Decálogo para correr con tu mascota

Correr-con-Perro

Ayer estuve leyendo en Women’s Health un artículo de Amaya Lacarra que me gustó mucho y que quiero resumiros hoy en diez puntos porque sé que sois muchas las corréis, u os gustaría hacerlo, acompañadas por vuestro mejor amigo: vuestro perro. ¿Sabíais que un perro en buenas condiciones puede correr de forma sostenida de 12 a 15 kilómetros?

También quiero aprovechar este post para animar a las que tenéis perro y salís cada día a pasear con él, a probar el “running canino”. Porque si le sacáis cada día por la mañana y por la noche, ¿os imagináis la cantidad de ejercicio y de calorías que podríais quemar si aprovecháis para que algunas de esas salidas sean de running “a seis patas”?

Pero, como dice el artículo, correr con tu mascota tiene  mucho beneficios: simplemente pasear con él ya te hace cumplir el objetivo de la OMS de dar 10.000 pasos al día; el ejercicio al aire libre que harás con él te ayudará a liberar estrés y ansiedad y te levantará el ánimo; correr juntos también será la mejor forma de motivarte y cumplir con tu rutina de entreno; y, para que tengas aún más motivos para moveros juntos, según la Asociación Americana del Corazón, los dueños de perros son menos propensos a sufrir diabetes, problemas de corazón o presión alta.

Sea cual sea vuestro caso (si ya corréis con vuestra mascota o sólo paseáis juntos), aquí tenéis en diez puntos, todo lo que debéis saber y tener en cuenta para correr con vuestra mascota:

dog-running-400x400

  1. Pregúntale a tu veterinario si tu perro puede ser runner: hay que descartar las razas miniatura (chihuahua) o las gigantes como el dogo. Tampoco son adecuadas las braquicéfalas, como el bulldog, ya que respiran mal y no son tolerantes al ejercicio intenso.
  2. Haz tú de guía: aunque esté cansada, tu mascota no se quejará, así que debes ser tú quien marque cuánto y cómo serán los entrenamientos. No dudes en parar ante signos de fatiga extrema.
  3. Elige bien la hora del día: aunque tu perro no sude, hace la termorregulación a través del jadeo, así que, igual que para ti, evita las horas más calurosas y correr después de comer.
  4. Déjale descansar: después de correr, es importante que tu mascota se recupere de forma progresiva, a la sombra y bebiendo agua en pequeñas cantidades.

Dogs enjoying the IceMan trail run

5. Comida e hidratación: para poder correr, tu perro debe haber comido al menos ocho horas antes y no haber bebido demasiada agua. No debe entrenar si no ha comido algo sólido en 24 horas o no ha bebido en las últimas cinco horas.

6. ¿Ha ido al baño? Antes de empezar a correr, asegúrate de que tu amigo ha hecho todas sus necesidades.

7. Agua durante: ofrécele agua cada cinco kilómetros. Una buena idea puede ser usar una mochila de hidratación canina.

8. Con correa. Que la carrera sea siempre segura para ti, para tu perro y para los demás. Puedes utilizar una correa elástica enganchada a tu torso como si fuera un arnés.

9. ¿Zapatillas para él? Si le dais duro al asfalto, puede que tu perro agradezca una “zapatillas de running canino”. No las hay exactamente para eso pero sí para proteger sus patas de objetos punzantes, temperaturas extremas e iluminar sus pasos para que se le vea bien en la oscuridad.

10. Asesoramiento experto. Si quieres convertir a tu mascota en tu compañero de Running, el mejor consejo es buscar asesoramiento experto. En Pukan-Montaña son especialistas en educación, deportes y ocio con perros.

¿Corréis con vuestra mascota?

 

 

Autor: amalia_panea

Periodista experta en fitness, nutrición y salud, y profesora de yoga y fitness.