Mes: abril 2015

Im not a blogguer… ¿no?

Por aquí regreso, con las piernas en alto, embadurnas de una crema de frío para recuperar y compartiendo con vosotros unas líneas mientras me recupero de un buen ‘chaquetazo’ de entrenamiento.  Y es que ayer fue un día especial, diferente, un día en el que esta humilde bitácora fue galardonada como mejor blog de deportes en los premios 20 blogs de la publicación 20 minutos.

La verdad que dudo que sea el mejor espacio dedicado a deporte de los que podréis encontrar por la blogosfera, pero está claro que no quería que fuese uno más, con consejos y ejercicios para entrenar, de esos ya encontráis el de personas que sobre eso saben más. Así que he intentado siempre escribir con el corazón aquello que vivimos muchos deportistas en el backstage, aquello que en las retransmisiones no se ve, aquello que en los resultados no se refleja.

IMG-20150416-WA0037Anoche fue muy especial para mí, primero porque hace mucho, muchísimo tiempo que no recordaba ganar nada. Una malísima temporada atlética me ha privado desde hace meses el disfrutar ese subidón de adrenalina que te da cruzar la línea primera, así que anoche fue un plus de motivación, un recordar esa reconfortante adrenalina y motivación que te dan momentos así. Era un reconocimiento inesperado, ya que me sorprendió muchísimo el simple hecho de estar entre las finalistas…

IMG-20150416-WA0033

IMG-20150416-WA0046Iba en buena compañía al Caixa Forum de Madrid, pero pronto la cosa iría mejorando. Acto seguido a entrar al recinto descubrí que me precedía Ana Pastor. Como una quinceañera me presente y claro está, le pedí una foto… Lo siento, pero mi álter ego periodista se volvió muy groupie en ese momento. Agradecerle la paciencia que tuvo conmigo, al igual que Frank Blanco. Toda la noche con la sonrisa en la boca, pudiendo conocer a gente excepcional.

Si algo me hizo ilusión fue poder charrar brevemente con Arsenio Escolar, director de 20 minutos, y conocer que una de las entradas que llevo a la decisión fue la dedicada a José Luis, y es que entonces caí en la cuenta de que un jurado de expertos había leído mi blog, todos, gente reconocida en el mundo del periodismo, y ellos eligieron el mío el mejor… y ahí, me empecé a ruborizar. Porque entonces te das cuenta de lo personal que son las líneas que escribo y de lo raro que se hace que a alguien le puedan gustar.

220180-944-629
Junto a los olímpicos Chema Martínez y Javi Hernanz

Muchas veces ha sido complicado mantener actualizado este espacio, por tiempo, por entrenamiento, por cansancio, por desmotivación personal… y muchas veces mis líneas han sido un claro reflejo del vaivén emocional que supone la competición. La verdad es que no me considero bloguera, sino una atleta que ha intentado aunar sus inquietudes periodísticas y gusto por escribir con sus experiencias deportivas. Así que anoche fue excepcional descubrir que quizá más que nunca llegue el momento de seguir compartiendo los momentos previos a Rio 2016, ahora que sabemos las mínimas de participación, ahora que olemos la humedad en el estadio, los nervios en la cámara de llamadas.

Así que una vez más tengo que dar las gracias a todos aquellos que leéis mis divagaciones y que incluso os gustan, a aquellos que las han creído dignas de este premio y a todos los que de alguna manera estáis presentes en esas experiencias de las que hablo.

Gracias a todos de corazón. El premio ya esta escoltado por sus hermanos deportivos, recordando que con esfuerzo y poniendo el corazón, el trabajo sale mejor.

El premio ya esta escoltado por sus hermanos deportivos, recordando que con esfuerzo y poniendo el corazón, el trabajo sale mejor

IMG-20150416-WA0018

 

¿A la carrera por el patrocinador?

Este fin de semana Fernando Miñana publicaba un reportaje muy interesante sobre un debate que lleva tiempo sobrevolando los corrillos atléticos. De una manera muy directa, este tema de actualidad nos ha influido a los atletas denominados de élite, y desde hace tiempo quería abrir con vosotros un debate, que no polémica. Pasaros a leer el reportaje del que os hablo aquí: La fama da alas.

Bueno, ahora que lo habéis leído estamos un poco más metidos en contexto. Así que si os parece, abramos la conversación para enriquecer lo que muchas veces el espacio en papel limita. Tal y como explica Fernando en su texto, esta moda del running y la gran presencia de influencers como medio de altavoz ha creado en mí un conflicto interior, bueno, quizá no tanto, pero si sentimientos encontrados.

Empecemos por lo positivo. Por un lado, creo que la presencia de esas personas ‘ilustres’ por temas ajenos a lo estrictamente atlético dotan de un nuevo altavoz y difusión de esta variante al atletismo: el running. Porque empecemos a matizar ¿consideramos iguales al atletismo que al running (anteriormente conocido como jogging)? Aquí creo que empieza nuestro problema.

Pero antes de enredarme en los matices de este jardín, sigamos con lo positivo. Estas influencers promocionan una vida más activa y saludable en nuestra sociedad y más concretamente en el sector femenino, gran target para las marcas comerciales. Y es que las mujeres son el comercio en crecimiento y claro, tienen que tener referentes con los que o bien se identifican o bien idolatren, ¿encajamos las atletas ahí? Eso es lo que no sé…

Otro punto favorable es que si existe la oportunidad,  las atletas tenemos un nuevo escaparate que de otra manera no hubiera existido para nosotras. En mi caso por ejemplo, me ha brindado un espacio en los blogs de Mariam Hernández o Kira Miró. Pero más allá de eso, fijaros, en qué contexto hubiera llegado yo siquiera a conocerlas. Mariam me da su opinión sobre este tema: “aunque no soy profesional, en mi blog me parece básico poder ofrecer posibilidades y experiencias a los lectores, así que tener marcas que confían en mi me permite la posibilidad de testar el material, hablar sobre las últimas novedades en running o recomendar aquello que más me gusta… Además que marcas tan potentes como Adidas confíen en mí también da más credibilidad y peso a mi proyecto. Aún así creo que el mayor apoyo de las marcas debería ser para los atletas profesionales

 
Blume1006        Ig

Y aquí la generosa Mariam ha dado con la tecla: el apoyo a los atletas. Y es que como bien dice Miñana, el running nos ha adelantado y como diríamos los atletas, “nos ha quitado las pegatinas” o “robado la cartera”. Así que de alguna manera, los que estamos acostumbrados a competir, en esta carrera provocada por el running, nos hemos quedado atrás. Vemos como en el auge femenino de este deporte, se elaboran reportajes sobre el tema y muchas veces en la foto no sale ni una atleta federada…O lo que es más hiriente, muchas atletas de un buen nivel deportivo no cuentan con el apoyo de una marca que le suministre, ya no digo si quiera el textil, calzado especializado para desarrollar sus entrenamientos, mientras que las influencers tienen suministro y encima no monomarca.

Lorena Luaces se muestra clara ante como solucionar esto en el reportaje, yo no estoy tan segura. Los atletas para competir en cierto nivel tenemos una exigencia e implicación que, desde mi punto de vista, no nos permite dedicar mucho más tiempo a intentar adoptar un entorno y manera de actuar que no es nuestro medio. Nuestra responsabilidad necesita de mucho entrenamiento, descanso y vida equilibrada, y aunque creo que en la actualidad todos los atletas nacionales se han integrado en el mundo de las redes sociales y entorno digital, no puede haber una dedicación tan plena como el de estas “influencers”.

Iris Fuentes-Pila (finalista olímpica en 1500 en 2008) se mostraba clara en una conversación vía twitter sobre la función de Cristina Pedroche en este tema: “genial que esa chica corra, pero el altavoz o la difusión de nuestro deporte lo hacen atletas como Cacho, Fiz, Torrijos,tú, etc etc…” a lo que añade que el hecho de que las marcas patrocinen es lógico, ya que hay que vender, pero que se están mezclando dos cosas totalmente diferentes.

Elena García Grimau (campeona de España de 3.000m en PC’15) lo tiene claro y comparte una visión similar a la mía: “Para las marcas deportivas, patrocinar a las blogueras o influencers es una buena estrategia para intentar llegar a más gente y aumentar sus ventas, no veo mal la convivencia de patrocinio, pero sería un error dar más peso en patrocinio a este colectivo que al verdadero atleta profesional que es el que realmente necesita más apoyo. Una bloguera se dedica  precisamente a escribir posts y gran parte de su tiempo diario lo emplea en esto, sin embargo un atleta profesional emplea mucho tiempo en entrenar y competir con unos objetivos muy distintos, pero eso no quita que bajo contrato con los patrocinadores no podamos hacer ruido a través de las redes sociales.”

El tema podría ser más crítico si nos remitiésemos a atletas masculinos, ya que ellos aún han tenido menos cabida en esta tendencia, no son target de venta, no tienen un mercado exponencial en el que figurar…

El tema podría ser más crítico si nos remitiésemos a atletas masculinos, ya que ellos aún han tenido menos cabida en esta tendencia, no son target de venta, no tienen un mercado exponencial en el que figurar…

Quiero cerrar el post con la reflexión de Elisa Pérez  Garabatos, Account managers Asics (para que veáis que aquí tiene cabida todo el mundo 😉 ), y que para mí podría resultar la panacea: “La fiebre del running, la moda de salir a correr no puede ser más que positiva, al fin y al cabo se trata de hacer deporte y sentirse bien con uno mismo. Que te motive desde su red social Isa Macías o Cristina Pedroche, ¿qué más da?, cada una creo que aporta un enfoque diferente. El atleta profesional habla desde su puesto de trabajo, donde en una carrera se está jugando una beca, un patrocinio, un mundial, cuidando sus descansos, su alimentación… es su modo de vida.  El personaje famoso nos da  su visión de cómo le cuesta, qué le aporta salir a correr y cómo encuentra su motivación. Ambas pueden convivir y desde las marcas, obviamente, se trabaja con ambos perfiles. Al fin y al cabo los orígenes de algo-saber de dónde vienes-es sagrado y en el ADN de Asics, por ejemplo, están los atletas que saben de lo qué hablan, pero parafraseando a Expediente X, la audiencia está ahí fuera, en esos perfiles, y negarse a aceptarlo sería tan de necios como seguir empeñado en no tener acceso a internet. Convivir, respetar y saber hasta dónde llegan las limitaciones de cada uno para no predicar algo que repercuta en lesiones o perjuicios al usuario final es la base, el sentido común de toda la vida.”

Aquí terminaba prácticamente la entrada de manera inicial, pero la aportación de una de las grandes precursoras en nuestro país de este nuevo movimiento de correr entre las mujeres, bien merece añadir su declaración aquí. Y es que Cristina Mitre y sus ‘Mujeres que corren‘ fueron una revolución (que yo ya avise…). Porque Cris lo tiene claro: “Me parece absurdo esta polémica que algunos quieren crear entre el popular y el atleta, sobre todo, porque solo se plantea con las mujeres y no con ellos, y del otro género hay unos cuantos.  Creo que todos deberíamos estar encantados de que el running esté de moda, porque de los que se trata es de hacer más grande este deporte, porque así ganamos todos“. Porque Mitre tiene claro su papel en esta vorágine y no es otra que la de ser ese perfil con el que se pueden identificar por que ella cuenta “mi historia personal porque a través de mi ejemplo, el de una mujer que nunca fue activa y ha logrado correr, puede que ellas se den la oportunidad de demostrarse que también pueden” y sentencia que “yo no miro al otro con recelo, sino como una oportunidad de crecer y de aprender. Ojalá el resto también lo hiciese. Yo escribí mi libro porque sentía la necesidad de contar mi historia y porque cuando yo empecé a correr no encontré nada para una novata como yo. Sé que mi historia ha ayudado a muchas mujeres a superar sus miedos e intentarlo. Así que si eso me etiqueta como una “influencer”…¡Bienvenido sea!”

Y  ahora sí que aquí lo dejo, ya que la idea es enriquecer con vuestras posiciones este debate, que desde vuestro enfoque aportéis la percepción que esta moda (esperemos que no pasajera) os está generando.

Así que espero vuestros comentarios, este espacio a partir de aquí…¡Es vuestro!