¿Cómo me he podido perder todo esto?

Se trata de sensaciones y pensamientos simples que me han surgido al volver a correr por la montaña, después de nosecuantos meses de parón. Saborear de nuevo aquello que tanto nos gusta es una auténtica delicia.


 

DlbvzYhX4AAmNPC


Me he perdido todo esto

El olor a tomillo, romero y resina de pino.

La inseguridad de correr sobre el suelo mojado y resbaladizo, y como de la tierra, al humedecerse con la lluvia, emana el penetrante petricor.

La dureza de la piedra bajo los pies al recorrer un tramo rocoso y las suaves caricias del lecho de hojas caídas al correr por el bosque caduco.

Cómo cada pisada es absolutamente diferente a la anterior y cada zancada la aplico de forma distinta, en el tiempo y en el espacio.

Cómo mis piernas se adaptan al terreno, se cargan los gemelos en la subida y los cuadriceps en la bajada.

Cómo pierdo el aliento en los tramos duros y lo recupero en los fáciles, me explota el corazón en las grandes pendientes y se relaja en las bajadas suaves.

Cómo se reseca el gaznate cuando el sol aprieta y el agua escasea. Cuando los labios se vuelven cuero y la lengua papel de lija ¡que gustoso y reparador es un buen trago de agua!

Cómo el polvo del camino acartona la piel de cuerpo sudado al adherirse a él.

Cómo el frío me agarrota los músculos y el calor del esfuerzo los pone a tono.

El cambio del paisaje de la mañana a la tarde, de un dia a otro, del otoño al invierno.

Cómo se agota la energía y al comer algo recupero las fuerzas perdidas.

Al correr en grupo, la compañía de los amigos y al correr en solitario, la debilidad del individuo. Al correr en grupo anhelo correr en solitario. Y al correr en solitario, hecho en falta la compañía. Incoherente e inadaptado que es uno.

Sin más, paso de un pensamiento a otro. A veces me obsesiono con ideas recurrentes.

Una mayor perspectiva sobre los problemas que me abruman. O simplemente, me olvido de ellos.

Cómo mi mente consciente se minimiza al adquirir máximo protagonismo el instinto de corredor.

Cómo desde una cima la vista se pierde en el horizonte y como cierra mi universo al mirarla desde el fondo del valle.

Una recarga infinita de fuerza transmitida por la naturaleza.

Lo frágil y vulnerable que soy cuando, en la montaña, me despojo de tantas cosas inútiles.

La gran ficción en que vivimos cuando tenemos 4G o wifi y lo realmente bello que es el mundo cuando no tenemos cobertura.

El dolor buscado, el placer sentido. ¿Masoquismo?

Humildad en la subida, arrogancia en el llano y serenidad en la bajada.

Alegría y complicidad cuando veo a alguien como yo, trotando por esos montes de Dios.

Inestabilidad en los cantos sueltos y seguridad en una áspera losa de piedra bajo los pies. En una mala pisada, el crujir de una rodilla o de mi tobillo de cristal.

Reducir el mundo a aquello esencial que tengo bajo los pies y a mi alrededor, concentrado en la pisada y en la frecuencia de la respiración.

Deseos de que empiece la bajada en los duros tramos de subida y de que empiece la subida al llevar media hora de bajada. No me aclaro.

Llámame incoherente, que lo soy un rato largo. Me duelen los pies y las piernas. Estoy cansado. Pero me siento bien. Me recupero y sigo.

So far away… 1.000 km de “Monarch’s Way”

Son 1.000 km (615 millas) la distancia que separa la población de Worcester de Shoreham-by-Sea, en el Reino Unido. Esa es la ruta que recorrió el rey Carlos II de Inglaterra huyendo de Cromwell, allá por el siglo XVII. Actualmente, Monarch’s Way es una ruta de senderismo que recorre el camino que siguió el rey vencido, y que el corredor de Terrassa (Barcelona) Oriol Antolí  hizo desde el 19 a 30 de mayo, en 12 días y en estilo CACO -caminando y corriendo-.


 

Oriol, una carrera de 1.000 km que no ha finalizado nadie anteriormente, ¿cómo afecta esto al ego de un deportista?

IMG-20180520-WA0003 (1)

Afecta hasta cierto punto. Uno tiene que ser consciente de lo que consigue y esta carrera es muy difícil y con una modalidad en la que no participa mucha gente. El orgullo es máximo y la satisfacción de las cosas bien hechas y del esfuerzo que hay detrás, es brutal, pero sé muy bien que soy amateur y tengo muy claro que esto para mi es una afición, con lo cuál ya sé que no me puedo comparar con ningún corredor de élite. Lo que si que pasa es que gano confianza y seguridad, con lo que ahora me atreveré a plantearme retos más grandes o difíciles.

En mi caso, me gusta compartir todos mis éxitos (y fracasos) con la gente mas próxima y, en este caso, no ha sido diferente. Además, he podido compartir toda la aventura con la Fundació Prodis Terrassa, con lo que el ego lo hemos repartido.

Todo por una causa benéfica, 1€ por km recorrido que irá a la Fundación Prodis Terrassa, una asociación de ayuda a personas con discapacidad intelectual, enfermedades mentales o parálisis cerebral. Explícanos esta iniciativa.

Tres semanas antes de la carrera empezamos una iniciativa a través de la plataforma migranodearena.org con el objetivo de recaudar fondos para Prodis Terrassa. Es una fundación con la que cada vez tengo más relación y que realiza un trabajo espectacular de ayuda a la sociedad. El proyecto empezó pensando que, con la carrera, podíamos tener la suficiente repercusión como para recaudar fondos. Para atraer a la gente, paralelamente organizamos una carrera virtual, donde Prodis avanzaba 1€ por km recorrido. Estamos muy emocionados con los resultados. Ya llevamos, a falta de unos días para cerrar las aportaciones, 1.663 €

¿Cuál es la preparación física que hiciste previamente a la carrera. Te lleva algún preparador físico?

No tengo preparador físico. Básicamente, hace unos meses me leí los libros de Octavio Pérez y de Brion Powell sobre preparación física y me hice mi propio plan de entrenamiento con las cosas que me gustaban de cada uno y que pensaba que podían ser útiles para este tipo de carreras. La preparación específica para la Monarch’s Way la empecé a principio de noviembre y me basé básicamente en ir incrementando volumen semana a semana. Los entrenamientos han sido 6 días a la semana, sumando 1 hora de core 3 días a la semana. En cuanto a velocidad, durante los meses de base hice las famosas series triangulares de Octavio Pérez y eso creo que me ha ayudado mucho a tener una punta en momentos clave.

IMG-20180523-WA0020 (1)

¿Cuál era la rutina de un día de carrera? Horario, alimentación, hidratación, descanso y horas de sueño…

La carrera, en lugar de dividirla en días la dividí en tramos. Había 14 tramos, que quedaban marcados por los checkpoints que habilitaba la organización cada 70-80 km. Intenté dormir un mínimo de 3 horas en cada uno (los últimos días, y sin presión de adversarios, dormía 4-5h ). Al llegar al checkpoint comía arroz o pasta y me tomaba un batido recuperador de Etixx, me curaba los pies (ampollas, heridas), me ponía crema hidratante reparadora, me masajeaba las piernas con Kyrocream y me echaba a dormir en la tienda. Al levantarme comía otra vez pasta o arroz, me preparaba los pies con tape, me ponía Kyrocream Hot en el tibial anterior (lo tengo delicado en las dos piernas) y cargaba la mochila con agua, baterías nuevas y una bolsa de picnic de comida que tenía ya preparada para el tramo en movimiento y que contenía un fuet, una bolsa de cacahuetes salados y con miel Eagle, una snicker, 4 barritas y 3 geles y polvos isotónicos, que me diluía en un bidón.

Hidratación o alimentación, ¿qué es lo más importante para ti?

Todo es importante. Cargaba con 3,5 litros entre agua e isotónico durante la etapa e intentaba comer algo cada 2 horas para así tener el estomago despierto. Si falla cualquiera de las dos cosas, ¡ya puedes pensar en retirarte!

Qué llevas peor, ¿la lluvia, el frío o el calor?

Yo creo que lo peor es la lluvia. El calor es muy peligroso, pero si sabes como gestionarlo, adaptando los ritmos e hidratandote lo suficiente, puedes combatirlo. Igual que el frío, siempre llevo buen abrigo en la mochila; mas vale sumar algunos gramos y llevar una malla térmica para emergencias. Pero la lluvia acaba calando, con la humedad los pies sufren mucho y aparecen muy fácilmente ampollas y rozaduras que pueden ser fatales a lo largo de los kilómetros. En mi caso, la lluvia tiene un problema añadido y es que, al llevar gafas, tengo que vigilar mucho que no se mojen ni empañen.

Estoy escribiendo estas preguntas desde el AVE, de regreso a Barcelona. Entra ida y vuelta habré recorrido unos 1200 km en 5 horas. Cuánto tiempo has estado corriendo para finalizar el recorrido? En cuántos días?

Han sido 298 horas, 35 minutos y 27 segundos. O lo que es lo mismo, 12 días, 10 horas, 35 minutos y 27 segundos (incluyendo los descansos).

Dime tu peso, talla, edad y velocidad media y te calculo, aproximadamente, el gasto calórico que has realizado estos días, y lo compararemos con lo que nos aportan diferentes alimentos…

Pesaba 72,5 kg antes de la carrera y pesé 67,5 kg al acabar la carrera, mido 183cm y tengo 34 años. La velocidad media salía alrededor de 4,7 km/h los ratos que estaba en movimiento. Llevo ya unas cuantas hamburguesas desde que terminé, a ver cuantas tengo de margen :)

He reducido 5 kg mi peso, pero el caso es que tengo la sensación que fueron algo más, ya que retuve muchos líquidos que con los días he ido perdiendo, a la par que he ido recuperando algo de peso, con lo cual se habrá ido compensando…

IMG_20180528_171317 (2)

Rampas, calambres, dolor muscular y articular, alguna caída, problemas gastrointestinales, heridas en los pies… ¿cómo has gestionado los problemas físicos?

Rampas y calambres, por suerte no los sufrí. Supongo que el hecho que el ritmo de la carrera no era muy elevado ayudó a ello. Los principales dolores que tuve, a parte de los pies, fueron en los tibiales anteriores. Ya sé de otras carreras que son mi punto débil, por ello me informé antes de ir, a través de mi hermano, que es fisioterapeuta, sobre cómo actuar sobre ellos para “minimizar” el problema. Básicamente hice un tipo de masaje concreto con Kyrocream Hot y bajaba el ritmo en los momentos que aparecía la molestia.

Los pies los tengo destrozados. No hay dedo sin herida (debido una ampolla o rozadura) y, de las diez, creo que seis uñas las voy a perder. Los primeros días después de la carrera tuve dolores generales en los pies, pero en seguida me pasaron. El otro problema que tengo es una herida en una uña producida al “chutar” una piedra medio dormido y que se me ha infectado. Eso es lo que duele mas. Tuve los pies en remojo muchos días casi todas las horas, así que entiendo que es normal… De todas formas, he aprendido mucho en esta carrera, la próxima vez no me pasará lo mismo.

En el caso de las ampollas y rozaduras, siempre he seguido el mismo procedimiento, reventar la ampolla, introducir antiséptico y cubrir con tape. Al principio duele, pero cuando el antiséptico seca la herida ya no tienes preocupación. Siempre se tiene que actuar al más mínimo síntoma. Si el problema crece, a lo largo de los km puede ser un desastre.

En cuanto a problemas gastrointestinales, tuve problemas un par de días. Lo que hice fue vigilar con la comida, intentar beber más líquido (incluso alguna Coca-cola que me compré por el camino) y reducir el ritmo. Por suerte pasó pronto.

IMG_20180531_205000 (1)

Después de la Monarch’s Way, ¿todavía tienes ganas de correr por montaña?

¡Muchísimas! Cuando tenga el pie en buen estado empezare a hacer algún trekking y a ver si puedo aprovechar el verano para subir unos cuantos días al Pirineo. En la montaña es donde disfruto y seguiremos haciéndolo.

¿Tu próximo reto cuál es?

No tengo fijado un reto concreto, pero tengo una lista de proyectos. Este 2018 no creo que haga ningún otro reto grande, ya que el año pasado junté 2 carreras largas en 3 meses y noté la falta de tiempo de recuperación, así que este año lo haré bien y dejaré por lo menos 5-6 meses de margen. Después tengo que decidir, está la Spine Race, que ya intenté en 2013, la Ultra del desierto del Gobi, de 400 km, The Munga Trail, en Sudafrica y algunas otras. Como ves, ideas no me faltan, solo falta decidir cual de ellas.

Viviendo en Terrassa (Barcelona), ¿por dónde sales a entrenar?

Me gusta salir de casa sin necesidad de coger el coche, así que entreno normalmente por l’Obac (una zona declararda Parque Natural que limita con el municipio de Terrassa), y cuando quiero alargar, me voy hacia el lado de Sant Llorenç del Munt. De todas formas, muchos días voy a Sant Cugat (donde trabajo) corriendo por el Camí dels Monjos: es pista, pero me sirve para rodar al hacer 13 Km de ida y 13 de vuelta.


 

Oriol Antolí es un ingeniero que trabaja para Hewlett Packard. Esta multinacional americana, situada en Sant Cugat del Vallès (Barcelona), siempre ha tenido una especial sensibilidad por el deporte. Sus trabajadores disponen de unas estupendas instalaciones deportivas en el recinto donde se ubica. Y promociona e incentiva la práctica deportiva como un elemento más de su filosofía corporativa. Un buen ejemplo a seguir.

Oriol me explica:

“Un día le pedí ayuda a un hombre que encontré en el camino. Él me preguntó “¿hacia dónde vas? y le contesté que a Brighton. Me dijo “entonces, definitivamente es por aquí”, señalando una dirección. Le dije que debía de pasar por Charmouth y me contestó “¡ah!, definitivamente es hacia allá” señalando a otro lugar, que era de donde yo venía. Le dije que no podía ser y entonces, contrariado, me dijo “ pues definitivamente es en aquella dirección”, señalando a otro nuevo lugar. Finalmente le dije que muchas gracias y opté por atender exactamente a las indicaciones de mi GPS. Pasando por algún tramo algo complicado (el track no era exacto) encontré el camino.”


La Monarch’s Way de Oriol Antolí, en números:

  • Tiempo total en completar el recorrido: 12 días, 10 horas y 32 minutos (298 horas)
  • Tiempo total en marcha: 210 horas
  • Tiempo total en reposo: 87 horas
  • Tiempo de marcha al día (media): 17 horas
  • Tiempo de reposo al día (media): 7 horas
  • Velocidad media de la marcha: 4,7 km/h, en modo CACO (caminar-correr)

Me he atrevido a calcular, aproximadamente, la energía consumida en los 12 días de carrera, teniendo en cuenta el peso, la edad y el ritmo de marcha de Oriol:

  • Energía quemada total (aprox): 110.000 kcals
  • Energía quemada al día (aprox): 8.700 kcals

Si nos ponemos a ver lo que nos aportan energéticamente una serie de alimentos o platos, veremos lo que esto supone en términos del global de los días de carrera:

  • 110 BigMac (o menú similar), con patatas fritas y refresco grande: 1.000 kcals/menú
  • 1.100 plátanos (medianos, de 150 gr): 100 kcals/ud
  • 1.375 yogures naturales: 80 kcals/ud
  • 220 platos de espaguetis a la Bolognesa (350 gr): 500 kcals/plato

En el supuesto de que solo consumiéramos grasa corporal (altamente improbable), tendríamos que, suponiendo que por 1 kg  de ésta obtenemos 7.000 kcals de energía, tenemos que podemos llegar a “quemar”:

  • 15,7 kg de grasa corporal en el global de la carrera
  • 1,3 kg de grasa corporal al día

IMG-20180601-WA0028 (1)

Que nadie se piense que comer mal se verá compensado por hacer deporte, y menos practicando ultrarresistencia. Todo lo contrario, la exigencia física es esta disciplina es tan grande que resulta imprescindible seguir una alimentación extremadamente cuidada para tener un buen rendimiento y recuperarse óptimamente.

Hay que considerar que llevar tan al límite nuestro cuerpo, por bien preparado físicamente que esté un deportista, acarrea una serie de consecuencias que deberíamos sopesar. No todos estamos hechos para la ulrarresistencia. Y aún así, los más agraciados y motivados para este deporte, deben cuidarse en extremo.

¡Salud y piernas!

Àlex Pérez @elPiscolabis

Propósito de enmienda

Al acabar un año y comenzar otro parece ser que muchas personas nos replanteamos la vida. Aprender inglés, dejar de fumar, perder peso, hacer deporte…, son quizás los objetivos más populares.

Del inglés mejor desistir, cuesta mucho dinero una buena academia y tampoco sirve para demasiado. Con el Google Translation y alguna app traductora, ya se puede ir tirando para cubrir eventualidades socio-lingüísticas.

Pero eso de hacer ejercicio y comer con corrección, si que es importante. Vivir largo y bien depende mucho de ello. Y dejar de fumar es aún más importante. Tengo suerte de haber dejado el tabaco en su día. Ahora, con lo flojo que me he vuelto, no sé si sería capaz de hacerlo.

Tengo un amigo exfumador (como yo) y muy deportista (uf!, no como yo) y siempre que lo veo me dice -se repite mucho el pobre-: “cuando cumpla 65 años volveré a fumar, y serán puros monstruosos, como los de Fidel Castro”. Yo siempre le contesto lo mismo -también me repito mucho-, que con lo que le gusta correr, cuando cumpla 65 años (no le falta demasiado) será un auténtico “abuelo-runner” que participará en todos los maratones que se le pongan por delante y que Raul Gómez le hará una entrevista para Maraton Man. Que volver a ser un fumeta es incompatible con ser un famoso corredor veterano. Y también le digo que los hombres maduros que corren y no son demasiado horteras con su indumentaria ligan mucho. Creo que con estas poderosas razones poderosas ya le he medio convencido para que no vuelva a fumar.


 

elpiscolabis-raul-gomez-maratonman
¡No quiero fumetas en mi programa! Si quieres que te entreviste, pórtate bien.

Bueno, ahí van unos consejos para cambiar nuestras vidas:

Podemos hacer dos cosas a la vez. Y sí, también los hombres. Sé que suena a topicazo eso de no ser multitareas pero, por ejemplo, ¿alguién (hombre) ha probado a hacer una tortilla de patatas mientra mantiene un conversación por whatsapp? O te sale una tortilla brûlé o se te espachurran los huevos en el suelo. Y en el caso de que te salga bien la tortilla, revisa a quien le has enviado la última foto cachonda con un primer plano de un aparato sexual descomunal, si a tu jefe o a tu hermana. Lo que sí podemos combinar es bajar la barriga con una buena dieta y empezar a mover nuestro cuerpo serrano. Y también podemos dejar de ahumar nuestros pulmones inhalando humo de tabaco u otras hojas (envueltas en forma de cilindro o cucurucho, en función de si el proceso es industrial o artesanal, o de la propia habilidad manual) y empezar a correr suave o hacer trote cochinero, que para el caso es lo mismo. Hacer tres cosas a la vez solo está al alcance de mentes proderosas como las de Trump, Rajoy o Putin.

Regla de los cuatro pasos.

1) Establecer una estrategia. Troya se ganó con un monumental caballo de madera y un plan de batalla. Piensa en que si no compras lotería, nunca te tocará. La suerte siempre ayuda, pero no decide.

2) Tener confianza en nosotros mismos. Seguir el ejemplo de Cristiano Ronaldo: -el premio The Best es para “the best”, que soy yo-. Pero no nos olvidemos que la modestia tambien es virtud.

3) Hacer pública nuestra decisión y, sobre todo, explicarlo a gente que no nos caiga bien: suegros, el compañero plasta de la oficina o nuestro jefe, el vecino que pone la lavadora a centrifugar a la 1:00h de la madrugada, incluso a nosotros mismos cuando hablemos solos. Por no demosrar nuestras fracasos y debilidades al enemigo, somos capaces de cualquier cosa.

4) Hay que ser realista. Eso no quiere decir ser del Real Madrid, de la Real Sociedad o del R.C.D. Espanyol. Me refiero a no pasarnos al marcar nuestros objetivos. Dejar de fumar como un carretero para que las cortinas de casa dejen de estar amarillas como la yema de un huevo, sí se puede. Dejar de beber cerveza como un camello, sí se puede. Dejar de merendar cada día un bocadilo de chistorra con morcilla, sí se puede. Ir al Maratón de los Monegros de aquí a dos meses cuando solo corremos si son las 8 y nos cierran el estanco, no se puede. Alimentarnos a base de alpiste y hojas de lechuga para perder esos 10 kg que nos sobran, no se puede. Dejar de beber como una walkiria cuando el plan habitual con los amigos es superar el consumo medio per cápita de cerveza en Múnich durante la Oktoberfest, no se puede.

elpiscolabis-octoberfest-924x530
Si no estás muy motivado, hoy no es un buen día para intentar moderar el consumo de alcohol.

Fallar es humano. Por supuesto. Pero tampoco falles mucho, no es bueno ser demasiado humano, con un poco basta. Si quieres dejar de fumar, fallar 15 veces al día puede indicar que no vas por buen camino. Si te llaman del gimnasio diciendo que te echan de menos, resulta que te decides a volver, vas y no conoces a nadie de recepción, ni monitores, ni personal de limpieza, y donde ante estaba el vestuario ahora hay una sala de spinning, es señal de que te falta constancia, que fallas demasiado. Fallar cada día después de cenar con el chocolate y las galletas, tampoco creo que sea del todo bueno.

Buscar apoyos: grupos de soporte, amigos, familia, y otros apoyos en la comunidad. No confiar demasiado en colegas del club de cannabis, amigos de la oscura y misteriosa noche, nuestra querida suegra, o el camarero que nos sirve el enésimo whisky.

El “quiero sentirme mejor” tiene más fuerza que el “quiero mejorar mi imagen”. Pero a veces se junta una cosa con la otra. ¿Te acuerdas de aquella chaqueta molona que el año pasado aún te entraba y que este año te hace parecer apretado como una sobrasada de Mallorca? Es una clara señal de que para no sentirte oprimido, para estar menos “embutido” en tu querida chaqueta molona, debes mejorar tu imagen y adelgazar un poco.


Hace falta una estrategia para superar los momentos difíciles. ¿Cómo vencer la pereza de salir a entrenar vs quedarme en la cama como un oso en hibernación? ¿Cómo no permanecer despachurrada en el sofá viendo en Late motiv a Buenafuente y Berto Romero partiéndote de risa y pasar a revisar durante 3 horas seguidas todos sus vídeos? ¿Cómo conformarse con una ensalada de berros, aguacate y atún al natural cuando nos comeríamos un sandwich mixto con mayonesa acompañado de nachos con salsa de queso? Hay que pensar en la manera vencer a la tentación y no pasar al lado oscuro de la vida.

Sentirse bien al hacer ejercicio, al dejar el tabaco o al perder michelines, se percibe a medio plazo. Disfrutar de una sesión de sofing (sin levantar el culo del asiento) viendo “The Walking Dead”, fumarse un cigarrillo después de practicar sexo sucio y decir obscenidades simultáneamente, o comerse un bocadillo de panceta con pimientos fritos acompañado de una jarra de cerveza, mínimo de 1/2 litro, se percibe a corto plazo. Eso de ser gente sana, hay que currárselo. Nadie dijo que fuera fácil. Venga, tú lo vales, ¿a qué esperas?


walkingdead-elpiscolabis
Creo que esta gente necesita de un urgente cambio de hábitos.

Para escribir estas sandeces y majaderías me he basado en los sabios y eficaces consejos dados por el Dr. Paco Camarelles en el post Propositos saludables para el 2017, del Grupo de educación sanitaria y promoción de la salud, PAPPS. El texto que menciono es muy serio y útil para aquel que necesite y quiera un cambio en su estilo de vida.

Incluso la salud, cosa seria, necesita de unas risas. Y si no nos reímos de nosotros mismos, mal vamos.

3er Congreso Internacional de Carreras por Montaña. Castellón

El Congreso Internacional de Carreras por Montaña ya ha llegado a su 3ª edición. Se celabra los próximos 14, 15 y 16 de octubre en Castellón, bajo el paraguas de la Universitat de Jaume I. Es un acontecimiento único en nuestro país en referencia a un deporte tan apasionante como es el trail y el ultratrail. No hay que perdérselo.

captura-de-pantalla-2016-09-30-a-las-21-01-37


El congreso tiene 3 bloques principales: el médico-nutricional, el organizativo de carreras y el de entrenamiento. Quien quiera saber sobre el programa, que pinche aquí.

He podido hablar con Nacho Martínez, el máximo responsable de la organización del evento. Nacho proviene del mundo del atletismo de pista, y se ha ido introduciéndose en el mundo de las carreras por montaña poco a poco, de las que se ha hecho un gran y apasionado experto.  Me dice que este año el evento cuenta con la participación de muchos profesionales deportivos y sanitarios relacionados con el mundo de las carreras por montaña. Entre ellos cuenta con la presencia, entre otros magníficos profesionales, del Dr. Daniel Brotons, especialista en Medicina Deportiva y experto en ultraresistencia en Ergodinámica Clínica de Barcelona.

Me explica Nacho que cada vez hay carreras más largas y más extremas. Las carreras por montaña han experimentado un crecimiento exponencial en cuanto a participantes, número de carreras y temas relacionados con la organización, etc…, y aunque la parte más de formación y conocimiento al respecto ha crecido, no está siguiendo el ritmo del boom que supone este deporte.


El corredor de montaña puede haber evolucionado teniendo el asfalto o la pista de atletismo como origen o de los deportes de montaña. ¿Qué crees que se debe hacer para adaptase bien a correr por montaña?

La persona que viene de la montaña tiene un conocimiento más técnico que le facilita moverse en ese medio, sobre todo en recorridos más alpinos o de alta montaña. Material, indumentaria, saber moverse en terreno difícil…ero no suele controlar demasiado el entrenamiento

La gente que viene del atletismo suele tener más conocimiento sobre los métodos de entrenamiento, pero va más despistada en el tema técnico. Debe saber en que tramos es mejor andar que correr (por economía energética y mejor rendimiento).

Para los corredores que vienen del asfalto o la pista

  1. Aprender a hacer tramos del recorrido andando:En pendientes del 12% ya empieza a ser más eficiente andar que correr.
  2. Aprender a bajar bien. La musculatura trabaja de forma diferente a en subida o plano, y hay que prepararla bien para afrontar con éxito bajadas importantes y mantenidas.
  3. Gestión del material técnico necesario para la montaña (ropa y material de progresión)

Para los corredores que vienen de la montaña

  1. Una carrera larga no debe ser trabajada solo con intensidades bajas y moderadas. También hay que entrenar a intensidades altas, aunque a priori pueda parecer poco útil. Cuando en carrera se trabaje en intensidades submáximas, será mucho más cómodo llevar un ritmo alto de marcha.
  2. Entrenar una buena técnica de carrera, para ser más eficientes en los tramos llanos.
  3. Hacer un buen trabajo de fuerza, sobre todo dependiendo de la disciplina deportiva de montaña que se haya practicado previamente.

En definitiva, hay que mejorar los aspectos más flojos de cada deportista, para aumentar el rendimiento y evitar lesiones.


 

Nacho, ¿qué nos explicas sobre la alimentación?

La dieta es una parte muy importante en el entreno y las carreras por montaña, tanto para suministrar energía durante la carrera como para suministrar los nutrientes necesarios para asimilar de forma correcta el entreno en cada una de las fases de la temporada.

Los problemas gastrointestinales son muy recurrentes. La necesidad del avituallamiento en carrera y la poca funcionalidad digestiva actúan a la contra. Pero es imposible correr intensamente sin comer ni beber, y es inevitable que el sistema digestivo no sea tan operativo como en otras circunstancias cuando se corren horas y horas sin parar.

El congreso tiene 3 bloques principales: el médico-nutricional, el organizativo de carreras y el de entrenamiento.

En carreras de media o larga distancia debería haber un estándar de alimentación en los avituallamientos. No todas las organizaciones de carrera ofrecen las mejores opciones a los corredores, Es obvio que no es factible instalar un avituallamiento en todos los parajes, por su dificultad de acceso o por no haber un emplazamiento factible. Pero la oferta alimenticia y de hidratación siempre debe ser la adecuada.

img_1131

Hay federaciones que se preocupan de este tema y hacen buenas indicaciones al respecto. Pero el problema está en que al ser las carreras por montañas un deporte sin una regulación clara, cada uno hace lo que puede o quiere.

En un maratón nadie duda cada cuanto poner un avituallamiento, pero en una carrera por montaña hay quien lo pone cada 5 km, cada 10, cada 20…, hay quien pone frutos secos y hay quien pone paella. Hay mucho trabajo a hacer al respecto.

No seria tan difícil elaborar unos estándares de distancias y tipos alimentos y bebidas para los avituallamientos en función de tipo de competición de carrera por montaña que se tratara.


Certificado médico en ultras, ¿sí o no?

Creo que debería haber un certificado tipo, avalado por una serie de pruebas diagnósticas. No tiene mucho sentido que cada prueba que lo exija pida un tipo de certificado diferente, con unas pruebas diferentes.

En Francia, por ejemplo, la regulación de las carreras por montaña depende de la federación de atletismo y estos temas están bastante más estandarizados, siguiendo los criterios competitivos que pueden ser exigidos en otras pruebas atléticas. Aquí las cosas son diferentes.


¿Cuáles son los objetivos del congreso?

Establecer sinergías entre el profesional y el mundo académico, acercar al corredor a las nuevas tendencias en el deporte: materiales, técnicas,…, en definitiva, hacer crecer el conocimiento en este deporte.

El Club Penyagolosa tiene mucha tradición en correr por montaña. A nivel estatal Euskadi, Madrid y Catalunya son las comunidades que más están haciendo por y para este deporte. En Andalucía y Extremadura , en Aragón… ya se organizan campeonatos.


¿Hay algún registro de problemas médicos en carreras por montaña?

No existe un registro de incidencias médicas de las carreras de montaña. Las compañías de seguros que cubren a los corredores supongo que tendrán sus datos sobre los eventos que aseguran.


img_3376-tw-683x1024-1

En esta 3ª Edición, el Congreso Internacional de Carreras por Montaña debería ser una cita ineludible para todos aquellos que corremos y/o trabajamos con deportistas que corren.

Como dietista-nutricionista deportivo (Ergodinámica  Clínica -Barcelona) y corredor de montaña, creo que hay mucho recorrido por hacer en este maravilloso y comprometido deporte.