La huída de Empar Moliner

Empar Moliner es periodista y escritora, y colaboradora habitual de diferentes medios de comunicación catalanes. Hace unos años se inició en el mundo del running, del que se ha convertido en una entusiasta practicante, corriendo los maratones de Barcelona y Nueva York en el 2015. Y conociéndola, no creo que acabe ahí.

Captura de pantalla 2017-08-23 a las 13.24.50

A principio de este año 2017 publicó el libro De què fuges, qui et persegueix? (¿De qué huyes, quién te persigue?), de Columna, en el que explica sus vivencias, hilvanando a través de su rica prosa anécdotas, emociones y reflexiones sobre qué supone el correr para ella. Esperemos que en pocos meses se acabe traduciendo al castellano para que así lo puedan disfrutar los lectores que no dominen la lengua catalana.

Previamente a su publicación, me cité con Empar en el Dry Martini, un conocido bar de Barcelona, donde mantuvimos una interesante y apasionada conversación durante más de una hora, de la que os transcribo alguna de sus partes.

La culpa de todo la tiene un perro

Empar era una mujer de gimnasio, de clases colectivas dirigidas por un monitor y de sudar en grupo grupo. Había intentado correr pero no le enganchaba. Aquello no era para ella, ni en broma. Cuando tuvo a su hija se mudó a Valldoreix, una pequeña población muy cercana a Barcelona, donde se necesita un vehículo para hacer todo lo que en una gran ciudad se puede hacer caminando o en transporte público. Por ese motivo dejó de ir al gimnasio.

Hace unos años, en Navidad, en su casa adoptaron un perro de la perrera. Cuando lo sacaban a pasear estiraba tanto el cuello que casi se provocaba una traqueotomía, se lo destrozaba, tosía y se ahogaba, se estrangulaba. El día de Reyes decidieron empezar a correr con él, a ver si su ansiedad por estirar de la familia no le provoca la asfixia. Y les fue de puta madre. Y el inicio de una gran afición.

“Primero fue una actividad muy solitaria. Salia a correr sin ningún otro humano a mi lado, solo con el perro. Poco a poco me fui emocionando. En general tiendo a las adicciones. Aquello que me gusta me engancha y profundizo en ello. Por suerte no hay demasiadas cosas que me gusten”….“Iba apuntando cada día el rato que estaba corriendo. Cinco, diez, quince minutos, media hora… No me marcaba objetivos. No entendía mucho lo que pasaba, pero al tercer més empecé a ser feliz. Como el que quiere la cosa, hice una carrera de 10 km. Me sentí muy bien. El entorno donde vivo es una zona boscosa, y un día que salí a correr me perdí. Dando vueltas para regresar a casa, estuve más de una hora y media corriendo. Igual recorrí 17 ó 20 km, no sé. Entonces dije, ¡ostras, pues eso es un medio maratón!. Y me inscribí para correr un medio maratón. Y cuando acabé la carrera me plantee, que pues si me encontraba así de bien podía llegar a correr un maratón”.

Dice Empar que correr tiene una gran ventaja sobre la mayoría de cosas de la vida. Si te dedicas a correr y te lo curras, es relativamente fácil conseguir el objetivo que te has propuesto. Eso no pasa en la mayoría de cosas. Puedes trabajar mucho en algo y no conseguir tener éxito. Te puedes enamorar de alguien, esforzarte por que te quiera y que no te ame nunca. Te puedes preparar muy bien un examen y que, por cualquier motivo, el resultado sea una mierda. Por eso le gusta tanto correr. Es matemático. Si te entrenas, llegas a la meta. Si corres 40 ó 50 km a la semana bien corridos, puedes acabar un maratón.

La socialización te lleva a competir

La gente del entorno donde vive Empar le veían correr y le animaban. Poco a poco fue “engañando” a otros padres y madres del colegio donde lleva a su hija para que le acompañaran en sus entrenos. Se formó un grupo de gente unido por correr. Algunos no corrían y se iniciaron, otros ya lo hacían, incluso a muy alto nivel: maratones, ultratrails, incluso había algún ironman. Un grupo de whatsapp hace las veces de intercomunicador entre todos, y quedan sin demasiada planificación:  -hoy puedo salir, ¿alguien se apunta? Y así van haciendo. Se marcan objetivos comunes. Por ejemplo, el Maratón de Sant Cugat o el Marató de Barcelona…

“Me lo paso de puta madre. Dejamos a los niños en la escuela, y si nos lo podemos combinar por el trabajo, nos vamos a correr. Tenemos el bosque a 10 minutos.”

Empar ha hecho el Maratón de Barcelona en 3h50 h, y dice que no cree poder bajar de ahí. Le pregunto si se ve corriendo trails o ultratrails, y me contesta que, aún entrenarse básicamente por bosque y montaña, no se ve participando en carreras de montaña.

“Hoy hemos salido a correr y había niebla en el bosque. Al compañero que teníamos delante no lo veíamos, y al de detrás tampoco. Caían gotas de los árboles, y si teníamos calor, agitábamos alguna rama y nos duchábamos con el agua que caía de sus hojas. ¡Qué suerte tenemos!”.

Correr y el proceso creativo. El bienestar

Sobre todo corre por el bosque o la montaña. Con subidas, y después bajadas. Por asfalto o ciudad lo encuentra más aburrido.

“Me pongo a correr y digo, voy a hacer el artículo del día. Voy pensando mientras corro, le voy dando vueltas a los temas, y cuando llego a casa, lo escribo”.

 

Hablamos sobre correr y pensamiento, sobre oxigenación cerebral. Empar me explica que existe la siguiente teoría: cuando teníamos que perseguir mamuts para comer, en nuestra fase evolutiva de cazadores y recolectores, podíamos pasar muchas horas caminando y corriendo. Para poder correr durante horas y horas, el cerebro segrega dopamina en cantidades industriales, el neurotransmisor que nos hace sentir placer a la vez que nos activa todo el organismo… La tribu necesita que caces para sobrevivir, y la evolución ha hecho el resto. Empiezas o correr con pereza, pero cuando la dopamina funciona, la sensación de bienestar es brutal. Podrías correr hasta el fin del mundo.

En la editorial le propusieron a Empar que hiciera un libro sobre correr. De entrada dijo que no. Entonces, astutamente le plantearon: -si te conseguimos un dorsal para el Maratón de Nueva York y te pagamos el viaje, ¿lo harás?- Y sin dilación les dijo-¡vámonos!- Pues el libro ya está parido. Un disfrute para los lectores. Gracias, Empar.


 

Algú dirà—amb raó—que tot això que explico, aquestes èpiques nicieses, podria explicar-les si només passegés. És cert. Però mentre pugui correré, perquè córrer m’apropa de manera diferent a les coses. Quan torno de passejar estic contenta, però quan torno de córrer estic eufòrica. M’agrada anar de pressa. De què fujo? De tot. Qui em persegueix? Tots els altres. Per què? Per si de cas. 

Alguien dirá -con razón- que todo esto que expico, estas épicas necedades, podría explicarlas si solo paseara. Es cierto. Pero mientras pueda correré, porqué correr me acerca de manera diferente a las cosas. Cuando vuelvo de pasear estoy contenta, pero cuando vuelvo de correr estoy eufórica. Me gusta ir deprisa. ¿De qué huyo? De todo. ¿Quién me persigue? Todos los otros. ¿Por qué corro? Por si acaso.


 

Empar sabe como provocar e incitar a la reflexión. El año pasado generó una gran polémica al atreverse a simular que quemaba, en un programa de televisión, un ejemplar de la Constitución Española. Con ese acto pretendía protestar contra la derogación por parte del Tribunal Constitucional de una ley de pobreza energética aprobada en el Parlament de Catalunya. Cuando hace frio y te cortan los suministros básicos (agua, luz, gas…) por no poder pagar las facturas, ¿qué haces?. El mismo papel que da cabida al texto constitucional, al quemarse, puede dar calor y reconfortar a quien se acerque a sus llamas.

Kílian Jornet y el Everest

Kílian Jornet estuvo en el Everest el pasado més de septiembre, intentando subir y bajar con su estilo particular, rápido y audaz. No pudo ser. Tomó nota de todo y posiblemente vuelva a intentarlo. O quizás no vuelva, si no encuentra la motivación para hacerlo. Así es Kílian.

He podido hacerle unas pocas preguntas sobre su intento de ascensión al Everest. Sus respuestas no tienen desperdicio.


Captura de pantalla 2017-03-14 a la(s) 18.45.06

Hablando con alpinistas, me explican que la altura (a partir de los 5.000 metros) tiene efectos muy curiosos sobre el cuerpo… los huesos o articulaciones que habitualmente pueden hacer daño (antiguas fracturas, artrosis, etc…) dejan de doler… ¿Cuáles son tus sensaciones y el efecto que has experimentado con la exposición a la altura?

A nivel de sensaciones, no he sentido ausencia de dolor allá donde ya lo tenía, ni me han aparecido nuevos dolores. Eso sí, he notado que todo es más lento, que el pensamiento también va más lento, que uno se vuelve más “vago”, hay menos energía.

En cuanto a rendimiento físico, ¿te has adaptado bien? ¿Cambiarías alguna cosa de tu preparación y aclimatación para mejorar tu rendimiento?

Mi adaptación ha dependido de las veces que he ido a más altura. Normalmente hasta los 6.000 metros no he tenido ningún problema. A partir de esa altura se ha de ir poco a poco. Los días que me encontraba cansado, descansaba, pues el desgaste era importante.

¿Qué controles médicos has hecho antes, durante y después de tu estancia en el Everest?

No he hecho ningún control específico antes o después, pero viendo el rendimiento físico que he tenido y la posterior recuperación, al ser una expedición corta de no más de 30 días, el desgaste no ha sido demasiado grande.

¿Qué has comido y bebido los días de ataque? ¿Y mientras estabas en el Campamento Base?

En altura, poco. Normalmente, cuando salía a hacer entre 6 y 15 horas de actividad, llevaba un par de barritas y geles. Y 1/2 litro de agua, básicamente, lo mismo que llevaba a mis alcensiones en los Alpes. Llevo poca comida para hacer actividades largas.

En el Campamento Base , comía normal, pero sin verduras: básicamente pasta, arroz, pan…

Cuando estás durmiendo, ¿los sueños son iguales en alta montaña que a la altura del mar? ¿El cuerpo descansa igual? 

Cuando más arriba el sueño es más ligero. Es más fácil recordar los sueños y estos son más o menos iguales (raramente me acuerdo de lo que sueño). Aún así no tuve ningún problema para dormir. Pero no pasé ninguna noche más arriba del Campamento Base (6.200 metros).

¿Has tenido algún tipo de problema gastrointestinal durante tu estancia en el Everest? 

Esta vez no. Otras veces sí que he tenido problemas gastrointestinales, por beber leche o agua sucia (no tratada) en un pueblo de Nepal.

¿Qué deterioro físico te ha produciso tu estancia en el Everest? ¿Cuánto  tiempo tardaste en estar al 100%? 

Perdí 3 ó 4 kilos, y físicamente tardé una semana en volver a estar bien.

El Everest es la cima más alta del mundo. ¿Cuál es la más sugerente?

La que toque mañana.

¿Tu próximo proyecto?

Mirar por la ventana por la mañana y seguir lo que haga la meteo.


Captura de pantalla 2017-03-14 a la(s) 18.45.17

 

La Spine Race, por Enric Sabaté

Enric Sabaté es uno de los elegidos que ha acabado hace pocos días en Inglaterra la Spine Race, una durísima carrera invernal de 430 km y por etapas (en autosuficiencia casi completa). Atravesar la meta en la posición número 30 no está al alcance de muchos corredores. Se necesitan buenas aptitudes y mucha experiencia para realizar esta carrera. Leyendo la entrevista entenderéis porqué Enric Sabaté lo ha conseguido.


DSC_0526
Enric Sabaté en la salida de la Spine Race.

¿Quién es Enric Sabaté?

Practico todos los deportes relacionados con la montaña desde que tenia 16 años: grandes vías de escalada, muchas crestas y tresmiles en el Pirineo (algunos con esquís de travesía) y bicicleta de montaña. Desde hace 15 años hago carreras de ultra-trail. Nací el 3/5/1958 y trabajo de electricista. Vivo en Alpicat (Lleida).

¿En que consiste la Spine Race y cómo te ha ido?

La Spine Race es una carrera non stop en autosuficiencia casi completa y en invierno, que sigue el camino Pennine Way a lo largo de 430 km. Creo que me ha ido muy bien. Supe gestionar bien las paradas y termine en la posición 30.

Qué es más exigente, ¿una ruta por etapas o una ultra-trail de 100 ó 160 km?

Depende. Para los que somos lentos, las etapas nos penalizan mucho ya que tenemos poco tiempo para descansar. En las carreras de 160 km estamos todos en el mismo saco.

¿Entrenas? Explica cuántas horas a la semana y cuál es tu rutina habitual.

Entreno los fines de semana, utilizo alguna ultra como preparación o salgo con los amigos. Durante la semana trabajo.

En una ultra-trail, ¿qué haces más habitualmente, correr o caminar?

Antes corría más. Ahora con la edad camino más que corro.


11960054_851802821568100_1143068316075437471_n
Enric Sabaté, en plena ascensión, marcando el ritmo del grupo.





¿Cuál es tu dieta habitual? ¿Y en ruta?

Suelo comer de todo. No sigo ninguna dieta especial y en ruta siempre tomo alguna barrita y algún gel, aunque no abuso, ya que no me suelen sentar muy bien. Aprovecho siempre que puedo los avituallamientos. En carreras muy largas intento llevar el mismo ritmo de comidas que a diario.

¿Cada cuánto bebes y qué tipo de bebida?

Frecuentemente. Desde hace un tiempo agua, y añado sales, sobre todo si hace el calor.

Hace unos años participaste en el Tor des Geants, ¿con cuál te quedas, con el Tor o con la Spine?

Son dos carreras muy diferentes, ya que el Tor esta marcada y tienes avituallamientos muy a menudo. Como aventura me quedo con la Spine, como disfrute con el Tor. Como anécdota decir que tanto en la Spine como en el Tor las horas dormidas en una semana no pasan de 8. Esto conlleva, entre otras cosas, tener alucinaciones.

¿La mítica Ultra Trail del Mont Blanc (UTMB) está sobrevalorada?

Sí, mucho.

Hace 10 años nadie corría por la montaña, no se organizaban carreras ¿Qué crees que ha pasado para que haya tal abundancia de ultra-trails en la actualidad? ¿Cómo ves el futuro de esta especialidad deportiva?

Creo que muchos han visto negocio y luego parece que si no haces un ultra trail no eres nadie. Las palabras épico, brutal… creo que hacen mucho daño a este deporte. El futuro lo veo muy incierto puesto que hay gente que se apunta a estas carreras sin haber pisado nunca la montaña. Esto va a traer consecuencias: si sumas la participación de inconscientes corredores al afán de hacer dinero de algunos organizadores…

Cuando participas en una ultra-trail, ¿qué llevas en la mochila?

Normalmente casi lo mismo que llevaría si saliera solo a la montaña: manta termica, frontal, GPS o mapa, ropa de abrigo, botiquín, comida, agua, etc… Siempre llevo más de lo exigido por la organización.

¿Qué zapatillas estás utilizando en estos momentos para correr? ¿Cuánto te duran?

Utilizo desde hace muchos años las Brooks Cascadia ya que son las únicas zapatillas que me permiten hacer más de 100 km sin tener que cambiármelas. También utilizo NB y La Sportiva. La duración es entre dos y tres meses, unos 500 km.

¿Qué consejos darías a alguien que empieza a hacer ultras?

Que sea muy humildes y no se pique con los demás. Que vaya siempre por debajo de su nivel: al final siempre tendrá tiempo para correr. Que no se apunte a una carrera porque da puntos para el UTMB: si te gusta este deporte los puntos llegan solos.

¿Cuál es la carrera más dura en la que has participado?

No es porque sea la última, pero la Spine Race para mí ha sido la más dura, mucho más que PTL.

Lo primero que haces cuando acabas una ultra-trail, ¿qué es?

Comer y dormir (jajaja). Alguna vez al día siguiente salgo en bicicleta, a rodar muy suave.


177PTL_Champillon
Enric Sabaté en la PTL.

¿Próximos objetivos deportivos?

Me gustaría participar en el Grand Raid Reunion.

¿Un consejo de salud para los corredores de ultra-trail?

Descansar es tan importante como entrenar.

¿Cuál es el máximo número de horas que has estado en ruta, sin hacer un descanso en condiciones?

149 horas

Recomienda una ultra-trail. Y una ruta que no sea una carrera organizada.

Grand Raid des Pyrénées y Trail Valle del Tena creo que son ultras con mucha esencia montañera.

Una ruta que me gustó mucho es la Senda de Camile.

¿Cuánto tiempo tardas en recuperarte tras una ultra-trail convencional? ¿Y tras una carrera como la Spine Race?

En un ultra-trail convencional tardo entre 4-5 días. De la Spine Race llevo una semana y todavía tengo muchas secuelas. Creo que estaré cerca de un mes.


Para los practicantes del ultra-trail, la experiencia de Enric Sabaté puede ser muy útil. Y para alguien que se plantee hacer una carrera por etapas, más todavía. ¡Y que se prepare a ver alucinaciones!

Hay que dar un altavoz a aquellos corredores que pueden aportar conocimiento al resto de practicantes para que podamos mejorar nuestra experiencia deportiva. Los profesionales saben mucho de lo que hacen, pero los amateurs, aquellos que viven el deporte pero no viven del deporte, puede aportar tambien su conocimiento y experiencia.

De hecho los deportistas amateurs somos los que mantenemos la industria del deporte. Nos gastamos el dinero en viajes, inscripciones, zapatillas, ropa, complementos, suplementos… A parte de disfrutar con pasión haciendo aquello que nos gusta tanto, también nos merecemos nuestro momento de gloria. ¡Felicitats, Enric, per la Spine Race y per la teva brillant trajectoria!

Venus O’Hara: Sex Teacher y deportista

En el amplio currículum de Venus O’Hara llama mucho la atención su faceta como “probadora de juguetes eróticos para mujeres”. Escribe libros, es modelo y actriz. Muy conocida como la Sex Teacher de Antena3. Colabora en El País con el Blog Eros. Como modelo fue portada de la conocida revista Interviú. Pelirroja. No usa despertador y se levanta todos los días a las 7:00h. Venus nació en Manchester y tiene aires irlandeses. Vive en Barcelona.


 

Ora-2-Lelo-4
Foto obtenida en http://venusohara.org

Sexo y alimentación

Para Venus la alimentación es un pilar fundamental de su vida. Sigue una dieta vegana, desde hace aproximadamente diez años. De pequeña no era buena comedora, le gustaban pocos alimentos. Poco a poco la carne y el pescado dejaron de interesarle, hasta llegar el momento en que optó por apartar absolutamente de su dieta dichos alimentos. Con la leche y los huevos el camino fue similar.

Me explica que su dieta habitual consiste en verduras y hortalizas de todo tipo, fruta, cereales y legumbres, frutos secos y semillas… No le gusta el tofu ni los productos similares. Su primera ingesta es a las 7 de la mañana: un batido vegetal de un litro en el que utiliza una gran variedad de verduras (kale, calabacín, apio, remolacha, espinacas…) y un poco de fruta. A las 10 de la mañana, se hace un segundo batido. Suele comer a eso de las 14 h, pero me dice que suele llegar con tanta hambre, que se está replanteando hacerlo un poco antes, que aquí en España comemos muy tarde. Otra opción, si no puedes adelantar horarios, es modificar un poco la ingesta de la primera mitad del día, Venus.

Al medio día come cereales y legumbres, con semillas y frutos secos, siempre con una buena cantidad de verduras u hortalizas como base, claro. Suele merendar algo ligero. Para cenar repite el mismo planteamiento que a medio día, pero con un poco menos de cantidad. Calcula que entre fruta y verdura suele ingerir unas 10 ó 12 raciones al día.

Con la dieta vegana, si se hace bien, no debe haber más problema. Hay que vigilar con el hierro y la vitamina B12 (solo presente en los alimentos de origen animal). Venus, con el hierro no ha tenido nunca déficit. Y con la vitamina B12, gracias a la suplementación que hace cada més, cubre sus necesidades. Por lo que me ha explicado, dietéticamente lo está haciendo muy bien.

Venus cree que la dieta del futuro será el flexitarianismo: una alimentación de base vegetariana con la presencia de alimentos de origen animal más bien anacdótica y pocos procesados. Por salud y sostenibilidad.


 

Sexo, alcohol y rock & roll

Venus dice que sexo y alcohol son incompatibles y que eso de beber con moderación es una trampa mortal, que nadie lo hace moderadamente. ¡O se bebe o no se bebe! (risas). Me explica que el alcohol repercute negativamente cuando queremos disfrutar a tope del sexo. Incluso que es peligroso para la salud sexual, puesto que se puede perder el control y hacer cosas de las cuales después nos podemos arrepentir. O no hacerlas por no estar en condiciones, y después tambien arrepentirnos. El argumento que se esgrime para ligar alcohol y sexo es que puede facilitar la aproximación entre las personas debido, fundamentalmente, al estado de desinhibición que produce el etanol. Beber alcohol altera la percepción sensorial y la respuesta sexual. Me explica que hace años cuando salia por la noche, habiendo bebido alcohol, al llegar a casa y masturbarse o practicar sexo con otra persona, las sensaciones no eran tan profundas ni placenteras. Quien más quien menos hemos tenido alguna experiencia similar al respecto.


 

Sexo, cultura y comportamiento 

Hablamos sobre cultura y sexo. ¿Cómo es que la alimentación ha desarrollado una complejísima y rica cultura gastronómica, aceptada por toda la sociedad, y el sexo no? ¿Por qué la cultura del sexo se circunscribe solo a ciertos grupos sociales, en ocasiones casi marginales, y no se muestra de una forma más abierta? Venus me dice que la religión y el costumbrismo casposo tiene mucha culpa de que el sexo no haya avanzado. Y el machismo, ejercido por los hombres e incluso por las propias mujeres, tiene también mucha culpa de esto.

El sexo, entendido como comportamiento sexual, no deja de ser una herramienta de la especie humana para reproducirse. La fuerza que tiene la sexualidad es debida a que se ha establecido como un instinto. Afortunadamente, como otros instintos, queda modulado por la razón y la cultura.

La atracción sexual que se produce entre dos personas, a veces inexplicable, obedece al lenguaje no verbal que ofrecen los gestos, el olor perceptible y consciente, las feromonas, las miradas, el aspecto corporal…, y a las expectativas que todo eso genera. Se trata de un complejo lenguaje, común con la alimentación, donde el aspecto, el olor y el sabor, y las  expectativas también forman parte del juego de atracción que se establece entre la comida y nosotros.

Tanto la conducta sexual como la alimentaria usan del placer como refuerzo y mecanismo de ejecución. Comer nos gusta y practicar sexo también. La alimentación es una necesidad que debe ser cubierta varias veces cada día y está ligada a las relaciones sociales y forma parte de nuestra identidad (zona geográfica, adscripción socio-politica o religiosa, de grupo de edad…). El sexo es una necesidad, individual o compartida, que debe ser cubierta en función de la necesidad que tenga cada persona.

El sexo todavía está visto por muchas personas como algo prescindible e innecesario, secundario, aunque en realidad en nuestro interior no se perciba así. Culturalmente no tiene el mismo prestigio, aunque muchas de las cosas que aprendemos sobre él sean a través de la cultura: libros, televisión, cine, internet… El porno es una de las fuentes de información más accesible, y es mayoritariamente de muy baja calidad, y muestra una visión del sexo sesgada, irreal y extremadamente machista. Como la comida basura, que satisface al momento pero no nos aporta nada especial.

A todo lo que se salga de la práctica más “tradicional” se le da la categorçia de anormal. Mi reflexión es que si se puede comer de muchas maneras diferentes y no pierdes la salud (si se hace siguiendo un criterio acertado), también puedes vivir la sexualidad de formas dispares y ser una persona absolutamente sana. Diversidad sexual y dietética.


 

Sexo y salud

Venus me deja claro que es una activista del sexo, y reivindica el derecho al placer sexual, sobre todo de las mujeres. En general, la sexualidad femenina está supeditada a la del hombre. La mujeres muchas veces no se conocen ni se atreven a hacerlo. A estas mujeres nadie les ha explicado que disfrutar del propio sexo es maravilloso, que produce bienestar y salud, y que la sexualidad no debe focalizarse en proporcionar placer a sus parejas. Disfrutar del sexo puede ser producto de un acto compartido, al follar, o individual, al masturbarse.

La salud sexual, a parte de actuar ante las disfunciones, prevenir o tratar las enfermedades de transmisión sexual (ETS) y evitar embarazos no deseados, integra el poder disfrutar plenamente de la sexualidad.

La sexualidad tiene aspectos físicos y emocionales que están íntimamente ligados. A la alimentación le ocurre exactamente igual. Disfrutar de lo que comes es tan necesario como disfrutar del sexo. Y aquello que comes y cómo lo comes condiciona tu sexualidad. La obesidad o la diabetes son claros ejemplos de enfermedades que pueden alterar nuestra sexualidad. Hay algunas enfermedades en las que su tratamiento fármacológico pueden tener ciertos efectos secundarios que alteran la función sexual, al hacer disminuir el deseo o la propia función fisiológica sexual.

Venus O´Hara dice que disfruta más del sexo, y lo vive diferente, desde que es vegana. Como dietista opino que, llevar una dieta saludable, sea la que sea (hay muchas opciones) ayuda a que una persona se sienta mejor. Comer saludable admite muchos matices, y uno de ellos es el veganismo. Cuando una persona se siente bien, disfruta más y le da un mayor sentido a todo lo que hace. Somos un compendio de muchos aspectos, y cuando más realizados nos sintamos con aquello que hacemos, entendiendo el cómo y por qué lo hacemos, más felices seremos. Amigos, trabajo, familia, sexo y alimentación…, todo forma parte de un pack.


 

Sexo y ejercicio

La relación de Venus O’Hara con el deporte es reciente. Me explica que ha empezado a ir al gimnasio hace unos seis meses. Hace fitness, trabaja con máquinas y asiste a clases dirigidas. Va al DiR, un centro deportivo de Barcelona, unas cuatro veces por semana. Dice que se nota más dura. Que le va muy bien para mantenerse tonificada, y mantener un peso y una composición corporal con la que se encuentra a gusto. Y que su resistencia sexual ha aumentado.

Venus antes caminaba mucho, probablemente más de 10.000 pasos al día. Y le iba muy bien. De hecho, cuando intenté quedar con ella para hacerle esta entrevista, ya hace casi un año, nos teníamos que ver dando un paseo. Ahora dice que desde que hace ejercicio de una forma más intensa y regular, se encuentra mucho más enérgica físicamente, y mentalmente más activa. Su sexo ha mejorado, en calidad y en cantidad.

Venus O´Hara, el día que empieces a correr y le cojas el gusto al running, no habrá quien te pare. Ya te veo haciendo maratones… ¿sexuales?


 

la-mascara-de-venus-front-cover-510x797

La Máscara de Venus (Planeta, 2014) es un relato sincero y provocador, en el que Venus O’Hara nos habla de su sexualidad tal y como la ha vivido y sentido, con toda la naturalidad del mundo.


Salud, piernas ¡y sexo!

Kiku Soler, pionero de las carreras por montaña

Correr por montaña se ha hecho siempre. Pero como deporte, es otra cosa. En 1998, el Maratón del Aneto, fue quizás la carrera que marcó el inicio de esta nueva disciplina deportiva en nuestro país. Salir de Benasque, coronar el Aneto, y bajar hasta el punto de inicio, 42 km de nieve, hielo y piedra en 3:46h.

Kiku Soler (Sallent, 1964), ganador de aquella mítica carrera, es un referente para muchos a los que nos gusta correr por la montaña. En esta entrevista nos explica cosas muy interesantes sobre el trail.


Kiku, desde la primera edición del Maratón del Aneto hasta ahora, ¿cómo ha evolucionado el correr por la montaña?

El maratón del Aneto significó un punto de inflexión. Primero por el tipo de carrera, ya que hasta entoces no se había realizado ninguna carrera en el estado que subiera a tanta altura y que combinara tantos tramos de nieve, desnivel y terreno técnico.

Y segundo por el seguimiento mediático que tuvo. En Catalunya, el programa Temps d’aventura, de TV3, hizo un seguimiento importante de la carrera, y me consta que algún programa a nivel nacional hizo lo propio. Fruto de esto es que, todavía ahora, me encuentro gente que me dice que “soy” el culpable de que se aficionaran a correr por montaña por el impacto que les representó las imágenes de la carrera.

En el siguiente video podemos ver el Aneto Xtrem Maratón de 1998. Podemos ver y escuchar a Kiku Soler, a una jovencísima Emma Roca y al gran Nil Bohigas (recientemente fallecido) como organizador del evento.

También creo que tuvo mucha influencia los tiempos que realizamos en una montaña que, por ser la mas alta del Pirineo, era conocida por muchísimos montañeros. Subir y bajar desde Benasque en menos de 4 horas podía parecer imposible (y, pensándolo fríamente, lo sigue pareciendo) y, en cierta manera, rompió una barrera física y mental.

A partir de entoces todo se disparó. Selección catalana, Agustí Roc y Anna Serra ganan la Copa del Mundo, Kílian , Mireia, Núria… esponsorizaciones, márketing, copas y carreras por doquier, ultras… ¡una locura!

¿Por qué corres?

Con 9 años veía como salían a entrenar unos chicos mayores que yo y me llamaba poderosamente la atención. Era muy tímido y me tuve que armar de valor para pedirles si les podia acompañar.

A partir de ese momento correr formó parte de mi vida, medio fondo y fondo en pista, cros, medias y maratones en asfalto… pero a entrenar a menudo subía a las montañas que hay por encima de Berga, pensando que era una lástima que no se hiciesen carreras por aquellos parajes idílicos sin contaminar por la mano del hombre.

En el momento que se hicieron las primeras carreras por montaña me sentí como un pez en el agua.

¿Sigues corriendo por la montaña? ¿Cuál ha sido tu última trail o ultratrail? ¿Algún proyecto en ciernes?

Hubo un momento, con veinte y pocos años, en que me planteé correr o hacer deportes de montaña. Me decidí por correr pensando que para la montaña tendria toda la vida, y si quería obtener algún resultado corriendo la edad jugaba en mi contra.

Actualmente salgo a trotar 30 o 40 minutos unas tres veces… ¡al mes!, y cuando alguien me pregunta si corro, contesto, recurriendo al chiste fácil, que solo si me persiguen.

Es pasado verano participé, porque me engañaron, en el trail del Moixeró, ya que les había echado un cable a la hora de promocionar la carrera. Hice la carrera corta (15 kms y 1.000 m. de desnivel) y al final se me hizo eterna.

Actualmente todas las energías y la ilusión las canalizo a la escalada en roca. Escalando soy malo pero disfruto como el que más, que es lo que al final queda.

¿Qué le dirías a un corredor de asfalto que quiera pasar a la montaña?

Que se apunte a un club de montaña y que conozca el medio por el que va a moverse desde la base, desde el amor y el respeto por el entorno.

Lo referente a entrenamientos, carreras y demás está todo escrito, pero el amor a la montaña y los espacios naturales no puede aprenderse en un manual.

¿Haces alguna dieta especial para prepararte (entrenamiento)? ¿Y para competir o correr largas distancias (tiradas largas)? ¿Qué suplementos tomas habitualmente?

No, y tampoco lo hacía cuando entrenaba y competía.

Lo que si hacía era no comer comida basura, y en eso he tenido la gran suerte de que a mi mujer, Miracle, le encanta cocinar sano. De hecho tenemos un huerto (que cuida ella) y un porcentaje muy alto de lo que comemos sale de él.

En cuanto a suplementos si que tomé cuando estaba con la selección en las temporadas de entrenamiento más duro, siempre supervisado por un medico, el Dr. Brotons.

¿Entrenas a corredores? ¿Les haces seguir unas pautas especiales de alimentación?

Actualmente no. He aconsejado y marcado las pautas de entrenamiento a algunos corredores pero sin hacerles un seguimiento exhaustivo, cosa para la cual no tengo formación. Y a estos les he aconsejado una alimentación sana y equilibrada.

Cuando llevas más de 12 horas corriendo por la montaña, ¿qué piensa tu cerebro? ¿Qué siente tu corazón? ¿Qué te dicen tus piernas?

Nunca corrí más de doce horas. Lo que más se acerca fue una vez que hice la ruta Carros de Foc.

Como estaba muy motivado, el cerebro iba quemando etapas conforme pasaba collados y refugios, el corazón sentia una dicha enorme por estar en ese tremendo santuario natural que forma Aigües Tortes, por estar cuerpo y entorno formando una simbiosis, me atrevería a decir que mística… y las piernas, con el paso de las horas, se han quejado tanto que al final enmudecen.

¿Qué opinas del fenómeno Kílian?

Kílian es un fuera de serie y tendríamos de estar enormemente satisfechos de ser contemporaneos de un genio, de un ser único, como el mundo del arte dio un Leonardo da Vinci, el de la música un Beethoven o el de las ciencias un Einstein.

Él hace lo que le toca, a pesar de que algunos le han echado en cara que su manera de ir a la montaña no puede ser el mejor de los ejemplos… pienso que no es su problema, sino del incauto o inconsciente que quiere imitarlo.

Otra cosa es toda la parafernalia de marcas, la esponsorización y todo lo que se ha montado a su alrededor.

¿Te sientes pionero de correr por montaña y a la vez que eres un gran desconocido?

Me siento muy feliz y afortunado de vivir el momento que me tocó, y no envidio para nada toda la movida, marcas, redes sociales y demás cosas en que se ven envueltos los corredores de élite de hoy día.

¿Con qué calzado ibas cuando empezaste a correr por montaña? ¿Qué zapatillas llevas ahora?

Utilizaba zapatillas de entrenamiento para atletismo de fondo, que son con las que siempre me he sentido mejor, mucho más que con las específicas de montaña que vinieron después.

Ahora voy con las que en su día me dieron y que aún conservo. El problema es que cuando me pongo una de esas reliquias, después de haber estado 15 años en una caja por estrenar, a los dos dias se me desmontan.

La evolución natural de las ascensiones rápidas y minimalistas (caminar rápido y grimpar) conduce a correr por montaña ¿No crees que el cuerpo nos pide marcha? ¿Está todo inventado en los deportes de montaña?

No lo sé, pero todo lo que se masifica me produce cierta urticaria… y por desgracia temo que a la montaña también.

¿Por qué ha evolucionado tanto y tan rápido el correr por la montaña?

Por una parte porque tenemos un entorno muy favorable, con el Pirineo u otras montañas a relativamente poca distancia del area metropolitana (en este caso de Barcelona) por no hablar de Montserrat, Montseny o la Mola; y por tener a grandes figuras como Kílian Jornet, Núria Picas, y en menor medida Agustí Roca o Mireia Miró;  y la difusión mediática a su entorno promovido por los intereses comerciales de las marcas que los esponsorizan.

¿Dónde crees que nos llevará esta actividad? ¿Hay límite?

No lo sé.

¿El negocio turístico o deportivo y la montaña son compatibles? ¿Y sostenibles?

Particularmente creo que no y, viendo la codicia humana, de muy difícil solución.

¿Qué explicas en tu libro? ¿A quién se lo recomiendas?

Mi libro es un manual que lo hice por encargo de la editorial, no por iniciativa propia.

Como tal, intento dar las pautas del correr por montaña, entrenamiento y demás, pero haciendo especial hincapié en el respeto por los valores naturales, por la gente del territorio y demás usuarios de la montaña y, sobre todo, por el sentido común en cuanto a número de carreras y los kilometrajes desmesurados que se hacen hoy día.


Si alguien quiere conocer más sobre Kiku Soler y seguir sus consejos para correr y disfrutar de la montaña, puede hacerlo leyendo su libro: Curses de muntanya. Manual Pràctic.

kiku-soler

 

Carles Castillejo, un atleta de cuatro JJ.OO.

Carles Castillejo (Barcelona, 1978) es un atleta con una dilatada carrera deportiva. Este año ha participado en sus cuartos JJ.OO. en Río. Todo un privilegio y una lección de adaptabilidad e intelegencia deportiva. Mantenerse tantos años a un nivel competitivo tan alto no es fruto de la casualidad.


2012_11_18_A8gBk7qNwdy1wSAOu7HP3
Carles Castillejo en los JJ.OO. de Londres (2012)

¿Qué supone para ti haber participado en cuatro JJ.OO.? 

La culminación a mi carrera deportiva. Allá por el 1988, cuando empecé a correr como internacional, no me podía imaginar que llegaría al punto que estoy ahora. Son 30 años que llevo en el candelero. Para rematar la faena, este año he tenido el privilegio de ir a los JJ.OO. de Río, donde he quedado en la posición 49.

¿Te ayuda un dietista a planificarte la alimentación?

En alguna fase de mi carrera deportiva sí que me ha ayudado algún dietista-nutricionista, pero en la actualidad me organizo yo solo. Sigo unas pautas generales en las que, sobre todo, suelo modificar la ingesta de carbohidratos según el entrenamiento que hago. Eso me hace rendir de forma adecuada y recuperarme bien. Mis analíticas suelen ser normales.

Solo de vez en cuando hablo con un médico del deporte para que me supervise, a no ser que tenga un problema de salud importante que me obligue a visitarle antes.

¿Cuál es tu alimentación típica un día de entreno? 

Muy normal.

  • Desayuno: Leche con cereales “normales”, ahora de la marca Hacendado.
  • -Entreno de mañana: 2h
  • Bebida isotónica o recuperadora (con proteínas)
  • Fruta y/o pan
  • Comida: Pasta, arroz, patata, con carne o pescado. Verduras y/o ensalada. Fruta o yogur.
  • -Entreno de tarde: 1,5 h
  • Fruta y/o pan
  • Cena: Pasta, arroz o patata, con carne o pescado. Verduras y/o ensalada. Fruta o yogur.

Antes de correr un maratón, ¿cuál es tu rutina alimentaria?

Hago un vaciado de glucógeno, y después una supercompensación. Pero no demasiado radical. Si el maratón es el domingo, el lunes, martes y miércoles previos suelo ingerir menos carbohidratos en la comida de medio día y la cena. En el desayuno y las otras comidas intermedias sigo comiendo pan y/o fruta, u otros alimentos, aunque quizás algo menos. El jueves, viernes y sábado aumento la cantidad de carbohidratos que consumo habitualmente, pero no de forma exagerada.

En los primeros maratones no hacía supercompensación, pero probé y me fue bien. Aunque tampoco lo hago de forma muy estricta. A nivel de entreno no fuerzo más de la cuenta para agotar mi glucógeno muscular, sigo el plan normal.

En competición hago lo que me va bien en los entrenamientos. No me la juego en un maratón haciendo experimentos.

¿Consumes suplementos? ¿Cuáles?

Bebida isotónica, recuperadores musculares (carbohidrato con proteína), complejos vitamínicos-minerales y algunas cosas más, que voy variando en función del momento de la temporada en el que me encuentro y del tipo de entrenamiento que hago. Tampoco cosas muy especiales.

¿Qué pauta y tipo de hidratación sigues en entrenamientos o carreras?

En verano, justo antes de entrenar, tomo 330 mL de bebida isotónica. Durante el entrenamiento, cada 30 minutos de carrera continua, suelo beber unos 330 mL de bebida isotónica. Si el entrenamiento en interválico (carreras cortas y paradas) suelo aprovechar las paradas para dar un trago de bebida. Siempre con bebida isotónica y elaborándola siguiendo las recomendaciones del fabricante (para obtener una bebida con un 8-9% de carbohidratos). Si hago tiradas largas, las últimas ingestas de líquido las suelo hacer un poco más diluidas. En el caso de hacer mucho calor también diluyo más el preparado. He usado diferentes marcas, en función de quien me esté patrocinando.

No hago una suplementación especial de sales (a parte de las que aporta la propia bebida), como necesitan hacer otros fondistas. A mi no me hace falta, no tengo rampas ni problemas derivados de una especial pérdida de iones.

¿Tienes molestias gastrointestinales habitualmente? ¿Cómo los solucionas?

En entrenos no, pero en competición, alguna vez sí que he tenido. Hasta hace 3 años era habitual que, previamente al maratón, tuviera que tomar un fármaco para evitar problemas intestinales, diarrea, provocados por el alto ritmo de carrera y la típica disfunción intestinal, o por los nervios, no sé. Decidí dejar de tomarlo por el fuerte estreñimiento que me provocaba. Si me lo tengo que hacer encima, me lo hago. Sin problema. O paro 15 segundos y me libero.

¿Cuántas horas sueles dormir?

Menos de las que me gustaría. Tengo dos hijas, y una de pocos meses. Si la nocha ha sido movidita, igual recupero sueño a medio día, haciendo una pequeña siesta. En total unas 7 horas, aunque no siempre seguidas. Si no puedo descansar lo suficiente, lo noto a nivel de rendimiento cuando he tenido más de 3 días de mal descanso.

¿Cuál ha sido tu evolución deportiva hasta llegar a correr maratones?

Ha sido una evolución natural. A medida que pasan los años y se pierde velocidad, sueles mantener el nivel o incluso eres más competitivo en carreras más largas. Poco a poco. En el 2004, con 25 años, hacía carreras de 5.000 metros a muy buen nivel. Después ya pasé a los 10 kilómetros. Y después al maratón. Muchos atletas tienen una evolución similar. Es el resultado de buscar nuevos retos adaptados a las condiciones físicas y mentales que marca la edad.

¿Crees que correr maratón está al alcance de la mayoría de mortales? 

De entrada, correr un maratón es fácil si no hay un límite de tiempo en la llegada y con las facilidades que se dan. Correrlo bien y a buen ritmo no lo es tanto.

Pero, ¿qué es correr un maratón? A veces veo gente que camina más que corre, y que tarda 6 horas en completar el recorrido. Eso no es correr un maratón. En ese sentido se le ha perdido el respeto a la distancia, se ha de ser finisher a toda costa. Eso puede comportar sustos, por falta de preparación para afrontar la distancia con la suficiente garantía de no “hacerse daño”. ¿Merece la pena correr un maratón y lastimarse en el empeño, o estar un mes sin poder moverse por tener un nivel de destrucción muscular brutal?

Previamente se ha de entrenar bien: 4 ó 5 días a la semana y con un volumen adecuado. Así sí que merece la pena, para disfrutar de la carrera. No más de lo que se pueda asimilar y compaginándolo con nuestra vida laboral, familiar…, sin que suponga un sacrifico inmenso. Y facilitando una correcta recuperación.

Organizamos grupos de entrenamiento y, con estas premisas, nos va muy bien, y los resultados son muy satisfactorios. Eso posibilita a las personas que llevamos correr unos cuantos maratones cada temporada. Y disfrutarlos mucho.

Cuando un deporte se populariza tanto hace que mucha gente pueda tomárselo un poco a la ligera. Pero en general creo que los corredores de maratón se lo toman muy en serio.

Una anécdota. Volviendo del maratón de Sevilla del 2015, después de haber conseguido la plaza para participar en los JJOO de Río, en el avión de vuelta, un hombre se me acercó para felicitarme por el resultado y me explicaba que su hijo había corrido también el maratón. Que en la feria del corredor le había tocado un dorsal y que, sin entrenar específicamente ni haber participado previamente en ningún otro maratón, se animó a correr. “Como estaba aquí y tenía las zapatillas, se atrevió ”. Como este ejemplo, puede haber muchos similares. Es una muestra de lo que no se debería hacer.

Correr un maratón en menos de 2 horas, ¿para cuándo?

A corto plazo no. En unas décadas quizás sí. Kimetto, el atleta keniata que tiene el récord del mundo en 2:02:57 (Maratón de Berlin 2015)  decía que no solo se necesita un atleta excepcional (con una genética y una mente especial). Junto a él se necesita un grupo de corredores del mismo nivel que actúen como liebres, capaces de mantener el ritmo hasta los últimos kilómetros.

Realmente, el margen de mejora es muy pequeño, cada vez es más dificil bajar la marca. No se trata de una progresión lineal.

A nivel de material se ha conseguido mejorar. Hay zapatillas que prácticamente retornan la misma energía que se aplica en la pisada. Eso ayuda mucho, puesto que la carrera es más económica que utilizando otro calzado (la goma EVA no da tan buen resultado).

Las técnicas de entrenamiento también van evolucionando. En la actualidad no se entrena como hace 10 años. Eso sí el récord será africano.


Gracias, Carles. Felicidades por tu gran trayectoria y por esas cuatro participaciones en los JJ.OO.

Si deseas comunicar con Carles para que te asesore en tus entrenamientos, puede contactar con él en castillejo.caceres.rc@gmail.com

I feel gut…, siento mi intestino

La práctica deportiva no deja de ser una situación estresante para nuestro cuerpo, que aporta muchos beneficios, pero que también puede conducirnos a situaciones de enfermedad en algunas ocasiones. Y no solo hablamos de lesiones del aparato locomotor. El sobreesfuerzo, sea en competición o en enreneamiento, cuando no se compensa adecuadamente, puede producir enfermedad.

IMG_1181-1200x1063
Los corredores deben planificar bien sus avituallamientos. Syp

“Pongamos el caso de un deportista que viene a la consulta con el vientre hinchado, más fatigado de lo normal y su analítica muestra un déficit de hierro. Depende que especialista médico le vea, relacionará su problema con una anemia y le recetará suplementación de hierro o corticoides para desinflamar su intestino. o las dos cosas. Los corticoides le pueden desinflamar, pero le causaran más fatiga… Creo que es necesario ver al paciente más en su conjunto y analizar mas profundamente su contexto”. Dra. Lizarraga.

En el corredor de fondo y ultrafondo se produce una hipoclorhidria, una disminución importante en la segregación del ácido estomacal. También pasa lo mismo en los ancianos. Eso lleva a que la barrera de protección del ácido gástrico no actúe de forma eficaz.

A veces, el origen del problema orgánico puede estar relacionado con un situación emocional que se arrastre desde hace muchos años. Hay una relación directa entre el sistema inmunitario y el estrés. En situaciones vitales complicadas (la enfermedad o muerte de un ser querido, una separación, una fase prolongada y mal levada de estrés laboral, etc…) el organismo mantiene su función correctamente, pero cuando pasa el episodio negativo, el organismo se resiente por el estrés al que ha sido sometido. Necesita recuperarse.

En condiciones de mucho esfuerzo se puede llegar a reducir la funcionalidad digestiva hasta tan solo un 10% de la que tenemos en condiciones de no esfuerzo. Incluso disminuye la producción de bilis, con todo lo que eso supone para la digestión de las grasas.

Aquí hay que añadir el efecto mecánico del correr, que también daña una ya frágil y poco irrigada mucosa intestinal, provocando micro-fisuras por donde las bacterias pueden introducirse y generar una respuesta inflamatoria. Y eso no solo sucede en el transcurso de la carrera, también se dan esas condiciones de debilidad intestinal tras ella. Por este motivo (y por otros) cuando practicamos deporte hay que cuidar la dieta antes, durante y después del esfuerzo.

Al deportista de ultrafondo le interesa tomar probióticos y glutamina. Los probióticos, cuanto más cantidad y diversidad bacteriana tengan, mejor. Hay una asociación directa entre el bioma y la salud intestinal, y obviamente, la salud en general.

fotonoticia_20150422073232_800
En nuestro intestino, hay un alto nivel de competición para ver quien lo coloniza. Infosalus

Hay deportistas que por una carga muy importante de trabajo, entran en un cuadro de “sobreentreno”. Sube el cortisol y baja la inmunidad. Pueden llegar a perder peso. Y aunque de cabeza y motivación estén pletóricos, físicamente no hay manera que remonten. Como el intestino no está en condiciones se da una mala absorción de nutrientes. Aunque se dé suplementación de vitaminas y minerales, al haber una mala absorción, no se recuperan. El perfil analítico en vitamina D baja, Fe y Zn también bajos, incluso de malabsorción de grasas. No es un problema extraño en deportistas de alto rendimiento, que también viajan y que ven alterado sus ritmos circadiananos. Llegan a presentar un estado de fatiga cronificado.

Un corredor que tenga un intestino tocado a veces rechaza los geles y otros suplementos dietéticos: es probable que le sienten mal. La fructosa, el sorbitol, los oligosacáridos, son mal tolerados. Entonces suelen optar por seguir una dieta FODMAP, libre de este tipo de carbohidratos. A veces también presentan una mala tolerancia a la lactosa y el gluten. Algunos de estos deportistas acaban elaborándose ellos mismos sus avituallamientos y descartar el uso de los preparados comerciales.

Últimamente se ha visto que, tanto el aceite de coco como la mantequilla de cacahuete, ejercen un efecto protector a nivel intestinal, debido al perfil lipídico (MCT, acido butírico) que tienen, que favorece la proliferación de ciertas bacterias beneficiosas en el colon y protegen la mucosa. Antes se consideraban a estas grasas aterogénicas y no se recomendaba su uso. Ahora se está viendo que quizás no sean tan malas.

bacterias-intestinales-flora
Imagen de bacterias intestinales tomadas con un microscopio electrónico. Internet

Consejos prácticos para los deportistas

Lo primero, hay que escucharse. Ser conscientes de lo que nos pasa. Cuando hayan problemas gastrointestinales reiterativos (dolor abdominal, diarrea, vómitos) la Dra Lizarraga aconseja que se ponga remedio y que acudamos a un buen profesional para que nos aconseje.

La primera comida después de un esfuerzo intenso debe ser suave y de fácil digestión. No picantes, pocas grasas, cuidado con alcohol, volumen pequeño… Evitar los alimentos que hayamos identificado que no nos sientan bien hasta que recuperemos bien nuestra función digestiva. Recordemos aquello de la isquemia en en nuestro aparato digestivo durante el ejercicio, que la circulación esplácnica queda muy reducida. Y de la posible inflamación. Se recupera la funcionalidad normal pasadas unas cuantas horas tras haber acabado, incluso días, según el nivel de esfuerzo y punto de partida previo.

Es absolutamnete cierto que cuando el intestino no está al 100%, el gluten, la lactosa, etc…, pueden ser entidades nutritivas que, en general, presentan una tolerancia digestiva más baja que otras. Sin que la persona sea ni celiaco ni intolerante a la lactosa. Pero lo que está claro es que no existe una norma fija, y que cada persona tiene una tolerancia diferente.

Si quieres saber más sobre este apasionante tema, pásate por mi otro blog, elPiscolabis. Explico cosas muy interesantes sobre el intestino y su funcionamiento.


La doctora Mª Antonia Lizarraga es médico del deporte y profesora de nutrición deportiva en la Universitat de Barcelona, en el Grado de Dietética y Nutrición Humana. Fue profesora mía y ahora colega profesional. Trabaja en el ámbito de la medicina funcional y tiene un gran bagaje tratando a deportistas de alta competición. Colabora con el servicio médico del F.C. Barcelona.

Esté artículo está elaborado en base a una interesantísima charla que mantuve con la doctora Lizarraga, en la que tuve la suerte de que me diera una clase magistral sobre sistema digestivo y deporte. Espero transmitir el gran conocimiento aportado. Gracias, Toña.

Gracias por tus consejos, Dra. Lizarraga. Los corredores tomamos nota.

Los ojos de Bernat se llaman Carme

Tengo la suerte de ir caminando al trabajo. Y de transitar por una de las vías más interesantes de Barcelona, la Avenida Diagonal. Raro es el día que no veo algo peculiar. Desde la Plaça Francesc Macià hasta la calle Numància coincido con corredores que van y vienen en su quehacer deportivo, con rápidos caminantes que marchan marcando un buen ritmo, y con ciclistas que pedalean en dirección a la zona universitaria, o a sus trabajos, o al lugar que sea. La Diagonal de Barcelona es una amplia avenida que admite la circulación de vehículos en su parte central, de un tranvía (el Trambaix) y de multitud de seres anónimos que se mueven con su propio esfuerzo.

image1
La Avenida Diagonal de Barcelona es un lugar de convivencia de peatones, runners, ciclistas y vehículos. (syp)

Es una mañana cualquiera de las que, después de dejar a mi hija en el colegio, voy al trabajo. Me encuentro con lo habitual: gente corriendo, ciclistas, caminantes… Pero esta vez veo algo diferente: un hombre y una mujer me adelantan, corriendo juntos de la mano. Siento curiosidad, mucha. El semáforo rojo para los peatones y ciclistas hace que se detengan. Aprieto el ritmo y me pongo deliberadamente a su lado. Los miro, al principio con disimulo, después con más descaro. Llevan las manos enlazadas con una cuerda, reverso contra reverso, ella su derecha y él su izquierda.

Semáforo en verde, y empiezan a correr. Camino muy rápido, les persigo. Tengo que correr para que no se me escapen. Por suerte, el siguiente semáforo está en rojo. Les alcanzo y me detengo a su lado. Les hago un preciso escrutinio. Él es invidente, ella hace de guía. Mi gran curiosidad me hace vencer la timidez de hablar con desconocidos. ¿Os puedo hacer una foto? -les pregunto- De entrada dudan (razonablemente, es obvio), pero acceden ¡Qué bueno! Así conocí a Carme y Bernat. Lo siguiente fue quedar una tarde y hablar con ellos.

Bernat ahora tiene 30 años, y perdió la visión hace unos 10. En poco más de 6 meses pasó de la luz a la oscuridad. La vida sigue, y es demasiado bonita para lamentarse y no hacer nada. Acabó sus estudios de biotecnología y se puso a trabajar. Empezó a hacer atletismo con la ONCE. Le gustaba y seguro que le ayudó en el proceso de adaptación a su nueva condición. El deporte tiene eso. Te acompaña e impulsa por la vida. Me explica que a la gente le gusta correr con una persona ciega y que ha encontrado bastantes personas que han querido compartir asfalto con él. O la pista de atletismo.

Carme es farmacéutica, le gusta mucho bailar y practica danza jazz. No corre demasiado. Es madre de 3 hijos (curiosamente, de un Bernat que tiene la misma edad que mi hijo, también Bernat, 13 años).

Carme y Bernat, de ser compañeros de trabajo pasaron a ser grandes amigos. Se conocieron hace 7 años en un laboratorio de análisis clínicos, donde en la actualidad él sigue trabajando, pero Carme no. Allí coincidieron con un tercer compañero muy corredor. Hicieron alguna salida en grupo, pero sin continuidad. Ahora hace unos 9 meses, Carme y Bernat decidieron que debían correr más habitualmente. Sería la excusa perfecta para verse con más frecuencia. Se han hecho “pareja de running”. Y se ven dos veces a la semana.

¿Correr solo? Con menos de un 5% de visión, sería muy imprudente, me explica Bernat. En su época de atleta en la ONCE, si que había corrido algún tramo en solitario, cuando llevaba la trayectoria bien fijada y en la parte final de alguna carrera, pero siempre en pista. En la calle no lo haría.

¿Siempre el mismo recorrido? A Carme le gusta investigar (tiene vocación científica) y cambiaría de recorrido. Pero el hecho de que los dos viven cerca de la Diagonal hace que para facilitar su actividad hayan establecido su “tartán” particular en esta ancha avenida. Y a Bernat, para correr con comodidad prefiere tener unas referencias fijas, por lo que hacer un mismo recorrido le va bien, le da más seguridad. Carme dice que le gustaría cambiar de zona. Incluso correr por montaña. Tampoco les gusta madrugar mucho, por lo que no se plantean hacer tiradas muy largas o buscar otras zonas para correr donde haya que sumar el tiempo del desplazamiento extra.

Bernat dice que le da pereza explorar nuevas zonas para ir a correr. Por los estímulos que va captando y el resto visual que le queda, sabe en cada momento en el lugar del recorrido que se encuentra. Carmen apunta que siempre se sorprende de lo bien que se ubica Bernat. “Aún yendo siempre por el mismo lugar y junto a una persona de absoluta confianza, a veces se “asusta” por percibir algo extraño con mi resto visual”, dice Bernat. Por eso va mucho más cómodo y seguropor esta ruta que conoce tan bien.

Un paso detras, un paso al lado. Una persona invidente, cuando se ayuda en otra para caminar, se coloca un paso por detrás, apoyando suavemente su mano en el hombro de su guía. Eso le da la posibilidad de “leer” el camino para saber si hay obstáculos en su trayectoria. Corriendo, esa técnica no es viable. Con la mano unida a la persona guía se pierde esa posibilidad de reacción, pues las dos personas corren paralelas. Carme corre por montaña de vez en cuando y le gustaría que Bernat le acompañase. Probablemente lo hagan por una pista ancha y con un recorrido sencillo, que les permita correr con la técnica actual. La Carretera de les Aigües es un lugar ideal para hacerlo, donde entrenan muchos corredores barceloneses. Sin coches, sobre tierra, con una vista preciosa sobre la ciudad… Debemos pensar que un invidente puede ver gracias a los ojos de su acompañante. Las palabras pueden describir muy bien una bonita vista, o o que sea. Me parece que pronto estarán corriendo por Collserola.

¿Quién corre más? Por rapidez, Bernat. Por resistencia, Carme. Hay unanimidad. Aunque no les importa demasiado que sea así. Yo diría que nada en absoluto.

Carme no ha sido demasiado continuista en sus actividades deportivas, ha hecho bastantes cosas. Voleibol en su época de estudiante, bailar jazz,… Empezó a correr hace 5 años, pero de forma irregular. Ahora sí que lo hace con regularidad, desde que sale con Bernat. Dos veces a la semana, durante unos 60 minutos.

¿Por qué corres, Carme?

De entrada, correr no me gusta demasiado. Pero cuando lo hago, después me encuentro muy bien. Endorfinas. Es fácil, barato, al alcance de cualquiera. Supongo que Carles, mi marido, al ser corredor habitual, me ha inoculado un poco el virus por correr. Alguna vez salgo con él, pero poco. También me gusta hacerlo por la montaña.

Bernat explica que uno de las principales motivaciones que tiene para salir a correr es poder hablar con Carme. Recordemos que son grandes amigos. Antes se veían cada día en el trabajo. Pasaban más horas juntos que con sus respectivas parejas. Correr juntos ha sido como reencontrase y poder intensificar de nuevo su relación. Bernat había ido al gimnasio, pero no le gusta. Nadar tampoco, le agobia. En cambio, correr le satisface mucho, cumple con sus necesidades emocionales y físicas.

Bernat corre por estar en forma. No tanto por poder subir las escaleras más rápido, sino por tener las piernas fuertes y ágiles. Para un ciego, sufrir una simple torcedura de tobillo, puede significar un handicap más importante que para una persona que no lo sea. La confianza en los pies debe ser máxima cuando la visión no funciona. Por su condición de invidente, necesita estar “en forma” para que su cuerpo sea capaz de responder ágilmente ante cualquier imprevisto. Le da más seguridad en sus desplazamientos. Le pregunto si esta reflexión se la hacen muchos invidentes. No lo sabe, puesto que apenas tiene contacto con personas de su misma condición visual. A él le gusta juntarse con gente por intereses comunes que no sean precisamente su limitación. –“Yo camino por otros caminos”– dice convencido.

Siendo ya ciego, ha hecho alguna excursión por la montaña. Caminando y siguiendo a su guía. Teniendo la precaución de levantar bastante los pies para no tropezar con las irregularidades del terreno. Corriendo sería diferente, puesto que no hay tiempo de reacción. Se muestra un poco reticente a salir de su “área de confort”. Carme le anima (va home, va!), tiene ganas de salirse del camino convencional, de experimentar. Bernat es más conservador.

La falta de visión hace que la propiocepción se desarrolle muchísimo. Lo mismo que el resto de sentidos: tacto, gusto, olfato, oído…, los despierta y posibilita que se les saque más partido. Las personas invidentes tienen mucha sensibilidad.

Bernat suele salir a correr en ayunas. Carme le recrimina un poco esta costumbre. Por la intensidad de su ritmo, y la duración del ejercicio (no más de una hora) no hay demasiado problema, pero mejor sería que desayunara alguna cosa. Solo bebe un poco de agua. Dice que le cuesta comer nada más levantarse, y que también va con el tiempo muy justo. Los días que no entrena, antes de entrar al trabajo, se bebe un zumo de naranja natural y se come alguna pasta. Los días que entrena, después de correr, desayuna un zumo de naranja y un croissant de chocolate de la panadería Baluard (son espectacularmente buenos, todo hay que decirlo). Es el premio. En cambio, Carme siempre desayuna antes de salir a correr: un vaso de leche con cereales o unas galletas, y a posteriori, un pequeño bocadillo de lo que sea. Va cambiando de tipo de pan y de relleno. Carme dice “me gusta cambiar de camino como me gusta cambiar de pan”.

Bernat

“Tenemos otra rutina que compartimos: después de ir a correr vamos a comprar las naranjas para el zumo. Los días que corro, como más cantidad y más variado. Debo hacer un esfuerzo por no comer cada día pasta, mi plato preferido”.

Bernat no vive solo. Comparte piso con Ana, Esteve y Marc. Le da mucha pereza cocinar, por lo que suele comprarse la comida preparada, precocinada, o acaba yendo a casa de la familia. Eso de hacer la compra y tener que ponerse a cocinar, dice que no va con él. Aunque sí suele cocinar cuando está con más gente, en ocasiones especiales. Su cena suele ser una ensalada ya elaborada, un bocadillo o cualquier cosa, y muchas veces compartiendo mesa con amigos fuera de casa. Tiene una vida social bastante intensa.

Carme, al ocuparse de la alimentación de su familia, es más cocinillas. Son 5 personas en casa. Por lo que explica, elabora platos variados y saludables, aunque es de comer más bien poco. Algunos de sus hijos comen en la escuela, por lo que, ha optado por hacer el mismo menú al mediodía para quienes comen en casa. Así la cena por la noche es la misma para todos, diferente y complementaria al menú del mediodía. Buena estrategia.

Bernat: “confío mucho en Carme”Carme: “de momento no nos hemos caído ningún día y no hemos chocado con nada ni con nadie”. Bernat a Carme: “cuando me dices que no estás demasiado bien para correr, no voy tranquilo”. Carme a Bernat: “a veces, cuando corremos, me lloran los ojos, y no vemos ninguno de los dos”. (risas)

Carme explica que las personas con las que se cruzan siempre les miran con curiosidad (yo me incluyo) y, cuando se percatan del tema, se les nota que quieren saber quién es el que guía y quién el guiado. Aunque como se corre de maneras variopintas (descalzos, con zapatillas o indumentarias bien extrañas, con perro…) igual algunas personas se piensan que correr unidos por las manos es una nueva modalidad de “running”.

Reciprocidad. Bernat se “obliga” a no fallar al entreno, aunque ese día no tenga muchas ganas, por no defraudar a Carme y el esfuerzo que hace al quedar con él. Carme se “obliga” a no fallar al entreno, aunque ese día no tenga muchas ganas, sabiendo que si no va, Bernat no saldrá a correr. Por lo que he visto en la charla que he tenido con los dos, esa “obligación” quizás no sea tanta. Quizás corren por lo muy amigos que son y por lo bien que se lo pasan haciéndolo. El compromiso personal y social refuerza el hábito del deporte.

Carme y Bernat cruzan las calles que atraviesa la Avenida Diagonal por las rampas habilitadas en el carril bici, para así evitar el escalón de las aceras. En ese punto deben extremar las precauciones, por el tráfico de bicicletas que circulan por ellas. Carme verifica que no haya ciclistas demasiado cerca por delante o por detrás, viniendo de cara o por la espalda. Deben extremar las precauciones. Carme, cuando corre o camina sin Bernat, de una forma inconsciente, siempre cruza las calles por las rampas, nunca bajando directamente el escalón de la acera.

Una vez, explica Bernat, una bicicleta se le cayó encima estando parados en un semáforo. El ciclista era un patoso. Algo le pasó con los calapies y acabo él y su bicicleta sobre Bernat. Y Bernat enganchado de la mano de Carme. Un autentico lío. Una foto hubiera estado bien (risas).

“Normalmente cuando salgo de casa voy con bastón. Los días que quedamos para correr, para no tener que cogerlo, Carme entra hasta la puerta de mi casa para acompañarme hasta la calle. Aunque sea un espacio conocido, imagínate que hay un cubo de agua en el rellano y meto dentro el pie. ¡Qué ridículo!”

“Hoy, cuando le he abierto la puerta de casa y me ha visto de esta guisa, con la ropa de invierno, lo primero que me ha dicho Carme ha sido: ¿saldrás vestido así, con mallas largas y chaqueta? Me da pereza buscar mi equipación de verano. Siempre que me decido, tiene que llover y no lo hago. Los pantalones cortos creo que los tengo localizados. El resto, no sé. Reconozco que soy descuidado en algunas cosas. El tema ropa es algo crítico. Vivo un poco en el caos, pero controlado”, dice Bernat. (risas)

Carme, ¿no eres un poco “maternal” con Bernat? Rápidamente, contesta Bernat por ella (recordad que es el más rápido de los dos): “debe ser deformación profesional, tienes 3 hijos”.

Cj7gOANW0AA0C2N
Bernat y Carme, cruzando un paso de peatones de la Diagonal. (syp)

¡Ostras, al final no tomamos nada! Hemos entrado en el local Praktik-Bakery-Baluard y como tienes que pasar por el mostrador a pedir lo que quieres y no lo hemos hecho, así nos hemos quedado, sentados y hablando. En ayuno. Como Bernat cuando sale a correr con Carme por la Diagonal. El próximo día, consumición doble. Pediré un croissant de chocolate.

Asier Cuevas: 100 km de carrera

Correr maratones parece ser que está al alcance de muchas personas. Pero no hay que olvidar que son 42 km de carrera, y que precisan de entreno, disciplina y sacrificio, de una correcta alimentación, de grandes dosis de motivación, de una buena estrategia…

article-asier-cuevas-subcampeon-del-mundo-de-100km-a 357-kilometro-maraton-iaaf-55f7d7f799f2f

Ahora imagina un maratón, seguido de otro maratón y, súmale un medio maratón más, pero sin parar: más de 100 km. Lo que Asier Cuevas corre de una tirada y a un ritmo frenético. Sí, 100 km. De hecho, el 2015 fue Subcampeón del Mundo, con un tiempo de 6h y 35′. 100 km por asfalto, a una media de 3’57” el km. Casi nada. ¡Admiración!

Parece ser que correr no tiene límites. Puede que todavía no se hayan alcanzado. Pero las marcas que alcanzan atletas como Asier, no son fruto de la casualidad. Detrás de este deportista hay muchísimo trabajo y conocimiento acumulado, y un conjuntado equipo humano que da soporte a esas piernas incansables, a ese corazón portentoso y a esa moral de hierro forjado.


Asier, ¿cuáles son las grandes diferencias entre el ultrafondo que practicas y el ultratrail?

El nexo común es la palabra ULTRA, eso quiere decir que la carrera tiene más de 42.195 m, pero el medio es diferente. La ULTRAMARATÓN se corre en asfalto y la ULTRATRAIL fuera del mismo. Ésta última no tiene por que ser en montaña (es lo que más relaciona la gente): puede ser por ejemplo una ULTRA en la selva, o en el desierto. Con más de 42.195m en asfalto ULTRAMARATÓN, fuera de asfalto ULTRATRAIL. Pienso que la gran diferencia entre ellas, al margen del terreno, es la intensidad. En asfalto vas a lo que va el organismo, en la ultratrail que es más agresiva para la musculatura excéntrica, no vas todo el tiempo a tope, hay más “decansos”y más cambios de ritmo.

foto_58372-640x640x80

¿Tienes un dietista-nutricionista deportivo que te asesore a nivel alimentario?

Ahora mismo me asesora el C.P.T. (centro de perfeccionamiento técnico), con el grupo de Xabier Leibar.

¿Cuál es tu rutina alimentaria habitual?

Depende de la altura de la temporada a la que estés, en ciertas épocas das más importancia a una dieta que no descuide la proteína, pero en líneas generales una dieta completa en la que predominan los hidratos de carbono.

¿Entrenas en ayuno? Explica qué pretendes con esta práctica. Pros y contras.

BUF! Esta pregunta es complicada. Normalmente entreno sin ayuno. Sí que en ocasiones en los días de tiradas largas, intentas hacer una deflexión de hidratos la víspera y sales en “ayunas”, pero no suele ser lo normal. Con esta técnica se pretende tener una adaptación al consumo de grasas. Creo que tampoco hay que descuidar los entrenamientos con cargas de hidratos, algunas teorías actuales apuntan a que tomando hidratos durante el entrenamiento acostumbras al organismo a que los asimile mejor. Yo intecalo los dos tipos, aunque el de entrenar ayuno intento evitarlo.

¿Crees que la alimentación, más allá del rendimiento, puede prevenir de lesiones? ¿Por qué?

Creo que sí, si haces una dieta pobre en determinados nutrientes, la recuperación es peor, con todo lo que ello significa, de la misma manera estoy convencido puede llegar a ayudar a mejorar procesos de recuperación en determinado tipo de lesiones.

Después de correr 100 km, ¿qué es lo primero que comes y bebes? 

Una cerveza (es broma), en un primer momento quizás agua, después de tantos geles o bebidas ricas en hidratos (normalmente dulces) no apetece tomar más dulce. Lo idóneo es ya empezar con una recuperación de hidratos y sales, pero con el palizón no suele entrar.

Durante una carrera de ultrafondo, ¿qué pauta de alimentación e hidratación sigues?

Compagino avituallamientos líquidos ricos en sales, con avituallamientos líquidos ricos en hidratos, unos 60-100 gr a la hora, meto algo sólido pero poco, más que nada para evitar tener sensación de hambre durante la competición.

Tantas horas sin parar… ¿qué pasa por la cabeza de Asier cuándo corre ultrafondo? ¿Cómo experimentas el “flow”?

Es mucho tiempo y por la cabeza pasa de todo, recuerdos, la planificación, planificaciones anteriores, pero también piensas en la estrategia, como va uno, cómo va el otro, cuanto hidrato has tomado, le escuchas al cuerpo que señales da y como se va portando, las distancias con los rivales, y en muchas ocasiones piensas “estás haciendo una de las cosas que más te gustan y que más te llenan CORRER, por lo tanto DISFRUTA”, la parte final ya es más complicada, cuando llega el bajón, ahí, ya piensas en seguir y todo va un poco más rápido.

Asier-cuevas-Azkoitia0

¿Has tenido problemas gastrointestinales en el trascurso de tus carreras? ¿Cómo los has solventado? ¿Tomas medidas especiales para evitarlos?

Afortunadamente nunca los he tenido (y espero no tenerlos), siempre he corrido tanto el maratón como las ultras con un paquete de pañuelos en el pantalón (me da cierta tranquilidad), recuerdo un maratón de Donostia que yo estaba ayudando a un amigo y en el km 30 vi a un atleta detrás de unos árboles con un apretón y le tiré el paquete de clínex le cayó del aire como el maná, no creo que le vino mal.

Normalmente en el desayuno del día de la carrera meto un platito de arroz blanco, ayuda a “secar” por lo menos a mí.

¿Cuál es tu método de entreno?

Divido la planificación en unas 20 semanas de las que las 10 ó 12 últimas es el entrenamiento específico y las anteriores es un entrenamiento más genérico. En esta primara parte le damos mucha importancia al gimnasio y al fortalecimiento.

¿Crees que cualquiera puede ser ultrafondista o ultratrailer? Con la debida preparación, obviamente.

Con unas condiciones mínimas sí, eso si NUNCA HAY QUE PERDERLE EL RESPETO y tampoco creo que sea demasiado “sano” abusar de este tipo de distancias, orgánicamente son muy agresivas y al cuerpo hay que escucharle y dejarle que se recupere bien. Eso si, la satisfacción que te da es muy grande.

¿Cuál es el máximo número de horas y de kilómetros que has corrido seguidos? ¿Y en etapas sucesivas?

Lo máximo, 100 kilómetros. En entrenamientos 230 kilómetros semanales. Nunca he corrido una carrera por etapas, también tiene que ser bonito, y aquí sí que tiene que ser importante sabe escuchar al cuerpo.

¿Crees que hay límite en el ultrafondo? ¿Dónde está?

Limite? Creo que no, es cuestión de cabeza, de ser duro de cabeza y de estar bien motivado para el reto, el cuerpo humano (no solo en estas disciplinas) da mucho más de lo que creemos.

Explica cómo has llegado a dedicarte a la práctica del ultrafondo, tu evolución deportiva (o personal, si quieres).

Las carreas ultras siempre me habían llamado, pero por una cosa u otra no me atrevía a dar el salto, estaba metido de lleno en el maratón. En el 2011 después de una lesión, un domingo de 8 km le dije a Santi (mi entrenador) que “ya solo quedan 92 km para 100”, estaba preparando el Campeonato de España de maratón y a falta de 10 semanas coincidía con los 100 kilómetros de Santander. Pensé “lo corro, descanso una semana y sigo con el específico del maratón”, total que lo corrí y termine “tocado” por lo que no puede correr el maratón, y ya seguí con mi “carrera” centrada en el 100 y en las ultras.

Alguna curiosidad de cara a la carrera. 

Normalmente intento estar lo más relajado posible. Intento llevar casi todos los cabos atados (siempre se escapa algo). Es importante, dormir bien dos noches antes de la carrera (la víspera es complicado). El día de la carrera intento hacer un desayuno correcto, y siempre llevo un pequeño botiquín, en el pantalón, con una aguja, compex y vaselina), también suelo llevar un antidiarreico, pero no lo he necesitado usar nunca y un paquete de pañuelos. Suelo correr con zapatillas de competir, pero tirando a mixtas con un drop no demasiado agresivo y a poder ser con un ligero control de pisada, para que en la parte final, cuando los tobillos van cansados, la zapatilla aguante mejor la pisada. Corro con unas New Balance 1500.

14603032131765

Asier, ¿qué es para ti el correr?

Para mí el correr es vida y es parte de mi vida. Mmucho de lo bueno que he conocido en mi vida ha sido gracias a esto. Tengo la suerte de que mi entorno también lo vive. Creo que el atletismo (por lo menos un mi caso), es un deporte individual formado por un equipo. Yo tengo la fortuna de tener un equipo muy grande, mi familia (sobre todo mi mujer que fue atleta), amigos, la grupeta de entrenamiento (somos un grupo de verdaderos amigos, que siempre estamos ahí para ayudarnos), el CPT y BAT, el grupo de Xabier Leibar, el mecánico, “brujos”, New Balance que siempre ha confiado en mí y Santi, el entrenador que siempre está ahí para lo bueno y para lo malo. Me siento muy afortunado con mi equipo.

Muchas gracias por la entrevista. Para todos los ultras o los que estén pensando en dar el salto, que cuiden los detalles, paciencia, que le escuchen al cuerpo y ¡ánimo! Asier Cuevas.

Las “GiRunneres”: mujeres y corriendo en grupo por Girona

Laura García es una mujer absolutamente comprometida con el deporte. Trabaja organizando actividades y gestionando recursos deportivos en Girona. En la actualidad está cursando un máster en gestión deportiva.

Un día de febrero de hace dos años se fue a comprar unas zapatillas a la tienda de Esports Parra, en Girona. A Laura le encanta hablar con todo el mundo, sobre todo cuando se trata de deporte. Aquel día le atendió Antonio. Laura le sugirió que estaría bien que organizaran una carrera para mujeres “humanas”: aquellas que son madres, que hace tiempo que no practican deporte o, simplemente, que quieren comenzar a correr.

3
Las chicas GiRunneres, el fantástico grupo de corredoras de Girona.

Hablaron de que ya habían muchas carreras para mujeres “pro”, y que si montaba alguna cosa para mujeres no “pro”, tendría mucho éxito. Aquella misma semana se reuníamos para concretar el tema. Ese fue el embrión de la Cursa de la Dona, en Girona. La 1ª edición, con 1.000 mujeres, cerrando las inscripciones un mes antes del día de la carrera. La 2ª edición, con 3.300 mujeres, cerrando inscripciones una semana artes.

A partir de la carrera y de los entrenamientos preparatorios que organizaron para que las mujeres se prepararan para correr los 5 km de la carrera, nació el grupo de las GiRunneres, donde unas 50 mujeres que quedan una vez a la semana para correr.

¿Por qué solo mujeres en GiRunneres?

Inicialmente, siempre había estado en contra de hacer grupos exclusivamente de mujeres u hombres. Era de la opinión que teníamos que buscar la inclusión y el trabajo mixto. Pero esta experiencia me ha enseñado muchas cosas. He visto, experimentado y aprendido que también es positivo organizar actividades solo para mujeres. Cogen confianza consigo mismas y después participan  sin ningún problema en actividades mixtas. De otra manera, puede ser que nunca tengan la confianza necesaria y no lleguen a iniciarse en el mundo del running.

Actualmente, el grupo de entrenamiento está formado por 52 valientes mujeres de todas las edades y de muy diferentes estados de forma física.

El principal objetivo del grupo es sentirse bien, disfrutar de la actividad física con el resto de compañeras, desconectar del día a día y del estrés.

El deporte y el running son importantes, pero la parte social es el objetivo principal, y lo mejor del grupo. Como consecuencia de la energía positiva que se genera en el grupo, hay un compromiso, un esfuerzo y una sinergia entre todas las corredoras. Como sonsecuencia, semana tras semana se consigue una mejora del estado físico.

La franja de edad más numerosa podría ser de 35 a 45 años de edad. Hay corredoras desde los 55 hasta los 28 años.

Pero lo más importante de girunners es la absoluta falta de prejuicios. Todas las corredoras se relacionan con todas y nadie es superior ni inferior por correr más o menos. “La magia que se ha creado entre las chicas es un regalo, y es la clave para que mejoren día a día”, dice Laura.

4
las GiRunneres, más que correr, vuelan.

¿Quién es más competitivo, la mujer o el hombre? Deportivamente, ¿quién tiene más capacidad de sacrificio?

Pienso que no es bueno generalizar. Seguramente, hay mujeres tremendamente competitivas. Pero intentando responder a tu pregunta, pienso que los hombres se lanzan más a provar cualquier actividad, sea la que sea. No les hace falta tanta preparación y tampoco necesitan un estado de forma idóneo para iniciarse. Harán un apuesta en una cena de amigos y se lanzarán a un medio maratón antes de participar en carreras de 5 km.

Las mujeres, en cambio, antes de lanzarse a correr, pedirán consejo a una amiga que ya lo haga, se comprarán el material adecuado y serán más prudentes en sus entrenamientos.

No critico ninguno de los dos comportamientos, pero evidentemente, los dos tienen aspectos positivos y negativos, que hay que tener muy en cuenta cuando se pretende trabajar con uno u otro colectivo.

Sobre el espíritu de sacrificio, también pienso que es más un tema de personalidad que de género, pero te diré que cuando una mujer se “engancha” al deporte, el nivel de sacrificio puede ser muy elevado y admirable. Dentro del grupo GiRunneres hay chicas que son un gran ejemplo a seguir.

Al principio, las Girunneres no tenían objetivos competitivos. Cuando empezaron con este proyecto lo más importante era ganar experiencia, aprender a escuchar al propio cuerpo e ir sumando kilómetros, con prudencia, para evitar las lesiones que pueden surgir cuando se entrena mucho o mal o sin una progresión apropiada.

cursa
La Cursa de la Dona, en Girona. Todo empezó aquí.

Actualmente sí participan en muchas carreras. De hecho, en las carreras de Girona y en otros lugares, siempre hay representación de las GiRunneres. Son conocidas en muchos sitios por el buen ambiente que generan y la energía positiva que desprenden. Disfrutan corriendo y eso provoca que otras mujeres se animen a participar en otras carreras.

Las entrenadoras (Laura García entre ellas) intentan que sean conscientes que hay que ir poco a poco, evolucionando progresivamente. No se debería correr un medio maratón sin antes haber corrido muchas carreras de 5 y de 10 km.

Sucede habitualmente que las personas no son conscientes de su nivel y estado de forma, y se inscriben en carreras que no son para ellas, llegando a poner en riesgo su propia salud.

¿Cuántas veces a la semana soléis salir a correr? ¿Cómo entrenais?

Nos encontramos cada miércoles, y corremos entre 45 y 50 minutos, con 10 minutos de vuelta a la calma para hacer estiramientos y comentar algunos aspectos técnicos o dudas que puedan haber surgido.

A parte del día de entreno fijo, muchas de las chicas se encuentran un segundo día, incluso se plantean participar en alguna carrera durante el fin de semana. También tenemos GiRunneres nadadoras, ciclistas o triatletas.

Con algunas chicas nos encontramos 30 minutos antes de la hora oficial, para poder alargar el recorrido. Pero la mayoría quedamos a los 20h, corremos 5o minutos y después estiramos.

Nunca hacemos 2 entrenos iguales. Intentamos combinar montaña y asfalto. Algunos días hacemos series o corremos por zonas con desnsivel.

Es importante planificar los entrenos y que sean dinámicos y divertidos. De esta manera se consigue mejorar, sin aburrirse.

En cuanto a temas de salud, correr tiene muchas ventajas para el organismo de la mujer: permite muscular el cuerpo y evitar, por ejemplo, futuros problemas de osteoporosis.

Laura dice: “no conozco a nadie que después de hacer deporte no esté más feliz, se quiera un poco más a sí mismo y haya eliminado el estrés o liberado la tensión acumulada durante el día”. Es una de las ventajas más grandes que tiene la práctica del running.

Potenciar la autoestima, aumentar la capacidad de superación y experimentar el sentimiento de equipo (de pertenencia) son tres consecuencias directas de correr en grupo, y que todas las girunners comparten.

Laura explica que a menudo ha de hacer un esfuerzo por no llorar de emoción cuando alguna chica le dice que le ha cambiado la vida. Su respuesta siempre es la misma: “yo no he hecho nada, son tuyas las piernas y el esfuerzo que te hace correr y sentirte bien”.

Laura dice:

“Desde el primer día he intentado aportar lo mejor de mi misma. Trasmitir  mis mejores valores. Enseñar todo lo que creo que les puede ir bien para ir avanzando y mejorar deportivamente.

Mujeres que iban de casa a trabajo y del trabajo a casa, se ven ahora participando en carreras populares, saliendo de cena con otras mujeres, más jóvenes o más mayores, pero también corredoras. Intercambian experiencias, se dan consejos y se animan para seguir con su actividad.

Hacemos de voluntarias en otras actividades deportivas y organizamos encuentros, comidas o excursiones. Vamos en kayak, bailamos zumba. Hacemos lo que sea para sentirnos bien.

Todo esto, para mi ha sido un regalo, a nivel personal y profesional”.

laura
Laura García, la “culpable” de todo esto…

Si ves a un grupo de felices mujeres corredoras por Girona, o participando en alguna carrera popular, anímalas. Seguramente son las GiRunneres. Y si quieres, únete a ellas. Seguro que serás muy bien recibida. Solo para chicas.