Mes: julio 2010

¿Epílogo o prólogo?

Ya en frío, sin esa mezcla de rabia, impotencia o decepción, echo la vista atrás y todo lo ocurrido la pasada semana parece lejano. No se si es un mecanismo de defensa, o simplemente una cuestión de percepción. 

Los días previos al campeonato de España han sido, sin duda alguna, de los más complicados que he podido afrontar en mi carrera deportiva. Igual por la inmediatez de lo acontecido, pero no puedo evitar tener un sabor amargo de la experiencia. Todo atleta se rige por objetivos, y siento que todo lo que he conseguido esta temporada se ha visto empañado por 6 centésimas…

Es curioso el inconformismo, el prisma por el cual medimos nuestra vida los deportistas…cuando te lesionas, tu felicidad consiste en poder entrenar, cuando entrenas tu felicidad es poder mejorar, y cuando mejoras siempre ansias más…y por supuesto ganar.

Pero dejada atrás la ansiedad creada tras el Meeting de Barcelona, la impotencia de saber que no iba a poder alcanzar la mínima en el Cto. de España, la tensión de toda la semana y la decepción con ciertas cuestiones que me guardo para mi… voy a cerrar este momento, o no se si mejor dicho abrir uno nuevo. Cuando comenzó esta temporada me propuse volver a ser yo, volver a ser atleta, y creo que esta vez no me he defraudado a mi misma, o por lo menos se que lo he luchado verdaderamente. Sigo sintiendo que no llega ese salto, esa regularidad, esos resultados que tanto tiempo llevo esperando…pero creo que me merezco valorar positivamente lo que hasta ahora llevo de temporada. No puedo olvidar que he mejorado mis marcas de 400, 800 y 1500 en PC, de 800 al aire libre, y haber logrado dos medallas individuales en los nacionales y un bronce que me sabe a más sabiendo a las campeonas con las que tengo el placer de competir en el 1500.

Lo que resta de temporada quiero competir sin prisas, sin limites de fechas para hacer marcas… quiero disfrutar aun más… porque ha llegado el epílogo de la novela trágica, y llega el prólogo de un nuevo cuento, espero, maravilloso.

Medalla Amarga

FUENTE: HERALDO. ES

Isabel Macías difícilmente olvidará la carrera de hace una semana en Barcelona. Allí cruzó la meta en el 1.500 a solo seis centésimas de la mínima para acudir al Europeo. Pudo consolarse, entonces, con la posibilidad de lograr la marca en Avilés, donde este fin de semana se celebró el Nacional. Pero allí, se encontró en soledad: “Estuve intentando toda la semana conseguir que alguna compañera me ayudase a lanzar una carrera rápida, en la que fuese posible terminar con un buen tiempo, suficiente para ir a Europeo. Nadie me quiso ayudar. Lo entiendí, así que no me quedó otra cosa que resignarme”.

Antes, sin embargo, los oídos de la atleta aragonesa se habían deleitado con falsas esperanzas. “Me aseguraban que lograría la mínima. Al final, me quedo en casa con la medalla. Es una pena que se dejen una plaza vacante. Otro año será”, asegura.

Conociendo la enorme dificultad que escondía el reto de conseguir un 1.500 rápido, Macías le buscó las cosquillas a sus rivales. “En la primera vuelta, tanteé al grupo, quise comprobar si tenían ganas de correr. Pronto comprobé que no. Nadie más perseguía mi objetivo, así que apreté los dientes y, desde ese momento, me puse como objetivo el bronce”, explica. Realismo encomiable el de la atleta zaragozana. Sabía que superar a Natalia Rodríguez y Nuria Fernández -a la postre oro y plata- era casi imposible. “Son dos monstruos, no hay forma de superarlas. Por eso, en el fondo, estoy contenta por el bronce”, apunta.

