Salud, dinero y amor

ricardo-abad-3

Tres cosas hay en la vida: “Salud, dinero y amor…”.   Ricardo Abad completó el 30 de mayo 150 maratones en 150 días consecutivos. ¡Enhorabuena! Ahora bien, si miramos con lupa el reto de Ricardo, podemos valorarlo como locura. La teoría de los atletas de elite es que cuatro maratones al año son suficientes. Ricardo nos ha roto todos los esquemas. Alguna dirán: “Es que no es lo mismo hacer las maratones a “fuego” que realizarlas con el único objetivo de acabarlas”. Ricardo ha tenido la clase y el don de realizar muchas maratones en menos de tres horas (maratones realizadas en eventos oficiales). Muchos de los días ha tenido una climatología adversa para correr largas distancias.  Ahora mismo, y como no puede ser de otra manera, Ricardo estará feliz y contento con tan grandiosa hazaña.  ¡Ojo! Los excesos se pagan. Ricardo tendrá que dejar de pisar el acelerador si quiere que su salud (organismo) no se resienta con los años.

Seguro que en cuestión dinero habrá ganado o al menos habrá dejado de gastar. En momentos de crisis la apuesta ha debido ser satisfactoria.  Correr 150 día seguidos requiere mucho tiempo. Correr, trabajar y descansar. No ha tenido tiempo para gastar. Ricardo ha sido en estos 150 días un ahorrador, a la vez ha sido un esplendido gastando y quemando calorías.

Y… de Amor, jajaja. De amor ni hablemos. Viendo la talla y la fisionomía de Ricardo se puede decir que tiene pinta de ser un Don Juan. Sí, sí, pero metiéndote todos los días un maratón “pal” cuerpo, trabajando ocho horas en la fundición y dejando un tiempo para el descanso… ¿Qué le queda para el amor?. Habrá que preguntarselo.

Ricardo, quiero felicitarte y darte la enhorabuena por tu gesta. Disfruta de ello. Cuida tu salud y con el dinero que  has ahorrado en  150 días maratonianos invita a tus allegados a lo que te apetezca . Por fin, haz el amor a destajo y durante 150 días seguidos. Quizás acabes más agotado.

Chicos y chicas ¿Qué opinais del reto que acaba de conseguir Ricardo Abad?  Desde mi blog tenéis la oportunidad de felicitar al ultramaratoniano si así lo deseáis…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *