Kiku Soler, pionero de las carreras por montaña

Correr por montaña se ha hecho siempre. Pero como deporte, es otra cosa. En 1998, el Maratón del Aneto, fue quizás la carrera que marcó el inicio de esta nueva disciplina deportiva en nuestro país. Salir de Benasque, coronar el Aneto, y bajar hasta el punto de inicio, 42 km de nieve, hielo y piedra en 3:46h.

Kiku Soler (Sallent, 1964), ganador de aquella mítica carrera, es un referente para muchos a los que nos gusta correr por la montaña. En esta entrevista nos explica cosas muy interesantes sobre el trail.


Kiku, desde la primera edición del Maratón del Aneto hasta ahora, ¿cómo ha evolucionado el correr por la montaña?

El maratón del Aneto significó un punto de inflexión. Primero por el tipo de carrera, ya que hasta entoces no se había realizado ninguna carrera en el estado que subiera a tanta altura y que combinara tantos tramos de nieve, desnivel y terreno técnico.

Y segundo por el seguimiento mediático que tuvo. En Catalunya, el programa Temps d’aventura, de TV3, hizo un seguimiento importante de la carrera, y me consta que algún programa a nivel nacional hizo lo propio. Fruto de esto es que, todavía ahora, me encuentro gente que me dice que “soy” el culpable de que se aficionaran a correr por montaña por el impacto que les representó las imágenes de la carrera.

En el siguiente video podemos ver el Aneto Xtrem Maratón de 1998. Podemos ver y escuchar a Kiku Soler, a una jovencísima Emma Roca y al gran Nil Bohigas (recientemente fallecido) como organizador del evento.

También creo que tuvo mucha influencia los tiempos que realizamos en una montaña que, por ser la mas alta del Pirineo, era conocida por muchísimos montañeros. Subir y bajar desde Benasque en menos de 4 horas podía parecer imposible (y, pensándolo fríamente, lo sigue pareciendo) y, en cierta manera, rompió una barrera física y mental.

A partir de entoces todo se disparó. Selección catalana, Agustí Roc y Anna Serra ganan la Copa del Mundo, Kílian , Mireia, Núria… esponsorizaciones, márketing, copas y carreras por doquier, ultras… ¡una locura!

¿Por qué corres?

Con 9 años veía como salían a entrenar unos chicos mayores que yo y me llamaba poderosamente la atención. Era muy tímido y me tuve que armar de valor para pedirles si les podia acompañar.

A partir de ese momento correr formó parte de mi vida, medio fondo y fondo en pista, cros, medias y maratones en asfalto… pero a entrenar a menudo subía a las montañas que hay por encima de Berga, pensando que era una lástima que no se hiciesen carreras por aquellos parajes idílicos sin contaminar por la mano del hombre.

En el momento que se hicieron las primeras carreras por montaña me sentí como un pez en el agua.

¿Sigues corriendo por la montaña? ¿Cuál ha sido tu última trail o ultratrail? ¿Algún proyecto en ciernes?

Hubo un momento, con veinte y pocos años, en que me planteé correr o hacer deportes de montaña. Me decidí por correr pensando que para la montaña tendria toda la vida, y si quería obtener algún resultado corriendo la edad jugaba en mi contra.

Actualmente salgo a trotar 30 o 40 minutos unas tres veces… ¡al mes!, y cuando alguien me pregunta si corro, contesto, recurriendo al chiste fácil, que solo si me persiguen.

Es pasado verano participé, porque me engañaron, en el trail del Moixeró, ya que les había echado un cable a la hora de promocionar la carrera. Hice la carrera corta (15 kms y 1.000 m. de desnivel) y al final se me hizo eterna.

Actualmente todas las energías y la ilusión las canalizo a la escalada en roca. Escalando soy malo pero disfruto como el que más, que es lo que al final queda.

¿Qué le dirías a un corredor de asfalto que quiera pasar a la montaña?

Que se apunte a un club de montaña y que conozca el medio por el que va a moverse desde la base, desde el amor y el respeto por el entorno.

Lo referente a entrenamientos, carreras y demás está todo escrito, pero el amor a la montaña y los espacios naturales no puede aprenderse en un manual.

¿Haces alguna dieta especial para prepararte (entrenamiento)? ¿Y para competir o correr largas distancias (tiradas largas)? ¿Qué suplementos tomas habitualmente?

No, y tampoco lo hacía cuando entrenaba y competía.

Lo que si hacía era no comer comida basura, y en eso he tenido la gran suerte de que a mi mujer, Miracle, le encanta cocinar sano. De hecho tenemos un huerto (que cuida ella) y un porcentaje muy alto de lo que comemos sale de él.

En cuanto a suplementos si que tomé cuando estaba con la selección en las temporadas de entrenamiento más duro, siempre supervisado por un medico, el Dr. Brotons.

¿Entrenas a corredores? ¿Les haces seguir unas pautas especiales de alimentación?

Actualmente no. He aconsejado y marcado las pautas de entrenamiento a algunos corredores pero sin hacerles un seguimiento exhaustivo, cosa para la cual no tengo formación. Y a estos les he aconsejado una alimentación sana y equilibrada.

Cuando llevas más de 12 horas corriendo por la montaña, ¿qué piensa tu cerebro? ¿Qué siente tu corazón? ¿Qué te dicen tus piernas?

Nunca corrí más de doce horas. Lo que más se acerca fue una vez que hice la ruta Carros de Foc.

Como estaba muy motivado, el cerebro iba quemando etapas conforme pasaba collados y refugios, el corazón sentia una dicha enorme por estar en ese tremendo santuario natural que forma Aigües Tortes, por estar cuerpo y entorno formando una simbiosis, me atrevería a decir que mística… y las piernas, con el paso de las horas, se han quejado tanto que al final enmudecen.

¿Qué opinas del fenómeno Kílian?

Kílian es un fuera de serie y tendríamos de estar enormemente satisfechos de ser contemporaneos de un genio, de un ser único, como el mundo del arte dio un Leonardo da Vinci, el de la música un Beethoven o el de las ciencias un Einstein.

Él hace lo que le toca, a pesar de que algunos le han echado en cara que su manera de ir a la montaña no puede ser el mejor de los ejemplos… pienso que no es su problema, sino del incauto o inconsciente que quiere imitarlo.

Otra cosa es toda la parafernalia de marcas, la esponsorización y todo lo que se ha montado a su alrededor.

¿Te sientes pionero de correr por montaña y a la vez que eres un gran desconocido?

Me siento muy feliz y afortunado de vivir el momento que me tocó, y no envidio para nada toda la movida, marcas, redes sociales y demás cosas en que se ven envueltos los corredores de élite de hoy día.

¿Con qué calzado ibas cuando empezaste a correr por montaña? ¿Qué zapatillas llevas ahora?

Utilizaba zapatillas de entrenamiento para atletismo de fondo, que son con las que siempre me he sentido mejor, mucho más que con las específicas de montaña que vinieron después.

Ahora voy con las que en su día me dieron y que aún conservo. El problema es que cuando me pongo una de esas reliquias, después de haber estado 15 años en una caja por estrenar, a los dos dias se me desmontan.

La evolución natural de las ascensiones rápidas y minimalistas (caminar rápido y grimpar) conduce a correr por montaña ¿No crees que el cuerpo nos pide marcha? ¿Está todo inventado en los deportes de montaña?

No lo sé, pero todo lo que se masifica me produce cierta urticaria… y por desgracia temo que a la montaña también.

¿Por qué ha evolucionado tanto y tan rápido el correr por la montaña?

Por una parte porque tenemos un entorno muy favorable, con el Pirineo u otras montañas a relativamente poca distancia del area metropolitana (en este caso de Barcelona) por no hablar de Montserrat, Montseny o la Mola; y por tener a grandes figuras como Kílian Jornet, Núria Picas, y en menor medida Agustí Roca o Mireia Miró;  y la difusión mediática a su entorno promovido por los intereses comerciales de las marcas que los esponsorizan.

¿Dónde crees que nos llevará esta actividad? ¿Hay límite?

No lo sé.

¿El negocio turístico o deportivo y la montaña son compatibles? ¿Y sostenibles?

Particularmente creo que no y, viendo la codicia humana, de muy difícil solución.

¿Qué explicas en tu libro? ¿A quién se lo recomiendas?

Mi libro es un manual que lo hice por encargo de la editorial, no por iniciativa propia.

Como tal, intento dar las pautas del correr por montaña, entrenamiento y demás, pero haciendo especial hincapié en el respeto por los valores naturales, por la gente del territorio y demás usuarios de la montaña y, sobre todo, por el sentido común en cuanto a número de carreras y los kilometrajes desmesurados que se hacen hoy día.


Si alguien quiere conocer más sobre Kiku Soler y seguir sus consejos para correr y disfrutar de la montaña, puede hacerlo leyendo su libro: Curses de muntanya. Manual Pràctic.

kiku-soler