La mente de la atleta del Puerto Alicante se aclimató pronto a la nueva tesitura. Y logró cruzar en tercera posición la línea de meta. “Me han dado el bronce en el 1.500 por pesada. Pero me siento gafe. Solo unos días antes me había quedado a las puertas de obtener la mínima en Barcelona. Me pasó lo mismo en pista cubierta.

Ahora seguiré compitiendo, buscando la mejor marca personal”, comenta la atleta, que solo ha recibido el aliento del presidente de la Federación Aragonesa de Atletismo: “Javier Hernández presenció la carrera. Sabía lo que había. De los demás no tengo noticias. El atletismo es así: cuando ganas, todos corren a hacerse la foto contigo; cuando se atraviesan momentos así, se vive en el olvido”.

De nuevo se me escapa de las manos…

6 centésimas, esta vez han sido 6 centésimas…si en pista cubierta se me escapaba la minima para el mundial que se celebraba en Doha por 9 décimas, ayer me quedaba a 6 centésimas de la mínima de asistencia para el europeo de Barcelona.

Fui un golpe muy duro cuando vi el tiempo oficial en el marcador, de hecho las cámaras ya se encargaron de mostrar mi disgusto por televisión, estaba casi segura de haber parado el crono por debajo de esos 4’13”00 que exige la EAA, incluso pensaba que estaría rondando mi mejor marca personal, que acumula telarañas desde 2006. Pero así es el atletismo, el tiempo oficial 4’13”06… conclusión, sigo sin minima para Barcelona.

Pero como ya dije hace tiempo, me prometí a mi misma sacar una valoración positiva de todo aquello que logre este año, de dejar atrás el derrotismo y pesimismo que me lastraban en el tartán. Así que puedo afirmar que estoy satisfecha, creo que corrí razonablemente bien, tuve algún fallo, que seguramente en cualquiera de ellos estaba esas 6 centésimas, pero me voy aquedar con lo mejor. Con el hecho de ir toda la carrera progresando en el grupo, con tener ganas de luchar al toque de campana, y con verme por fin cerca de una mi marca, ya que esta en 4’11”73, apenas un segundo más. Veo el vídeo, y me veo por fin atleta, me veo con fuerza, pero con ganas sobretodo, con muchas ganas…y eso es lo que se transfiere en la zancada. El único problema fue esos metros que me quedé sola, lo pague en el ultimo 100, que se me hizo largo, muy largo…

Al menos, esta vez tenemos una oportunidad mas, en pista cubierta ya no había margen, ahora, aunque sea muy pequeño, podemos volver a intentarlo, luchar en el nacional hasta dejarme la piel en la pista…señores, así es este deporte, siempre se puede seguir luchando por mejorar, yo al menos, eso voy a intentar.

[youtube=http://www.youtube.com/watch?v=mS5muyUZLmQ]

Llenando la mochila de ilusiones

Ya se han terminado los exámenes, ya es momento de cambiar los libros por un mayor descanso…llega la hora de la verdad, de jugar las dos ultimas bazas…o el turn y el river para aquellos que como a mí les guste el hold’em.

Tan solo quedan dos oportunidades, dos importantes ciudades, dos grandes reuniones de atletismo…Madrid y Barcelona. Un 800 y un 1500, una oportunidad en cada prueba de mejorar mi marca personal, de luchar por la mínima para Barcelona, de buscar mi hueco en un deporte duro, sacrificado y competitivo.

Mi jugada de mano quizás ahora mismo no sea ni una pareja, pero lo bueno es el proyecto…la ilusión y las ganas, pero sobretodo, este año tengo un as en la manga, el volver a disfrutar compitiendo. No se como, pero los miedos de los dos años anteriores han desaparecido, y espero que jamás vuelvan, no tengo miedo a arriesgar, pero sobretodo me lo vuelvo a pasar bien en el tartán.

Ya no tengo nada que perder, pero si mucho por ganar…así que en estas dos citas que quedan antes del Campeonato de España Absoluto, me dejaré la piel en intentar conseguir mi objetivo, el mío y el de mi entrenador, porque me lo debo y se lo debo también a él.