Los imposibles de Boston (Previa del maratón de 2015)

Salida del maratón de Boston 2014, con Shalane Flanagan tirando en cabeza (fotografía tomada web oficial BAA)
Salida del maratón de Boston 2014, con Shalane Flanagan tirando en cabeza (fotografía tomada web oficial BAA)

 Shalane Flanagan (08.07.1981), la rubia corredora de Boulder (Colorado) que desde su bronce en los 10.000 metros de Pekín 2008 ya sabe lo que es ganar una medalla olímpica, asume a la perfección su rol de heroína, de ídolo del fondo norteamericano.

 El año pasado, en una preciosa carrera, en el mismo escenario de Boston al que regresamos cada mes de abril, desafió a muchas de las mejores corredoras africanas, y desde la misma línea de salida de Hopkinton hasta el kilómetro 30 se atrevió a poner un ritmo suicida que lanzó la carrera en una emocionante búsqueda de imposibles. Terminó séptima, con una marca de 2h22:02 que supuso el mejor tiempo logrado nunca por una estadounidense en Boston. Y meses después, en el otoño de Berlín, se atrevió a desafiar el récord norteamericano (2:19:36 de Deena Kastor en Londres 2006), logrando rebajar su mejor marca personal hasta 2h21:14, lo que la convierte en la segunda maratoniana más rápida de la historia de su país.

 Flanagan, este lunes 20 de abril, vuelve a Boston, y escucharla hablar es un ejemplo de pasión por una carrera, por un sentimiento que, como ocurre siempre con este maratón, excede de la propia prueba. “Todo el mundo sabe que puedes ir a Londres y correr muy rápido. Eso es tentador para muchos atletas, pero obviamente hay un empate si hablamos de prestigio y del maratón de Boston” decía la maratoniana estas semanas previas, al tiempo que,  desde la ventana que suponen las redes sociales, no deja de enviar mensajes de amor por una carrera y una ciudad dónde aspira a subir al pódium.

 Además, este año, el plan de Flanagan, entrenada por Jerry Schumacher, el conocido rival de Alberto Salazar, ha variado bastante de otras veces. Una lesión de glúteos y espalda le ha obligado a reducir el número de semanas específicas (de sus habituales 12 semanas a poco más de 9), ha vivido prácticamente en altitud los últimos meses, ha disminuido mucho el volumen semanal (de unos 210 kilómetros semanales a 180), lo que hace que este año llegue más fresca, y sobre todo ha variado notablemente la filosofía de los entrenamientos, con una clara apuesta por la velocidad (el mejor ejemplo de ello es que hace tan solo quince días corrió los 10.000 metros en pista del Stanford Invitational en 31:09.02, su sexta mejor marca de siempre).

 Como explicación, la búsqueda de que la corredora pueda afrontar mejor la parte final de la carrera, y sobre todo el hecho de tener ya los Juegos de Río en mente, dónde Schumacher sabe que, con una carrera mucho más táctica, la velocidad de su atleta será decisiva en los últimos diez kilómetros, en esa parte de la carrera donde realmente se jugarán las medallas.

 Tras Boston, Flanagan ha anunciado que tomará un descanso con los Juegos Olímpicos como única meta. En febrero del año que viene se disputan los trials de Estados Unidos en Los Ángeles, y el horizonte de 2016 ya lo marca todo.

 Antes de centrarse en Río, Flanagan, sin descartar nada, aspira a un gran pódium y una actuación tan memorable y emocionante como la del año pasado, en una carrera en la que parte con la quinta mejor marca, solo superada por las favoritas, las etíopes Buzunesh Deba, Mare Dibaba, Aberu Kebede y la jovencísima Ware (19 años). Además, Boston se plantea como un gran ensayo general de las pruebas olímpicas de selección del año que viene, con la presencia de Desiree (Davila) Linden y Amy (Hastings) Cragg, que junto a Flanagan son las tres mejores maratonianas americanas del momento, y todo el país vive emocionado con el sueño de si, tras la espectacular victoria de Meb Keflezighi en 2014, una estadounidense podría ganar aquí.

 En una primavera en la que Londres ha monopolizado prácticamente la mayoría de las mejores y los mejores corredores del mundo, Boston, tan ajeno a esa pelea, sabe que su atractivo reside más allá. Poco más que añadir a una carrera que sigue rigiéndose por sus propias normas, como la ausencia de liebres. Poco más que decir del maratón con más ediciones disputadas (este año suma 119 desde 1897), y que es la auténtica meca para los corredores populares de todo el mundo (con sus duros criterios de admisión) y la prueba dónde se han vivido algunos de los momentos más icónicos de la historia de esta distancia.

 La propia organización lo sabe, y frente a la carrera por el récord del mundo que mueve a ciudades como Berlín, Londres, Chicago o Dubai, Boston hace de la necesidad virtud, y la búsqueda de imposibles como el de Flanagan, la convierten, además de en uno de los maratones más carismáticos, en una carrera emocionantísima. Así, sin ningún hombre en la edición de este año de los diez primero corredores del ránking oficial de la IAAF en 2014 (en mujeres están Flanagan, sexta, Mare Dibaba, séptima, y Aberu Kebede, novena), la carrera se plantea en otros términos bien distintos.

 El etíope Lelisa Desisa, ganador aquí en 2013 y segundo en el pasado maratón de Nueva York solamente superado por Wilson Kipsang, es seguramente el principal favorito para llevarse la victoria. Junto a él, un consistente grupo de etíopes que ya saben lo que es bajar de 2h05, y que incluye a un Yemane Tsegay muy en forma pero al que tenemos que ver en una de las mejores carreras del calendario mundial, Tadese Tola y Gebre Gebremarian. Enfrente, en la típica rivalidad entre los dos principales países del fondo mundial, tendrán un buen grupo de kenianos, lejos de los impresionantes Kipsang, Kimetto y compañía, pero que vienen encabezados por el veterano Abel Kirui (campeón del mundo en 2009 y 2011, plata olímpica en Londres 2012) y por corredores como Kipyego o Chepkwony que buscan dar un paso adelante.

 Y de nuevo, la emoción, la apuesta por el sentimiento se mueve por sus propios cauces.

 En primer lugar, en la figura del keniano Wilson Chebet que el año pasado, segundo por solo 11 segundos en lo que dice que fue un error de interpretación de la carrera, representó el lado de la derrota en la ya histórica victoria de Keflezighi, y que vuelve este año convencido de que el destino le debe una. Así lo ha entendido la organización, y su historia ha sido protagonista de uno de los vídeos previos que se han editado para ir creando ambiente en las semanas previas. En segundo lugar, en la figura del también keniano Patrick Makau, plusmarquista mundial hace cuatro años (2h03:38 en Berlín 2011), que tras llegar a lo más alto la suerte le ha dado la espalda, y entre lesiones y distintos avatares no ha vuelto a levantar cabeza desde entonces. Viene de ganar en Fukuoka (2h08:22) y Boston, qué mejor escenario, podría ser una bonita historia de resurrección, tal y como lo recoge la organización en otro de sus vídeos.

 Y por último, y por encima de todo, la emoción la volverán a poner los corredores estadounidenses, con el histórico y sorprendente triunfo del veterano Meb Keflezighi el año pasado todavía en la retina, cuya victoria fue una de las imágenes deportivas de 2014. Elevado ya a mito, Keflezighi aspira a la locura de volver a repetir la hazaña. A su lado, entre los mejores maratonianos del país, se espera con muchas ganas el regreso de Ditz Ritzenhein, que tras una época de lesiones ha dejado un invierno de cross en Europa tan esperanzador que, si la salud le respeta, debería de volverle a colocar entre las mejores apuestas americanas para los Juegos de Río.

 Sin duda, como cada tercer lunes de abril (Día de Patriota en el estado de Masachussets) la tarde (en España) del próximo día 20 será un gran momento para disfrutar de los imposibles de Boston.

Web oficial maratón de Boston.

Horarios:

Mujeres Elite (09:30h Boston – 15:30h España).

Hombres Élite (10:00h Boston  – 16:00h España).

 

Streaming web oficial

(cobertura televisiva USA).

– Mapa y perfil del maratón de Boston.

– Boston Marathon Media Guide.

 

Principales mujeres inscritas Maratón de Boston 2015:

Mare Dibaba (ETH) 2h19:52 Xiamen 2015

Buzunesh Deba (ETH) 2h19:59 Boston 2014

Aberu Kebede (ETH) 2h20:30 Berlín 2012

Shure Demise Ware (ETH) 2h20:59 Dubai 2015

Shalane Flanagan (USA) 2h21:14 Berlín 2014

Aleksandra Duliba (BLR) 2h21:19 Boston 2014

Sharon Cherop (KEN) 2h22:28 Berlín 2013

Caroline Kilel (KEN) 2h22:34 Frankfurt 2013

Desiree Davila Linden (USA) 2h22:38 Boston 2011

Caroline Rotich (KEN) 2h23:22 Chicago 2012

Lisa Stublic Nemec (CRO) 2h25:44 Zurich 2013

Amy Hastings Cragg (USA) 2h27:03 Chicago 2014

Adriana Nelson (USA) 2h28:52 Londres 2008

Joyce Chepkirui (KEN) 2h30:23 Honolulu 2014

 

Principales hombres inscritos Maratón de Boston 2015:

Patrick Makau (KEN) 2h03:38 Berlín 2011

Lelisa Desisa (ETH) 2h04:45 Dubai 2013

Yemane Tsegay (ETH) 2h04:48 Rotterdam 2012

Tadese Tola (ETH) 2h04:49  Dubai 2013

Gebre Gebremariam (ETH) 2h04:53 Boston 2011

Abel Kirui (KEN) 2h05:04 Rotterdam 2009

Wilson Chebet (KEN) 2h05:27 Rotterdam 2011

Frankline Chepkwony (KEN) 2h06:11 Eindhoven 2012

Wesley Korir (KEN) 2h06:13 Chicago 2012

Bernard Kipyego (KEN) 2h06:22 Amsterdam 2014

Dathan Ritzenhein (USA) 2h07:47 Chicago 2012

Lusapho April (RSA) 2h08:32 Hannover 2013

Meb Keflezighi (USA) 2h08:37 Boston 2014

Vitaliy Shafar (UKR) 2h09:37 Boston 2014

Zersenay Tadese (ERI) 2h10:41 Londres 2012

Dylan Wykes (CAN) 2h10:47 Rotterdam 2012

Jeffrey Eggleston (USA) 2h10:52 Gold Coast 2014

Nicholas Arciniaga (USA) 2h11:30 Houston 2011

Fernando Cabada (USA) 2h11:36 Berlín 2014

Matt Tegenkamp (USA) 2h12:28 Chicago 2013

 

Completísimas previas de Let´s Run:

Análisis previo Mujeres (Internacional)

Análisis previo Mujeres (USA)

Análisis previo Hombres (Internacional)

Análisis previo Hombres (USA)

1 opinión en “Los imposibles de Boston (Previa del maratón de 2015)”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *