MARTA DOMINGUEZ, INVESTIGADA

Hola a todos. Viendo y escuchando lo que está aconteciendo en el panorama atletismo de elite, me veo en la necesidad de realizar un breve comentario. Digo breve porque hasta que no se levante el secreto de sumario y se esclarezca todo este embrollo, opino que hay que ser prudente, aparte que todo lo que se diga será mera especulación que sólo valdrá para hacer más daño a este deporte. Si, sí, todos estamos más nerviosos y agitados de lo normal pero hay que tener paciencia y esperar a que las investigaciones lleguen al final. Y digo al final y hasta el final, caiga quien caiga. Esto es lo que deseo.
Estos días he leído mucho acerca de la nueva situación que está atravesando Marta Domínguez. Ha pasado de ser la deportista más laureada del país a ser la peor de las villanas. Me he dado cuenta de una cosa, que en su mundillo, atletismo de elite, tenía más enemigos que amigos. Claro que tengo ganas de hablar, que estoy más tenso de lo normal pero algo me dice que hay que esperar a que todo se aclare. Creo que en España y más los españoles no estamos familiarizados con la Presunción de Inocencia, a Marta la hemos enviado a los leones, sin saber a ciencia cierta si es culpable o inocente. También es cierto, la guardia civil no entró a la aventura en el domicilio de la atleta, detrás había una investigación y sospecharon que en casa de Marta se tramaba algo. De hecho incautaron información y material que pueden colocar a Marta y a su entorno contra las cuerdas. Lo que está claro es que hay algo grande que da vértigo pero…hay que esperar
A partir de aquí, soñar con la presunción de inocencia y que para bien o para mal, todo se aclare lo más rápido posible.
Si Marta y su entorno son inocentes les habrán hecho un daño irreparable. Si son culpables, que paguen.

Todo lo que está pasando afecta y todos los deportistas nos tenemos que sentir afectados. De todas las maneras me gustaría romper una lanza a favor del deporte puro y sus deportistas. Me gustaría que la opinión pública, en especial los aficionados al deporte, creyesen en los deportistas, que consideren que a todos los deportistas no hay que medirles por el mismo rasero.

Dejemos que las investigaciones vayan por donde tengan que ir. Si estas pesquisas valen para limpiar el deporte, al final todo este bochorno será una buena noticia para el deporte en general.

Cuando todo se aclaré será el momento de hablar a viva voz. Aquí estaré yo. De momento, prudencia.

Hasta pronto.

 

Marta Dominguez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *