El descanso del guerrero

imagen0031imagen0025

 imagen0042

 Por Alex Calabuig

 

Mañana correrá en Berlín una multitudinaria carrera urbana de 10.000 metros y estos días nuestro jefe se ha dado a la buena vida para llegar descansado a la cita y poder hacer un excelente papel. Se le ve motivado. De vez en cuando se toca las piernas, a la altura de los isquiotibiales y nos dice: “Tocad, tocad, que estoy suelto”.

 

Martín ha corrido todos los días menos uno, cosa que no puede decir Depa, que ha entrenado todas las mañanas sin excepción. Dentro de poco el de Valladolid (que también competirá mañana) realizará una prueba de 100 km y parece querer llegar con kilómetros suficientes en las piernas.

 

La preparación de Martín no sólo ha consistido en rodajes y cambios de ritmo. La hidratación también ha sido fundamental. En nueve días que llevamos aquí se ha tomado 20 litros de cerveza y un par de vasos de agua. Sin duda, una proporción que ningún ser humano salvo un superdotado como él podría resistir. Eso sí, con su querido vino se está conteniendo. En las labores de hidratación resulta fundamental la labor de sus gregarios Maikel y Alberto, siempre fieles al maestro. A los tres les podéis ver en una de las fotos de arriba en la habitación del hotel, reunidos tratando el asunto en cuestión.

 

Martín nos ha preguntado hoy si corre Dieter Baumann en el 10.000. No lo sabemos, tampoco quiénes serán sus rivales, pero estamos seguros que el vitoriano luchará por llegar en los puestos de cabeza.

 

En cuanto a Depa, ha entrenado bien, pero creemos que tras su encuentro con Sanya Richards llegará un poquito descentrado al momento de la verdad.

 

Mucha suerte a mis dos compañeros…