La Spine Race, por Enric Sabaté

Enric Sabaté es uno de los elegidos que ha acabado hace pocos días en Inglaterra la Spine Race, una durísima carrera invernal de 430 km y por etapas (en autosuficiencia casi completa). Atravesar la meta en la posición número 30 no está al alcance de muchos corredores. Se necesitan buenas aptitudes y mucha experiencia para realizar esta carrera. Leyendo la entrevista entenderéis porqué Enric Sabaté lo ha conseguido.


DSC_0526
Enric Sabaté en la salida de la Spine Race.

¿Quién es Enric Sabaté?

Practico todos los deportes relacionados con la montaña desde que tenia 16 años: grandes vías de escalada, muchas crestas y tresmiles en el Pirineo (algunos con esquís de travesía) y bicicleta de montaña. Desde hace 15 años hago carreras de ultra-trail. Nací el 3/5/1958 y trabajo de electricista. Vivo en Alpicat (Lleida).

¿En que consiste la Spine Race y cómo te ha ido?

La Spine Race es una carrera non stop en autosuficiencia casi completa y en invierno, que sigue el camino Pennine Way a lo largo de 430 km. Creo que me ha ido muy bien. Supe gestionar bien las paradas y termine en la posición 30.

Qué es más exigente, ¿una ruta por etapas o una ultra-trail de 100 ó 160 km?

Depende. Para los que somos lentos, las etapas nos penalizan mucho ya que tenemos poco tiempo para descansar. En las carreras de 160 km estamos todos en el mismo saco.

¿Entrenas? Explica cuántas horas a la semana y cuál es tu rutina habitual.

Entreno los fines de semana, utilizo alguna ultra como preparación o salgo con los amigos. Durante la semana trabajo.

En una ultra-trail, ¿qué haces más habitualmente, correr o caminar?

Antes corría más. Ahora con la edad camino más que corro.


11960054_851802821568100_1143068316075437471_n
Enric Sabaté, en plena ascensión, marcando el ritmo del grupo.





¿Cuál es tu dieta habitual? ¿Y en ruta?

Suelo comer de todo. No sigo ninguna dieta especial y en ruta siempre tomo alguna barrita y algún gel, aunque no abuso, ya que no me suelen sentar muy bien. Aprovecho siempre que puedo los avituallamientos. En carreras muy largas intento llevar el mismo ritmo de comidas que a diario.

¿Cada cuánto bebes y qué tipo de bebida?

Frecuentemente. Desde hace un tiempo agua, y añado sales, sobre todo si hace el calor.

Hace unos años participaste en el Tor des Geants, ¿con cuál te quedas, con el Tor o con la Spine?

Son dos carreras muy diferentes, ya que el Tor esta marcada y tienes avituallamientos muy a menudo. Como aventura me quedo con la Spine, como disfrute con el Tor. Como anécdota decir que tanto en la Spine como en el Tor las horas dormidas en una semana no pasan de 8. Esto conlleva, entre otras cosas, tener alucinaciones.

¿La mítica Ultra Trail del Mont Blanc (UTMB) está sobrevalorada?

Sí, mucho.

Hace 10 años nadie corría por la montaña, no se organizaban carreras ¿Qué crees que ha pasado para que haya tal abundancia de ultra-trails en la actualidad? ¿Cómo ves el futuro de esta especialidad deportiva?

Creo que muchos han visto negocio y luego parece que si no haces un ultra trail no eres nadie. Las palabras épico, brutal… creo que hacen mucho daño a este deporte. El futuro lo veo muy incierto puesto que hay gente que se apunta a estas carreras sin haber pisado nunca la montaña. Esto va a traer consecuencias: si sumas la participación de inconscientes corredores al afán de hacer dinero de algunos organizadores…

Cuando participas en una ultra-trail, ¿qué llevas en la mochila?

Normalmente casi lo mismo que llevaría si saliera solo a la montaña: manta termica, frontal, GPS o mapa, ropa de abrigo, botiquín, comida, agua, etc… Siempre llevo más de lo exigido por la organización.

¿Qué zapatillas estás utilizando en estos momentos para correr? ¿Cuánto te duran?

Utilizo desde hace muchos años las Brooks Cascadia ya que son las únicas zapatillas que me permiten hacer más de 100 km sin tener que cambiármelas. También utilizo NB y La Sportiva. La duración es entre dos y tres meses, unos 500 km.

¿Qué consejos darías a alguien que empieza a hacer ultras?

Que sea muy humildes y no se pique con los demás. Que vaya siempre por debajo de su nivel: al final siempre tendrá tiempo para correr. Que no se apunte a una carrera porque da puntos para el UTMB: si te gusta este deporte los puntos llegan solos.

¿Cuál es la carrera más dura en la que has participado?

No es porque sea la última, pero la Spine Race para mí ha sido la más dura, mucho más que PTL.

Lo primero que haces cuando acabas una ultra-trail, ¿qué es?

Comer y dormir (jajaja). Alguna vez al día siguiente salgo en bicicleta, a rodar muy suave.


177PTL_Champillon
Enric Sabaté en la PTL.

¿Próximos objetivos deportivos?

Me gustaría participar en el Grand Raid Reunion.

¿Un consejo de salud para los corredores de ultra-trail?

Descansar es tan importante como entrenar.

¿Cuál es el máximo número de horas que has estado en ruta, sin hacer un descanso en condiciones?

149 horas

Recomienda una ultra-trail. Y una ruta que no sea una carrera organizada.

Grand Raid des Pyrénées y Trail Valle del Tena creo que son ultras con mucha esencia montañera.

Una ruta que me gustó mucho es la Senda de Camile.

¿Cuánto tiempo tardas en recuperarte tras una ultra-trail convencional? ¿Y tras una carrera como la Spine Race?

En un ultra-trail convencional tardo entre 4-5 días. De la Spine Race llevo una semana y todavía tengo muchas secuelas. Creo que estaré cerca de un mes.


Para los practicantes del ultra-trail, la experiencia de Enric Sabaté puede ser muy útil. Y para alguien que se plantee hacer una carrera por etapas, más todavía. ¡Y que se prepare a ver alucinaciones!

Hay que dar un altavoz a aquellos corredores que pueden aportar conocimiento al resto de practicantes para que podamos mejorar nuestra experiencia deportiva. Los profesionales saben mucho de lo que hacen, pero los amateurs, aquellos que viven el deporte pero no viven del deporte, puede aportar tambien su conocimiento y experiencia.

De hecho los deportistas amateurs somos los que mantenemos la industria del deporte. Nos gastamos el dinero en viajes, inscripciones, zapatillas, ropa, complementos, suplementos… A parte de disfrutar con pasión haciendo aquello que nos gusta tanto, también nos merecemos nuestro momento de gloria. ¡Felicitats, Enric, per la Spine Race y per la teva brillant trajectoria!

Venus O’Hara: Sex Teacher y deportista

En el amplio currículum de Venus O’Hara llama mucho la atención su faceta como “probadora de juguetes eróticos para mujeres”. Escribe libros, es modelo y actriz. Muy conocida como la Sex Teacher de Antena3. Colabora en El País con el Blog Eros. Como modelo fue portada de la conocida revista Interviú. Pelirroja. No usa despertador y se levanta todos los días a las 7:00h. Venus nació en Manchester y tiene aires irlandeses. Vive en Barcelona.


 

Ora-2-Lelo-4
Foto obtenida en http://venusohara.org

Sexo y alimentación

Para Venus la alimentación es un pilar fundamental de su vida. Sigue una dieta vegana, desde hace aproximadamente diez años. De pequeña no era buena comedora, le gustaban pocos alimentos. Poco a poco la carne y el pescado dejaron de interesarle, hasta llegar el momento en que optó por apartar absolutamente de su dieta dichos alimentos. Con la leche y los huevos el camino fue similar.

Me explica que su dieta habitual consiste en verduras y hortalizas de todo tipo, fruta, cereales y legumbres, frutos secos y semillas… No le gusta el tofu ni los productos similares. Su primera ingesta es a las 7 de la mañana: un batido vegetal de un litro en el que utiliza una gran variedad de verduras (kale, calabacín, apio, remolacha, espinacas…) y un poco de fruta. A las 10 de la mañana, se hace un segundo batido. Suele comer a eso de las 14 h, pero me dice que suele llegar con tanta hambre, que se está replanteando hacerlo un poco antes, que aquí en España comemos muy tarde. Otra opción, si no puedes adelantar horarios, es modificar un poco la ingesta de la primera mitad del día, Venus.

Al medio día come cereales y legumbres, con semillas y frutos secos, siempre con una buena cantidad de verduras u hortalizas como base, claro. Suele merendar algo ligero. Para cenar repite el mismo planteamiento que a medio día, pero con un poco menos de cantidad. Calcula que entre fruta y verdura suele ingerir unas 10 ó 12 raciones al día.

Con la dieta vegana, si se hace bien, no debe haber más problema. Hay que vigilar con el hierro y la vitamina B12 (solo presente en los alimentos de origen animal). Venus, con el hierro no ha tenido nunca déficit. Y con la vitamina B12, gracias a la suplementación que hace cada més, cubre sus necesidades. Por lo que me ha explicado, dietéticamente lo está haciendo muy bien.

Venus cree que la dieta del futuro será el flexitarianismo: una alimentación de base vegetariana con la presencia de alimentos de origen animal más bien anacdótica y pocos procesados. Por salud y sostenibilidad.


 

Sexo, alcohol y rock & roll

Venus dice que sexo y alcohol son incompatibles y que eso de beber con moderación es una trampa mortal, que nadie lo hace moderadamente. ¡O se bebe o no se bebe! (risas). Me explica que el alcohol repercute negativamente cuando queremos disfrutar a tope del sexo. Incluso que es peligroso para la salud sexual, puesto que se puede perder el control y hacer cosas de las cuales después nos podemos arrepentir. O no hacerlas por no estar en condiciones, y después tambien arrepentirnos. El argumento que se esgrime para ligar alcohol y sexo es que puede facilitar la aproximación entre las personas debido, fundamentalmente, al estado de desinhibición que produce el etanol. Beber alcohol altera la percepción sensorial y la respuesta sexual. Me explica que hace años cuando salia por la noche, habiendo bebido alcohol, al llegar a casa y masturbarse o practicar sexo con otra persona, las sensaciones no eran tan profundas ni placenteras. Quien más quien menos hemos tenido alguna experiencia similar al respecto.


 

Sexo, cultura y comportamiento 

Hablamos sobre cultura y sexo. ¿Cómo es que la alimentación ha desarrollado una complejísima y rica cultura gastronómica, aceptada por toda la sociedad, y el sexo no? ¿Por qué la cultura del sexo se circunscribe solo a ciertos grupos sociales, en ocasiones casi marginales, y no se muestra de una forma más abierta? Venus me dice que la religión y el costumbrismo casposo tiene mucha culpa de que el sexo no haya avanzado. Y el machismo, ejercido por los hombres e incluso por las propias mujeres, tiene también mucha culpa de esto.

El sexo, entendido como comportamiento sexual, no deja de ser una herramienta de la especie humana para reproducirse. La fuerza que tiene la sexualidad es debida a que se ha establecido como un instinto. Afortunadamente, como otros instintos, queda modulado por la razón y la cultura.

La atracción sexual que se produce entre dos personas, a veces inexplicable, obedece al lenguaje no verbal que ofrecen los gestos, el olor perceptible y consciente, las feromonas, las miradas, el aspecto corporal…, y a las expectativas que todo eso genera. Se trata de un complejo lenguaje, común con la alimentación, donde el aspecto, el olor y el sabor, y las  expectativas también forman parte del juego de atracción que se establece entre la comida y nosotros.

Tanto la conducta sexual como la alimentaria usan del placer como refuerzo y mecanismo de ejecución. Comer nos gusta y practicar sexo también. La alimentación es una necesidad que debe ser cubierta varias veces cada día y está ligada a las relaciones sociales y forma parte de nuestra identidad (zona geográfica, adscripción socio-politica o religiosa, de grupo de edad…). El sexo es una necesidad, individual o compartida, que debe ser cubierta en función de la necesidad que tenga cada persona.

El sexo todavía está visto por muchas personas como algo prescindible e innecesario, secundario, aunque en realidad en nuestro interior no se perciba así. Culturalmente no tiene el mismo prestigio, aunque muchas de las cosas que aprendemos sobre él sean a través de la cultura: libros, televisión, cine, internet… El porno es una de las fuentes de información más accesible, y es mayoritariamente de muy baja calidad, y muestra una visión del sexo sesgada, irreal y extremadamente machista. Como la comida basura, que satisface al momento pero no nos aporta nada especial.

A todo lo que se salga de la práctica más “tradicional” se le da la categorçia de anormal. Mi reflexión es que si se puede comer de muchas maneras diferentes y no pierdes la salud (si se hace siguiendo un criterio acertado), también puedes vivir la sexualidad de formas dispares y ser una persona absolutamente sana. Diversidad sexual y dietética.


 

Sexo y salud

Venus me deja claro que es una activista del sexo, y reivindica el derecho al placer sexual, sobre todo de las mujeres. En general, la sexualidad femenina está supeditada a la del hombre. La mujeres muchas veces no se conocen ni se atreven a hacerlo. A estas mujeres nadie les ha explicado que disfrutar del propio sexo es maravilloso, que produce bienestar y salud, y que la sexualidad no debe focalizarse en proporcionar placer a sus parejas. Disfrutar del sexo puede ser producto de un acto compartido, al follar, o individual, al masturbarse.

La salud sexual, a parte de actuar ante las disfunciones, prevenir o tratar las enfermedades de transmisión sexual (ETS) y evitar embarazos no deseados, integra el poder disfrutar plenamente de la sexualidad.

La sexualidad tiene aspectos físicos y emocionales que están íntimamente ligados. A la alimentación le ocurre exactamente igual. Disfrutar de lo que comes es tan necesario como disfrutar del sexo. Y aquello que comes y cómo lo comes condiciona tu sexualidad. La obesidad o la diabetes son claros ejemplos de enfermedades que pueden alterar nuestra sexualidad. Hay algunas enfermedades en las que su tratamiento fármacológico pueden tener ciertos efectos secundarios que alteran la función sexual, al hacer disminuir el deseo o la propia función fisiológica sexual.

Venus O´Hara dice que disfruta más del sexo, y lo vive diferente, desde que es vegana. Como dietista opino que, llevar una dieta saludable, sea la que sea (hay muchas opciones) ayuda a que una persona se sienta mejor. Comer saludable admite muchos matices, y uno de ellos es el veganismo. Cuando una persona se siente bien, disfruta más y le da un mayor sentido a todo lo que hace. Somos un compendio de muchos aspectos, y cuando más realizados nos sintamos con aquello que hacemos, entendiendo el cómo y por qué lo hacemos, más felices seremos. Amigos, trabajo, familia, sexo y alimentación…, todo forma parte de un pack.


 

Sexo y ejercicio

La relación de Venus O’Hara con el deporte es reciente. Me explica que ha empezado a ir al gimnasio hace unos seis meses. Hace fitness, trabaja con máquinas y asiste a clases dirigidas. Va al DiR, un centro deportivo de Barcelona, unas cuatro veces por semana. Dice que se nota más dura. Que le va muy bien para mantenerse tonificada, y mantener un peso y una composición corporal con la que se encuentra a gusto. Y que su resistencia sexual ha aumentado.

Venus antes caminaba mucho, probablemente más de 10.000 pasos al día. Y le iba muy bien. De hecho, cuando intenté quedar con ella para hacerle esta entrevista, ya hace casi un año, nos teníamos que ver dando un paseo. Ahora dice que desde que hace ejercicio de una forma más intensa y regular, se encuentra mucho más enérgica físicamente, y mentalmente más activa. Su sexo ha mejorado, en calidad y en cantidad.

Venus O´Hara, el día que empieces a correr y le cojas el gusto al running, no habrá quien te pare. Ya te veo haciendo maratones… ¿sexuales?


 

la-mascara-de-venus-front-cover-510x797

La Máscara de Venus (Planeta, 2014) es un relato sincero y provocador, en el que Venus O’Hara nos habla de su sexualidad tal y como la ha vivido y sentido, con toda la naturalidad del mundo.


Salud, piernas ¡y sexo!

Propósito de enmienda

Al acabar un año y comenzar otro parece ser que muchas personas nos replanteamos la vida. Aprender inglés, dejar de fumar, perder peso, hacer deporte…, son quizás los objetivos más populares.

Del inglés mejor desistir, cuesta mucho dinero una buena academia y tampoco sirve para demasiado. Con el Google Translation y alguna app traductora, ya se puede ir tirando para cubrir eventualidades socio-lingüísticas.

Pero eso de hacer ejercicio y comer con corrección, si que es importante. Vivir largo y bien depende mucho de ello. Y dejar de fumar es aún más importante. Tengo suerte de haber dejado el tabaco en su día. Ahora, con lo flojo que me he vuelto, no sé si sería capaz de hacerlo.

Tengo un amigo exfumador (como yo) y muy deportista (uf!, no como yo) y siempre que lo veo me dice -se repite mucho el pobre-: “cuando cumpla 65 años volveré a fumar, y serán puros monstruosos, como los de Fidel Castro”. Yo siempre le contesto lo mismo -también me repito mucho-, que con lo que le gusta correr, cuando cumpla 65 años (no le falta demasiado) será un auténtico “abuelo-runner” que participará en todos los maratones que se le pongan por delante y que Raul Gómez le hará una entrevista para Maraton Man. Que volver a ser un fumeta es incompatible con ser un famoso corredor veterano. Y también le digo que los hombres maduros que corren y no son demasiado horteras con su indumentaria ligan mucho. Creo que con estas poderosas razones poderosas ya le he medio convencido para que no vuelva a fumar.


 

elpiscolabis-raul-gomez-maratonman
¡No quiero fumetas en mi programa! Si quieres que te entreviste, pórtate bien.

Bueno, ahí van unos consejos para cambiar nuestras vidas:

Podemos hacer dos cosas a la vez. Y sí, también los hombres. Sé que suena a topicazo eso de no ser multitareas pero, por ejemplo, ¿alguién (hombre) ha probado a hacer una tortilla de patatas mientra mantiene un conversación por whatsapp? O te sale una tortilla brûlé o se te espachurran los huevos en el suelo. Y en el caso de que te salga bien la tortilla, revisa a quien le has enviado la última foto cachonda con un primer plano de un aparato sexual descomunal, si a tu jefe o a tu hermana. Lo que sí podemos combinar es bajar la barriga con una buena dieta y empezar a mover nuestro cuerpo serrano. Y también podemos dejar de ahumar nuestros pulmones inhalando humo de tabaco u otras hojas (envueltas en forma de cilindro o cucurucho, en función de si el proceso es industrial o artesanal, o de la propia habilidad manual) y empezar a correr suave o hacer trote cochinero, que para el caso es lo mismo. Hacer tres cosas a la vez solo está al alcance de mentes proderosas como las de Trump, Rajoy o Putin.

Regla de los cuatro pasos.

1) Establecer una estrategia. Troya se ganó con un monumental caballo de madera y un plan de batalla. Piensa en que si no compras lotería, nunca te tocará. La suerte siempre ayuda, pero no decide.

2) Tener confianza en nosotros mismos. Seguir el ejemplo de Cristiano Ronaldo: -el premio The Best es para “the best”, que soy yo-. Pero no nos olvidemos que la modestia tambien es virtud.

3) Hacer pública nuestra decisión y, sobre todo, explicarlo a gente que no nos caiga bien: suegros, el compañero plasta de la oficina o nuestro jefe, el vecino que pone la lavadora a centrifugar a la 1:00h de la madrugada, incluso a nosotros mismos cuando hablemos solos. Por no demosrar nuestras fracasos y debilidades al enemigo, somos capaces de cualquier cosa.

4) Hay que ser realista. Eso no quiere decir ser del Real Madrid, de la Real Sociedad o del R.C.D. Espanyol. Me refiero a no pasarnos al marcar nuestros objetivos. Dejar de fumar como un carretero para que las cortinas de casa dejen de estar amarillas como la yema de un huevo, sí se puede. Dejar de beber cerveza como un camello, sí se puede. Dejar de merendar cada día un bocadilo de chistorra con morcilla, sí se puede. Ir al Maratón de los Monegros de aquí a dos meses cuando solo corremos si son las 8 y nos cierran el estanco, no se puede. Alimentarnos a base de alpiste y hojas de lechuga para perder esos 10 kg que nos sobran, no se puede. Dejar de beber como una walkiria cuando el plan habitual con los amigos es superar el consumo medio per cápita de cerveza en Múnich durante la Oktoberfest, no se puede.

elpiscolabis-octoberfest-924x530
Si no estás muy motivado, hoy no es un buen día para intentar moderar el consumo de alcohol.

Fallar es humano. Por supuesto. Pero tampoco falles mucho, no es bueno ser demasiado humano, con un poco basta. Si quieres dejar de fumar, fallar 15 veces al día puede indicar que no vas por buen camino. Si te llaman del gimnasio diciendo que te echan de menos, resulta que te decides a volver, vas y no conoces a nadie de recepción, ni monitores, ni personal de limpieza, y donde ante estaba el vestuario ahora hay una sala de spinning, es señal de que te falta constancia, que fallas demasiado. Fallar cada día después de cenar con el chocolate y las galletas, tampoco creo que sea del todo bueno.

Buscar apoyos: grupos de soporte, amigos, familia, y otros apoyos en la comunidad. No confiar demasiado en colegas del club de cannabis, amigos de la oscura y misteriosa noche, nuestra querida suegra, o el camarero que nos sirve el enésimo whisky.

El “quiero sentirme mejor” tiene más fuerza que el “quiero mejorar mi imagen”. Pero a veces se junta una cosa con la otra. ¿Te acuerdas de aquella chaqueta molona que el año pasado aún te entraba y que este año te hace parecer apretado como una sobrasada de Mallorca? Es una clara señal de que para no sentirte oprimido, para estar menos “embutido” en tu querida chaqueta molona, debes mejorar tu imagen y adelgazar un poco.


Hace falta una estrategia para superar los momentos difíciles. ¿Cómo vencer la pereza de salir a entrenar vs quedarme en la cama como un oso en hibernación? ¿Cómo no permanecer despachurrada en el sofá viendo en Late motiv a Buenafuente y Berto Romero partiéndote de risa y pasar a revisar durante 3 horas seguidas todos sus vídeos? ¿Cómo conformarse con una ensalada de berros, aguacate y atún al natural cuando nos comeríamos un sandwich mixto con mayonesa acompañado de nachos con salsa de queso? Hay que pensar en la manera vencer a la tentación y no pasar al lado oscuro de la vida.

Sentirse bien al hacer ejercicio, al dejar el tabaco o al perder michelines, se percibe a medio plazo. Disfrutar de una sesión de sofing (sin levantar el culo del asiento) viendo “The Walking Dead”, fumarse un cigarrillo después de practicar sexo sucio y decir obscenidades simultáneamente, o comerse un bocadillo de panceta con pimientos fritos acompañado de una jarra de cerveza, mínimo de 1/2 litro, se percibe a corto plazo. Eso de ser gente sana, hay que currárselo. Nadie dijo que fuera fácil. Venga, tú lo vales, ¿a qué esperas?


walkingdead-elpiscolabis
Creo que esta gente necesita de un urgente cambio de hábitos.

Para escribir estas sandeces y majaderías me he basado en los sabios y eficaces consejos dados por el Dr. Paco Camarelles en el post Propositos saludables para el 2017, del Grupo de educación sanitaria y promoción de la salud, PAPPS. El texto que menciono es muy serio y útil para aquel que necesite y quiera un cambio en su estilo de vida.

Incluso la salud, cosa seria, necesita de unas risas. Y si no nos reímos de nosotros mismos, mal vamos.