So far away… 1.000 km de “Monarch’s Way”

IMG_20180528_171317 (2)

Son 1.000 km (615 millas) la distancia que separa la población de Worcester de Shoreham-by-Sea, en el Reino Unido. Esa es la ruta que recorrió el rey Carlos II de Inglaterra huyendo de Cromwell, allá por el siglo XVII. Actualmente, Monarch’s Way es una ruta de senderismo que recorre el camino que siguió el rey vencido, y que el corredor de Terrassa (Barcelona) Oriol Antolí  hizo desde el 19 a 30 de mayo, en 12 días y en estilo CACO -caminando y corriendo-.


 

Oriol, una carrera de 1.000 km que no ha finalizado nadie anteriormente, ¿cómo afecta esto al ego de un deportista?

IMG-20180520-WA0003 (1)

Afecta hasta cierto punto. Uno tiene que ser consciente de lo que consigue y esta carrera es muy difícil y con una modalidad en la que no participa mucha gente. El orgullo es máximo y la satisfacción de las cosas bien hechas y del esfuerzo que hay detrás, es brutal, pero sé muy bien que soy amateur y tengo muy claro que esto para mi es una afición, con lo cuál ya sé que no me puedo comparar con ningún corredor de élite. Lo que si que pasa es que gano confianza y seguridad, con lo que ahora me atreveré a plantearme retos más grandes o difíciles.

En mi caso, me gusta compartir todos mis éxitos (y fracasos) con la gente mas próxima y, en este caso, no ha sido diferente. Además, he podido compartir toda la aventura con la Fundació Prodis Terrassa, con lo que el ego lo hemos repartido.

Todo por una causa benéfica, 1€ por km recorrido que irá a la Fundación Prodis Terrassa, una asociación de ayuda a personas con discapacidad intelectual, enfermedades mentales o parálisis cerebral. Explícanos esta iniciativa.

Tres semanas antes de la carrera empezamos una iniciativa a través de la plataforma migranodearena.org con el objetivo de recaudar fondos para Prodis Terrassa. Es una fundación con la que cada vez tengo más relación y que realiza un trabajo espectacular de ayuda a la sociedad. El proyecto empezó pensando que, con la carrera, podíamos tener la suficiente repercusión como para recaudar fondos. Para atraer a la gente, paralelamente organizamos una carrera virtual, donde Prodis avanzaba 1€ por km recorrido. Estamos muy emocionados con los resultados. Ya llevamos, a falta de unos días para cerrar las aportaciones, 1.663 €

¿Cuál es la preparación física que hiciste previamente a la carrera. Te lleva algún preparador físico?

No tengo preparador físico. Básicamente, hace unos meses me leí los libros de Octavio Pérez y de Brion Powell sobre preparación física y me hice mi propio plan de entrenamiento con las cosas que me gustaban de cada uno y que pensaba que podían ser útiles para este tipo de carreras. La preparación específica para la Monarch’s Way la empecé a principio de noviembre y me basé básicamente en ir incrementando volumen semana a semana. Los entrenamientos han sido 6 días a la semana, sumando 1 hora de core 3 días a la semana. En cuanto a velocidad, durante los meses de base hice las famosas series triangulares de Octavio Pérez y eso creo que me ha ayudado mucho a tener una punta en momentos clave.

IMG-20180523-WA0020 (1)

¿Cuál era la rutina de un día de carrera? Horario, alimentación, hidratación, descanso y horas de sueño…

La carrera, en lugar de dividirla en días la dividí en tramos. Había 14 tramos, que quedaban marcados por los checkpoints que habilitaba la organización cada 70-80 km. Intenté dormir un mínimo de 3 horas en cada uno (los últimos días, y sin presión de adversarios, dormía 4-5h ). Al llegar al checkpoint comía arroz o pasta y me tomaba un batido recuperador de Etixx, me curaba los pies (ampollas, heridas), me ponía crema hidratante reparadora, me masajeaba las piernas con Kyrocream y me echaba a dormir en la tienda. Al levantarme comía otra vez pasta o arroz, me preparaba los pies con tape, me ponía Kyrocream Hot en el tibial anterior (lo tengo delicado en las dos piernas) y cargaba la mochila con agua, baterías nuevas y una bolsa de picnic de comida que tenía ya preparada para el tramo en movimiento y que contenía un fuet, una bolsa de cacahuetes salados y con miel Eagle, una snicker, 4 barritas y 3 geles y polvos isotónicos, que me diluía en un bidón.

Hidratación o alimentación, ¿qué es lo más importante para ti?

Todo es importante. Cargaba con 3,5 litros entre agua e isotónico durante la etapa e intentaba comer algo cada 2 horas para así tener el estomago despierto. Si falla cualquiera de las dos cosas, ¡ya puedes pensar en retirarte!

Qué llevas peor, ¿la lluvia, el frío o el calor?

Yo creo que lo peor es la lluvia. El calor es muy peligroso, pero si sabes como gestionarlo, adaptando los ritmos e hidratandote lo suficiente, puedes combatirlo. Igual que el frío, siempre llevo buen abrigo en la mochila; mas vale sumar algunos gramos y llevar una malla térmica para emergencias. Pero la lluvia acaba calando, con la humedad los pies sufren mucho y aparecen muy fácilmente ampollas y rozaduras que pueden ser fatales a lo largo de los kilómetros. En mi caso, la lluvia tiene un problema añadido y es que, al llevar gafas, tengo que vigilar mucho que no se mojen ni empañen.

Estoy escribiendo estas preguntas desde el AVE, de regreso a Barcelona. Entra ida y vuelta habré recorrido unos 1200 km en 5 horas. Cuánto tiempo has estado corriendo para finalizar el recorrido? En cuántos días?

Han sido 298 horas, 35 minutos y 27 segundos. O lo que es lo mismo, 12 días, 10 horas, 35 minutos y 27 segundos (incluyendo los descansos).

Dime tu peso, talla, edad y velocidad media y te calculo, aproximadamente, el gasto calórico que has realizado estos días, y lo compararemos con lo que nos aportan diferentes alimentos…

Pesaba 72,5 kg antes de la carrera y pesé 67,5 kg al acabar la carrera, mido 183cm y tengo 34 años. La velocidad media salía alrededor de 4,7 km/h los ratos que estaba en movimiento. Llevo ya unas cuantas hamburguesas desde que terminé, a ver cuantas tengo de margen :)

He reducido 5 kg mi peso, pero el caso es que tengo la sensación que fueron algo más, ya que retuve muchos líquidos que con los días he ido perdiendo, a la par que he ido recuperando algo de peso, con lo cual se habrá ido compensando…

IMG_20180528_171317 (2)

Rampas, calambres, dolor muscular y articular, alguna caída, problemas gastrointestinales, heridas en los pies… ¿cómo has gestionado los problemas físicos?

Rampas y calambres, por suerte no los sufrí. Supongo que el hecho que el ritmo de la carrera no era muy elevado ayudó a ello. Los principales dolores que tuve, a parte de los pies, fueron en los tibiales anteriores. Ya sé de otras carreras que son mi punto débil, por ello me informé antes de ir, a través de mi hermano, que es fisioterapeuta, sobre cómo actuar sobre ellos para “minimizar” el problema. Básicamente hice un tipo de masaje concreto con Kyrocream Hot y bajaba el ritmo en los momentos que aparecía la molestia.

Los pies los tengo destrozados. No hay dedo sin herida (debido una ampolla o rozadura) y, de las diez, creo que seis uñas las voy a perder. Los primeros días después de la carrera tuve dolores generales en los pies, pero en seguida me pasaron. El otro problema que tengo es una herida en una uña producida al “chutar” una piedra medio dormido y que se me ha infectado. Eso es lo que duele mas. Tuve los pies en remojo muchos días casi todas las horas, así que entiendo que es normal… De todas formas, he aprendido mucho en esta carrera, la próxima vez no me pasará lo mismo.

En el caso de las ampollas y rozaduras, siempre he seguido el mismo procedimiento, reventar la ampolla, introducir antiséptico y cubrir con tape. Al principio duele, pero cuando el antiséptico seca la herida ya no tienes preocupación. Siempre se tiene que actuar al más mínimo síntoma. Si el problema crece, a lo largo de los km puede ser un desastre.

En cuanto a problemas gastrointestinales, tuve problemas un par de días. Lo que hice fue vigilar con la comida, intentar beber más líquido (incluso alguna Coca-cola que me compré por el camino) y reducir el ritmo. Por suerte pasó pronto.

IMG_20180531_205000 (1)

Después de la Monarch’s Way, ¿todavía tienes ganas de correr por montaña?

¡Muchísimas! Cuando tenga el pie en buen estado empezare a hacer algún trekking y a ver si puedo aprovechar el verano para subir unos cuantos días al Pirineo. En la montaña es donde disfruto y seguiremos haciéndolo.

¿Tu próximo reto cuál es?

No tengo fijado un reto concreto, pero tengo una lista de proyectos. Este 2018 no creo que haga ningún otro reto grande, ya que el año pasado junté 2 carreras largas en 3 meses y noté la falta de tiempo de recuperación, así que este año lo haré bien y dejaré por lo menos 5-6 meses de margen. Después tengo que decidir, está la Spine Race, que ya intenté en 2013, la Ultra del desierto del Gobi, de 400 km, The Munga Trail, en Sudafrica y algunas otras. Como ves, ideas no me faltan, solo falta decidir cual de ellas.

Viviendo en Terrassa (Barcelona), ¿por dónde sales a entrenar?

Me gusta salir de casa sin necesidad de coger el coche, así que entreno normalmente por l’Obac (una zona declararda Parque Natural que limita con el municipio de Terrassa), y cuando quiero alargar, me voy hacia el lado de Sant Llorenç del Munt. De todas formas, muchos días voy a Sant Cugat (donde trabajo) corriendo por el Camí dels Monjos: es pista, pero me sirve para rodar al hacer 13 Km de ida y 13 de vuelta.


 

Oriol Antolí es un ingeniero que trabaja para Hewlett Packard. Esta multinacional americana, situada en Sant Cugat del Vallès (Barcelona), siempre ha tenido una especial sensibilidad por el deporte. Sus trabajadores disponen de unas estupendas instalaciones deportivas en el recinto donde se ubica. Y promociona e incentiva la práctica deportiva como un elemento más de su filosofía corporativa. Un buen ejemplo a seguir.

Oriol me explica:

“Un día le pedí ayuda a un hombre que encontré en el camino. Él me preguntó “¿hacia dónde vas? y le contesté que a Brighton. Me dijo “entonces, definitivamente es por aquí”, señalando una dirección. Le dije que debía de pasar por Charmouth y me contestó “¡ah!, definitivamente es hacia allá” señalando a otro lugar, que era de donde yo venía. Le dije que no podía ser y entonces, contrariado, me dijo “ pues definitivamente es en aquella dirección”, señalando a otro nuevo lugar. Finalmente le dije que muchas gracias y opté por atender exactamente a las indicaciones de mi GPS. Pasando por algún tramo algo complicado (el track no era exacto) encontré el camino.”


La Monarch’s Way de Oriol Antolí, en números:

  • Tiempo total en completar el recorrido: 12 días, 10 horas y 32 minutos (298 horas)
  • Tiempo total en marcha: 210 horas
  • Tiempo total en reposo: 87 horas
  • Tiempo de marcha al día (media): 17 horas
  • Tiempo de reposo al día (media): 7 horas
  • Velocidad media de la marcha: 4,7 km/h, en modo CACO (caminar-correr)

Me he atrevido a calcular, aproximadamente, la energía consumida en los 12 días de carrera, teniendo en cuenta el peso, la edad y el ritmo de marcha de Oriol:

  • Energía quemada total (aprox): 110.000 kcals
  • Energía quemada al día (aprox): 8.700 kcals

Si nos ponemos a ver lo que nos aportan energéticamente una serie de alimentos o platos, veremos lo que esto supone en términos del global de los días de carrera:

  • 110 BigMac (o menú similar), con patatas fritas y refresco grande: 1.000 kcals/menú
  • 1.100 plátanos (medianos, de 150 gr): 100 kcals/ud
  • 1.375 yogures naturales: 80 kcals/ud
  • 220 platos de espaguetis a la Bolognesa (350 gr): 500 kcals/plato

En el supuesto de que solo consumiéramos grasa corporal (altamente improbable), tendríamos que, suponiendo que por 1 kg  de ésta obtenemos 7.000 kcals de energía, tenemos que podemos llegar a “quemar”:

  • 15,7 kg de grasa corporal en el global de la carrera
  • 1,3 kg de grasa corporal al día

IMG-20180601-WA0028 (1)

Que nadie se piense que comer mal se verá compensado por hacer deporte, y menos practicando ultrarresistencia. Todo lo contrario, la exigencia física es esta disciplina es tan grande que resulta imprescindible seguir una alimentación extremadamente cuidada para tener un buen rendimiento y recuperarse óptimamente.

Hay que considerar que llevar tan al límite nuestro cuerpo, por bien preparado físicamente que esté un deportista, acarrea una serie de consecuencias que deberíamos sopesar. No todos estamos hechos para la ulrarresistencia. Y aún así, los más agraciados y motivados para este deporte, deben cuidarse en extremo.

¡Salud y piernas!

Àlex Pérez @elPiscolabis

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *