Fin de semana en Bahamas

Imagen promocional de IAAF World Relays en la web de IAAF (Montaje de Spikes Magazine)
Imagen promocional de los IAAF World Relays en la web de IAAF (Fotomontaje de Spikes Magazine)

 En 1952, en los Juegos Olímpicos de Helsinki, a orillas del golfo de Finlandia, en las antípodas nórdicas del Caribe, Jamaica se consagraba en el panorama atlético mundial. 

 La aparición del país jamaicano se remontaba cuatro años atrás, a Londres 1948, con las primeras medallas olímpicas de los pioneros Arthur Wint y Herb McKenley. Wint, que vivía en la capital londinense, altísimo, 1,94 metros de altura, fue el precursor de corredores imposibles, como el cubano Alberto Juantorena, que mezclaban la velocidad con el medio fondo, y que en Londres logró para su país un histórico oro en la final de los 400 metros y la plata en los 800 metros. Junto a él, Herb McKenley, auténtico corredor suicida que había estudiado en la universidad de Illinois y que llegaba a los Juegos con el récord del mundo en la vuelta al estadio, ganó la medalla de plata tras su compatriota.

 En Londres, una lesión de Wint impidió al poderoso equipo jamaicano terminar la carrera del relevo largo, pero en la siguiente cita, en el estadio olímpico de Helsinki, consiguieron un oro en el 4×400 que les convirtió definitivamente en héroes nacionales.

 Con una medalla de oro (George Rhoden en los 400 metros), dos de plata (de nuevo McKenley en los 100 y los 400 metros) y una de bronce (Wint en los 800 metros), Jamaica ya había mejorado en 1952 su actuación en Londres, y la final del 4×400 se planteaba como una preciosa pelea entre el país caribeño y Estados Unidos, dominadores absolutos de la velocidad y el medio fondo en aquella edición olímpica.

 Tras las dos primeras postas (Arthur Wint y Leslie Laing corrieron por Jamaica), Estados Unidos lideraba la carrera pero, con un tercer relevo impresionante de McKenley (con una marca de 44.6 conseguía correr por primera vez en la historia por debajo de los 45 segundos), Jamaica tomaba un liderato que consiguió mantener Rhoden en una preciosa última vuelta contra el americano Mal Whitfield (oro en los 800 metros). La carrera fue de tal nivel que Jamaica, junto al oro, logró un récord del mundo que duró hasta 1960 y que rebajaba en más de cuatro segundos la plusmarca anterior, vigente desde Los Ángeles 1932.

 Desde aquellos pioneros, los atletas caribeños han ido consagrándose en el panorama internacional, hasta llegar al momento actual de domino jamaicano.

 Con una genética privilegiada, tan explosivos, con unas innatas fibras musculares de contracción rápida que pueden trabajar a mayor velocidad según proclaman algunos estudios, los velocistas caribeños, y especialmente los jamaicanos, han convertido a las islas y costas que rodean el mar Caribe en la auténtica cuna actual de la velocidad mundial.

 Pero además, y sobre todo, desde la cultura que emana de las propias raíces caribeñas, con su fiesta, con su música, con su filosofía de vida, estos atletas han incorporado un elemento esencial en lo que debe de ser el atletismo moderno: el show. La capacidad de asombrar por igual a la gente tanto como por sus registros deportivos como por el espectáculo que brindan en todos los sentidos.

 El máximo organismo internacional, la IAAF, lo sabe, y desde el año pasado se ha inaugurado una competición con rango de campeonato mundial (IAAF World Relays) que intenta profundizar en los relevos como medio para conquistar al espectador por su espectacularidad, al tiempo que se disputa en Bahamas, entre Florida y Cuba, con tantas reminiscencias caribeñas.

 Geográficamente, en las islas de las Bahamas es fácil entender la vida como una fiesta, y eso se respira en las gradas del bonito Thomas A. Robinson National Stadium de Nassau, dónde aún resuena el histórico oro de su equipo nacional en el 4×400 de los Juegos Olímpicos de Londres 2012. Técnicamente, los relevos, como se demuestra en cada gran final, son una parte espectacular del atletismo, pura esencia de este deporte, como podemos ver cada año en los maravillosos Penn Relays que se disputan desde 1895 en Philadelphia y cuya edición de este año se acaba de celebrar.

 En Bahamas (2 y 3 de mayo) podemos dar por iniciada oficial e internacionalmente la temporada de verano, que en 15 días tendrá continuación con el esperado arranque de la Diamond League. Y como aperitivo, este fin de semana podremos disfrutar de Usain Bolt y Shelly-Ann Fraser-Pryce al frente de los jamaicanos y el resto del caribe frente al siempre poderoso equipo norteamericano y muchos de los corredores más rápidos del mundo (incluyendo una atractiva participación europea, entre la que está el joven y prometedor 4×400 español), e incluso muchas de las estrellas mundiales del medio fondo, al incluirse un 4x800m y un relevo de distancias mezcladas (1.200m, 400m, 800m y 1.600m), mucho más habitual en Estados Unidos que fuera, y que sustituye al 4×1.500m que se disputó el año pasado. Con el aliciente de que los ocho primeros equipos en los relevos de 100 y 400 metros ya tendrán su billete para los Juegos de Río 2016.

 En una época tan multimedia, tan ligada a la cultura del espectáculo, sin duda el atletismo necesita venderse más en esta línea. Y eso es precisamente lo que busca la IAAF con esta bonita competición y la manera en que la está promocionando.

 No se preocupen, nos dicen. Relájense. Sientan como si una parte del cercano Caribe entrase en su salón de su casa a través del televisor o del ordenador. Y disfruten. Simplemente vibren viendo a los mejores velocistas y mediofondistas del mundo intentando correr lo más rápido posible. No hay nada más que entender. Esto solo consiste en ir pasando la posta entre los compañeros y correr más rápido que el resto de los equipos. Hombro contra hombro. Auténtico espíritu del atletismo. Espectáculo.

Información relacionada: 

Web oficial Comité Organizador Nassau 2015.

Web oficial IAAF.

La competición se disputa en Bahamas el 2 y 3 de mayo. En España, la madrugada del sábado al domingo y del domingo al lunes de 01:00h a 04:00h.

Horarios (hora local, + 6:00h en España).

Eurosport 2 televisa la competición en España (en directo el sábado, en diferido la segunda jornada). Acceso Eurosport Player (on-line).

Dossier RFEA Selección Española 4x400m que estará en Bahamas.

Listas provisional de inscritos.

Facts & Figures. Cuaderno estadístico de la IAAF con la colaboración de Miguel Villaseñor.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *