Los números de Ashton Eaton

Ashton Eaton tras correr los 400 metros del decatlón de Pekín 2015 en 45.00
Ashton Eaton tras correr los 400 metros del decatlón de Pekín 2015 en 45.00

 La Federación Internacional de Atletismo (IAAF) ha nombrado a Genzebe Dibaba y a Ashton Eaton como los mejores atletas de 2015.

 Con los votos de un panel de expertos designado por la IAAF, en mujeres, la etíope Genzebe Dibaba (con un 2015 mayúsculo que incluye los récords del mundo de 1.500 metros y de 5.000 metros en pista cubierta, el título de campeona mundial de 1.500 metros, la medalla de bronce en los 5.000 metros y la victoria en la Diamond League) se ha proclamada ganadora por delante de la velocista neerlandesa Dafne Schippers (campeona mundial de 200 metros con récord europeo incluido y subcampeona del mundo en 100 metros) y de la lanzadora de martillo polaca Anita Wlodarczyk (récord del mundo y campeona mundial). Mientras que en hombres, el norteamericano Ashton Eaton (récord del mundo de decatlón y campeón mundial), ha superado al todopoderoso Usain Bolt (campeón del mundo en 100, 200 y relevo de 100 metros) y a Christian Taylor (campeón del mundo de triple salto y segundo de todos los tiempos con una marca de 18,21 metros, solo superado por Jonathan Edwards con 18,29 metros).

 El año de Usain Bolt, ausente casi dos años hasta prácticamente el pasado mes de agosto, no ha podido ser más fulgurante, y su actuación en el Campeonato del Mundo de Pekín, reapareciendo casi de la nada para derrotar a un Justin Gatlin intratable durante toda la temporada, pasará a los libros de la historia por el valor de la gesta en sí misma y por todo el simbolismo que encierra, dentro de esa apasionante lucha entre superhéroes y villanos que parecen haberse convertido los duelos entre el jamaicano y el norteamericano (de regreso tras sus sanciones por dopaje).

 A estas alturas, no creo que sea necesario volver a insistir en el lugar de honor que ocupa Bolt en este Territorio Beamon, pero la elección entre el velocista jamaicano (cinco veces ganador del premio a mejor atleta del año) y Ashton Eaton se planteaba apasionante, y me gustaba compararlo – permítanme la licencia – con la disputa por el Balón de Oro de fútbol entre los mediáticos Ronaldo y Messi (con méritos más que de sobra para recibir el galardón) por un lado e Iniesta (con toda su magia) por el otro.

Y en ese sentido, me alegro mucho de que el premio haya recaído sobre el mejor decatleta (al menos en término de marca) de la historia: el premio a Bolt hubiese estado totalmente justificado, pero la elección de Eaton premia ese algo diferente, que se sale quizás del producto más mediático, y que reconoce a un lujo de atleta, el más completo, que ha logrado una hazaña que el tiempo pondrá todavía más en el lugar que se merece: 9.045 puntos en la final de un Campeonato del Mundo, superando su propia plusmarca mundial de 9039 puntos, en la disciplina más completa y que mejor recoge todas las dimensiones del atletismo (correr, lanzar y saltar).

 De hecho, en toda la historia del galardón que se concede desde 1988, Asthon Eaton es el primer decatleta en ganarlo (uniendo su nombre a mitos como Carl Lewis, Jonathan Edwards, Michael Johnson, Hicham El Guerrouj, Kenenisa Bekele, Haile Gebrselassie o Usain Bolt entre otros), y el reconocimiento le coloca a la altura de Jackie Joyner-Kersee (en heptatlón plusmarquista mundial, campeona olímpica en Seúl 1988 y Barcelona 1992 y del mundo en Roma 1987 y Stuttgart 1993; y en longitud campeona olímpica en Seúl 1988 y del mundo en Roma 1987 y Tokio 1991), quién tras ser nombrada como mejor atleta del año en 1994 era la única atleta de combinadas que figuraba hasta ahora en el palmarés de este prestigioso premio.

EatonSaludoDibujo

 Un simple vistazo al Cuadro 1 (que recoge la progresión y el palmarés internacional) de Ashton Eaton es suficiente para demostrar su impresionante dimensión como atleta: dos veces récord del mundo de decatlón (con 9039 puntos en 2012 superando la anterior marca del checo Roman Sebrle de 9026 puntos conseguida en 2001 y con los citados 9045 puntos en el pasado mundial de Pekín); tres récords del mundo de heptatlón en pista cubierta (6499 puntos en 2010 mejorando la anterior plusmarca de 6476 puntos conseguida por Dan O´Brien en 1993; 6568 puntos en 2011 y la vigente plusmarca mundial de 6645 puntos de 2012); campeón olímpico en Londres 2012; dos veces campeón del mundo de decatlón en Moscú 2013 y Pekín 2015 (plata en Daegu 2011); y dos veces campeón del mundo de heptatlón en pista cubierta en Estambul 2012 y Sopot 2014.

 Pero el tamaño de su enorme figura excede de la propia prueba de combinadas (ver Cuadro 2).

 Tras su título mundial de 2013 en Moscú, el atleta de Oregón buscó oxigenarse y, tras ganar el Campeonato del Mundo indoor en Sopot 2014, se centró en las vallas. Como resultado, durante la temporada al aire libre de 2014 igualó su mejor marca personal de 110 metros vallas con 13.35 (31.05.2014) y logró su mejor registro de siempre en los 400 metros vallas con 48.69 (11.07.2014), pero más allá de las marcas, estos registros le colocaron en el puesto 24 del ránking mundial anual de 110 metros vallas y en el puesto 9 en la vuelta a la pista con vallas (con esos 48.69 hubiese sido sexto en la final de Pekín 2015), algo mayúsculo para un no especialista como él. En la misma línea, en la temporada invernal bajo techo de 2015, corrió los 60 metros vallas en 7.51, alzándose hasta el puesto número 6 del ránking mundial del año de la distancia.

 Tras dos años sin competir en decatlón (desde Moscú 2013), el cambio de aires demostró su acierto en el mundial de Pekín, dónde no solo se llevó el título y la nueva plusmarca mundial, sino que además, excediendo de su propia disciplina, con su bestial registro de 45.00 en los 400 metros logrado después de cuatro pruebas seguidas en su primer día de competición (y mejor marca de la historia de esta prueba dentro de un decatlón), hubiese sido séptimo en la final de los 400 metros de este mundial de 2015, que incluso fue la mejor final de la distancia en la historia de los mundiales.

 Dentro de las mejores marcas de la historia en las distintas pruebas del decatlón (ver Cuadro 3), Ashton Eaton es el mejor en tres pruebas: 100 metros (10.21 logrados en su récord mundial de 2012), salto de longitud (8.23 también en 2012) y los mencionados 400 metros (45.00 en 2015), lo que evidencia que (junto a otras de sus pruebas fuertes como sobre todo los 110 metros vallas), han sido las disciplinas sobre las que ha construido sus propios récord mundiales (especialmente en los 100 metros y en la longitud en 2012, y en 100 metros (muy cerca de su mejor marca con 10.23) y en los 400 metros en 2015).

 Este aspecto de las pruebas predilectas de Eaton destaca todavía más si comparamos las marcas de su último récord del mundo en Pekín con las marcas conseguidas por los cuatro plusmarquistas mundiales anteriores (ver cuadro 4), y dónde Eaton ha conseguido en Pekín los mejores registros entre los cinco récords analizados en 100 metros, 400 metros, 110 metros vallas, salto con pértiga y 1.500 metros. Por el contrario, y resaltando las disciplinas más flojas del norteamericano, siempre lastrado por los lanzamientos, sus marcas peso y disco son las peores de los cinco récords analizados (y la segunda peor en lanzamiento de jabalina).

 Además, en esta comparación vemos que la longitud (7.88) y la altura (2.01) de Eaton en su récord de Pekín son también las peores de los cinco récords analizados, pero si consideramos que en su récord de 2012 llegó hasta 8.23 metros en longitud (mejor que en todos los otros récords analizados y mejor marca personal) y hasta 2.05 en salto de altura (tercera mejor marca de todos los otros récords expuestos y todavía lejos de su mejor marca personal de 2,11 metros), es evidente que incluso todavía tiene más margen de mejora.

 Tras la bestialidad conseguida en Pekín, en unas condiciones climatológicas muy duras para los atletas, nada más terminar el mil quinientos (para conseguir un nuevo récord del mundo necesitaba bajar de 4:18.25, algo que solo había logrado una vez en su vida, y que redondeó corriendo en 4:17.52), Eaton se quitó toda la presión corriendo hacia la grada para buscar a su mujer, la canadiense Brianne Theisen-Eaton (subcampeona mundial de heptatlón en Moscú y en Pekín).

 Allí, mostrando desnudo al hombre que se esconde debajo del traje de Superman, abrazó a su mujer y lloró como un humano más. Ahora, este galardón vuelve a demostrarnos las dimensiones del súper atleta que es. Precisamente, justo en la antesala de un año olímpico en el que, de nuevo, vuelve a estar llamado a ser uno de los referentes del atletismo mundial y de una prueba tan especial y mágica como son las pruebas combinadas.

Cuadro1Cuadro2

Cuadro3biscuadro4bis

Lecturas recomendadas:

“En busca de la magia de las pruebas combinadas” (Publicado en la web RFEA 03.07.2015).

Evolución de las Mejores marcas All-Time por pruebas dentro del decatlón. Bill Mallon, Track and Field News (18.11.2015).

1 opinión en “Los números de Ashton Eaton”

  1. Hola, añadir que Rolf Beilschmidt (GDR) hizo en un decatlón 2,27 m en altura antes en Jena (01-10-1977) que Christian Schenk (1988).
    Paul Cummings (USA) tiene 3’48″2 en un decatlón en Provo, 09-10-1976.
    La jabalina que usó Daley Thompson en el WR de 1984 es con el modelo anterior…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *