Formentera to Run "Para vivir así, mejor no morirse nunca"

Que mejor manera de conocer uno de los lugares más paradisiacos del Mediterráneo que haciéndolo caminando o corriendo. Formentera una isla que enamora, ofrece unas playas con unas aguas cristalinas que seducen a cualquiera, pero también hay unos rincones no menos bellos; como son los pinares, los acantilados de la Mola y el de Cap de Barbaria. Todo esto lo he vivido gracias a la Fomentera to Run, cinco etapas en la modalidad de Trail recorriendo los lugares más recónditos de la isla. Al contrario de lo que ocurre en los eventos para profesionales, aquí con una agenda creada y diseñada muy meticulosamente por Zitoway (empresa organizadora) y su gente, no ha dado tiempo para el aburrimiento; He disfrutado corriendo por las playas, pinares y acantilados. Me han deslumbrado las puestas de Sol. He compartido un Mojito, una cerveza o una Caipiriña con gente muy diversa. He gozado de los briefing y de las proyecciones de imágenes de las etapas realizadas. La Formentera To Run está al alcance de todo tipo de deportista, de echo para mí ha sido como volver a sentirme atleta aficionado. Lo que verdaderamente me ha dado mucha pena es que los deportistas españoles no estén al tanto de un evento que les proporcionaría grandes satisfacciones. Los allí presentes “hemos” competido, “hemos” simpatizado y “hemos” compartido nuestra pasión por el deporte.

Como una imagen vale más que mil palabras. Les presento lo que ha sido mi Formentera to Run.
La distancia total entre las 5 etapas han sido de aproximadamente 63 kilómetros con un día de descanso en medio.
El primer día, nada más llegar a la isla la organización nos hicieron entrega de los scooter (motorina) a los que los teníamos contratados. La mayoría, nos trasladábamos a los puntos de salida en moto.

 

 

 

 

 

 

 

Primera Etapa (10 km): Se desarrolló por los caminos de tierra de los bosques de pinos de la Mola. Me derraparon los neumáticos, es decir las zapatillas y sufrí una leve caída. Un neófito en la materia.

 

 

 

 

 

 

 

Segunda etapa (9 km): Desarrollada en el área más salvaje de la isla por caminos de tierra y piedras. Un trabajo por mantener el equilibrio y muy intensa. No se asusten es muy fácil, solo es cuestión que en las zonas mas técnicas tomársela con calma .

Tercera etapa (12´2 Km): Caminos de tierra con terreno ligeramente ondulado hasta la escollera de Punta Negra. Terreno rocoso y ligeramente técnico.

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuarto día: Descanso. Opte por visitar la cala Saona.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuarta etapa (8 Km): Camino de tierra bordeando el parque de Las Salinas para continuar con unos 2 km de arena a lo largo de la plata de levante. Bordeamos el famoso Molina de Sal y a Meta.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Quinta y última etapa (21 Km)Desde Sant Francisc – Playa Mitgjorn – Punta de Sa Fragata y subida al Faro de la Mola. La subida hasta la meseta es dura y una vez arriba se recorren caminos de tierra hasta llegar al faro

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

EL AÑO QUE VIENE, NO TE LO PUEDES PERDER. RECUERDA “FORMENTERA TO RUN”. ¡NO ME DEJES, SOLO!