Mes: febrero 2015

Correr por un mundo mejor

De nuevo por aquí…llevo días queriendo valorar el campeonato de Antequera, contaros que aunque era consciente del invierno que hemos pasado, el mal trago que pasé igualmente al leer la lista de convocados para Praga y no leer mi nombre. Pero como no quiero valorar en negativo el punto de inflexión que supuso el fin de semana pasado, quiero compartir antes con vosotros un post de energía positiva.

Y nunca mejor dicho: energía positiva. Energía que vosotros como corredores o runners (cada uno se identifica más con un término)  podéis transformar en energía real. Os explico, aquí en Aragón ha nacido INGOA,  la comunidad de runners y personas que creen que un mundo mejor es posible. Qué objetivo tiene esta comunidad: transformar la energía positiva que se genera con el running en energía real para reducir el índice de pobreza energética, con la colaboración de personas y empresas socialmente responsables que harán posibles sus causas solidarias. Porque la pobreza energética tiene unas cifras que asustan, y no hay que irse lejos, en Aragón un 24% de los hogares están en esta situación.

banner-top-mail

INGOA está arrancando y la primera carrera en la que quiere llegar a su objetivo es en la próxima Carrera del Ebro el domingo en Zaragoza.

Os explico su funcionamiento. Hay que registrarse en su página web como usuario y si vais a participar en este caso en la carrera que os comento, generareis un dorsal solidario. El primer objetivo que se han fijado es sumar un total de 1.000 kilómetros entre todos los “ingoistas” que participen, que supone un total de 1.000€ para la causa ‘Energía en cada hogar’ que una empresa privada ya se ha comprometido a comprar… En cada reto se pagará 1€ por kilómetro sumado.

dorsal solidario
Primer dorsal solidario de Ingoa. Ayudemos para que lleguen muchos más

¿Como corredor qué hay que hacer? Simplemente registrarse y correr en las competiciones que de momento tengan en su plataforma. Ahora mismo INGOA certificará personalmente que cada ‘ingoista’ ha participado en la carrera y sumará sus kms a la causa. Si consiguen seguir creciendo con el proyecto, la idea es que a corto plazo la plataforma funcione con aplicaciones de GPS, con diferentes carreras a nivel nacional y que los corredores de todo el mundo puedan aportar sus kms a una de las causas sobre la probreza energética que decida:

  • Energia de la ilusión (infancia)
  • Iluminando sonrisas (mujer)
  • Energía en cada hogar (familias)

¿Te parece poco transformar tus kilómetros en energía? Pues además entrarás en sorteos con experiencias, podrás comprar el excedente de kms de cada reto (el excedente de kms de cada reto va a un saldo común que se puede adquirir y transformar). Por ejemplo, este domingo a través de Instagram todo aquel que participe en la ‘Carrera del Ebro’ y este registrado, si sube una foto con el hastag #soyingoista puede llevarse una de las dos sesiones en AlterG que regala Fisio Zaragoza.

IMG_20150227_174945¿Qué buen rollo verdad? Pues eso es lo que nos debe aportar correr. Darnos cuenta de que con la simple acción de calzarnos nuestras zapatillas estamos consiguiendo dar de comer a familias con #KilómetrosXalimentos y ahora también podemos ayudarles a que mantengan en invierno el calor de su hogar y tengan donde cocinar. Yo corro por un mundo mejor, yo soy ‘ingoista’… ¿y vosotros?

#RevoluciónDeEnergíaPositiva

Podéis seguirlos, informaros y difundir su labor a través de la RRSS: Instragram, Twitter y Facebook.

Carta a mi maestro

Hoy estas letras quieren ser un pequeño regalo, quizá no sea suficiente para todo lo que esa persona me ha regalado a mí, pero más allá de todo lo material creo que no había mejor manera de expresar mi agradecimiento.

Aquel que conozca un poco mi trayectoria conocerá este nombre: José Luis Morte. Pues bien, hoy llega el momento de que un post hable únicamente de él, en el día de su jubilación, en el día en el que la educación pierde a un gran referente. El pasado mes de diciembre conocíamos la noticia de que un profesor de Zaragoza optaba al ‘Nobel’ de los profesores, en ese momento seguro que muchos de nosotros pensamos en aquel profesor especial, en aquel que recuerdas con tanto cariño de tu etapa escolar. Pues muchos ex-alumnos y alumnos del colegio La Estrella rememoramos su nombre -con respeto a otros maestros que han pasado por esas aulas-. Cuántas veces hemos pasado a ver el cole y a saludarle a él, a José Luis.

10548749_10153159956564248_2418100706551653065_o
Con esos clavos competíamos todos… ¡y no pasaba nada por compartirlos!

 

En un momento en el que más que nunca vivo eso de que ‘los triunfos son compartidos y las derrotas individuales’, él me ha vuelto a demostrar su generosidad, su empatía, su gran capacidad de enseñanza. A veces me apena que nadie le haya dedicado una página, una foto, un reconocimiento que se merece con creces, hoy quiero hacerlo yo desde aquí, hoy quiero que le pongáis rostro.

Si hoy estoy aquí escribiendo y compartiendo cosas así, no tengáis duda de que se lo debo a él. Si estudié magisterio fue por su influencia, si ahora entreno en La Estrella es por el sueño de parecerme un poquito más a su figura. Siempre lo he dicho, sería feliz si algún día consiguiese cambiarle la vida a un niño como él me la cambió a mí.

38221_135529519811071_2667420_n
Mi primera carrera, a la izquierda José Luis

 

Cuando era pequeña no sabía que era esto de correr y la vida tampoco tenía perspectivas de ofrecerme un futuro como el que he vivido. Con 9 años recaía en este colegio. Viniendo de una familia desestructurada y siendo de origen oriental, en una sociedad menos heterogénea de lo que es ahora, mi situación podría haber sido de una completa exclusión social. Pero como siempre he dicho: el atletismo fue mi salvación y José Luis mi ángel. Me dio una pasión, una motivación para mejorar, un motivo para soñar… llegue a soñar con unos Juegos, yo, que no podía tener ni unas zapatillas de correr.

DSC_0795

IMG_2323 ..
Siempre quiso un olímpico de La Estrella…

_MG_2280 ..

Quizá él ni lo recuerde, pero a mí con 9 años su tremenda generosidad se me quedo grabada en la memoria. Tras mi primera carrera, con un modesto séptimo puesto en el cross de Fuendejalon (allá por 1993), el se reunió con mi madre y le propuso que me inscribiese en atletismo. En aquel momento cualquier gasto era un suplicio para nosotras, y en ese instante José Luis se ofreció a pagar mi ficha de su bolsillo si fuese necesario.

IMG_20150218_174243
Mi recorte favorito

Hoy, en su despedida, en su día, me ha dado una nueva lección, una nueva enseñanza… rodeados de muchísima gente, en el momento en el que la celebración era para él, él ha querido pensar en mí. Me ha visto estos días infeliz, triste, sin ser yo…hoy me ha pedido que vuelva a recordar a la niña de La Estrella, a disfrutar y recordar. Ha leído en mi cabeza lo que a otros se les escapa, ha sabido dar con la tecla…ha vuelto a estar, como siempre, analizando ese más allá.

No lo sabe, pero hoy ha empezado para ambos una nueva vida, un nuevo ciclo, una nueva etapa que hay que afrontar con ilusión. Hoy más que nunca ha sido un verdadero maestro, un verdadero entrenador.

Se que me leerás, así que quiero añadir algo más. Este fin de semana quiero dedicártelo a ti.  Quiero que sepas que me volveré a calzar los clavos con la ilusión de aquella niña, que aunque hiciese 13” en un 60m lisos, terminaba con una sonrisa. Gracias siempre por estar ahí, con tu humildad, con tu trabajo. La Estrella y todos los que hemos pasado por ella de una u otra manera, te vamos a echar de menos entre sus verjas. Que la vida te regale todo lo que tienes que recoger tras tantos años de siembra, que te puedo asegurar es más de lo que puedas pensar.

Tu siempre alumna.

Isabel Macías

Jose Luis

Arranca mi competición

Arranca el frenético momento de la competición indoor y eso significa que de un plumazo nos plantamos en el Cto. de Europa la primera semana de marzo sin un suspiro.

La pista cubierta tiene ese grado de dificultad marcada por la escasez de oportunidades para correr rápido, de encontrar buenas carreras y de exprimir el momento de forma. Si a eso añadimos el compromiso con los clubes, el margen se reduce. Y es que ayer se disputó la bonita competición de la Copa de SM El Rey y la Reina en Pista Cubierta -sería interesante que alguna vez presidiesen esta competición como hacen en otras con su nombre- pero que coincidía con un meeting que a mí me encanta y donde se brindaba una carrera excepcional para buscar la ansiada mínima europea: el meeting de Karlsruhe.

Pero las obligaciones van primero y viajaba a San Sebastián con la ilusión de alguien que busca su punto de inflexión. En un viaje relámpago, con nevada de las buenas por el camino incluida, mi comida preparada en el tupper y los clavos afilados, tocaba empezar a mover las piernas. Tras dos pequeñas incursiones en pista que servían para iniciar el rodaje en la competición, ayer tocaba ponerse seria. Pero muy a mi pesar mi respuesta no fue la que debía.

Copa Reina (7)
Fotografía de JJVico

Tras un verano en 2014 complicado por problemas de salud y físicos y un arranque en invierno aún más difícil por pequeños contratiempos… desde el 1 de enero di un giro de tuerca a la situación, pude arreglar problemas, recuperar sensaciones y encauzar un río que en algunos momentos me parecía desbordado. Pero ayer volví a aprender, un poquito más de mi, un poquito más de atletismo. Ayer me demostré que el único problema que parece haber es mi falta de convencimiento, aquel que me  llevo a no sacar ayer todo lo que tengo. Ayer no corrí para mí, ayer no hice lo que el cuerpo me pedía, lo que mi estado de forma quería…y ayer me vencí. Porque no hay solo una derrota en carrera, existe una derrota personal, la que viene cuando no te dejas disfrutar…Debes ser digna rival, para vencer y para perder, plantando cara con tu mejor versión.

Pero que nadie se asuste. De peores situaciones hemos salido, porque nunca me he rendido ni mucho menos escondido. Nunca el tirado la toalla, ni cuando esta pesaba. La competición es el mejor momento de aprender, de analizar errores, de ver que todo está bien y que la única pieza que falta es la de volver a disfrutar. Toca respirar, relajarse y volar. Toca abrir los ojos y buscar en el horizonte cercano esa meta que nos guía. Sé por donde está el camino…siempre lo he sabido.