La actitud no tiene límites. El quinto Maratón del Team Espada.

Team Espada Rock and Roll Madrid 2014
Hoy quiero hacer un pequeño paréntesis nutricional y hablaros -una vez más- del último logro del Team Espada. Hago esto porque creo que alimentar la ilusión por conseguir un sueño y fomentar la voluntad, la perseverancia, el espíritu de sacrificio y esfuerzo necesarios para conseguirlo, son tan -o incluso más- importantes que alimentar correctamente el cuerpo. Yo creo que el Team Espada encarna a la perfección todos estos valores. Desde aquí me encantaría que su historia sirviera para animar y dar un poco de ilusión y esperanza a aquellas personas que están pasando por situaciones y momentos difíciles, que es el principal motivo que lleva al Team Espada a hacer lo que hacen.

Este  pasado mes de abril el Team Espada corrió su quinto Maratón. En esta ocasión tampoco pude acompañarles pues he estado todo el invierno sin poder entrenar por unos problemillas médicos. Manuel Domínguez, uno de los padres del Team me ha enviado la crónica que han escrito para la intranet de su empresa y quiero compartirla aquí con vosotros, pues me parece profundamente inspiradora.

Para los que no conozcáis al Team Espada, y queráis saber cómo nació el reto y qué han hecho, podéis consultar en estas entradas ( El reto de Team Espada: Alimento para el espíritu   y Team Espada. ¡Qué grandes sois!  )

 Os dejo directamente con la crónica de Manu:

____________________________

El quinto maratón del Team Espada

El pasado 27 de abril, Team Espada, con un par, participamos en el Rock ‘n’ Roll Maratón de Madrid.

No me gustaría empezar contando qué hicimos, o lo que nos costó prepararlo, eso es secundario, quiero empezar hablando de lo que nos encontramos y lo bien que nos sentimos; ¿Cómo empezamos el día? Nos hemos convertido en un ejemplo para otras personas y nos enorgullece.

El día empezó despejado, fresquito, y con muchos nervios ya que el reto tenía muchas dudas y complicaciones. Al acercarnos a la salida con el resto de corredores nos encontramos a Daniel y Guzmán, un par de amigos que habían visto nuestros anteriores retos, y que habían preparado el suyo propio. Cada uno de ellos empujaban la silla de un amigo (disculpad pero no me acuerdo de los nombres de los jinetes, solo de los caballos) y habían preparado un reto con el objetivo de recaudar dinero para el estudio de la enfermedad de Amaya, afectada por una de las denominadas “enfermedades raras”. El reto consistía en vender cada uno de los kilómetros de la maratón para poder donarlo al estudio de esta enfermedad y ayudar a la familia, un bonito reto.

Team Espada Rock and Roll Madrid 2014-2

Daniel y Guzmán se acercaron a nosotros, nos felicitaron por nuestro reto y nos dijeron que nos habían seguido desde hacía tiempo, además nos comentaron que nos habíamos convertido en un ejemplo a seguir para cumplir sus propios retos. Esto nos puso los pelos de punta. Estamos consiguiendo llegar a más gente y movilizarla, queremos creer que estamos ayudando a hacer nuestro mundo un poquito mejor. (https://www.facebook.com/elretodeamaya)

Esto mismo sentimos cuando hace un par de meses se puso en contacto con nosotros José Ramón, de Barcelona, que quería hacer el mismo reto con su hermano, que también se encuentra en silla de ruedas. Estuvimos ayudando a preparar la silla, necesidades y apoyo de todo tipo. Consiguieron hacer la maratón de Barcelona, fue todo un éxito, y ya están pensando en la siguiente.

Hay mucha gente detrás de estos retos, muchos amigos, mucha ilusión, pero también mucho trabajo y mucho sufrimiento, que después nos lleva a llorar de alegría.

Os animo a todos a plantearos retos imposibles, creedme que no lo son, es cuestión de creer en ello. Recuerdo hace un par de años, después de nuestra primera maratón de Madrid, en una reunión de gerentes y directores de Madrid donde Flora García, socia responsable de People, hacía una presentación de los valores de everis y hablaba del Team Espada como un equipo que conseguía “retos imposibles” y lo asemejaba a los logros de everis. En nuestro día a día nos planteamos retos de todo tipo que conseguimos sacar adelante, este tipo de cosas no son muy distintas.

Ahora la carrera:

Otros años llevábamos meses preparándola, pero este año, después de una operación compleja de Carlos, no supimos si podíamos hacerlo hasta una semana antes, así que preparamos todo lo necesario en 5 días. Dorsales, organización, permisos, prueba de concepto, adaptación de la silla a los nuevos aparatos, entubado y posición de todo lo necesario, clases prácticas de aparatos médicos y la nueva silla de asistencia en carrera. Toda una aventura.

El 27 empezó el día despejado, 8ºC a las 7:30, muchas gente mirando y como todos los años nosotros preparando a Carlos, la Espada, y este año una nueva silla que llevaba todo el material de soporte médico necesario ante cualquier inconveniente (40 kg de máquinas + el peso de la silla).

El equipo estaba formado por tres corredores (Pedri, Antonio y yo mismo, Manu), cinco personas de asistencia en carrera, y un montón de amigos, entre los que tengo que mencionar a @Fernando Francés, @Pablo Gonzalez Sanchez, @Rachid Harrus, @Jose Manuel Perez Bajo, @Juan Jose Terrero, @Pablo Manuel Sanchez y otros muchos que hicieron su carrera pero que no pudimos ver.

El miedo se podía cortar con cuchillo, era la primera maratón después de la operación y no sabíamos si duraríamos 10 minutos o toda la carrera. Su familia nos miraba raro, pero confiaba en nosotros.

La carrera empieza y la sonrisa de Carlos nos tranquiliza a todos. Empezamos a correr.

Entre medias, y como diría Carlos, “todo ocurrió en una trepidante yincana por Madrid, sorprendentemente bien coreografiada”.

Team Espada Rock and Roll Madrid 2014-3

Cinco horas y media después del pistoletazo de salida llegamos a meta. Otro subidón para el Team Espada y sobre todo para Carlos y su familia. Carlos entró en meta empujado por su hijo Izan de 8 años. ¡Sin palabras!

Salimos los últimos, quince minutos después del pistoletazo, tuvimos que parar nueve veces a asistir a Carlos, más o menos una hora y diez minutos de paradas, y el tiempo en carrera fue de cuatro horas y nueve minutos (no está mal, pero no es nuestro mejor registro).

Durante la carrera nos pasó de todo:

    • Se coló un coche en carrera y casi nos atropella a la silla y a los corredores.
    • Se lesionó Antonio en el km 22, el tercer caballo del equipo, y a partir de ese momento no pudimos hacer relevos con las sillas.
    • Se nos fastidió el respirador artificial de Carlos y desde el km 31 fue a pulmón y consiguió acabar la carrera sin respirador. No os podéis hacer una idea del esfuerzo que supone esto.
    • Y tuvimos que enganchar un alargador en los sitios más insospechados para poder enchufar uno de los aparatos necesarios para Carlos. Sin esto no hubiera podido aguantar más de 10km.

Fácil, ¿verdad?

Ahora sonreímos y pensamos en que lo hemos conseguido una vez más pero ¿qué nos espera en la siguiente?

Podría estar horas contando detalles, miradas, caras de asombro, gente que nos animaba, pero creo que con esto podéis haceros una idea bastante buena de lo que supuso la quinta maratón del Team Espada.

Me gustaría terminar algunas palabras que Carlos le envió a su médico después de finalizar la maratón y que muestran el sentimiento de Carlos y su fuerza que nos contagia a todos:

“Tardamos más que otras veces, pero en esta ocasión el tiempo no era el objetivo. Se trataba de demostrarnos que era posible, y vaya si lo hemos hecho.

Ahora ya solo podemos mejorar, y hay muchos puntos de optimización posibles, pero eso será las próximas maratones.

Mi motivación inicial para involucrarme en el Team Espada con mis amigos y empezar a correr maratones, fueron mis hijos. Quería inculcarles el valor del espíritu de superación. Enseñarles que una persona con la determinación y el convencimiento adecuados puede conseguir cualquier cosa que se proponga, incluso ante la mayor de las adversidades posibles.

Sin embargo esa motivación pronto dio paso a otras. Los gritos de ánimo del público y el silencio de los que se quedan con la boca abierta. Los aplausos de los 10 o 15000 corredores que solemos adelantar y que a pesar de ir bien jodidos, sacan fuerzas de algún sitio para animarnos y expresarnos su admiración. Las muchas personas, enfermas y sanas, que nos escriben para decirnos que nuestra historia les ha inspirado y les ha ayudado a ser más felices.

Por todo ello pienso seguir corriendo.” Carlos García Espada.

En resumen, ATTITUDE HAS NO LIMITS (LA ACTITUD NO TIENE LÍMITES)

Esto no queda aquí y seguro que podremos contar muchos más ejemplos.

Gracias a todos por estar con nosotros. (https://www.facebook.com/TeamEspadaConUnPar)

____________________________

Después de leerlo me sigue sorprendiendo la enorme fortaleza de Carlos. Me parece increíble, admirable y mágico cómo una persona en su situación se olvida de sí mismo y sigue viviendo mantenido por el deseo de ayudar e inspirar a otros. Y cómo sus amigos están a su lado, con su apoyo incondicional para hacer que lo consiga. Su cuerpo está totalmente inmóvil, pero su mente y su espíritu son tan grandes que no tienen límites. Desde aquí vuelvo a expresar mi gratitud a todo el Team Espada y mi profunda admiración por Carlos. Tu ejemplo estará siempre con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *