Suplementación natural para deportistas.

Estamos en plena temporada de primavera y es muy normal sentirse algo cansado. Nos tenemos que adaptar a los nuevos ciclos de luz y a los cambios brucos de temperaturas. Quien más quien menos sufre lo que los expertos llaman “astenia primaveral”; estamos más decaídos, nos cuesta más arrancar por las mañanas, hay momentos en los que parece que nos pesa la vida y hasta nuestro sistema inmune parece que no puede con todo y aparecen los resfriados y las infecciones.

Aunque como deportistas sigamos una dieta completa y equilibrada, es posible que suframos algunos déficits nutricionales.   Muchas veces los alimentos que consumimos, debido a sus formas de producción, transporte, almacenamiento y  proceso de cocinado, pierden gran parte de sus nutrientes antes de que nos los llevemos a la boca.  Además, debido al estrés que producen los entrenamientos y al aumento de la actividad física y del metabolismo, tenemos necesidades aumentadas de muchos nutrientes con respecto a la población sedentaria. La buena noticia es que la naturaleza nos regala un montón de productos que nos pueden ayudar y darnos un plus de nutrientes y energía para afrontar estas situaciones. Vamos a ver algunos de ellos.

Continuar leyendo “Suplementación natural para deportistas.”

La anemia del deportista

En deportistas que realizan actividades de resistencia como corredores de fondo, medio fondo, esquí y triatlón es muy frecuente el cuadro clínico denominado “anemia del deportista” o “anemia crónica del competidor”. Generalmente se trata de una anemia por falta de hierro, también llamada ferropénica.  El hierro es un mineral de vital importancia que  constituye  el núcleo central de la molécula de hemoglobina, que es la molécula presente en los glóbulos rojos encargada de transportar oxígeno desde los pulmones hasta el resto de los tejidos.

Cuando ingerimos más hierro del que necesitamos el cuerpo lo almacena en forma de ferritina (en diversos tejidos) y en forma de hemosiderina (en el hígado). Parte de la ferritina pasa a la sangre y su cantidad refleja con bastante exactitud el estado de las reservas de hierro, de ahí que se mida con frecuencia en los análisis de sangre. El hierro se elimina del cuerpo a través de las heces, orina, respiración y sudor, y en el caso de mujeres en edad fértil, se elimina gran cantidad a través de la menstruación.  Cuando se produce una carencia de hierro, bien porque la ingesta a través de la dieta sea insuficiente, o bien porque las pérdidas sean excesivas se produce la ANEMIA FERROPÉNICA, que se caracteriza porque bajan los niveles de hemoglobina, manteniéndose el número de eritrocitos o glóbulos rojos, aunque estos son de menor tamaño y disminuye también el hematocrito. Como consecuencia,  el aporte de oxígeno y la eliminación de CO2 se ve reducida y por tanto aumenta la carga de trabajo del corazón, aumentando la sensación de cansancio en el deportista, así como un deterioro en la capacidad de recuperación del sobreesfuerzo.

Continuar leyendo “La anemia del deportista”