Carles Castillejo, un atleta de cuatro JJ.OO.

Carles Castillejo (Barcelona, 1978) es un atleta con una dilatada carrera deportiva. Este año ha participado en sus cuartos JJ.OO. en Río. Todo un privilegio y una lección de adaptabilidad e intelegencia deportiva. Mantenerse tantos años a un nivel competitivo tan alto no es fruto de la casualidad.


2012_11_18_A8gBk7qNwdy1wSAOu7HP3
Carles Castillejo en los JJ.OO. de Londres (2012)

¿Qué supone para ti haber participado en cuatro JJ.OO.? 

La culminación a mi carrera deportiva. Allá por el 1988, cuando empecé a correr como internacional, no me podía imaginar que llegaría al punto que estoy ahora. Son 30 años que llevo en el candelero. Para rematar la faena, este año he tenido el privilegio de ir a los JJ.OO. de Río, donde he quedado en la posición 49.

¿Te ayuda un dietista a planificarte la alimentación?

En alguna fase de mi carrera deportiva sí que me ha ayudado algún dietista-nutricionista, pero en la actualidad me organizo yo solo. Sigo unas pautas generales en las que, sobre todo, suelo modificar la ingesta de carbohidratos según el entrenamiento que hago. Eso me hace rendir de forma adecuada y recuperarme bien. Mis analíticas suelen ser normales.

Solo de vez en cuando hablo con un médico del deporte para que me supervise, a no ser que tenga un problema de salud importante que me obligue a visitarle antes.

¿Cuál es tu alimentación típica un día de entreno? 

Muy normal.

  • Desayuno: Leche con cereales “normales”, ahora de la marca Hacendado.
  • -Entreno de mañana: 2h
  • Bebida isotónica o recuperadora (con proteínas)
  • Fruta y/o pan
  • Comida: Pasta, arroz, patata, con carne o pescado. Verduras y/o ensalada. Fruta o yogur.
  • -Entreno de tarde: 1,5 h
  • Fruta y/o pan
  • Cena: Pasta, arroz o patata, con carne o pescado. Verduras y/o ensalada. Fruta o yogur.

Antes de correr un maratón, ¿cuál es tu rutina alimentaria?

Hago un vaciado de glucógeno, y después una supercompensación. Pero no demasiado radical. Si el maratón es el domingo, el lunes, martes y miércoles previos suelo ingerir menos carbohidratos en la comida de medio día y la cena. En el desayuno y las otras comidas intermedias sigo comiendo pan y/o fruta, u otros alimentos, aunque quizás algo menos. El jueves, viernes y sábado aumento la cantidad de carbohidratos que consumo habitualmente, pero no de forma exagerada.

En los primeros maratones no hacía supercompensación, pero probé y me fue bien. Aunque tampoco lo hago de forma muy estricta. A nivel de entreno no fuerzo más de la cuenta para agotar mi glucógeno muscular, sigo el plan normal.

En competición hago lo que me va bien en los entrenamientos. No me la juego en un maratón haciendo experimentos.

¿Consumes suplementos? ¿Cuáles?

Bebida isotónica, recuperadores musculares (carbohidrato con proteína), complejos vitamínicos-minerales y algunas cosas más, que voy variando en función del momento de la temporada en el que me encuentro y del tipo de entrenamiento que hago. Tampoco cosas muy especiales.

¿Qué pauta y tipo de hidratación sigues en entrenamientos o carreras?

En verano, justo antes de entrenar, tomo 330 mL de bebida isotónica. Durante el entrenamiento, cada 30 minutos de carrera continua, suelo beber unos 330 mL de bebida isotónica. Si el entrenamiento en interválico (carreras cortas y paradas) suelo aprovechar las paradas para dar un trago de bebida. Siempre con bebida isotónica y elaborándola siguiendo las recomendaciones del fabricante (para obtener una bebida con un 8-9% de carbohidratos). Si hago tiradas largas, las últimas ingestas de líquido las suelo hacer un poco más diluidas. En el caso de hacer mucho calor también diluyo más el preparado. He usado diferentes marcas, en función de quien me esté patrocinando.

No hago una suplementación especial de sales (a parte de las que aporta la propia bebida), como necesitan hacer otros fondistas. A mi no me hace falta, no tengo rampas ni problemas derivados de una especial pérdida de iones.

¿Tienes molestias gastrointestinales habitualmente? ¿Cómo los solucionas?

En entrenos no, pero en competición, alguna vez sí que he tenido. Hasta hace 3 años era habitual que, previamente al maratón, tuviera que tomar un fármaco para evitar problemas intestinales, diarrea, provocados por el alto ritmo de carrera y la típica disfunción intestinal, o por los nervios, no sé. Decidí dejar de tomarlo por el fuerte estreñimiento que me provocaba. Si me lo tengo que hacer encima, me lo hago. Sin problema. O paro 15 segundos y me libero.

¿Cuántas horas sueles dormir?

Menos de las que me gustaría. Tengo dos hijas, y una de pocos meses. Si la nocha ha sido movidita, igual recupero sueño a medio día, haciendo una pequeña siesta. En total unas 7 horas, aunque no siempre seguidas. Si no puedo descansar lo suficiente, lo noto a nivel de rendimiento cuando he tenido más de 3 días de mal descanso.

¿Cuál ha sido tu evolución deportiva hasta llegar a correr maratones?

Ha sido una evolución natural. A medida que pasan los años y se pierde velocidad, sueles mantener el nivel o incluso eres más competitivo en carreras más largas. Poco a poco. En el 2004, con 25 años, hacía carreras de 5.000 metros a muy buen nivel. Después ya pasé a los 10 kilómetros. Y después al maratón. Muchos atletas tienen una evolución similar. Es el resultado de buscar nuevos retos adaptados a las condiciones físicas y mentales que marca la edad.

¿Crees que correr maratón está al alcance de la mayoría de mortales? 

De entrada, correr un maratón es fácil si no hay un límite de tiempo en la llegada y con las facilidades que se dan. Correrlo bien y a buen ritmo no lo es tanto.

Pero, ¿qué es correr un maratón? A veces veo gente que camina más que corre, y que tarda 6 horas en completar el recorrido. Eso no es correr un maratón. En ese sentido se le ha perdido el respeto a la distancia, se ha de ser finisher a toda costa. Eso puede comportar sustos, por falta de preparación para afrontar la distancia con la suficiente garantía de no “hacerse daño”. ¿Merece la pena correr un maratón y lastimarse en el empeño, o estar un mes sin poder moverse por tener un nivel de destrucción muscular brutal?

Previamente se ha de entrenar bien: 4 ó 5 días a la semana y con un volumen adecuado. Así sí que merece la pena, para disfrutar de la carrera. No más de lo que se pueda asimilar y compaginándolo con nuestra vida laboral, familiar…, sin que suponga un sacrifico inmenso. Y facilitando una correcta recuperación.

Organizamos grupos de entrenamiento y, con estas premisas, nos va muy bien, y los resultados son muy satisfactorios. Eso posibilita a las personas que llevamos correr unos cuantos maratones cada temporada. Y disfrutarlos mucho.

Cuando un deporte se populariza tanto hace que mucha gente pueda tomárselo un poco a la ligera. Pero en general creo que los corredores de maratón se lo toman muy en serio.

Una anécdota. Volviendo del maratón de Sevilla del 2015, después de haber conseguido la plaza para participar en los JJOO de Río, en el avión de vuelta, un hombre se me acercó para felicitarme por el resultado y me explicaba que su hijo había corrido también el maratón. Que en la feria del corredor le había tocado un dorsal y que, sin entrenar específicamente ni haber participado previamente en ningún otro maratón, se animó a correr. “Como estaba aquí y tenía las zapatillas, se atrevió ”. Como este ejemplo, puede haber muchos similares. Es una muestra de lo que no se debería hacer.

Correr un maratón en menos de 2 horas, ¿para cuándo?

A corto plazo no. En unas décadas quizás sí. Kimetto, el atleta keniata que tiene el récord del mundo en 2:02:57 (Maratón de Berlin 2015)  decía que no solo se necesita un atleta excepcional (con una genética y una mente especial). Junto a él se necesita un grupo de corredores del mismo nivel que actúen como liebres, capaces de mantener el ritmo hasta los últimos kilómetros.

Realmente, el margen de mejora es muy pequeño, cada vez es más dificil bajar la marca. No se trata de una progresión lineal.

A nivel de material se ha conseguido mejorar. Hay zapatillas que prácticamente retornan la misma energía que se aplica en la pisada. Eso ayuda mucho, puesto que la carrera es más económica que utilizando otro calzado (la goma EVA no da tan buen resultado).

Las técnicas de entrenamiento también van evolucionando. En la actualidad no se entrena como hace 10 años. Eso sí el récord será africano.


Gracias, Carles. Felicidades por tu gran trayectoria y por esas cuatro participaciones en los JJ.OO.

Si deseas comunicar con Carles para que te asesore en tus entrenamientos, puede contactar con él en castillejo.caceres.rc@gmail.com

Glosa al maratón

42,195

Son: 1. Pasión. 2. Constancia. 3. Paciencia. 4. Ganas. 5. Fuerza. 6. Silencio. 7. Energía. 8. Confianza. 9. Inconsciencia. 10. Generosidad. 11. Emoción. 12. Egoísmo. 13. Dolor. 14. Imprevistos. 15. Ánimos. 16. Potencia. 17. Ambición. 18. Esfuerzo. 19. Libertad. 20. Ilusión 21. Retos. 22. Sudor. 23. Rivalidad. 24. Miedo. 25. Sueños. 26. Dudas. 27. Aspiración. 28. Seguridad. 29. Compañerismo 30. Dolor. 31. Plenitud. 32. Competitividad. 33. Complejos. 34. Voluntad. 35. Arrepentimiento. 36. Heroicidad. 37. Solidaridad. 38. Debilidad. 39. Previsión. 40. Prudencia. 41. Alegría. 42. Gloria y 195 sensaciones más, que son absolutamente indescriptibles.

No he hecho nunca un maratón y no creo que nunca lo haga. Pero he visto unos cuantos de cerca. De tan cerca que me han hecho llorar y me he emocionado. He visto aquellos cuerpos, al límite, atravesar la meta como quien pisa el Olimpo. He visto hombres llorar como niños y niños correr como hombres. Mujeres demostrándose que pueden y viejos demostrándolo a los otros. He visto chicos que no necesitaban piernas y chicas que necesitaban cuatro, para acabar. He visto padres que cargaban a sus hijos a la espalda y madres que buscaban entre el público a su padre, ya anciano, para decirles: “lo he conseguido”. He visto piernas que se rendían a pocos metros de la llegada y voluntades que podían más que el propio cuerpo. He visto sueños hechos realidad y vanidades hechas migas. He visto sangre, sudor y lágrimas, pero también sonrisas, abrazos y lloros de felicidad. He visto el orgullo y la decepción, el reconocimiento y la soledad, el sufrimiento y la felicidad. Pero yo nunca he hecho una maratón y no creo que nunca haga uno. Por eso solo puedo intentar describir con palabras lo que pasa por la cabeza de aquellos valientes que en un momento u otro de su vida se han atrevido a atarse sus zapatillas para demostrar que sí, que ellos podían. Y han podido.

Tatiana Sisquella

 


El texto original se escribió y publicó en català, en el Diari Ara, el 5-3-2011. Me he permitido la licencia de traducirlo al castellano, aunque su lectura en la lengua original no presente una gran dificultad de compresión a los no catalano-hablantes. Aún así, recomiendo la lectura del texto en su versión original en català, para poder captar la fuerza y belleza del escrito.



Sin título


Como explica Miquel Pucurull en su blog, Calaix de sastre del món del córrer:Tatiana sabía muy bien lo que es porqué era hija del maratoniano y amigo Emilio Sisquella y, en una pequeña columna, escribió la glosa más lúcida y bella que se haya hecho nunca sobre los 42,195 Km”.

Suscribo tus palabras, Miquel. Muchas gracias por darnos a conocer este espléndido poema al deporte. Puede convertirse en un himno al maratón. A Tatiana, “la Tati” seguro que le haría muy feliz.

 

Proyecto Sub2hrs: correr el maratón a 2’50”/km

En junio de 2015 Marc Roig se fue a Kenia para estar 3 meses. Y en el mes de julio le surgió la oportunidad de trabajar en un proyecto deportivo realmente fantástico que se desarrolla en Etiopía. Son 1.500 km de distancia los que separan Nairobi, en Kenia, de Addis Abeba, la capital de Etiopía, donde ahora vive y trabaja. Es la misma distancia que separa Madrid de Bruselas.

Marc Roig es un fisioterapeuta y atleta que trabaja en un proyecto deportivo muy ambicioso. En un plazo de 5 años Sub2hrs tiene la pretensión de preparar a atletas capaces de bajar de las 2 horas el tiempo en correr un maratón.

3b0ba25836d3fe10a385e91e8bdae905_f71
Marc Roig, el atleta y fisoterapeuta de Sant Pol de Mar, involucrado en el proyecto de Sub2hrs.

Bajar de las 2 horas supone correr la distancia de 42,195 km a menos de 2 minutos y 50 segundos el kilómetro. En el supuesto de que un atleta corriera el maratón siempre a la misma velocidad, tendría que ir arañando a cada km recorrido unos 5 segundos al anterior récord del mundo, establecido el 2013 en Berlin por el keniata Kimetto, que lo corrió a 2’ 55’’ el km. Visto así no parece tanto. Una mejoría de un 1,5% sobre la marca anterior tampoco debería ser tan difícil, no? Pues lo es, y mucho. El proyecto requería un fisioterapeuta con un perfil especial, y que estuviera disponible inmediatamente. La oportunidad era única y Marc ya estaba en África. Pasó el tren y se subió en él. Y ahí está, de camino a las 2 horas.

Sub2hrs es un proyecto muy ambicioso, y requiere de recursos económicos notables. Hay conversaciones abiertas y posibilidad de cerrar acuerdos con diferentes empresas y entidades que pueden aportar dinero y otros apoyos en su desarrollo.

Marc Roig en un fisioterapeuta que actúa como un personal-trainer. Eso no es habitual en el alto rendimiento deportivo. Nos explica que, en el mundo de la farándula sí que es normal, pero en el deporte de competición, en el atletismo, no lo es. Poder acompañar a Bekele a correr 20 km a través de los bosques me ha posibilitado aconsejarle para tratar o prevenir la más mínima molestia, explica Marc. Hay días en que no le podía seguir. És muy rápido.


 

Sub2hrs: ciencia y deporte

Una asociación entre Yannins Pitsiladis, un científico deportivo que trabaja en Gran Bretaña, que hace mucho tiempo que busca la forma de bajar de las dos horas en el maratón, y Jos Hermans, el mánager de Bekele y de Gebreselassie (los mejores fondistas del mundo) es la mejor manera, y puede que la única, de tirar adelante un proyecto como este, tan ambicioso como difícil. La sabiduría y la ciencia aliadas con una buena infraestructura para desarrollar el talento de los mejores atletas. Se trata de un coctel explosivo.

Entrenar por sensaciones es fabuloso cuando el instinto está bien desarrollado, pero si se le pone ciencia al tema, el resultado tiene que ser el mejor. Las lesiones hay que evitarlas. En la alta competición se hace poca prevención. Eso limita la progresión necesaria en la consecución de metas.

Hay indicios de que hay mucho margen de mejora, puesto que en estos atletas hay muchos aspectos que no estaban bien controlados. O a lo mejor resulta que aspectos que se consideran cruciales, no lo son tanto, y su repercusión en el rendimiento es mínimo o nulo.

Deportes como el ciclismo tienen mucha ciencia detrás. El atletismo, en este sentido no se encuentra al mismo nivel. Quizás es más fácil medir y analizar a un ciclista encima de una bicicleta que a un fondista en carrera. El proyecto Sub2hrs pretende aportar esa ciencia al atletismo.

Una de las claves de este proyecto es generar la infraestructura necesaria, apoyada desde la ciencia del deporte, en el mejor ambiente: los alrededores de Addis Abeba. Se pretende ejecutar el proyecto in situ, allá donde se ha desarrollado el talento de unos de los mejores maratonianos del mundo. De momento, los recursos son limitados. Poco a poco se va avanzando. Primero para unos pocos, después para muchos corredores, aprovechando la infraestructura creada.


 

Bekele y el Sub2hrs

Marc dice que Bekele es el banco de pruebas y el buque insignia del Sub2hrs. Hacía tiempo que no competía al más alto nivel, tal como nos tenía acostumbrados. En él y en otros corredores se probarán y desarrollarán nuevos métodos de entreno o de carrera, estrategias nutricionales, materiales técnicos.… todos los aspectos relacionados con el rendimiento serán revisados.

Los hermanos Bekele, forman parte de la formidable estirpe de los grandes corredores etíopes.

Marc comenta que eso no significa que sea Bekele (que en la actualidad tiene 33 años) quien rompa la barrera de las 2 horas. Hay y habrán más atletas trabajando en el proyecto. Se ha estimado un plazo de 5 años para poder conseguirlo. Kenenisa Bekele está muy recuperado. Podrá competir pronto. Probablemente en esta misma temporada.

“La consigna en las primeras semanas de entrenamiento eran muy claras: Kenenisa, si notas una molestia, por mínima que sea, me lo tienes que decir. Yo decidía si se seguía o no”.

Explica Marc que a Bekele le está haciendo, sobre todo, un tratamiento de prevención. Cuando empezó a tratarle, ya estaba muy bien evolucionado de sus problemas del tendón de Aquiles y de los isquiotibiales. Su trabajo consiste fundamentalmente en ayudarle a estar otro vez a muy alto nivel, a capacitarlo de nuevo para la alta competición y que pueda mantenerse allá. Una puesta a punto, vamos.


 

Sobre la alimentación

A Bekele se le supervisa un poco lo que come, pero se le deja elegir. Con Bekele se trabaja y orienta más en las cantidades que no en el tipo de alimento, que ya se considera adecuado.

La comida básica tradicional en Etiopía consiste en un ínyera (pan ácimo parecido a una crepe, hecho a partir de harina de tef) con algunas verduras, puré de garbanzos y en casos muy excepcionales, un poco de carne de pollo. El fundamento alimenticio de la gran mayoría de los atletas es esto y poco más.

La idea es profesionalizar el entrenamiento en el aspecto nutricional y en otros. Que no sea la principal fuente de información y decisión alimentaria una revista o los consejos bienintencionados de los compañeros y compañeras de entreno. Hay que averiguar la dieta ideal para aquella persona la semana antes de la competición. Eso requiere mucha ciencia.

Paula, parece que también quiere intervenir en la conversación. La hija de Marc, como todos los niños, reclama la atención del padre cuando no están por ellos. Paula debe ser controlada por la madre, para no interferir en la interesantísima conversación telefónica.

La última experiencia personal de Marc con las manipulaciones dietéticas para mejorar el rendimiento no fue positiva. Explica: “el año pasado practiqué en mi mismo la dieta baja en carbohidratos y alta en grasa, para buscar un mejor rendimiento del metabolismo de la grasa corporal y así poder reservar el glucógeno muscular, incluso prescindiendo de la bebida de reposión con carbohidratos o de los geles. La teoría es buena pero, a partir de cierto nivel de exigencia, no funciona. Tenía unas hipoglucemia tremendas. Estuve unos 3 meses intentándolo. Menos apetito y menos peso, pero el rendimiento no fue el esperado. Los ritmos de intensidad elevada no son soportables solo a partir de metabolizar la grasa corporal.


 

Biología de un corredor de maratón ideal

Los corredores keniatas y etíopes, especialmente los que provienen de algunas etnias concretas, tienen una relación ideal entre el volumen muscular y la capacidad de trabajo de éste. Sus piernas están diseñadas para correr. Tienen, sobre todo, el tendón de Aquiles excepcionalmente desarrollado para rebotar, y el volumen del gemelo es relativamente pequeño. El tendón actúa como un muelle: absorbe la energía del impacto y la devuelve. El músculo también tiene un tono de base de una calidad excepcional. Las piernas largas y la cadera alta. Todo ello les da una economía de carrera única.

cincomil
Las piernas africanas tienen una mejor morfología para la carrera.

 

Un centro de ciencia y rendimiento deportivo en África ¿es posible?

El dinero en Africa fluye, pero mucho se va, pero nuestra aspiración es que, si realmente se genera un beneficio (el deporte es un negocio) que inversores de aquí apuesten por dedicar su dinero en este proyecto, nos explica Marc.

El proyecto también tiene un aspecto social, pues puede permitir que muchos talentos ocultos puedan ser detectados y ayudados a desarrollarse como atletas de primera linea, con el beneficio que eso puede suponer en sus entornos familiares y sociales.

Captura-de-pantalla-2015-10-03-a-las-11.19.46
Ciencia y talento, en Africa. Las 2 horas están por caer. (empezaracorrer.org)

 

¿Cuál es el elemento más importante que intervendrá en bajar de las 2 horas?

El talento. Se pueden controlar e intentar mejorar ciertos aspectos, con el máximo de ciencia y sabiduría que quieras, que si no hay un atleta con talento, con mucho talento, no se conseguirá nada.

Por eso hemos empezado con Bekele. Creemos que es el mejor talento de la actualidad, y aunque no rompa él la barrera, nos dará muchas pistas de por donde puede ir el tema.


Compromiso por parte del atleta

Antonio Serrano, gran atleta y actual entrenador de corredores de primerísimo nivel, postulaba la fórmula de 4+20. Eso quiere decir que hay que dedicar 24 horas al día a ser atleta, 4 horas dedicadas al entrenamiento (2 por la mañana y 2 por la tarde) y 20 horas enfocadas al entrenamiento (descanso, alimentación, estudio, etc…). Dedicación absoluta.

En Etiopía se gasta mucho tiempo en los desplazamientos, en los viajes en coche. La mayoría de atletas viven en la capital, y deben desplazarse a lugares apropiados de entreno. Desplazar a os atletas fuera de la capital y poder realizar un 50% de los entrenamientos desde la puerta de casa es un enorme avance. No sumas horas de entreno, pero si que puedes utilizar ese tiempo no perdido en el entrenamiento en descansar u otras actividades que aporten más al rendimiento deportivo.


Entrenamiento

En Etiopía. a los atletas se les suele dar un día de descanso absoluto a la semana, que se compensa el resto de días. En Europa no se suele hacer así, se es más lineal.

Hay una cosa que a mi me gusta mucho de la metódica de entreno de Etiopía. Un día a la semana, los atletas se dan mucha carga y volumen de entrenamiento. Corren tiradas de 30 o 35 km, o incluso 40, fuera de la preparación específica del maratón. Eso los capacita mucho para correr la larga distancia. Va un poco en contra de los protocolos europeos de entrenamiento. Se trata de aplicar la sistemática de la preparación de un 10k o una media maratón en lugar de hacerlo como si se tratara de una ultratrail. ¿Es cierto que un maratón de alto nivel se parece mucho mas a una carrera de 20 km que a una ultratrail? Pues quizás sea más razonable aplicar un método de entrenamiento más acorde con lo que se hará en la competición. Marc cree más en el método africano que en el europeo.

El tema consiste en juntar varias sesiones en una, y dar el tiempo suficiente al cuerpo para que se recupere. Por eso el día “cañero” y el día de descanso tiene tanto sentido en el método de entrenamiento africano.


 

Los atletas africanos ¿son, en general, disciplinados?

Hay de todo. Sucede como en nuestro entorno. La fama y el dinero, bien gestionados, no deben suponer un problema para evolucionar en la carera deportiva, sino todo lo contrario. La  preparación intelectual, el entorno familiar y socioeconómico, todo influye. Han habido carreras deportivas de atletas muy talentosos truncadas por malas influencias o por cierta debilidad de carácter.


 

Material, ¿habrá revolución?

No creo, el margen de mejora es pequeño. Las zapatillas, cuando más ligeras mejor, pero sin perder prestaciones. Deben de tener un grip (adherencia) excelente. La ropa debe facilitar al máximo la refrigeración del cuerpo para permitir un máximo rendimiento. Algo se puede mejorar pero, no habrá ninguna revolución.


 

Peso y altura ideal

La altura debe ser escasa y la corpulencia muy limitada. Solo hay que observar a los últimos maratonianos de alto nivel. Un cuerpo delgado pierde calor con más facilidad que uno más grueso. Sin ir más lejos, Paula Radcliffe era excelente en climas fríos, pero en ambientes cálidos tenía problemas para mantener un óptimo rendimiento, debido a su corpulencia.


 

A nivel social, ¿cómo se vive el atletismo en Etiopía o Kenia?

Cuando toca un mundial o unos juegos olímpicos, todo el mundo está pendiente del atletismo. Es el deporte nacional.

Una cosa curiosa que sucede en Kenia, es que está comenzando a ganar medallas fuera de las carreras de fondo. De hecho, en el último mundial, Kenia lideró el medallero (con diferencia) dejando detrás a Jamaica y EE.UU.

Eso se ha producido por la valentía de los propios atletas y por su talento, sin duda alguna. Un atleta puede ser profesional del deporte con menos dinero que en Europa o USA. Las condiciones de vida de Africa, en general, así lo permiten.


 

Suplementos que tomen los corredores

Aquí hay miedo a que, a partir de un suplemento, puedan ingerirse sustancias prohibidas. Y nadie se la quiera jugar. El uso generalizado de suplementación no es tan habitual como en Europa. Hay atletas que son tan cuidadosos con esto que no toman ni vitamina C.

Pero puede ocurrir todo lo contrario. Hay atletas que todos los suplementos que les parece que pueden mejorar el rendimiento, por consejo, lectura o observación de sus compañeros de entreno o rivales, se lo acaban tomando. Quien suele decidir qué tomar o qué no tomar es el mánager.

La suplementación que está generalizada es, en los entrenamientos largos, la bebida isotónica con carbohidratos de la marca que patrocina.Y fuera de eso, poca cosa más.


 

Recuperación

El día de descanso marca la diferencia. Los masajes de descarga son habituales. El descanso post-competición suele ser muy cortos. Están muy acostumbrados a mucho volumen e intensidad de entreno, por lo que la competición no supone una carga extraordinaria para el organismo. Poca cosa más.

Marc explica que cuando esté más organizado el proyecto, creo adecuado introducir más trabajo compensatorio. A Bekele le encanta la piscina para descargar.


 

Uno de los handicaps para bajar de las 2 horas es que las ocasiones para correr un maratón a un muy alto nivel se da en muy pocas ocasiones a lo largo de la temporada. Al competir en circuitos abiertos, hay variables incontrolables: viento de cara, temperatura ambiente, lluvia, etc…

Por perseverancia, seguro que lo conseguiremos. Eso sí, necesitaremos que se produzca cierta conjunción astral. (risas)