Objetivo Primavera (3ª Parte Entrenamientos Media Maraton – Afinamiento)

Foto Prado

Tras una semana de recuperación llegamos a un ciclo de entrenamientos de los llamados exigentes. Van a ser tres semanitas con un aumento del ritmo y con un mantenimiento o rebaje de tiempos en las recuperaciones. No pretendo que estéis finos finos pero si que lleguéis con buen ritmo, frescos y con ganas de afrontar una competición. Hay entrenadores que en el periodo de afinamiento lo que hacen es subir la calidad y subir el tiempo de recuperación. Esto lo vamos a hacer pero sólo en entrenamientos muy específicos.

En Febrero ya asoman alguna Media Maratón (28 de Febrero Media de la Latina / Madrid). Para los atletas que vayan a correr en la Latina este entrenamiento lo pueden cumplir a raja tabla. Tres semanas fuertes y la siguiente de bajada. En Marzo, cada fin de semana hay un par de Medias (7 Ribarroja – 14 Murcia y Cáceres – 21 Palma de Mallorca y Segovia – 27 Azpeitia/Azkoitia y Sabiñanigo…) Para los que vayan a participar en alguna de ellas pueden hacer este ciclo pero sin hacer los entrenamientos al 100%, es decir, dejar margen de mejora para estar “como una moto” en el mes de Marzo.
Sobre todo, es importante que si no entendéis o hay dudas al respecto, preguntar.
Acordaros de adaptar los ritmos a la condición física de cada uno.

Semana del 1 al 7 de Febrero (4 días de entrenamiento)

L: 25 mnt. de carrera continua ritmo lento + 9 X 1 mnt (fuerte) Recuperando 3 mnt.
Al trote lento. Al finalizar hacer 5 mnt. trote lento + estirar.

M: Descanso

X: 20 minutos de carrera continúa + 5 mnt Estirar + 2 X 20 mnt. Recuperar 4 mnt. en
parado. 1ª serie ritmo de Media Maratón – 2ª serie 5” más fuerte por kilómetro.
En la segunda serie deberéis hacer 100 metros más que en la primera (aprox.)

J: Descanso

V: 70 minutos de carrera continua ritmo cómodo + estirar

S: Descanso

D: Todo seguido = 20 mnt. de trote suave + 30 minutos de trote ritmo medio + 10
Minutos de trote lento + 10 minutos de trote ritmo rápido + 5 mnt. trote lento.

embarazo Yolanda y Martín 100

  Foto: Entrena cambiando de itinerarios

 

Semana del 8 al 14 de Febrero (5 días de entrenamiento)

L: 40 mnt. de carrera continua lenta ( Si está semana no podéis entrenar cinco días
Elimináis este día y lo tomáis de descanso)

M: Calentar + 8 X 1.000 metros. Recuperar 2´30” al trote muy lento Ritmo (7” menos
por Km del ritmo de la Media. Si vas a ir a en la Media 4´15”/Km, hacer las series a
4´10”.

X: DESCANSO “RESPIRA”
J: 60 mnt. de carrera continua ritmo cómodo + estirar

V: Calentar + 3 X 3.000 metros. Recuperar 4 mnt. en parado. Ritmo Medio. Al finalizar
Hacer 10 mnt. de trote lento

S: Descanso

D: 80 minutos de carrera continua ritmo cómodo. Los últimos 12 mnt. ir a ritmo
del Medio Maratón

Alex - Ivan y Beloki

  Foto: No hay que ir siempre a tope, disfruta corriendo

 

Semana del 15 al 21 de Febrero (4 días de entrenamiento)

L: Descanso

M: 20 minutos de trote lento + estirar + 20 X 1 mnt. recuperando 1 mnt. al trote + 5 mnt.
de trote lento. Total 65 mnt. El minuto fuerte no es a tope y el minuto suave no tiene
que ser muy lento. Explicación = un minuto fuerte + un minuto suave + un minuto
fuerte +… Así sucesivamente hasta complementar 20 mt. Fuertes y 20 mnt. suaves.

X: Descanso

J: 65 mnt. de carrera continua ritmo cómodo + estirar

V: Descanso

S: 15 mnt. de trote lento + (15´+ 10´ + 5´ + 3´+ 1´) Recuperar en cada serie 4 mnt al
Trote lento. Ritmo 7” menos por km que el ritmo del Medio Maratón
Si vas a ir a en la Media 4´15”/Km, hacer las series a 4´08/Km”. (Aproximadamente)

D: 60 minutos de trote ritmo lento + estirar

Naia corriendo

Foto: Es conveniente realizar un buen calentamiento

 Semana del 22 al 28 de Febrero RECUPERACION (3 días de entrenamiento)

L: DESCANSO

M: DESCANSO

X: 40 mnt. de trote lento + 5 X 100 en progresión. Recuperar 100 metros al trote muy
muy lento

J: DESCANSO

V: Todo seguido = 20 minutos de trote + 8 mnt. de carrera a ritmo de la Media Maratón
+ 7 mnt. de trote lento + estirar. Total carrera 35 mnt.

S: Descanso

D: El que vaya a Competir Media Maratón ¡SUERTE! El que tenga que entrenar, ahí va
25 mnt. de trote lento + 25 mnt. de trote ritmo rápido + 10 mnt. trote lento.

El día de la competición hay que ir con la lección bien preparada, es decir sin ningún tipo de dudas: Material deportivo, las zapatillas. Saber cual va a ser el ritmo en competición. Conocer o visualizar el recorrido. Alimentación e hidratación. Cuando llegan los problemas (cansancio, dolores musculares), cualquier pequeñez lo dimensionamos al máximo. En esos momentos hay que estar fuerte (psicológicamente) y pensar en lo mucho que has entrenado.
Para los que compiten en Marzo, todavía no he finalizado. ¡Ah! Recordar que en este ciclo no deberéis ir al máximo. Son entrenamientos que afinan la forma física. Si te pasas ahora, puedes llegar pasado de forma. ¡ANIMO, suerte y al ruedo!!!!

IV TAL COMO SOY – Momento de Asentar la cabeza

Cross Monte Tortilla 1977

Fiz-Almeria-1977Fiz-en-1976

 Fotos: Fiz dorsal Nº 4   –   Foto: Fiz primero por la Izda.  –   Foto: Fiz Vitoria 1977 Monte de la Tortilla 

Una vez más demos gracias a quien nos ampara por dejarnos ver un nuevo digito en nuestras vidas. Ya estamos en el 2010. Una cana, una arruga y dificultad para mantener una sobresalida musculatura refleja que ya no soy ningún chiquillo. Tampoco pretendo ser el eterno joven, es más, asumo las etapas de la vida. Me encanta competir con atletas pertenecientes a la categoría Señior porque son más jóvenes que yo y con ellos me crezco. Aunque es verdad que cada vez es más difícil estar cerca de ellos. En el mes de Diciembre 2009 participé en el cross internacional de Burlada. Alentados por los atletas que entreno decidí correr con los Senior. Desde la barrera se ven bien los toros pero ahí, dentro del recorrido me cornearon por todas las partes. Eso es correr. Los hermanos España y Eliseo Martín volaban. Me sentí fuerte, corrí tan rápido como me daban las piernas pero aún así el ritmo era totalmente diferente a los profesionales. Quise engañarme con un “quizá no fue mi día”. De eso nada, estoy seguro que si vuelvo a probar fortuna, volvería a salir peor parado. Si los niños y niñas corren en sus respectivas categorías (benjamín, alevín, cadete…) cuando se llega a veteranos hay que correr con los veteranos y si se hace con los Absolutos hay que ir con todas las consecuencias. ¡Ah! Se me olvido contaros mi táctica en el cross de Burlada. Salí a tope. Mediada la carrera seguí a tope. Al final, los últimos metros los termine a tope. No pinché nada lo que pasa que hubo unos doce atletas que corrieron más que yo.  

Cpto. Alava Veteranos 2009

                              Foto: Cpto. de Alava cross 2009.  Corriendo en mi categoria, veteranos.  

Estoy en el IV tal como soy y llego con un hipotético asentamiento de cabeza. Días de adolescencia dan paso a, “mirar que hombretón tenemos en casa”. El Servicio Militar. ¡Joder! Con el Servicio Militar obligatorio. Debiera ser lo que es ahora, voluntario y profesional. Tengo dos recuerdos de mi estancia en el ejército. El primero se produjo el primer día. Fue como estar en una película de Silvestre Stallone. Entre “Si señor, a sus ordenes, en pie, a formar y a rapar el pelo” me pareció que iba a ser una experiencia de lo más gratificante. Lo siento para muchos pero no fue así. ¡Qué tiempos, aquellos! Si es que la vida es como un pañuelo, coincidí con Abel Antón. Tranquilos, ni nos liamos a disparos ni a lanzarnos granadas. Antón estaba en la base de Cerro muriano (Córdoba) y yo en el Gobierno militar de San Sebastián. Coincidimos en los campeonatos de España militar. Como no podía ser de otra manera, en la distancia de los cinco mil metros me ganó en los metros finales. Corrimos en la pista de Toledo a 40ºC y logramos los record militares (14´08). Tras el esfuerzo y después de dormir en tiendas de campañas, al día siguiente volvimos a correr. Esta vez por separado. Antón ganó los mil quinientos y yo hice lo mismo en la prueba de los tres mil con obstáculos. Al cabo de un año, recibí una buena noticia, me dijeron que todo había terminado, me dieron la blanca, es decir, la libreta militar y hasta ahora, si te he visto no me acuerdo.
A partir de ese momento, el único objetivo era hacerme un lugar entre la sociedad. ¿De qué manera? Trabajando, corriendo. Independencia, valerme por mi solo. Organizaba mi tiempo trabajando en una empresa de productos químicos, repartiendo huevos y los sábados repartía tartas nupciales. Las propinas eran más suculentas que el propio sueldo. Por las mañanas iba corriendo al curro, por las tarde entrenaba con el resto del grupo de deportistas. Creo que este plan de vida me endureció tanto que en las carreras de cross corría con mucha fuerza. Me percaté que mis rivales, habían progresado más y antes que yo pero poco a poco me fui acercando. El dinero por repartir huevos y pasteles ya no me llamaba tanto la atención. Los organizadores empezaron a pagarme unas 15.000 pesetas por correr las carreras de cross. Las casas de material deportivo me facilitaban el textil y el calzado. Esto motivaba a seguir en la obstinación de hacerme un hueco entre los mejores. Las temporadas de invierno eran mi fuerte, toda la intensidad la comprimía en el campo a través. La pista al aire libre no fue santo de mi devoción hasta que me aconsejaran que allí, en la pista luchando contra el crono era donde verdaderamente se aprendía a correr, además el echo de conceder a Barcelona los JJ:OO me hizo recapacitar la postura inicial. Empecé a participar en pruebas de pista y de este modo, mejorando mis marcas, fui planteando la idea de aspirar a alcanzar un sueño, participar en unos juegos olímpicos

Cross de San Sebastian (Lasarte)

Foto:  Cross de Lasarte (San Sebastían)

En Marzo de 1990 llegó el éxtasis deportivo. En la localidad de Estella (Navarra) se celebró el campeonato de España de cross. Tras un derroche de fuerza y estrategias, gané el campeonato. Ese día dominé a uno de mis ídolos, Antonio Prieto “Taca”. No me lo podía creer. En tercera posición entró Alejandro Gómez. En todo momento me acompañó mi familia. Por la tarde me invitaron a dar el saque de honor en el partido de fútbol que disputaba el Alavés contra el Barcelona B. Este triunfo marcó mi vida, a partir de ese día, mi vida iba a dar un cambio radical, el deporte, el atletismo ocupaba un lugar muy importante dentro de mí.. Me plantee dejar el puesto de trabajo y así lo hice. Fiché por el Club Reebok Racing. Todo empezó a ser más fácil. Mi manager, Miguel Ángel Mostaza demandaba a los organizadores la cantidad de pesetas que el creía que yo valía. En España el cross está muy bien pagado, se valora más a un buen atleta de campo a través que a un corredor de pista. Bueno, depende de la disciplina. Todos sabemos que si eres un “pequeño” crack del mil quinientos las alubias las tienes aseguradas por un tiempo, en cambio si tu disciplina son los lanzamientos, ahí no está tan claro. Seguí evolucionando y progresando. Creo que mi progresión fue la óptima por que en mi periplo por las categorías inferiores no me había castigado. Me encontraba fresco y con hambre de victoria. Una de las anécdotas por mi paso en categoría de juveniles – no se si ya la he contado – es que los atletas de selección me preguntaban ¿Y tu cuántos días entrenas? Respondía, “dos y el domingo competición”. No se lo creían pensaban que les estaba vacilando. Ahora me explico porque cuando llegaron a Senior muchos de ellos llegaron fundidos.Campeonato de España cross - Estella 1990 (Navarra)

Mundial cross 1990 Aix Les Bains (Francia)

 Fotos:  mundial Cross Aix Les Bains 1990 (Francia)                                                                              Cpto. España Cross Estella 1990 (Fiz – Prieto y Gómez)

En 1992 repetí triunfo. Este año el Campeonato de España de Cross se celebró en Cáceres. Mi mujer Ana estaba embarazada. Mis padres y familiares viajaron durante toda la noche en autobús. No pegaron ni ojo. La mañana del cross, antes de empezar me dirigí donde estaban todos mis aficionados, se les veía cansados pero entusiasmado. Esto avivó mis ganas por competir y hacerlo bien. Me salió la carrera perfecta, además tuve un pequeño y gran aliado, el argentino Antonio Silios. Recuerdos que a falta de cuatro kilómetros íbamos los dos escapados. Por detrás venía el catalán Peré Arco y Alejandro Gómez. Este último había tenido un encontronazo y cayó al suelo. Era de los que me gustaba mirar constantemente hacía atrás y a los lados. Le dije a Silios que tirase fuerte unos metros y después el otro. Acepto el envite y de este modo asegurábamos la victoria uno de los dos. Así lo hicimos, aumentamos la diferencia con nuestros perseguidores. En la última subida Silios llegó desgastado y alcance la victoria. Fue el sumo. Mi familia sacó el jamón y todo que hiciera falta para celebrar el triunfo por todo lo alto. Una fiesta que recuerdo con emoción, sobre todo por mis padres. Mi padre que en paz descanse.
Tres meses más tarde, el 11 de Junio nació mi hijo, Alex. 1992, año olímpico, iba a pasar a la historia como mi mejor año en lo personal y en lo deportivo.

El 11 de Junio de 1992 Nació Alex, mi hijo

PROXIMO CAPITULO Como llegué a los JJOO de Barcelona y como Los JJOO marcaron un antes y después en mi vida