Descubre el Mindfullness

¿Buscas algo aparte de tu entrenamiento de running para cuidar tu mente, calmarte, controlar el estrés y las emociones, y mejorar la percepción de ti mismo? La respuesta puede ser el Mindfullness, una especie de meditación en movimiento que te ayudará a conectar tu cuerpo y tu mente y a bajar tu ritmo.

En los últimos 40 años la práctica de Mindfulness o Atención Plena está siendo considerada una terapia recomendada por la Medicina y la Psicología. Testada en las principales universidades de todo el mundo, ha sido validada como una técnica efectiva para reducir el estrés, aumentar la autoconsciencia y las capacidades cognitivas, reducir los síntomas físicos y psicológicos asociados al estrés y mejorar el bienestar general.

El Mindfullness te ayudará en todos estos aspectos:

Evolución personal

–       Incrementando la capacidad de concentración de la atención, para desarrollar una profunda introspección.

–       Aumentando el estado de relajación y la capacidad de control del sistema nervioso.

–       Siendo consciente de la interacción entre la mente y el cuerpo y su influencia en los procesos de la salud y el bienestar psicológico.

–       Desarrollando la empatía y el altruismo.

–       Mejorando la forma en que gestionamos las emociones en lo cotidiano y ante situaciones complejas.

–       Recuperando la presencia, es decir, estar completamente atentos en el aquí y ahora. Este estado enriquece las relaciones, las actividades cotidianas, el aprendizaje y todos los demás aspectos de la vida.

–       Creando actitudes tranquilas y conscientes.

–       Reconociendo los estilos de comunicación y relación que obstaculizan o abren nuevas vías más enriquecedoras.

–       Ayudándote a estar en el presente en vez de estar a merced de las circunstancias, pensamientos y emociones.

Reducción de estrés

–       El Mindfullness te ayudará a reconocer claramente el estrés y los factores causantes de las reacciones.

–       Responder frente a las demandas del entorno en vez de reaccionar descontroladamente.

–       Modificar estados corporales de estrés y generar estados de relajación.

–       Observar los hábitos de la mente como generadores del estrés y el sufrimiento y cambiar la relación con ellos.

–       Ser capaz de parar, detenerse, observar y dar una respuesta adecuada frente a los estímulos.

–       Trabajar sobre los condicionamientos y modos de pensamiento no saludables a través de una atención no reactiva.

–       Desarrollar técnicas de respiración capaces de reducir notablemente los síntomas del estrés.

Consciencia corporal

–       Gracias a esta técnica podrás desarrollar la consciencia corporal, incluyendo el gesto respiratorio.

–       Adquirirás conocimientos básicos sobre el funcionamiento de tu estructura corporal.

–       Te ayudará a cambiar los hábitos nocivos respecto al uso del cuerpo en la vida cotidiana.

–       Sentirás la unión de cuerpo y mente.

–       Aprenderás toda una serie de técnicas corporales de auto cuidado.

–       Reconocerás el modo particular que cada individuo tiene de “habitar el cuerpo”; en esa toma de consciencia se desarrollan los patrones básicos del ego.

–       Liberación de tensiones crónicas y acortamientos musculares, lo que permite la recolocación de la estructura corporal en el campo gravitatorio, permitiendo una mayor libertad de movimiento.

–       Exploración y afinación de los sentidos.

–       Estimulación de la propioreceptividad para reeducar el movimiento.

El Mindfullness utiliza cuatro técnicas principales:

Mindfulness o atención plena. Esta práctica de meditación transforma la relación de la actividad con la mente. Habitualmente la atención se centra en preocupaciones, recuerdos, diálogos que hacen que la experiencia de vivir sea conflictiva y poco constructiva. Con este tipo de meditación se aprende a dirigir la atención de la mente. La doctora R. Baer definió Mindfulness como la observación no enjuiciadora de la corriente en curso de estímulos internos y externos tal como surgen. Los pensamientos y sentimientos se observan como eventos transitorios en la mente, sin dar por asentado una realidad implícita y sin reaccionar con el patrón habitual que es el causante de estrés.

Trabajo corporal. Se realiza una secuencia de posturas y ejercicios respiratorios cuidadosamente seleccionados para aliviar trastornos típicos de la vida sedentaria como los dolores de espalda y cervicales, la falta de vitalidad, la liberación de la musculatura espástica, insomnio, hipersimpaticotonía… También se pueden incluir sencillas para liberar al cuerpo de tensiones y recuperar el natural estado de bienestar psicofísico.

Técnicas de relajación. A través de los principios de la atención plena aprenderás un conjunto de técnicas mentales capaces de hacer aumentar el estado de relajación, no sólo en la sesión sino en cada situación de la vida diaria.

Técnicas de integración. Aprenderás a integrar los estados aprendidos en las sesiones formales en cada situación o circunstancia. De esta manera el Mindfulness se convierte en una herramienta útil para cualquier aspecto de la vida: un reto personal, relaciones interpersonales, trabajo, exámenes, pruebas deportivas o situaciones difíciles.

El Mindfullness va dirigido a todas aquellas personas con problemas de estrés, ansiedad y todos los trastornos asociados a estos estados. Pero también a todas aquellas personas que quieran contar con herramientas útiles para incrementar sus capacidades cognitivas, la sensación de bienestar y el control sobre el sistema nervioso, y mejorar su proceso de autoconocimiento.

Dónde. Podéis encontrar clases de Mindfullness en City Yoga y los centros Pilates Body & Soul.

Descubre el Mindfullness

¿Buscas algo aparte de tu entrenamiento de running para cuidar tu mente, calmarte, controlar el estrés y las emociones, y mejorar la percepción de ti mismo? La respuesta puede ser el Mindfullness, una especie de meditación en movimiento que te ayudará a conectar tu cuerpo y tu mente y a bajar tu ritmo.

En los últimos 40 años la práctica de Mindfulness o Atención Plena está siendo considerada una terapia recomendada por la Medicina y la Psicología. Testada en las principales universidades de todo el mundo, ha sido validada como una técnica efectiva para reducir el estrés, aumentar la autoconsciencia y las capacidades cognitivas, reducir los síntomas físicos y psicológicos asociados al estrés y mejorar el bienestar general.

El Mindfullness te ayudará en todos estos aspectos:

Evolución personal

–       Incrementando la capacidad de concentración de la atención, para desarrollar una profunda introspección.

–       Aumentando el estado de relajación y la capacidad de control del sistema nervioso.

–       Siendo consciente de la interacción entre la mente y el cuerpo y su influencia en los procesos de la salud y el bienestar psicológico.

–       Desarrollando la empatía y el altruismo.

–       Mejorando la forma en que gestionamos las emociones en lo cotidiano y ante situaciones complejas.

–       Recuperando la presencia, es decir, estar completamente atentos en el aquí y ahora. Este estado enriquece las relaciones, las actividades cotidianas, el aprendizaje y todos los demás aspectos de la vida.

–       Creando actitudes tranquilas y conscientes.

–       Reconociendo los estilos de comunicación y relación que obstaculizan o abren nuevas vías más enriquecedoras.

–       Ayudándote a estar en el presente en vez de estar a merced de las circunstancias, pensamientos y emociones.

Reducción de estrés

–       El Mindfullness te ayudará a reconocer claramente el estrés y los factores causantes de las reacciones.

–       Responder frente a las demandas del entorno en vez de reaccionar descontroladamente.

–       Modificar estados corporales de estrés y generar estados de relajación.

–       Observar los hábitos de la mente como generadores del estrés y el sufrimiento y cambiar la relación con ellos.

–       Ser capaz de parar, detenerse, observar y dar una respuesta adecuada frente a los estímulos.

–       Trabajar sobre los condicionamientos y modos de pensamiento no saludables a través de una atención no reactiva.

–       Desarrollar técnicas de respiración capaces de reducir notablemente los síntomas del estrés.

Consciencia corporal

–       Gracias a esta técnica podrás desarrollar la consciencia corporal, incluyendo el gesto respiratorio.

–       Adquirirás conocimientos básicos sobre el funcionamiento de tu estructura corporal.

–       Te ayudará a cambiar los hábitos nocivos respecto al uso del cuerpo en la vida cotidiana.

–       Sentirás la unión de cuerpo y mente.

–       Aprenderás toda una serie de técnicas corporales de auto cuidado.

–       Reconocerás el modo particular que cada individuo tiene de “habitar el cuerpo”; en esa toma de consciencia se desarrollan los patrones básicos del ego.

–       Liberación de tensiones crónicas y acortamientos musculares, lo que permite la recolocación de la estructura corporal en el campo gravitatorio, permitiendo una mayor libertad de movimiento.

–       Exploración y afinación de los sentidos.

–       Estimulación de la propioreceptividad para reeducar el movimiento.

El Mindfullness utiliza cuatro técnicas principales:

Mindfulness o atención plena. Esta práctica de meditación transforma la relación de la actividad con la mente. Habitualmente la atención se centra en preocupaciones, recuerdos, diálogos que hacen que la experiencia de vivir sea conflictiva y poco constructiva. Con este tipo de meditación se aprende a dirigir la atención de la mente. La doctora R. Baer definió Mindfulness como la observación no enjuiciadora de la corriente en curso de estímulos internos y externos tal como surgen. Los pensamientos y sentimientos se observan como eventos transitorios en la mente, sin dar por asentado una realidad implícita y sin reaccionar con el patrón habitual que es el causante de estrés.

Trabajo corporal. Se realiza una secuencia de posturas y ejercicios respiratorios cuidadosamente seleccionados para aliviar trastornos típicos de la vida sedentaria como los dolores de espalda y cervicales, la falta de vitalidad, la liberación de la musculatura espástica, insomnio, hipersimpaticotonía… También se pueden incluir sencillas para liberar al cuerpo de tensiones y recuperar el natural estado de bienestar psicofísico.

Técnicas de relajación. A través de los principios de la atención plena aprenderás un conjunto de técnicas mentales capaces de hacer aumentar el estado de relajación, no sólo en la sesión sino en cada situación de la vida diaria.

Técnicas de integración. Aprenderás a integrar los estados aprendidos en las sesiones formales en cada situación o circunstancia. De esta manera el Mindfulness se convierte en una herramienta útil para cualquier aspecto de la vida: un reto personal, relaciones interpersonales, trabajo, exámenes, pruebas deportivas o situaciones difíciles.

El Mindfullness va dirigido a todas aquellas personas con problemas de estrés, ansiedad y todos los trastornos asociados a estos estados. Pero también a todas aquellas personas que quieran contar con herramientas útiles para incrementar sus capacidades cognitivas, la sensación de bienestar y el control sobre el sistema nervioso, y mejorar su proceso de autoconocimiento.

Dónde. Podéis encontrar clases de Mindfullness en City Yoga y los centros Pilates Body & Soul.

El concepto Rebody

Acaba de aterrizar en Barcelona un concepto de club deportivo muy peculiar: Rebody. Si entráis en su web veréis que especifican que no se trata de un gimnasio sino de un lugar dedicado exclusivamente al entrenamiento personal, bien con entrenadores del centro o bien para profesionales que quieran utilizar sus instalaciones para llevar a sus propios clientes. También es un centro de formación de entrenadores personales en colaboración con Orthos.

En Rebody ofrecen asesoramiento en fitness, nutrición y coaching, las tres áreas que es necesario combinar para conseguir un entrenamiento completo y, sobre todo, conseguir los objetivos que nos marquemos: tonificar y fortalecer, adelgazar y controlar el peso, mejorar el rendimiento, evitar contracturas y dolores de espalda, prevenir y recuperar lesiones.

Rebody ofrece entrenamiento personalizado tanto a clientes particulares como empresas. Los entrenamiento individuales funcionan con cita previa, el día y la hora que nos venga bien. Rebody está en la calle Mallorca, 188, en Barcelona. Las sesiones de entrenamiento personal cuestan desde 60 €.

En cuanto a las empresas, Rebody ofrece programas personalizados en grupo para motivar y mejorar el rendimiento de sus empleados y managers. Una idea estupenda para la empresa que actualmente se lo pueda permitir o planteando un pago compartido con los empleados.

En este centro se trabaja con un sistema de entrenamiento holístico con origen en la fisioterapia y la rehabilitación y cuyo sistema, PNF-Gym, permite entrenar tu fuerza y tu resistencia muscular para mejorar tu coordinación, tu flexibilidad y proteger tu corazón. Este sistema ha sido desarrollado por Andreas Peter, médico de rehabilitación y deporte y cofundador del primer centro de entrenamiento personal Rebody. Aquí también encontrarás masaje deportivo, fisioterapia, dietoterapia y clases de pilates personalizadas.

Pero Rebody no es el único centro que apuesta por el entrenamiento personal, es un tendencia absolutamente en alza que también puedes encontrar a precios más asequibles en las grandes cadenas deportivas, como Virgin Active, Fitness First o Body Factory. Ni siquiera es necesario que todo tu entrenamiento sea personalizado, puedes contratar un coach para un par de sesiones al inicio para definir tu entrenamiento y tus objetivos y aprender la técnica correcta.

Si tampoco puedes permitirte, sí te aconsejo pedir siempre asesoramiento a los profesionales que trabajen en tu club deportivo, muchos de ellos tienen incluso Club de Corredores, una especie de entrenamiento personal en grupo.

¿Trabajáis con entrenador personal?

 

El concepto Rebody

Acaba de aterrizar en Barcelona un concepto de club deportivo muy peculiar: Rebody. Si entráis en su web veréis que especifican que no se trata de un gimnasio sino de un lugar dedicado exclusivamente al entrenamiento personal, bien con entrenadores del centro o bien para profesionales que quieran utilizar sus instalaciones para llevar a sus propios clientes. También es un centro de formación de entrenadores personales en colaboración con Orthos.

En Rebody ofrecen asesoramiento en fitness, nutrición y coaching, las tres áreas que es necesario combinar para conseguir un entrenamiento completo y, sobre todo, conseguir los objetivos que nos marquemos: tonificar y fortalecer, adelgazar y controlar el peso, mejorar el rendimiento, evitar contracturas y dolores de espalda, prevenir y recuperar lesiones.

Rebody ofrece entrenamiento personalizado tanto a clientes particulares como empresas. Los entrenamiento individuales funcionan con cita previa, el día y la hora que nos venga bien. Rebody está en la calle Mallorca, 188, en Barcelona. Las sesiones de entrenamiento personal cuestan desde 60 €.

En cuanto a las empresas, Rebody ofrece programas personalizados en grupo para motivar y mejorar el rendimiento de sus empleados y managers. Una idea estupenda para la empresa que actualmente se lo pueda permitir o planteando un pago compartido con los empleados.

En este centro se trabaja con un sistema de entrenamiento holístico con origen en la fisioterapia y la rehabilitación y cuyo sistema, PNF-Gym, permite entrenar tu fuerza y tu resistencia muscular para mejorar tu coordinación, tu flexibilidad y proteger tu corazón. Este sistema ha sido desarrollado por Andreas Peter, médico de rehabilitación y deporte y cofundador del primer centro de entrenamiento personal Rebody. Aquí también encontrarás masaje deportivo, fisioterapia, dietoterapia y clases de pilates personalizadas.

Pero Rebody no es el único centro que apuesta por el entrenamiento personal, es un tendencia absolutamente en alza que también puedes encontrar a precios más asequibles en las grandes cadenas deportivas, como Virgin Active, Fitness First o Body Factory. Ni siquiera es necesario que todo tu entrenamiento sea personalizado, puedes contratar un coach para un par de sesiones al inicio para definir tu entrenamiento y tus objetivos y aprender la técnica correcta.

Si tampoco puedes permitirte, sí te aconsejo pedir siempre asesoramiento a los profesionales que trabajen en tu club deportivo, muchos de ellos tienen incluso Club de Corredores, una especie de entrenamiento personal en grupo.

¿Trabajáis con entrenador personal?