QUERER ES PODER. La inspiradora historia del nutricionista Jesús Sanchís.

I PREMIO NACIONAL MADRID 023

En unos momentos como los que vivimos, en los que parece que impera el pesimismo y la falta de ideales, los valores como perseverancia y esfuerzo están en desuso y en los que parece que la juventud sólo quiere salir de fiesta y que les den todo hecho, quiero rendir un pequeño homenaje a una persona  que ha demostrado que hay otra forma de hacer las cosas y que QUERER ES PODER.

 Hoy quiero dedicar esta entrada a un nutricionista muy especial, Jesús Sanchís, colega y amigo, con una historia increíble de superación a sus espaldas, que espero pueda inspirar a muchos jóvenes.

 El pasado viernes, en la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid, le entregaron a Jesús el Primer Premio Nacional al mejor expediente académico en Nutrición Humana y Dietética 2012-13. El Dr. Jose María Ordovás, investigador español afincado en Estados Unidos y referente a nivel mundial en el campo de la Nutrigenómica (es toda una eminencia), viajó a Madrid para entregarle el premio y dedicarle unas palabras. Yo tuve la gran satisfacción de asistir al acto.

noname

 La historia de Jesús es increíble y muy motivadora. Hace unos años Jesús no podía siquiera imaginar que acabaría recibiendo un premio como este. Cuando era adolescente dejó los estudios -aquello no era lo suyo- con gran disgusto para sus padres. Se dedicó de lleno al ciclismo durante unos años, pero el diagnóstico de una beta-talasemia (un tipo de anemia hereditaria que hacía que su hematocrito estuviera siempre bajo) hizo que su carrera como deportista profesional quedara truncada para siempre. En palabras de Jesús:  “Me costó mucho tiempo darme cuenta de lo importante que fue aquella etapa en mi vida. Mucho tiempo consideré aquellos años una gran pérdida de tiempo. Pero no me daba cuenta de que el ciclismo me apartó del peligroso mundo de la noche y me aportó unos valores muy importantes que posteriormente me llevarían a destacar en algo que mi anemia no me dificultaba”.

 Después de esta etapa como deportista, trabajó durante una temporada en el campo y luego entró a trabajar como aprendiz de fontanero. A los 21 años,  con el único objetivo de presentarse a las oposiciones a Policía Municipal, decidió estudiar un ciclo superior (necesario para la oposición). Compaginaba trabajo, deporte y estudio y sacó las mejores notas de su grupo de acceso al ciclo superior. Estaba realmente sorprendido de sus propios resultados. Así recuerda Jesús sus dos años de ciclo superior: “Me tomé los estudios muy enserio, todo lo contrario que en mi etapa anterior, no fallaba nunca a clases y atendía tanto como podía, llevaba los apuntes y los trabajos al día. Saqué un diez en uno de mis primeros exámenes, ¡un diez! Madre mía, aquello me encantó. Después de ese vinieron otros. Dos años después de empezar aquella aventura con un estudio y trabajo diario, y los fines de semana trabajando en un bar, finalicé mis estudios con un 9´91 de media, que me valió para obtener el premio nacional al mejor expediente académico de ciclos superiores del curso 07/08”.

La experiencia fue tan positiva que decidió matricularse en la Universidad -algo que jamás pensó que llegaría a hacer- y estudiar Nutrición Humana y Dietética para ayudar a los deportistas a mejorar su salud y su rendimiento.

 Los principios fueron muy duros, pues no entendía nada. Pensó que terminaría el primer curso y después abandonaría. Pensaba que aquello no era para él, que no estaba lo suficientemente preparado para afrontar un reto como ese.  Pero se apuntó a una academia y dio lo mejor de sí mismo. Terminó el primer curso con 4 Matrículas de Honor y decidió seguir adelante. Y así pasó sus años de universidad que le llevaron finalmente a este viernes pasado, día en el que recibió el Premio Nacional al mejor expediente académico 2012-13 en el Grado en Nutrición Humana y Dietética.

 ¿Dónde está el secreto para Jesús? Según él, en que “sin darme cuenta estaba aplicando los valores que el deporte me transmitió durante mis años dedicados al ciclismo: ESFUERZO, DISCIPLINA, PERSEVERANCIA Y AMBICIÓN”.

 Ahí queda.

 Jesús es mucho más que un estudiante brillante y un excelente profesional. Es ante todo una GRAN persona. Y llegará allí donde se lo proponga. Este blog fue el medio por el que Jesús y yo nos conocimos, y fue el inicio de una relación profesional y una amistad que espero que dure muchos, muchos años. Por eso he querido utilizarlo para rendirle este pequeño homenaje.

 Y los que habéis llegado hasta aquí en la lectura, ojalá esta historia os sirva para inspiraros. Para que sepáis que los más importante es confiar en uno mismo, y que con perseverancia, esfuerzo y mucha ilusión podéis conseguir cualquier cosa que os propongáis. Como Jesús, que pasó del fracaso escolar a premio nacional.

 ¡Enhorabuena Jesús!

4 opiniones en “QUERER ES PODER. La inspiradora historia del nutricionista Jesús Sanchís.”

  1. Jesus trabaja conmigo desde hace 2 años y me ha demostrado lo grqn profesional que es.

    Este premio refleja lo gran estudioso e implicado que ha sido con su formacion.

    Pero realmente lo importante le viene ahora con lq colaboracion en centros de investigacion y formacion continua en masters muy expecificos. De seguro que ahora tendremos grandes contribuciones y se le reconocera tambien por lo gran profesional que es.

    Me alegro un monton amigo. Sigue creciendo!!!

  2. Pingback: Runners

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *