Recién llegada de San Sebastián (con previa parada en el regreso para competir en Ajo) el nombre de post me parece el mejor titular para mi modesta crónica sobre esta carrera. Sin duda alguna la ‘Behobia’ es una auténtica fiesta del running popular, y recalco el popular porque los atletas federados somos meros invitados por compromiso en una fiesta donde el color de la masa llena el precioso recorrido que une estas dos poblaciones.

Desde hace tres años tengo la suerte de que, gracias a mi vinculación con el patrocinador más importante, puedo estar presente en un entorno que para mí sería de otra manera, completamente desconocido. Eso es una de las cosas que más veces tengo que explicar en su multitudinaria feria, el hacer ver que soy atleta, no corredora, que para mí 20 kilómetros en ruta es por ahora un reto lejano. Para ello siempre pongo el mismo ejemplo: es como si a un Fórmula 1 (que últimamente no ha tenido el mejor motor) le meten en un rally. Y es que eso es lo que me pasa, mis ‘amortiguadores’ y ‘neumáticos’ nos están adaptados ni a esa distancia ni a ese entorno. Pero, gracias a esa magia, a ese maravilloso optimismo que rodea esta carrera, cada vez veo menos imposible el estar en la línea de salida y más si brilla el sol como esta edición.

Porque precisamente el gran protagonista esta vez ha sido el sol, que ha brillado de manera hasta desmesurada para las fechas y ha reclamado el poder estar también en esta competición. Nadie se la quiere perder, nadie la corre solo una vez… tiene algo, ese duende, que la construye como un mito, como un reto, como una tradición y lugar de peregrinación para los corredores. Pero la ‘Behobia-San Sebastián’ no se ha erigido como leyenda ella sola, lo han hecho sus valientes, aquellos que comparten un mismo arco de llegada pero metas completamente diferentes. Millares de personas que aunque llegan en diferentes instantes comparten el maravilloso éxtasis que les hace levantar los brazos. Porque son todos los que durante ese fin de semana la ciudad de la Concha, los que se convierten en la Perla de la ciudad.

corredores que comparten un mismo arco de llegada pero metas completamente diferentes

2015-11-08 17.26.04

Es oficial que esta edición me ha llenado de buena energía para afrontar mis futuros retos. Queda patente que estas carreras en ‘España directo’ son mejores, porque correr bonito no es correr técnicamente perfecto, sino con la sonrisa en los labios que nos empuja en cada zancada de las muchas que hay que dar para llegar.

IMG-20151107-WA0033

Lamentablemente esta vez hay una nota amarga, un lazo negro que no solo me entristece sino que me enfada. Porque me da miedo que esta euforia colectiva haga perder el respeto a distancias que merecen un entrenamiento, una preparación, un trabajo anterior para estar en la línea de salida. Desconozco si las causas de este caso son estas, pero siempre saltan las alarmas. Muchas veces lo recalco, hay que empezar poco a poco, hay que realizarse pruebas de esfuerzo hay que unir piernas, cabeza y corazón para poder completar un 5K, un 10K o un maratón.

Debemos tener claro que para que en el horizonte brille el sol, con trabajo e ilusión es más fácil lograrlo. Que la bruma siempre se termina disipando y que si sabemos mirar y valorar todo el trabajo que nos ha llevado hasta esa salida, podremos mirar con orgullo hacia atrás cuando miremos lo recorrido desde nuestra meta.

Enhorabuena a todos esos valientes que contagiáis y repetís, y me van a permitir una mención especial a los aragoneses que este año han doblado las cifras de participación. Así como a esas mujeres que se van quitando complejos, se despojan de sus miedos y se atreven con las duras cuestas de esta carrera. Felicidades a todos: a los que corréis, a los familiares, a los que animáis y  los que lo inmortalizáis con fotos. Pero también a los que organizáis, a todos esos que ponen todo su esfuerzo porque para muchos esta carrera se grabe en su corazón. No solo una medalla es el recuerdo de aquí, es la satisfacción de haberlo logrado ser un San Jorge que no se rindió ante el dragón.

IMG-20151107-WA0028

14 Comments on La magia de Behobia

  1. Totalmente de acuerdo con todas tus palabras. Es imposible correr la Behobia solo una vez. Yo llevo dos ediciones, pero este año me ha sido imposible y os he seguido desde la distancia. Un saludo y felicidades por el artículo.

  2. Hola Isa:
    A mi me pasa como a ti. Hay mediomaratones o maratones y la Behobia es la Behobia. Unica por sus cuestas. Sufres como un cabrón, pero repites por que la gente es maravillosa y la organización estupenda. Este año no pude ir, no estaba prearado. Me da rabía pero lo primero spy yo y luego está la Behoboa y habrá. muchas más

  3. Hola! Era la primera vez que la corria,mi primera media maraton y aunque he sufrido con esas cuestas impossibles me ha encantado!! La gente la hace muy emocionante y la he disfrutado mogollon!!

  4. Es la carrera más bonita en la que he participado hasta la fecha. Tengo ganas de repetir por mejorar, por sentirme importante como si fuera pro cuando la gente gritaba mi nombre, por volver a disfrutar del ambiente y del paisaje, por volver a sufrir en la última subida, por ver hasta donde puedo llegar sin el calor de verano en pleno otoño y sobre todo por volver a empezar una carrera tan emocionada y motivada como empecé esta.
    Una maravilla que subestimamos en lo que a dureza se refiere y que con esas temperaturas es una carrera dura a la que hay que ir preparado, tienes razón. No sabemos si el joven que murió lo estaba o no, desafortunadamente este tipo de muertes también las vemos en deportistas de élite, pero lo que podría apostar sin miedo a equivocarme, es que alguna de las personas que atendieron no estaban lo suficientemente preparadas. Todos queremos cumplir nuestros sueños y nuestras metas pero es importante que tengamos paciencia y nos preparemos para ello aunque hay que esperar un poquito más, pero es la única manera de disfrutarlo y de hacer que las personas que nos acompañan disfruten con nosotros.

  5. El domingo fue mi primera participación en la Behobia, disfrute , sufrí y termine la prueba muy a gusto, me preparé a conciencia y menos mal,fue muy dura por el calor, el sol y la humedad. Orgulloso de ello y esperando al próximo año,para hacerlo mejor, en lo que dices tienes toda la razón hay que ser consciente de lo que se hace y como se hace , aun así siempre pueden surgir los problemas,seguimos aprendiendo y disfrutando del atletismo. Como dice mi entrenado yo soy atleta no runner.

  6. Hola Isabel,

    ciertamente la carrera es perfecta en todos los sentidos. Soy corredor habitual en Behobia desde hace dos años, y en otras distancias. Sin ir más lejos el paso octubre finalicé mi primer Maratón en Chicago, y pocas carreras emiten la magia con lo que lo hace la Behobia/SS. Todo ello no sería posible sin la colaboración estoica del público, que llueva o pegue el calor ahí están para darte un ¡Aupa Txapeldun!, sin las ganas de los organizadores del Club Fortuna, y por supuesto con Adidas que sin la inversión, que estoy seguro que hace, la carrera no obtendría el grado de profesionalidad que tiene.

    A todo lo anterior, y uniéndolo a mi profundo pesar por el fallecimiento del corredor, creo que muchos de los que nos metimos los 20km sufrimos por el imprevisto de las condiciones climáticas que “sorprendieron” a la organización; puesto que los “corricolaris” que saliamos en los últimos cajones (11:30 de la mañana y con esos calores) tuvimos problemas en algunos puntos para conseguir hidratación. ¡Eso no puede aceptarse con la gran organización y profesionalidad de todos los sponsors! No es culpa de nadie pero las previsiones de calor que marcaban para la carrera no eran las normales para el mes de noviembre.

    No me enrollo más, al año que viene volveré a estar en línea de salida. Con las mismas ganas e ilusión que las ediciones anteriores, y con el objetivo de llegar para tomar los pintxos y los zuritos.

    Gracias por tu blog!!

    Un abrazo, Antonio.

    Pd. Podías pasarte por Madrid y organizar un entreno!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *