarios. El espacio cuerpo mente también me gustó mucho, con luces suaves y una pared con árboles pintados para crear un ambiente cálido y relajante. Pero la que más llama la atención es la sala de spinning, en la que han mantenido la gran puerta de la antigua caja fuerte, ya que el local donde se ubicaba antes el club era un banco.

Aparte de eso, su fitness manager me habló de las novedades de fitness que han incorporado, casi todas relacionadas con el entrenamiento funcional, la tendencia de fitness del momento. Ellos han sido los primeros en incorporar una “jaula de entrenamiento funcional”, que dicho así asusta pero que en realidad es un espacio con agarraderas y accesorios de todo tipo para hacer un entrenamiento muy completo.

Ayer sólo fui de visita, pero el próximo día pienso ir a entrenar para probar una clase de TNT, global trainining o yoga y luego darme una larga y relajante sesión de spa. Antes probaré otra novedosa máquina en la que te miden el porcentaje de grasa corporal y hasta de proteínas¡ para ayudarte a diseñar tu entrenamiento según tus necesidades.

¿Conocéis este club u otros de la cadena? Están en Madrid, Barcelona, Valencia, Zaragoza, Alicante y Granada.