Las reinas del estadio

Fotografía tomada de la nueva web personal de Aauri Bokesa (http://aauribokesa.com/ )
Fotografía tomada de la nueva web personal de Aauri Bokesa (http://aauribokesa.com/ )

 Patas arriba, el atletismo español actual seguramente siga huérfano de tantas referencias a nivel mundial como hemos tenido en otros tiempos, pero los atributos que más definen la ilusionante nueva hornada, tan de manifiesto en los últimos Campeonatos de España celebrados en Antequera, son sin duda la profundidad, la variedad y la juventud, con especialidades que están ya llegando a uno de los mejores momentos de su historia como son los saltos, los lanzamientos, la velocidad e incluso las combinadas, personalizadas en la joven figura de Jorge Ureña.

 En este sentido, el empuje de la velocidad femenina, con los 400 metros a la cabeza, es uno de los mejores ejemplos de ello, hasta el punto que las marcas actuales nos sitúan a finales de los años ochenta, y sobre todo a principios de los noventa, es decir, en el mejor momento de la distancia en la historia española.

 Indira Terrero (La Habana, Cuba, 29.11.1985) ganó en Antequera con 52.64, mejor marca española de la temporada. Aauri Lorena Bokesa (Madrid, 14.12.1988) fue segunda con 52.86, mejor marca personal bajo techo. Ninguna española bajaba de 53 segundos en pista cubierta desde 1995 (de hecho, es algo que solo habían logrado 3 mujeres: Sandra Myers en 13 ocasiones y Julia Merino en 5, ambas entre 1991 y 1995; y Cristina Pérez 3 veces en 1987 y 1988). A su vez, el invierno sigue mostrando la tendencia del pasado verano, cuando Terrero con una mejor marca de 51.38 y Bokesa de 51.66 colocaban a la distancia en marcas que no se veían desde la Sandra Myers de 1996, al tiempo que cosecharon una histórica actuación en el Campeonato de Europa, con dos españolas por primera vez en una gran final internacional al aire libre y el broche del bronce europeo de la hispano-cubana.

(Completando el repaso a la distancia, en hombres, el finalista en Zurich Samuel García capitanea la explosión de un buen grupo de jóvenes velocistas (45.50 en Alcobendas 2014, corriendo en marcas que no veíamos desde 2004 con David Canal). Junto a él viaja a Praga Pau Fradera, mientras que nombres como Mark Ujakpor o el jovencísimo Lucas Bua, entre otros, aseguran un gran futuro de la disciplina a corto plazo)

 Como tantas otras pruebas, los 400 metros derivan de la milla inglesa, que a su vez se dividió en carreras como la media milla (880 yardas que se redondearían a 800 metros con la adopción internacional del sistema métrico) u otra de las distancias más populares durante el siglo XIX, el cuarto de milla (las 440 yardas que se convertirían más adelante en los 400 metros, y que se incluye dentro del programa olímpico desde su primera edición de la era moderna en Atenas 1896, aunque en mujeres no se disputaría en unos Juegos hasta Tokio 1964). La estandarización de las pistas de atletismo a una cuerda de 400 metros llevó a que la prueba se reconociese con la vuelta al estadio. Muchísimo antes, en los antiguos Juegos Olímpicos y Panhelénicos, la carrera del estadio (del griego stadion, dónde se disputaba, y que en Olimpia medía aproximadamente 192 metros en base a sus orígenes mitológicos) se configuraba como la prueba más importante (la única en el origen), hasta el punto que los Juegos tomaban el nombre del ganador de esta carrera.

 Reinas del estadio, nuestras estrellas de los 400 metros se encierran bajo techo en una cuerda de 200 metros y las consiguientes dos vueltas a la pista. La zancada de Bokesa, enorme, imponente, propia de un físico prodigioso de 1,83 metros de altura, está más encorsetada en el pequeño formato, pero su clase la sigue llevando dentro de esta progresión continua siempre en busca de veranos, compenetrándose a la perfección con la fluidez y la experiencia de Terrero.

 Ambas zancadas, sirva de ejemplo la espectacular carrera que plantearon en la final de Antequera de hace dos semanas, son un regalo para el aficionado. Ambas con orígenes bien distintos, pero con el denominador común del verano de 2010. La de Bokesa, desde Fuenlabrada, llegó del baloncesto. De las concentraciones con la selección española y el Estudiantes, hasta que aquel verano decidió dedicarse por completo al atletismo. La zancada de Indira Terrero, llegó desde Cuba tras la huida que, junto a otros atletas como Mauri Surel Castillo, Yeimer López y Michel Pérez, protagonizaron durante el Campeonato Iberoamericano que se disputó aquel verano en San Fernando, Cádiz,  y que le llevó, con solo una bolsa de deporte como equipaje, a buscarse una nueva vida que ha terminado cristalizando en su nacionalización española el pasado año.

 Mientras corren, Ruth Beitia, la capitana y estandarte del equipo español, sigue a lo suyo. Visualizando listones y nuevas alturas, nuevas medallas y retos en un camino infinito que sigue llegando como regalo cuándo ya se imaginaba descansando.

 En Praga, junto a ellas, estará Úrsula Ruiz, tan cerca de lanzar el peso por encima de la barrera de los 18 metros (17,68 metros este año, mejor marca personal bajo techo). Y las triplistas Patricia Sarrapio y Ruth Marie Ndoumbe, que reflejan el gran momento del triple salto español, con cinco atletas en Praga. Y las vallistas Josephine Onyia y Caridad Jerez, quién a sus 24 años cerró 2014 con mejor marca personal en los 100 metros vallas (13.09) y ha comenzado 2015 de la misma forma, marcándose un nuevo tope bajo techo (8.15 en 60 metros vallas). Y Victoria Sauleda, debutante, joven promesa (ya realidad) de nuestro mediofondo, que completa un reducido (8 mujeres, al igual que en Goteborg 2013, y en la mitad de los números a los que nos habíamos acostumbrado en las anteriores cinco ediciones) pero competitivo grupo a medio camino entre la experiencia y la juventud.

Otras miradas en “Territorio Beamon” al Campeonato de Europa de Pista Cubierta Praga 2015 (5-8 de Marzo):

Praga, Kevin López y los 800 metros

El factor Mechaal

La pausa de Pablo Torrijos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *