Venus O’Hara: Sex Teacher y deportista

En el amplio currículum de Venus O’Hara llama mucho la atención su faceta como “probadora de juguetes eróticos para mujeres”. Escribe libros, es modelo y actriz. Muy conocida como la Sex Teacher de Antena3. Colabora en El País con el Blog Eros. Como modelo fue portada de la conocida revista Interviú. Pelirroja. No usa despertador y se levanta todos los días a las 7:00h. Venus nació en Manchester y tiene aires irlandeses. Vive en Barcelona.


 

Ora-2-Lelo-4
Foto obtenida en http://venusohara.org

Sexo y alimentación

Para Venus la alimentación es un pilar fundamental de su vida. Sigue una dieta vegana, desde hace aproximadamente diez años. De pequeña no era buena comedora, le gustaban pocos alimentos. Poco a poco la carne y el pescado dejaron de interesarle, hasta llegar el momento en que optó por apartar absolutamente de su dieta dichos alimentos. Con la leche y los huevos el camino fue similar.

Me explica que su dieta habitual consiste en verduras y hortalizas de todo tipo, fruta, cereales y legumbres, frutos secos y semillas… No le gusta el tofu ni los productos similares. Su primera ingesta es a las 7 de la mañana: un batido vegetal de un litro en el que utiliza una gran variedad de verduras (kale, calabacín, apio, remolacha, espinacas…) y un poco de fruta. A las 10 de la mañana, se hace un segundo batido. Suele comer a eso de las 14 h, pero me dice que suele llegar con tanta hambre, que se está replanteando hacerlo un poco antes, que aquí en España comemos muy tarde. Otra opción, si no puedes adelantar horarios, es modificar un poco la ingesta de la primera mitad del día, Venus.

Al medio día come cereales y legumbres, con semillas y frutos secos, siempre con una buena cantidad de verduras u hortalizas como base, claro. Suele merendar algo ligero. Para cenar repite el mismo planteamiento que a medio día, pero con un poco menos de cantidad. Calcula que entre fruta y verdura suele ingerir unas 10 ó 12 raciones al día.

Con la dieta vegana, si se hace bien, no debe haber más problema. Hay que vigilar con el hierro y la vitamina B12 (solo presente en los alimentos de origen animal). Venus, con el hierro no ha tenido nunca déficit. Y con la vitamina B12, gracias a la suplementación que hace cada més, cubre sus necesidades. Por lo que me ha explicado, dietéticamente lo está haciendo muy bien.

Venus cree que la dieta del futuro será el flexitarianismo: una alimentación de base vegetariana con la presencia de alimentos de origen animal más bien anacdótica y pocos procesados. Por salud y sostenibilidad.


 

Sexo, alcohol y rock & roll

Venus dice que sexo y alcohol son incompatibles y que eso de beber con moderación es una trampa mortal, que nadie lo hace moderadamente. ¡O se bebe o no se bebe! (risas). Me explica que el alcohol repercute negativamente cuando queremos disfrutar a tope del sexo. Incluso que es peligroso para la salud sexual, puesto que se puede perder el control y hacer cosas de las cuales después nos podemos arrepentir. O no hacerlas por no estar en condiciones, y después tambien arrepentirnos. El argumento que se esgrime para ligar alcohol y sexo es que puede facilitar la aproximación entre las personas debido, fundamentalmente, al estado de desinhibición que produce el etanol. Beber alcohol altera la percepción sensorial y la respuesta sexual. Me explica que hace años cuando salia por la noche, habiendo bebido alcohol, al llegar a casa y masturbarse o practicar sexo con otra persona, las sensaciones no eran tan profundas ni placenteras. Quien más quien menos hemos tenido alguna experiencia similar al respecto.


 

Sexo, cultura y comportamiento 

Hablamos sobre cultura y sexo. ¿Cómo es que la alimentación ha desarrollado una complejísima y rica cultura gastronómica, aceptada por toda la sociedad, y el sexo no? ¿Por qué la cultura del sexo se circunscribe solo a ciertos grupos sociales, en ocasiones casi marginales, y no se muestra de una forma más abierta? Venus me dice que la religión y el costumbrismo casposo tiene mucha culpa de que el sexo no haya avanzado. Y el machismo, ejercido por los hombres e incluso por las propias mujeres, tiene también mucha culpa de esto.

El sexo, entendido como comportamiento sexual, no deja de ser una herramienta de la especie humana para reproducirse. La fuerza que tiene la sexualidad es debida a que se ha establecido como un instinto. Afortunadamente, como otros instintos, queda modulado por la razón y la cultura.

La atracción sexual que se produce entre dos personas, a veces inexplicable, obedece al lenguaje no verbal que ofrecen los gestos, el olor perceptible y consciente, las feromonas, las miradas, el aspecto corporal…, y a las expectativas que todo eso genera. Se trata de un complejo lenguaje, común con la alimentación, donde el aspecto, el olor y el sabor, y las  expectativas también forman parte del juego de atracción que se establece entre la comida y nosotros.

Tanto la conducta sexual como la alimentaria usan del placer como refuerzo y mecanismo de ejecución. Comer nos gusta y practicar sexo también. La alimentación es una necesidad que debe ser cubierta varias veces cada día y está ligada a las relaciones sociales y forma parte de nuestra identidad (zona geográfica, adscripción socio-politica o religiosa, de grupo de edad…). El sexo es una necesidad, individual o compartida, que debe ser cubierta en función de la necesidad que tenga cada persona.

El sexo todavía está visto por muchas personas como algo prescindible e innecesario, secundario, aunque en realidad en nuestro interior no se perciba así. Culturalmente no tiene el mismo prestigio, aunque muchas de las cosas que aprendemos sobre él sean a través de la cultura: libros, televisión, cine, internet… El porno es una de las fuentes de información más accesible, y es mayoritariamente de muy baja calidad, y muestra una visión del sexo sesgada, irreal y extremadamente machista. Como la comida basura, que satisface al momento pero no nos aporta nada especial.

A todo lo que se salga de la práctica más “tradicional” se le da la categorçia de anormal. Mi reflexión es que si se puede comer de muchas maneras diferentes y no pierdes la salud (si se hace siguiendo un criterio acertado), también puedes vivir la sexualidad de formas dispares y ser una persona absolutamente sana. Diversidad sexual y dietética.


 

Sexo y salud

Venus me deja claro que es una activista del sexo, y reivindica el derecho al placer sexual, sobre todo de las mujeres. En general, la sexualidad femenina está supeditada a la del hombre. La mujeres muchas veces no se conocen ni se atreven a hacerlo. A estas mujeres nadie les ha explicado que disfrutar del propio sexo es maravilloso, que produce bienestar y salud, y que la sexualidad no debe focalizarse en proporcionar placer a sus parejas. Disfrutar del sexo puede ser producto de un acto compartido, al follar, o individual, al masturbarse.

La salud sexual, a parte de actuar ante las disfunciones, prevenir o tratar las enfermedades de transmisión sexual (ETS) y evitar embarazos no deseados, integra el poder disfrutar plenamente de la sexualidad.

La sexualidad tiene aspectos físicos y emocionales que están íntimamente ligados. A la alimentación le ocurre exactamente igual. Disfrutar de lo que comes es tan necesario como disfrutar del sexo. Y aquello que comes y cómo lo comes condiciona tu sexualidad. La obesidad o la diabetes son claros ejemplos de enfermedades que pueden alterar nuestra sexualidad. Hay algunas enfermedades en las que su tratamiento fármacológico pueden tener ciertos efectos secundarios que alteran la función sexual, al hacer disminuir el deseo o la propia función fisiológica sexual.

Venus O´Hara dice que disfruta más del sexo, y lo vive diferente, desde que es vegana. Como dietista opino que, llevar una dieta saludable, sea la que sea (hay muchas opciones) ayuda a que una persona se sienta mejor. Comer saludable admite muchos matices, y uno de ellos es el veganismo. Cuando una persona se siente bien, disfruta más y le da un mayor sentido a todo lo que hace. Somos un compendio de muchos aspectos, y cuando más realizados nos sintamos con aquello que hacemos, entendiendo el cómo y por qué lo hacemos, más felices seremos. Amigos, trabajo, familia, sexo y alimentación…, todo forma parte de un pack.


 

Sexo y ejercicio

La relación de Venus O’Hara con el deporte es reciente. Me explica que ha empezado a ir al gimnasio hace unos seis meses. Hace fitness, trabaja con máquinas y asiste a clases dirigidas. Va al DiR, un centro deportivo de Barcelona, unas cuatro veces por semana. Dice que se nota más dura. Que le va muy bien para mantenerse tonificada, y mantener un peso y una composición corporal con la que se encuentra a gusto. Y que su resistencia sexual ha aumentado.

Venus antes caminaba mucho, probablemente más de 10.000 pasos al día. Y le iba muy bien. De hecho, cuando intenté quedar con ella para hacerle esta entrevista, ya hace casi un año, nos teníamos que ver dando un paseo. Ahora dice que desde que hace ejercicio de una forma más intensa y regular, se encuentra mucho más enérgica físicamente, y mentalmente más activa. Su sexo ha mejorado, en calidad y en cantidad.

Venus O´Hara, el día que empieces a correr y le cojas el gusto al running, no habrá quien te pare. Ya te veo haciendo maratones… ¿sexuales?


 

la-mascara-de-venus-front-cover-510x797

La Máscara de Venus (Planeta, 2014) es un relato sincero y provocador, en el que Venus O’Hara nos habla de su sexualidad tal y como la ha vivido y sentido, con toda la naturalidad del mundo.


Salud, piernas ¡y sexo!

La 3ª Cursa de la Dona, el 2 de octubre, en Girona

La 3a Cursa de la Dona (Carrera de la Mujer) es un evento deportivo donde el objetivo principal no es luchar contra el crono. Se trata de una carrera popular y solidaria, dedicada exclusivamente a la mujer, que se celebrará en la ciudad de Girona el próximo domingo 2 de octubre.

14055064_945571238903098_459972052333768817_n
El cartel oficial de la Cursa de la Dona de Girona, 2016.

La Cursa de la Dona cuenta con el grupo IRIS (mujeres afectadas de cáncer de mama) y la asociación Guapes i valentes, y con la organización de Esports Parra, l’Ajuntament de Girona y el Club Atletisme Girona.

El objetivo de la organización es que todas las participantes en la carrera pasen un buen rato asumiendo por un día el protagonismo deportivo de Girona. Con una distancia de 5 kilómetros que discurren por la ciudad, la carrera está concebida para que cualquier mujer, tenga el nivel que tenga, pueda disfrutar del deporte más popular, el running.

Para pasarlo estupendamente bien, la organización ha dispuesto en cada kilómetro de carrera de un equipo de animación que aliente a las participantes. Todo está pensado para que la experiencia deportiva sea lo más divertida posible.

fi-de-fffff
La fiesta está garantizada en la Cursa de la Dona

La Cursa de la Dona es una fiesta deportiva y femenina. Las mujeres que no se vean con ánimos o con suficiente condición física para correrla, pueden optar por hacerla caminando, en su modalidad de marxa. Primero saldrán las corredoras y después las marchadoras.

Para quien quiera participar, que sepa que una vez a la semana se organizan entrenos coletivos, gratuitos, tanto para las caminadoras como para las corredoras. Los entrenos son multitudinarios, y de por sí, ya suponen una pequeña fiesta deportiva, preámbulo de lo que será la carrera. Toda la información sobre los entrenos, aquí.

Una de las personas más implicadas en esta carrera es Laura García, impulsora del grupo de corredoras GiRunneres, del que ya hablé anteriormente en este mismo blog.

tr2
Laura García, dirigiendo una sesión de entrenamiento

No queda otra cosa que, si eres mujer, vives en Girona o cerca de allí, o si te animas a visitar la ciudad el primer fin de semana de octubre, apúntarte en la Cursa de la Dona. La fiesta deportiva está garantizada.