Tenía en mente una entrada contando la importancia del descanso, de mi recuperación estival y lo relacionado al mes de inactividad atlética que acabo de finalizar.  También la idea de compartir pequeñas e importantes novedades que se presentan este curso, pero al final me he decidido por centrarme en solo una de ellas, una que en pocos días me ha llenado de ilusión.

Quien me sigue sabe que soy amante de los animales (como echo de menos a mis hámsters Riri y London) y soy muy defensora de su protección y cuidado. Hasta ahora, por mi estilo de vida, me era muy difícil tener un perrito en casa, pero una serie de cambios me ha permitido cumplir esta ilusión. Así que no tenía ninguna duda de que raza me acompañaría en esta nueva etapa: un galgo. Lamentablemente creo que es una raza estigmatizada, hasta su nombre en nuestro deporte, y es una tremenda injusticia.  De hecho, la gente me pregunta sorprendida si es un cachorro porque son poco vistos a estas edades por la calle, dado que la gran mayoría pasan los primeros compases de su vida en un entorno diferente al de una mascota.

IMG_20140920_120446 IMG_20140921_211813

Y es que os presento a mi jovencita galgo: Dina (nombre de la protectora que creo que voy a mantener).  Con tan solo 4 meses ha sido abandonada en Ciudad Real, ha viajado hasta una asociación en Zaragoza, ha estado en una casa de acogida y ahora ha llegado a mi hogar, para quedarse. Esta dulce can de color canela es un autentico amor, pero además muy inteligente. Me enamoré de ella en cuanto la vi en Adopta Zaragoza,  compartí su imagen en redes sociales para buscarle un hogar, pero siempre era recurrente ese deseo de que estuviese a mi lado y aquí la tengo.

PhotoGrid_1411216645896Dina es la muestra de la gran personalidad de esta raza. Aunque algo tímidos y temerosos, son increíblemente cariñosos, como ya he anticipado, pacientes y nobles. Hoy he visto como una niña de apenas 4 años la pellizcaba y la perrita ni se quejaba. En pocos días se ha vuelto mucho más sociable, algo más extrovertida y he observado que ciertamente son tremendamente dormilones. ¿Os cuento otra curiosidad? Se ríe, sí sí, lo que leéis, tiene una mueca similar a una sonrisa y contagia al verla hacerlo. Pero mientras Dina se ríe en casa, decenas de galgos son abandonados en España. Como los 55 que sufrían maltrataos en Guadalajara, de los cuales SOS Galgos se ha hecho cargo de 6 en acogida.

No es necesario adoptar, porque la vida no siempre lo permite, pero se puede ayudar a estos animales para poderlos sacar adelante. SOS Galgos ha iniciado este plan de Gruppers cuyo objetivo es recaudar el importe necesario para cubrir, principalmente, protocolo veterinario, traslados y alimentación de los perros rescatados en Guadalajara.  E incluso podéis ayudar comprando preciosas tazas, llaveros y miles de detalles para sufragar estas asociaciones.

Os dejo por aquí algunas de estas fantásticas asociaciones, aunque seguro que me dejo muchas. Por mi parte, voy a tener que ponerme muy en forma para poder salir con Dina a rodar…que maravilla verla volar!!

_20140920_154452

 

Gracias por la labor que desarrollan, a estas y a todas las asociaciones que ayudan a todas las razas  y tipo de animales. Ojalá muchas personas tuvieran la honestidad de un animal.