Glosa al maratón

42,195

Son: 1. Pasión. 2. Constancia. 3. Paciencia. 4. Ganas. 5. Fuerza. 6. Silencio. 7. Energía. 8. Confianza. 9. Inconsciencia. 10. Generosidad. 11. Emoción. 12. Egoísmo. 13. Dolor. 14. Imprevistos. 15. Ánimos. 16. Potencia. 17. Ambición. 18. Esfuerzo. 19. Libertad. 20. Ilusión 21. Retos. 22. Sudor. 23. Rivalidad. 24. Miedo. 25. Sueños. 26. Dudas. 27. Aspiración. 28. Seguridad. 29. Compañerismo 30. Dolor. 31. Plenitud. 32. Competitividad. 33. Complejos. 34. Voluntad. 35. Arrepentimiento. 36. Heroicidad. 37. Solidaridad. 38. Debilidad. 39. Previsión. 40. Prudencia. 41. Alegría. 42. Gloria y 195 sensaciones más, que son absolutamente indescriptibles.

No he hecho nunca un maratón y no creo que nunca lo haga. Pero he visto unos cuantos de cerca. De tan cerca que me han hecho llorar y me he emocionado. He visto aquellos cuerpos, al límite, atravesar la meta como quien pisa el Olimpo. He visto hombres llorar como niños y niños correr como hombres. Mujeres demostrándose que pueden y viejos demostrándolo a los otros. He visto chicos que no necesitaban piernas y chicas que necesitaban cuatro, para acabar. He visto padres que cargaban a sus hijos a la espalda y madres que buscaban entre el público a su padre, ya anciano, para decirles: “lo he conseguido”. He visto piernas que se rendían a pocos metros de la llegada y voluntades que podían más que el propio cuerpo. He visto sueños hechos realidad y vanidades hechas migas. He visto sangre, sudor y lágrimas, pero también sonrisas, abrazos y lloros de felicidad. He visto el orgullo y la decepción, el reconocimiento y la soledad, el sufrimiento y la felicidad. Pero yo nunca he hecho una maratón y no creo que nunca haga uno. Por eso solo puedo intentar describir con palabras lo que pasa por la cabeza de aquellos valientes que en un momento u otro de su vida se han atrevido a atarse sus zapatillas para demostrar que sí, que ellos podían. Y han podido.

Tatiana Sisquella

 


El texto original se escribió y publicó en català, en el Diari Ara, el 5-3-2011. Me he permitido la licencia de traducirlo al castellano, aunque su lectura en la lengua original no presente una gran dificultad de compresión a los no catalano-hablantes. Aún así, recomiendo la lectura del texto en su versión original en català, para poder captar la fuerza y belleza del escrito.



Sin título


Como explica Miquel Pucurull en su blog, Calaix de sastre del món del córrer:Tatiana sabía muy bien lo que es porqué era hija del maratoniano y amigo Emilio Sisquella y, en una pequeña columna, escribió la glosa más lúcida y bella que se haya hecho nunca sobre los 42,195 Km”.

Suscribo tus palabras, Miquel. Muchas gracias por darnos a conocer este espléndido poema al deporte. Puede convertirse en un himno al maratón. A Tatiana, “la Tati” seguro que le haría muy feliz.

 

Fisiología del deporte, por Iñigo Mujika

La fisiología del deporte es la ciencia aplicada a la mejora del rendimiento deportivo. Iñigo Mujika es uno de los fisiólogos con más prestigio y mejor trayectoria de nuestro país. Poder hacerle una entrevista es un todo un privilegio. Su libro Endurance Training. Science & Practice, así como  la publicación de múltiples artículos en publicaciones de ciencia y deporte, avalan su figura.

OXjO7Jo3_400x400
Iñigo Mujika, fisiólogo deportivo.

Explícanos cuál es la función de un fisiólogo del deporte y en qué se diferencia de un médico del deporte y de un entrenador.

El fisiólogo del deporte intenta entender las respuestas del organismo al ejercicio y las adaptaciones al entrenamiento. Sobre esta base, el fisiólogo busca métodos para optimizar las adaptaciones y el rendimiento del deportista, para lo cual es necesario monitorizar diversas funciones físicas y fisiológicas y recomendar intervenciones de entrenamiento, nutricionales, etc. El fisiólogo del deporte aporta apoyo científico al entrenador y al deportista, y no se ocupa de enfermedades y lesiones. Otra cosa es que ese fisiólogo del deporte sea además entrenador y/o médico, en cuyo caso puede también intervenir directamente en esos ámbitos.

¿Cuál ha sido el deportista de los que has llevado o investigado que más te ha sorprendido por sus capacidades fisiológicas?

He tenido la fortuna de trabajar con deportistas de altísimo nivel, campeones del mundo y olímpicos, y todos ellos tienen cualidades excepcionales que les han permitido llegar a donde han llegado. No me gusta destacar a unos sobre otros, pero no es ningún secreto que Miguel Indurain, por ejemplo, tenía unas capacidades fuera de lo común, tal como muestran algunas de nuestras publicaciones científicas.

images

¿Cuál ha sido el deportista que, por la normalidad de sus capacidades fisiológicas, te ha sorprendido más con los resultados deportivos? ¿La mente es tan poderosa?

Hay algunos deportistas que le sacan más partido que otros a su fisiología, a base de trabajo, esfuerzo y dureza mental. Pero si te digo la verdad, no creo que en el deporte de hoy en día sea posible llegar a lo más alto sin unas cualidades fisiológicas extraordinarias, al menos en los deportes en que dichas cualidades fisiológicas son verdaderamente determinantes para el rendimiento. Por el contrario, lo que sí es más que posible es quedarse en el camino a pesar de tenerlas.

En las carreras ultratrails, ¿podrías estimar y justificar el porcentaje de físico y mental que intreviene en su práctica?

Nunca he hecho un ultratrail, aunque sí sé qué supone hacer travesías de montaña de varios días, caminando 12-14 horas al día, ya que las hacía cuando tenía tan solo 13 o 14 años. No me gusta hacer esa separación entre el cuerpo y la mente: yo lo denomino “dualismo cartesiano deportivo”. Cuanto mejor entrenado esté el deportista, más fácil le resultará sobrellevar los momentos más duros de la competición a nivel mental. Pero hay que tener claro que un deportista bien entrenado debe estarlo a todos los niveles, y que el entrenamiento mental o psicológico puede contribuir de manera determinante a su rendimiento deportivo.

3 consejos generales para los corredores de montaña.

Entrena, haz las cosas bien, disfruta.

¿Qué peso le das a la alimentación en los resultados deportivos?

Junto con el entrenamiento, la recuperación y los aspectos psicológicos, siempre he considerado la nutrición uno de los pilares del rendimiento deportivo. Más aún en deportes en que los aspectos energéticos son determinantes. Sin una alimentación adecuada no es posible optimizar el entrenamiento, ni la recuperación, ni el rendimiento en competición.

¿En deportes de resistencia o ultraresistencia, que repercusiones tiene el entreno en ayunas? ¿Aconsejas su práctica? ¿En qué condiciones?

Hay momentos en que puede ser de utilidad y aportar un plus a la preparación del deportista. Por ejemplo cuando el deportista necesitar reducir su masa grasa; o cuando busca aumentar en cierta medida el efecto del entrenamiento aeróbico o estimular la oxidación de grasas. Es un tema complejo, y recomendaría a los lectores la siguiente entrevista con mi amiga Louise Burke, una de las más prestigiosas especialistas en nutrición del deporte a nivel mundial.

Valora las capacidades de Kílian Jornet ¿Por qué crees que es el número uno?

No conozco a Jornet, pero tengo entendido que sus capacidades fisiológicas son extraordinarias. De hecho, creo que sin ellas sería imposible hacer lo que hace. Pero además, por lo que he visto en sus vídeos y entrevistas disfruta como nadie con su actividad, es feliz en la montaña, y eso por supuesto contribuye en gran medida a sus éxitos.

kilian-jornet-summits-of-my-life
Kilian Jornet es pasión, conocimiento y altísima capacidad física. (Imagen de Salomon y Jordi Saragossa)

Explícanos tu rutina alimentaria y tus hábitos deportivos.

Cuando estoy en casa soy prácticamente ovo-lacto-vegetariano, pero no por convicción, sino porque me desagrada manipular la carne y el pescado. Así que en el día a día me alimento sobre todo a base de fruta, verdura, lácteos y huevos 2 o 3 veces por semana. Cuando salgo a comer fuera aprovecho para disfrutar de una buena carne o pescado fresco. Pasta y/o arroz no más de un par de veces a la semana, y muy poco pan. No los necesito para mi nivel de actividad física. Mi trabajo es muy sedentario, ya que paso muchas horas al día sentado al ordenador. Intento interrumpir las “largas sentadas” levantándome de vez en cuando y haciendo varios ejercicios de fuerza y estabilidad lumbopélvica una vez al día, con mancuernas y un balón suizo que tengo en el despacho. Entreno más o menos una hora al día, alternando bici, carrera, pesas y natación. Todos mis desplazamientos por Vitoria-Gasteiz los hago en bici, y los fines de semana que no estoy fuera en algún congreso o dando alguna conferencia intento aprovechar para hacer surf o alguna salida en bici algo más larga.

¿Qué opinas del doping? Si tuvieras delante tuyo a un deportista que se dopa, ¿qué le dirías? Y si tuvieras delante a un entrenador o médico que induce al dopaje, ¿qué le dirías?

Es una lacra que es muy difícil de erradicar, pero no por ello hay que dejar de intentarlo. Soy un gran admirador de los grandes logros deportivos y sus protagonistas. Pero siempre que haya incentivos económicos en el deporte, seguirá habiendo quien esté dispuesto a saltarse las normas para conseguir la recompensa. La diferencia entre el oro y quedarse sin medalla es cada vez más pequeña, y las ciencias del deporte pueden ayudar a limar esa diferencia. El problema es que los efectos del dopaje pueden ser mucho mayores que los beneficios que pueden aportar las ciencias del deporte, y esto puede llevar a algunos deportistas y su entorno a asumir el “riesgo calculado” que supone el uso de sustancias y métodos prohibidos. Este “riesgo calculado” es probablemente el principal motor de la cultura del dopaje. Creo que gracias a los esfuerzos de las entidades que luchan contra el dopaje estamos hoy mejor que hace 10 o 15 años, pero sería ingenuo pensar que será erradicado. Cuando las diferencias entre el oro y el cuarto o quinto puesto son tan pequeñas, los efectos del dopaje sobre el rendimiento tan grandes, y los incentivos económicos tan suculentos, la tentación del dopaje seguirá existiendo.

¿Se bajará de las 2 horas en maratón? ¿Cuándo?

Es posible que sí, pero creo para ello haría falta una masa crítica de corredores capaces de correr la media maratón en 56 minutos. A partir de ahí se podrá empezar a pensar en bajar de las dos horas en maratón. No creo que ni tú ni yo lo veamos…

¿Cómo crees que afecta el sobreesfuerzo de la práctica del trailrunning en el cuerpo de un deportista? ¿Qué aconsejas para evitar problemas de salud a sus practicantes?

En primer lugar, habría que aclarar que se entiende por el término “sobreesfuerzo”. ¿Es correr 100 km por montaña un “sobreesfuerzo”? Para alguien que no está entrenado para ello evidentemente sí lo es, pero también lo sería correr una San Silvestre de 7 o 10 km sin estar entrenado, o subir las escaleras de casa con las bolsas de la compra después de años sin hacer ejercicio. Para un deportista bien entrenado una carrera de montaña no tiene por qué suponer un sobreesfuerzo, y de hecho vemos como muchos de ellos enlazan carreras sin excesivos problemas. Por lo tanto, mi recomendación sería no hacer nada para lo que no estemos suficientemente entrenados.

¿Qué nos dices de la hidratación? ¿Algún consejo especial?

La hidratación es fundamental para el rendimiento, pero no hay que obsesionarse, ya que un exceso de hidratación puede ser más peligroso que la propia deshidratación. Todos los grandes deportistas de resistencia incurren en cierto grado de deshidratación en competición. El corredor de largas distancias debe mantener un estado de hidratación adecuado, dejándose guiar por la sed y sin obligarse a beber en exceso. Esta recomendación se aplica en especial al corredor lento, cuyas pérdidas sudorales son menores y le resulta más fácil hidratarse al llevar un ritmo de carrera inferior y poder detenerse en los avituallamientos. Esto aumenta su riesgo de hidratación excesiva, que puede derivar en una hiponatremia o “intoxicación por agua”.

¿Correr es tan “natural” como caminar?

La evidencia científica así lo indica. Las características anatómicas y fisiológicas del homo sapiens sugieren que evolucionamos para correr largas distancias en ambientes térmicos calurosos. Al no poder competir con los grandes depredadores nocturnos, el homo sapiens se vio obligado a cazar en plena sabana a las horas más calurosas del día. Así se convirtió en uno de los mamíferos más resistentes y con mayor capacidad para disipar el calor.


Si queréis saber más sobre Iñigo Mujika y su trabajo, podéis acceder directamente a su web.