Mes: mayo 2014

Croquetas 2.0: sin gluten y -casi- sin lactosa

Llevaba meses sin comer croquetas, y es que a parte de cuidar mucho el no abusar del frituras, desde el pasado año he reducido la ingesta de trigo y lactosa de vaca casi en su totalidad. Llevaba años con trastornos digestivos y decidí realizar un test de intolerancia  alimentaria, y aunque no soy alérgica, si soy intolerante a ellos en diferente grado, en resumen: estos dos alimentos no los digiero bien.  La cuestión es que estos dos productos están muy presentes en nuestra dieta y yo he tenido que ir adaptando mi alimentación a esta nueva situación.

¡Que me lio! Después de un duro entreno, el viernes invite a mis compañeros de entrenamiento a cenar, y uno de ellos adora las croquetas, cosa que me llevo a experimentar en los fogones. Como se de muchos que están en una situación similar, comparto mi receta con vosotros, 100% sin gluten (lástima que el preparado de cocina lleve un poco de mantequilla y no pueda asegurar que es sin lactosa también).

_20140511_152138

ELABORACIÓN:

Vamos al tajo. Poned dos cucharas generosas de margarina en la sartén y mientras se calienta  pica la cebolla y el diente de ajo. Cuando se funda la margarina pon la cebolla y el ajo a pochar en la sartén para después incorporar el jamón picado. Yo empleé un envase de jamón ya picado en daditos pequeños.

Cuando el jamón cambie de color, añade la harina de arroz y mezcla bien. La textura de esta harina es diferente a la de trigo, así que trabájala con paciencia y  no te asustes si al principio parece más “arenosa”.

Vierte el preparado de cocina a base de grasa vegetal poco a poco (dos tetrabiks) IMG_20140509_115413y siempre removiendo muy bien la mezcla (si alguien conoce una marca que no lleve si quiera mantequilla, podemos conseguir que sea completamente sin lactosa).  Trabaja bien la masa hasta que veas que la textura es homogénea y de la densidad deseada, en este punto echa un poco de pimienta negra molida (al gusto, aunque recomiendo que no te pases). Bueno, pues ya tenemos la masa, como veis en la foto es un poco más blanca porque hemos empleado harina de arroz. Toca dejarla enfriar,  si untas la superficie con un poco de margarina no se hace costra en la masa.

Llegado a este punto… ¡vaya! Para rebozar se suele utilizar pan rallado, se me había olvidado. Pero recordé el rebozado que había empleado una vez: Corn Fleks. Aviso que en algunas marcas sus copos de maíz llevan gluten -pueden ser apropiada para personas con dietas con restricción de gluten- pero también tenemos opciones comerciales sin nada de gluten, así que dependiendo de cada situación, tocara leer con más cuidado los ingredientes.  Batidora en mano, con el picador, conseguí que quedara finito finito.

IMG_20140509_115556 IMG_20140509_120133 IMG_20140509_151325 IMG_20140509_221032
Toca poner las manos en la masa. Cuando tengamos la masa fría, habrá que cortarla (yo empleo la medida de una cuchara)  y el tradicional pan-huevo-pan, que en nuestro caso será corn fleks-huevo-corn fleks, y darles forma. La verdad es que por el momento tienen una pinta bastante buena.

Sartén con un buen aceite de oliva, cuando esté caliente a freír las croquetas. Este “rebozado” es más difícil que se queme, veréis que queda más doradito. Cuando estén hechas, retíralas de la sartén y escurre el exceso de aceite sobre un plato cubierto con papel absorbente de cocina.

Y ¡voilá! Ya tenemos croquetas de nueva generación jeje. Los comensales no dejaron ni una y les gustaron, así que os recomiendo que las probéis,  que experimentéis a hacerlas de boletus o pollo… pero sobre todo que me deis vuestro feedback cuando las hagáis.

IMG_20140509_222853  IMG_20140509_224539

Sigues surcando el cielo

Hoy es un día triste, mucho, para nuestro deporte. Un día de esos que te encogen el alma, enmudecen el corazón pero que te abre los ojos. Hoy nos ha abandonado un atleta que estaba en edad de retirarse, no de marcharse.

Le conocí cuando yo era juvenil y él un chico que salía en las portadas de las revistas, también de aquellas de las que leía yo, como la “Ragazza”.  Era una estrella, de las de verdad, de las que traspasan el mundo atlético para convertirse en un icono nacional. Un chico con un aura que lo hacía especial, de esas personas que consiguen ser tremendamente atractivas sin ser realmente guapas. Esa percepción inicial de ser altivo se disipaba cuando hablabas con él, infinitamente tímido.  Y es que él era de aquellos que se transformaba en la pista, donde su despiste se convertía en instinto de competición. Desde los ojos de alguien que lo veía como un héroe de nuestro deporte ese es el recuerdo que tengo de este genio, un dios del Olimpo el cual hemos sentido que vivía en los infiernos terrenales.

Hoy es un día de luto para nosotros, un momento de shock para aquellos que vivimos sus gestas, que recordábamos su melena volando alto, su carisma aterrizando muy lejos en el foso. Mi más sincero pésame y todo mi cariño al entorno de este grande. D.E.P Yago

A1-3793663[1]--644x362